Results 1 to 5 of 5

Thread: AMENAZAS Y ASESINATOS DE PERIODISTAS EN VENEZUELA

  1. #1
    Senior Member Rafael Norma's Avatar
    Join Date
    Apr 2005
    Location
    México, D. F.
    Posts
    5,949

    Default AMENAZAS Y ASESINATOS DE PERIODISTAS EN VENEZUELA

    Amenazas y asesinatos persiguen a periodistas en Venezuela



    David Rochkind/Polaris, para The New York Times
    Nancy Cecilia Flores,
    [i]de 21 años, a la derecha, estaba con su padre, un columnista local, cuando fue asesinado. La Srita. Flores y su madre, Nancy del Carmen Mota, de 48 años, tienen pocas esperanzas de que será encontrado el responsable.
    Publicado por The New York Times

    Escrito por SIMON ROMERO

    Traducido por Rafael Norma Méndez

    Publicado el 19 de noviembre de 2006

    EL TIGRE, Venezuela, 13 de noviembre de 2006.- Nancy Cecilia Flores todavía tiembla cuando recuerda como un pistolero descargó ocho tiros contra su padre, Jesús Flores Rojas, un reconocido periodista en esta ciudad petrolera.

    Eran las 20:50 horas del 23 de Agosto. Ellos acababan de regresar de una farmacia en la valiosa posesión de su padre, un Chevrolet Malibú modelo 1979. Un joven se aproximó a medida que ellos entraban en su camino particular, pidiéndole que permaneciera en silencio, y entonces hizo “su trabajo.”.
    “El falleció inmediatamente después de que la primera bala atravesara su cabeza,”
    ” [/i[] dijo de su padre la Srita. Flores, una estudiante de Química de suave habla en la Universidad de allí. El fue el tercer periodista asesinado en Venezuela este año, y el quinto desde el 2002.

    Aún cuando no está claro que todos estuvieran relacionados con su trabajo periodístico, los grupos de derechos humanos dicen que los asesinatos y demás agresiones hacia periodistas apuntan a una tendencia en la cual las amenazas e intimidaciones se han vuelto todas muy comunes, hasta en lo que queda de libertad de prensa bajo el presidente [b] Hugo Chávez.
    No ha sido resuelto el asesinato del Sr. Flores Rojas, y no hay evidencia que sugiera que el asesinato y demás incidentes fueran orquestados por el gobierno del Sr. Chávez, cuyos aliados políticos controlan esta ciudad del sureste del país. Peor los recientes crímenes han incrementado la preocupación sobre capacidad de periodistas para hacer su trabajo sin retribución.

    “El asesinato entra en el modelo de una zona gris en al cual el asesinato de un periodista puede verse como si fuera un crimen al azar” dijo Ewald Scharfenberg, director ejecutivo del Instituto para la Sociedad y la Prensa, una organización de Caracas que examina los temas de la libertad de prensa.

    Los opositores del líder Venezolano, particularmente en Los Estados Unidos y en la Administración Bush, rutinariamente critican el estado de la libertad de prensa bajo el Sr. Chávez, quien enfrenta una elección presidencial el 3 de diciembre, con la mayoría de las encuestas mostrando su liderazgo sobre sus oponentes.

    Pero el ambiente para los medios noticiosos aquí permanece excepcionalmente espontáneo y bullicioso, aun cuando ocupa alguna tensión. Mientras que la discusión de asesinatos este año ha enfocado su atención en el tema, los asesinatos de periodistas en Venezuela arrastran aquellos en Colombia y México.

    Las tensiones entre el gobierno y las organizaciones de noticias parecen haberse suavizado desde meses después al golpe de estado de corta duración en Abril de 2002, , que brevemente removió al Sr. Chávez y aparentemente tuvo la bendición de algunos grupos de medios noticiosos establecidos y de la administración Bush. .

    Pero El Sr. Chávez y sus políticas todavía son expuestas en ridículo diariamente en televisión, radio y en los periódicos establecidos en Caracas, quienes son controlados en su mayoría por una elite impar con sus políticas inspiradas por el socialismo. Mientras, las organizaciones noticiosas a favor de Chávez muchas inundadas con publicidad del gobierno, atacan a la oposición política con igual vehemencia.

    Sin embargo, más allá de esta resonancia, hay un modelo de enfrentamiento que se ha convertido en la característica definitoria entre el gobierno y los medios noticiosos en años recientes. Algunas veces el Sr. Chávez fija el tono, con sus principales funcionarios repitiendo sus aseveraciones 2de que su administración está sitiada por el atrinceramiento de los intereses de los medios.”

    “No se sorprendan si digo que ya no va a haber concesiones para algunos canales de televisión,”
    comentó este mes el Sr. Chávez, indicando que su gobierno impediría la renovación de las licencias de algunas estaciones televisivas el próximo año. Su advertencia resultó después de una transmisión de televisión privada mostró un video del ministro de energía de su gobierno Rafael Ramírez convocando a los trabajadores a votar los el Sr. Chávez a enfrentar la pérdida de sus empleos.

    Mientras tanto, los miembros del gabinete, hacen señalamientos de que no hay periodistas en la cárcel en Venezuela Será porque están muertos: nota del traductor) por critica al gobierno aún cuando una vagamente escrita legislatura ha incrementado las penas corporales por difamación y ha extendido el campo de las leyes en relación con la falta de respeto a los funcionarios gubernamentales La demás legislación permite que los funcionarios suspendan transmisiones o revoquen las licencias si se considera que las estaciones condonan o incitan a disturbios públicos.

    “Cuando se toman en conjunto, estas nuevas reglas han creado un ambiente de autocensura en Venezuela,” comentó José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch en Washington.

    Los principales funcionarios del gobierno responden iracundamente a grupos que dicen que la libertad de prensa se está deteriorando en Venezuela. Por ejemplo, El ministro de comunicaciones Willian Lara acusó este año a La Asociación Interamericana de Prensa de (SIC) usar desinformación para atacar la imagen de Venezuela,” cuando el grupo expresó su preocupación después de que la legislatura del Estado Boliviano ordenara la demolición de las oficinas del periódico
    Correo del Caroní.
    El diario, cuyas oficinas todavía están en pie, ha publicado artículos críticos del Gobernador Francisco Rangel, un aliado del Sr, Chávez.

    En medio de tales tensiones, el asesinato de periodistas está perturbando a los grupos de derechos humanos y a las demás agrupaciones, particularmente a otros periodistas aún cuando no se aclara lo que motivó muchos de los crímenes. El número de homicidios en Venezuela se ha incrementado un 67% a 9,962 en el 2005, desde que Chávez tomó el poder, de acuerdo con un estudio de Chacao, una municipalidad de la oposición en Caracas.

    Todavía hay dudas por ejemplo de si Jorge Aguirre, un fotógrafo del periódico El Mundo, fue asesinado debido a su trabajo. El Sr. Aguirre estaba fotografiando una manifestación estudiantil el mes de Abril, en Caracas contra los crímenes violentos, cuando fue asesinado a tiros por un hombre [que conducía] una motocicleta. Un ex policía ha sido acusado del crimen.

    Otro periodista, José Joaquín Tovar, director del semanario Ahora, fue asesinado en junio, pero aparentemente en circunstancias que involucraban una venganza personal, dijo Human Rights Watch. .

    Entonces asesinaron al Sr. Flores Rojas, columnista del periódico anti Chavista Región, de la ciudad de Cumaná, en al costa.

    EL Sr. Flores Rojas, cuyo sobre nombre era “Pavo Real “ en referencia a su gusto pro la ropa fina, podría parecer un blanco poco probable. Ex funcionario de relaciones públicas del partido de oposición Copei, a la edad de 66 años, estaba aproximándose al final d e su carrera periodística.

    Raramente se involucró en críticas feroces de los funcionarios regionales, enfocándose en temas como la falta de semáforos en una intersección muy ctiva ene sta polvosa ciduad de 130,000 [habitantes ] rodeada de campos petroleros aproximadamente a 322 Km. al sureste de la capital. En una columna, cuestionaba como regidor de la ciudad había podido adquirir el dinero para comprar un nuevo Ford Focus.

    [Naturalmente] las autoridades tienen diferentes puntos de vista [sobre] el asesinato. Ernesto Paraqueima, el Alcalde de El Tigre y funcionario de Podemos, un partido en coalición con el Sr. Chávez, dijo en una entrevista telefónica que el creía que El incidente era un crimen social que se había convertido en un crimen político.” El Sr. Paraqueima enfatizó que “dudaba que cualquier funcionario público estuviera detrás del asesinato.”

    Lisandro Zapata, Un funcionario de La Policía de Investigaciones Criminales de Caracas que está a cargo de la investigación, dijo que [i] “ Sus detectives todavía están estudiando el trabajo del . Flores Rojas en la búsqueda de líneas de investigación. EL SR: Zapata dijo que él estaba casi seguro de que un individuo o un grupo de individuos habían planeado el crimen.” [ que suspicaz: nota del traductor]“.

    Aun cuando permanece el caso sin ser resuelto, como por una coincidencia, el
    presunto pistolero
    del que se cree responsable del asesinato, Luís Torres Pinto, fue muerto en un enfrentamiento con la policía varios días después.

    la Srita. Flores comentó que identificó el cadáver del asesino de su padre, peor está convencida que trabajaba para alguien más. Después del asesinato del padre de la Srita. Flores, el asesino no tomó dinero ni pertenencia alguna ni intentó entrar a la casa. Le apuntó con su pistola a la Srita. Flores peor no disparó.

    “ El estilo de ejecución en este caso y la consiguiente eliminación del asesino indican que el autor intelectual del crimen permanece en libertad,” comenta el Sr.. Scharfenberg, del Instituto para la Sociedad y la Prensa


    EN menos de tres meses después de que su padre fuera asesinado la Srita. Flores comenta que está decepcionada porque los investigadores no tienen nuevas líneas de seguimiento. Su madre, Nancy del Carmen Mota, de 48 años, dijo en una entrevista: “he perdido toda esperanza de que el verdadero homicida pague por su crimen. Eso no sucede en este país.”

  2. #2
    Senior Member Rafael Norma's Avatar
    Join Date
    Apr 2005
    Location
    México, D. F.
    Posts
    5,949

    Default AMENAZAS Y ASESINATOS DE PERIODISTAS EN VENEZUELA

    Amenazas y asesinatos persiguen a periodistas en Venezuela



    David Rochkind/Polaris, para The New York Times

    Nancy Cecilia Flores,
    de 21 años, a la derecha, estaba con su padre, un columnista local, cuando fue asesinado. La Srita. Flores y su madre, Nancy del Carmen Mota, de 48 años, tienen pocas esperanzas de que será encontrado el responsable.

    Publicado por The New York Times

    Escrito por SIMON ROMERO

    Traducido por Rafael Norma Méndez

    Publicado el 19 de noviembre de 2006

    EL TIGRE, Venezuela, 13 de noviembre de 2006.- Nancy Cecilia Flores todavía tiembla cuando recuerda como un pistolero descargó ocho tiros contra su padre, Jesús Flores Rojas, un reconocido periodista en esta ciudad petrolera.

    Eran las 20:50 horas del 23 de Agosto. Ellos acababan de regresar de una farmacia en la valiosa posesión de su padre, un Chevrolet Malibú modelo 1979. Un joven se aproximó a medida que ellos entraban en su camino particular, pidiéndole que permaneciera en silencio, y entonces hizo “su trabajo.”.

    “Él falleció inmediatamente después de que la primera bala atravesara su cabeza,”
    ” [/i[] dijo de su padre la Srita. Flores, una estudiante de Química de suave habla en la Universidad de allí. El fue el tercer periodista asesinado en Venezuela este año, y el quinto desde el 2002.

    Aún cuando no está claro que todos estuvieran relacionados con su trabajo periodístico, los grupos de derechos humanos dicen que los asesinatos y demás agresiones hacia periodistas apuntan a una tendencia en la cual las amenazas e intimidaciones se han vuelto todas muy comunes, hasta en lo que queda de libertad de prensa bajo el presidente Hugo Chávez.

    No ha sido resuelto el asesinato del Sr. Flores Rojas, y no hay evidencia que sugiera que el asesinato y demás incidentes fueran orquestados por el gobierno del Sr. Chávez, cuyos aliados políticos controlan esta ciudad del sureste del país. Pero los recientes crímenes han incrementado la preocupación sobre capacidad de periodistas para hacer su trabajo sin retribución.

    “El asesinato entra en el modelo de una zona gris en al cual el asesinato de un periodista puede verse como si fuera un crimen al azar” dijo Ewald Scharfenberg, director ejecutivo del Instituto para la Sociedad y la Prensa, una organización de Caracas que examina los temas de la libertad de prensa.

    Los opositores del líder Venezolano, particularmente en Los Estados Unidos y en la Administración Bush, rutinariamente critican el estado de la libertad de prensa bajo el Sr. Chávez, quien enfrenta una elección presidencial el 3 de diciembre, con la mayoría de las encuestas mostrando su liderazgo sobre sus oponentes.

    Pero el ambiente para los medios noticiosos aquí permanece excepcionalmente espontáneo y bullicioso, aun cuando ocupa alguna tensión. Mientras que la discusión de asesinatos este año ha enfocado su atención en el tema, los asesinatos de periodistas en Venezuela arrastran aquellos en Colombia y México.

    Las tensiones entre el gobierno y las organizaciones de noticias parecen haberse suavizado desde meses después al golpe de estado de corta duración en Abril de 2002, , que brevemente removió al Sr. Chávez y aparentemente tuvo la bendición de algunos grupos de medios noticiosos establecidos y de la administración Bush. .

    Pero El Sr. Chávez y sus políticas todavía son expuestas en ridículo diariamente en televisión, radio y en los periódicos establecidos en Caracas, quienes son controlados en su mayoría por una elite impar con sus políticas inspiradas por el socialismo. Mientras, las organizaciones noticiosas a favor de Chávez, muchas inundadas con publicidad del gobierno, atacan a la oposición política con igual vehemencia.

    Sin embargo, más allá de esta resonancia, hay un modelo de enfrentamiento que se ha convertido en la característica definitoria entre el gobierno y los medios noticiosos en años recientes. Algunas veces el Sr. Chávez fija el tono, con sus principales funcionarios repitiendo sus aseveraciones "de que su administración está sitiada por el atrinceramiento de los intereses de los medios.”

    “No se sorprendan si digo que ya no va a haber concesiones para algunos canales de televisión,”
    comentó este mes el Sr. Chávez, indicando que su gobierno impediría la renovación de las licencias de algunas estaciones televisivas el próximo año. Su advertencia resultó después de una transmisión de televisión privada mostró un video del ministro de energía de su gobierno Rafael Ramírez convocando a los trabajadores a votar los el Sr. Chávez a enfrentar la pérdida de sus empleos.

    Mientras tanto, los miembros del gabinete, hacen señalamientos de que no hay periodistas en la cárcel en Venezuela Será porque están muertos: nota del traductor) por critica al gobierno aún cuando una vagamente escrita legislatura ha incrementado las penas corporales por difamación y ha extendido el campo de las leyes en relación con la falta de respeto a los funcionarios gubernamentales La demás legislación permite que los funcionarios suspendan transmisiones o revoquen las licencias si se considera que las estaciones condonan o incitan a disturbios públicos.

    “Cuando se toman en conjunto, estas nuevas reglas han creado un ambiente de autocensura en Venezuela,” comentó José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch en Washington.

    Los principales funcionarios del gobierno responden iracundamente a grupos que dicen que la libertad de prensa se está deteriorando en Venezuela. Por ejemplo, El ministro de comunicaciones Willian Lara acusó este año a La Asociación Interamericana de Prensa de (SIC) usar desinformación para atacar la imagen de Venezuela,” cuando el grupo expresó su preocupación después de que la legislatura del Estado Boliviano ordenara la demolición de las oficinas del periódico Correo del Caroní. El diario, cuyas oficinas todavía están en pie, ha publicado artículos críticos del Gobernador Francisco Rangel, un aliado del Sr, Chávez.

    En medio de tales tensiones, el asesinato de periodistas está perturbando a los grupos de derechos humanos y a las demás agrupaciones, particularmente a otros periodistas aún cuando no se aclara lo que motivó muchos de los crímenes. El número de homicidios en Venezuela se ha incrementado un 67% a 9,962 en el 2005, desde que Chávez tomó el poder, de acuerdo con un estudio de Chacao, una municipalidad de la oposición en Caracas.

    Todavía hay dudas por ejemplo de si Jorge Aguirre, un fotógrafo del periódico El Mundo, fue asesinado debido a su trabajo. El Sr. Aguirre estaba fotografiando una manifestación estudiantil el mes de Abril, en Caracas contra los crímenes violentos, cuando fue asesinado a tiros por un hombre [que conducía] una motocicleta. Un ex policía ha sido acusado del crimen.

    Otro periodista, José Joaquín Tovar, director del semanario Ahora, fue asesinado en junio, pero aparentemente en circunstancias que involucraban una venganza personal, dijo Human Rights Watch. .

    Entonces asesinaron al Sr. Flores Rojas, columnista del periódico anti Chavista Región, de la ciudad de Cumaná, en al costa.

    EL Sr. Flores Rojas, cuyo sobre nombre era “Pavo Real “ en referencia a su gusto pro la ropa fina, podría parecer un blanco poco probable. Ex funcionario de relaciones públicas del partido de oposición Copei, a la edad de 66 años, estaba aproximándose al final d e su carrera periodística.

    Raramente se involucró en críticas feroces de los funcionarios regionales, enfocándose en temas como la falta de semáforos en una intersección muy ctiva ene sta polvosa ciduad de 130,000 [habitantes ] rodeada de campos petroleros aproximadamente a 322 Km. al sureste de la capital. En una columna, cuestionaba como regidor de la ciudad había podido adquirir el dinero para comprar un nuevo Ford Focus.

    [Naturalmente] las autoridades tienen diferentes puntos de vista [sobre] el asesinato. Ernesto Paraqueima, el Alcalde de El Tigre y funcionario de Podemos, un partido en coalición con el Sr. Chávez, dijo en una entrevista telefónica que el creía que El incidente era un crimen social que se había convertido en un crimen político.” El Sr. Paraqueima enfatizó que “dudaba que cualquier funcionario público estuviera detrás del asesinato.”

    Lisandro Zapata, Un funcionario de La Policía de Investigaciones Criminales de Caracas que está a cargo de la investigación, dijo que [i] “ Sus detectives todavía están estudiando el trabajo del . Flores Rojas en la búsqueda de líneas de investigación. EL SR: Zapata dijo que él estaba casi seguro de que un individuo o un grupo de individuos habían planeado el crimen.” [qué suspicaz: nota del traductor]“.

    Aun cuando permanece el caso sin ser resuelto, como por una coincidencia, el "presunto pistolero" del que se cree responsable del asesinato, Luís Torres Pinto, fue muerto en un enfrentamiento con la policía varios días después.

    La Srita. Flores comentó que identificó el cadáver del asesino de su padre, pero está convencida que trabajaba para alguien más. Después del asesinato del padre de la Srita. Flores, el asesino no tomó dinero ni pertenencia alguna ni intentó entrar a la casa. Le apuntó con su pistola a la Srita. Flores pero no disparó.

    “ El estilo de ejecución en este caso y la consiguiente eliminación del asesino indican que el autor intelectual del crimen permanece en libertad,” comenta el Sr.. Scharfenberg, del Instituto para la Sociedad y la Prensa [/b]

    En menos de tres meses después de que su padre fuera asesinado la Srita. Flores comenta que está decepcionada porque los investigadores no tienen nuevas líneas de seguimiento. Su madre, Nancy del Carmen Mota, de 48 años, dijo en una entrevista: “he perdido toda esperanza de que el verdadero homicida pague por su crimen. Eso no sucede en este país.”
    Last edited by Rafael Norma; 19-11-06 at 05:40 AM.

  3. #3

    Default

    Se acaba de declarar a Mèxico como el estado màs peligroso para reporteros, despuès de Irak.

    Los despatriados Venezolanos y Cubanos dicen pura mierda... pero no hay quièn se la crea, mas que los que quieren hacerlo.

    Saludos.


  4. #4

    Default

    Aqui el Estado no es peligro para los reporteros como en Venezuela o Cuba...

  5. #5

    Default

    Los periodistas asesinados en Venezuela han sido por el narcotráfico en la mayoría de los casos para impedirle hacer publicas sus denuncias donde supuesta mente resultaban implicados banqueros, empresarios y funcionarios públicos. En el caso del fotogrfo muerto , mientra cubría una manifestación de estudiantes, el asesino resulto ser un policía al servicio de un alcaldía controlada por la oposición. SÍ, aunque ud. no lo crea, en Venezuela hay muchos gobiernos locales y regionales controlados por esa oposición que protesta porque no se les respetan sus derechos.
    Mientras tanto muy cerca de nosotros el ejercito colombianoa mata a 130 periodistas y nadie protesta..



    C
    OLOMBIA: LOS PERIODISTAS ASESINADOS POR EL EJERCITO

    Por: Dick Emanuelsson
    Domingo 8 de julio de 2007

    “En los retenes, los militares amenazaron de muerte a los periodistas que seguían la pista de los guerrilleros. Y en los Farallones fue ametrallado durante dos horas nuestro equipo de RCN que iba a cubrir el hecho por el canal. Primero mataron a Walter López, el conductor y después Héctor Sandoval, camarógrafo que cayó herido mortalmente LUISA ESTELA ARROYAVE fue rescatada por otros colegas, entre ellos uno de El Tiempo, de ser asesinada por el helicóptero que disparaba con ametralladora Punto 60 durante dos horas”, fueron las palabras de varios periodistas de RCN que me contaron un par de semanas después de los sucesos en Cali.

    (ARGENPRESS.info). El mismo RCN no ha dicho nada en la radio. Tampoco ha acusado ni una sola vez en su canal de televisión al ejército de ser los asesinos del camarógrafo de RCN, HÉCTOR SANDOVAL, y WALTER LÓPEZ, conductor del equipo de RCN-Televisión en Cali, dirigido por la periodista LUISA ESTELA ARROYAVE, hoy exiliada en Canadá por las amenazas de muerte del ejercito.

    Ese equipo periodistico, igual que otros, siguieron la pista de la columna guerrillera de las FARC que había retenido los once diputados de la asamblea del Valle el 12 de abril 2002. Desde un helicóptero fueron ametrallados por el ejército colombiano con el resultado fatal. Como esto fuera poco, el edificio de RCN en Bogotá fue victima de un rocketazo al día siguiente como advertencia de ¡“NO TOQUE EL TEMA, LES PUEDE COSTAR CARO”!

    Hoy, no solamente el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, acusa y sentencia la guerrilla de las FARC por los asesinatos de los once diputados el 18 de junio, sino RCN, Caracol, El Tiempo, para no hablar de los jueces de los jueces en el gremio de los periodistas; la emisora “W”, que se siente que tiene derecho de estar por encima todo el sistema judicial, tildando de “guerrillero” a todos aquellos que creen que el ‘periodista’ no puede ser tan categórico y acusar sin tener la más mínima prueba o ni siquiera indicios sobre temas tan delicadas como la tragedia de los once diputados.

    El cubrimiento de la prensa colombiana de la tragedia de la muerte de los once diputados ilustra una total subordinación de Uribe y a los organismos de inteligencia de las Fuerzas Militares colombianas. Los medios mencionados han acatado la terminología oficial que no tiene nada que ver con un periodismo profesional. Hay excepciones, hay que reconocerlo, como el caso de Néstor Morales, quien dirige el programa ”Hora 20” de Caracol, que en una crónica sobre la muerte de los once diputados publicada en El Nuevo Siglo hoy, 4 de julio 2007, acusa a sectores politicos de aprovechar “La tragedia politizada”, y rechaza con indignación ”el oportunismo político en relación con las víctimas del secuestro”.

    Los periodistas de RCN pusieron las cartas en la mesa Por una casualidad estuve con varios periodistas de RCN unas pocas semanas después de que sus colegas en Cali habían sido atacados por el ejército y asesinados por balas de la ametralladora Punto 60 del helicóptero militar. Concluyeron: ”No nos permiten decir nada sobre el caso, si lo hacemos. . . .”! Y ahora, cinco años después de la retención de los once diputados del Valle y la muerte de ellos, se ha iniciado una campaña y cacería de brujas contra todo y toda aquel que tenga una opinión contrario del presidente en el sentido que éste no puede expedir acusaciones y sentencias con un impresionante facilismo sin esperar hasta que se pueda hacer una investigación real e imparcial de la tragedia y facilitar la entrega de los cuerpos de los once. Cada uno que reclama esta exigencia elemental y básica es calificado de vocero de la guerrilla y debe irse rápido del país.

    Pero los medios, que tienen la obligación democrática de cuestionar el poder, se han convertido a megáfonos del presidente, en sus corifeos.

    ¿Alguién ha escuchado o visto los periodistas o los directores de RCN reclamar justicia por sus colegas o empleados asesinados en el 2002? Claro que no, porque no se atreven, sin embargo, lo harían si no fuera por los lazos políticos entre el estado-Uribe y los dueños del país, los mismos dueños de Colombia, los mismos dueños de RCN, quienes imponen el orden del día.

    Los medios ni siquiera investigan cuando son asesinados sus propios trabajadores, reporteros o personal. Ese es el caso de RCN.

    El regaño a los periodistas del general Mora

    El general Jorge Enrique Mora, entonces jefe del ejército, dijo en una rueda de prensa el 13 de abril 2002, que los reporteros “no deben meterse en la zona de conflicto”, notablemente irritado y molesto por la cobertura que los medios habían hecho a la acción de la guerrilla, en las narices de la fuerza pública. Fue tan vergonzante y humillante para los militares ya que toda la acción fue filmada por un equipo de televisión local y por un equipo de la misma guerrilla.

    “En los retenes, los militares amenazaron de muerte a los periodistas que seguían la pista de los guerrilleros. Y en los Farallones fue ametrallado durante dos horas nuestro equipo de RCN que iba a cubrir el hecho por el canal. Primero mataron a Walter López, el conductor y después Héctor Sandoval, camarógrafo que cayó herido mortalmente LUISA ESTELA ARROYAVE fue rescatada por otros colegas, entre ellos uno de El Tiempo, de ser asesinada por el helicóptero que disparaba con ametralladora Punto 60 durante dos horas”, fueron las palabras de varios periodistas de RCN que me contaron un par de semanas después de los sucesos en Cali.

    Ejercito lanzó un rocket contra RCN Estuvimos en el hotel Peñol en el municipio de Girardot, en el mes de abril, 2002. Angelino Garzón, el entonces ministro de trabajo del gobierno de Andrés Pastrana, invitó a los periodistas que cubríamos el mercado laboral. Los periodistas del canal RCN en esa época ”soltaron” ampliamente la lengua, indignados por los asesinatos de sus colegas, preocupadísimos por la futura suerte de su colega Luisa Estela Arroyave y por el ”rocketazo” que había lanzado el ejército contra la instalación de RCN en Bogotá.

    Fue una increíble acción militar que ”falló con unos metros pero que tumbó una bodega al lado, por supuesto, porque era solo una advertencia del ejército. “Por si acaso revelábamos o investigábamos algo sobre los asesinatos de nuestros compañeros de trabajo, nos iban a mejorar la puntería”, decía un periodista. Otra periodista relató como todo el edificio y la sede de RCN temblaba en la explosión del rocket, “un arma que la guerrilla no posee”, agregó, “solo el ejército”.

    Los organismos internacionales de periodistas se pronunciaron, condenando la acción asesina y peligrosísima por parte del ejército y sus organismos de inteligencia contra los periodistas de RCN. Pero en Colombia los medios de comunicación estaban como mudos y paralizados sobre el asunto, el tema no se tocaba para nada. Escribí un artículo publicado en el semanario VOZ y otros medios internacionales. Pero en Colombia reinaba el silencio total sobre los muertos de RCN.

    Fue un “episodio” irector de RCN

    Pasaron dos años de los sucesos en Cali. Pedí una entrevista al director del RCN, Álvaro García para sondear hasta donde había llegado la investigación y el por qué del silencio de ellos. Le pregunté:

    • ¿Y que pasa, Álvaro García, director de RCN-televisión, con la investigación de sus dos trabajadores asesinados por el ejército en los Farallones el 12 de abril 2002?

    “Realmente las investigaciones hasta donde tenemos conocimientos, no han avanzado mucho. El tema quedó en las manos de la Fiscalía General (Camilo Osorio, mano derecha de Uribe, acusado ser “parafiscal”, salvando militares como el general Rito Alejo del Río). Y por el otro lado, hay otra ala de la investigación que esta en la justicia penal militar. Porque, como tú lo decías, hubo participación de fuerzas militares en ese episodio. Por eso ellos están en la obligación de investigar que fue lo que pasó. Hasta ahora no hemos tenido resultados precisos de la cuestión. Han pasado dos años y no tenemos la certeza absoluta en detalles que fue lo que realmente sucedió esa tarde en los Farallones de Cali y que terminó con la muerte de nuestros dos compañeros”.

    Comparen el vocabulario del director de RCN acerca el asesinato de sus empleados: “episodio”. ¿Qué vocabulario utilizan ahora cuando se trata de los autores de los once diputados asesinados o muertos? “¡Asesinados por la guerrilla! ” y punto.

    Los medios repiten sin descansar El canal RCN entrevista el presidente Uribe que aprovecha la ”tribuna” que ofrece RCN para tildar a la guerrilla categóricamente de “asesinos de los once diputados”. Sin pruebas, sin investigaciones, sin testigos que puedan corroborar esa versión. Es decir: En Colombia el presidente ha reemplazado las autoridades policiales y judiciales y ha expedido su sentencia sobre un suceso de tremenda dimensión en el país. Uribe es juez y parte. Y los medios repiten sin descansar lo declarado por el presidente. Pero RCN no aprovecha la oportunidad a preguntar a Uribe un juicio por sus compañeros de trabajo, asesinados el 11 de abril 2002 por el ejercito en los Farallones de Cali. Se vuelven cómplices no solamente con el estado sino con la impunidad en general.

    Dice Álvaro García en la entrevista del 2004 que no sabe en “detalles” que pasó. No solamente es una declaración cínica con los familiares de los dos empleados de RCN asesinados, sino que niega todas las pruebas y antecedentes y niega así el periodismo investigativo y serio. O lo más probable; Álvaro García no tiene aval de los dueños de RCN de decir la verdad, porque entonces se choca con los intereses políticos que los dueños tiene con los militares y el actual presidente de Colombia, Álvaro Uribe, el mismo Uribe que recibió millones en aporte a su campaña electoral el 2002 y el 2006 por parte de los dueños del país y también el apoyo de los narco-paramilitares.

    “Atrapados en medio de fuego cruzado”: RCN

    Y hice la siguiente pregunta al director de RCN:

    ¿”Hasta donde ha llegado el propio trabajo de investigación periodística de RCN para poder aclarecer los asesinatos de sus dos compañeros?”

    ”Bueno, no mucho más que las investigaciones (de la Fiscalía , nota del redactor) y (...) del testimonio que dio Luisa Estela Arroyave de que habían quedado atrapados en medio de fuego cruzado (Sic!) y cayeron disparos muy cerca, . . . eh, . . . eh, . . eh, . . . probablemente de los helicópteros que estaban patrullando la zona, aunque también de la parte alta montaña había movimientos de gente armada, tanto la guerrilla como el ejército. Realmente ha sido imposible saber que fue lo que pasó esa tarde.”

    Ahora si sirve la declaración ”atrapado en medio de fuego cruzado”, pero cuando se trata de los once diputados muertos el 18 de junio solo hay un asesino sin ninguna investigación: Las Farc.

    Pero lo más palpable y vergonzante, para no decir penoso es que la cadena RCN no ha investigado absolutamente nada en un asunto tan propio, tan personal y delicado como es la muerte de dos compañeros de trabajo. El señor García sabe perfectamente bien, que ni la Fiscalía y menos la Justicia Penal Militar, va a sindicar al ejército y al general Mora por haber sido los responsables de las muertes de los dos integrantes de RCN. Álvaro García prefiere dejar los asesinatos de sus dos colegas en la impunidad para así proteger los asesinos del ejército esa tarde en Los Farallones de Cali. Por que ahora debe concentrarse en los ataques frontales contra la guerrilla de las FARC, acusándolas si, de ‘asesinos de los once diputados’, sin tener, como el presidente, ni siquiera los cadáveres, porque el mismo presidente no quiere que se realice una investigación forense que determine la causa de las muertes y el tipo de balas utilizadas, menos sabiendo de las circunstancias de los sucesos confusos el 18 de junio.

    ¿No será más bien que el presidente Álvaro Uribe Vélez sabe a ciencia cierta quiénes cometieron el asesinato? ¿No será que el presidente Álvaro Uribe sabe a ciencia cierta quiénes son el ‘grupo no identificado’ al que se refieren las FARC?

    Cuestionar cada declaración del poder

    En vez de apoyar a los familiares en su dolor y de facilitar las entregas de los cuerpos de los once diputados, la prensa colombiana se convierte en vocera de Uribe. Le va a costar caro cuando los estudiantes en la facultad de comunicación social, no solamente de Colombia, sino en el mundo, tomen el ejemplo del cubrimiento de los once diputados y como ejemplo de cómo los medios pueden ser instrumentos para fines políticos, olvidando su sagrado deber: cuestionar cada declaración del poder.

    Solamente así se descubre, desenmascara y mejora la democracia. Todo lo demás lo vemos hoy en Colombia, donde la histeria y la cacería de brujas es canalizado a través medios como RCN, Caracol y El Tiempo.

    Fuentes:

    Los medios de RCN y El Tiempo asume el vocabulario de los militares
    Code:
    NADA HUMANO ME ES EXTRAÑO

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •