Results 1 to 11 of 11

Thread: El anillo del amo del mundo "Mongoles" "Atila". WAGNER

  1. #1

    Exclamation El anillo del amo del mundo "Mongoles" "Atila". WAGNER

    Historia

    La trama gira alrededor de un anillo mágico (anillo Nibelungo), que concede el poder de dominar el mundo; forjado por el enano Nibelungo Alberich, con oro robado del Rin. Diversos seres míticos luchan por la posesión del Anillo, incluido Wotan (Odín), el jefe de los Dioses. El plan de Wotan, que se extiende por generaciones, para superar sus limitaciones, es el motor de gran parte de la historia. El héroe Sigfrido gana el Anillo como pretendía Wotan pero acaba siendo traicionado y asesinado. Finalmente, la Valquiria Brunilde (amante de Sigfrido e hija desleal de Wotan) devuelve el anillo al Rin. Durante el proceso, los Dioses son destruidos.



    Der Ring des Nibelungen, traducido normalmente como El anillo de los nibelungos, es una serie de cuatro óperas épicas, basadas libremente en figuras y elementos del paganismo germánico, particularmente las Sagas Islandesas. El libreto y la música fueron escritas por Richard Wagner en el curso de veintiséis años, de 1848 a 1874.

    Las cuatro óperas son:

    * El Oro del Rin (Das Rheingold)
    * La Valquiria (Die Walküre)
    * Sigfrido (Siegfried)
    * El Ocaso de los Dioses (Götterdämmerung)

    Contenido

    El Anillo es un trabajo de extraordinaria escala. Su cualidad más obvia, para alguien que la escuche por primera vez, es su extensa longitud: una representación entera del ciclo toma lugar por cuatro noches en la ópera, con un tiempo total de 15 horas, dependiendo de la velocidad del conductor. La primera y más corta ópera, Das Rheingold, generalmente dura dos horas y media, mientras que la más larga y última, Götterdämmerung, puede llegar a las cinco horas.

    Como trilogía, está modelada como los antiguos dramas griegos, que eran presentados como tres tragedias y una sátira. Como tal, el Anillo propiamente empieza con Die Walküre y termina con Götterdämmerung. Rheingold, por tanto, es un preludio a la trilogía propiamente dicha.

    La escala de esta historia es épica. Sigue las peleas entre dioses, héroes, y varias criaturas mitológicas, acerca del epónimo anillo mágico que otorga dominación sobre el mundo entero. El drama y la intriga continúan a través de tres generaciones de protagonistas, hasta el cataclismo final en Götterdämmerung.

    La música del Anillo es gruesa y ricamente texturada, y crece en complejidad a medida que el ciclo se desenvuelve. Wagner la escribió para una orquesta de gigantescas proporciones. Eventualmente mandó construir un teatro exprofeso (el Bayreuth Festspielhaus) erigido en Bayreuth, para poder realizar el montaje del ciclo completo, que tomó cerca de un cuarto de siglo escribir. El teatro tuvo un escenario especial que balanceaba la gran orquesta con la voz de los cantantes, permitiéndoles cantar a un volumen natural. El resultado fue que los cantantes no necesitaban esforzarse vocalmente durante las largas presentaciones. La acústica del Festspielhaus está entre las mejores del mundo. En otros espacios, los cantantes a veces encuentran difícil lograr este balance entre voz y orquesta.

    Historia

    La trama gira alrededor de un anillo mágico (anillo Nibelungo), que concede el poder de dominar el mundo; forjado por el enano Nibelungo Alberich, con oro robado del Rin. Diversos seres míticos luchan por la posesión del Anillo, incluido Wotan (Odín), el jefe de los Dioses. El plan de Wotan, que se extiende por generaciones, para superar sus limitaciones, es el motor de gran parte de la historia. El héroe Sigfrido gana el Anillo como pretendía Wotan pero acaba siendo traicionado y asesinado. Finalmente, la Valquiria Brunilde (amante de Sigfrido e hija desleal de Wotan) devuelve el anillo al Rin. Durante el proceso, los Dioses son destruidos.

    Para una sinopsis detallada de la trama, véase los artículos de cada una de las óperas.

    Wagner creó la historia del Anillo fusionando elementos de diversos mitos y cuentos folclóricos Germanos y Escandinavos. Las Eddas de la antigua Mitología Nórdica proveyeron gran parte del material para Das Rheingold (El Oro del Rin), que contiene además la misma trama del cuento El Gato con Botas, mientras que Die Walküre (La Valquiria) se basó mayormente en la Saga Volsunga. Siegfried (Sigfrido) presenta elementos de las Eddas, la Saga Volsunga, la Saga de Thidreks e incluso de los cuentos de los Hermanos Grimm, Juan Sin Miedo y La Bella Durmiente. La ópera final, Götterdämmerung (El Ocaso de los Dioses), se basa en el poema germano del Siglo XII, Nibelungenlied (El Cantar de los Nibelungos) que supone haber sido la inspiración original para el Anillo y la razón del nombre de esta saga. (Para una investigación en detalle sobre las fuentes de Wagner para el Anillo y su trato de estas fuentes, remitirse entre otros trabajos al trágicamente inconcluso ensayo sobre el Anillo, I Saw The World End (Vi El Mundo Acabarse) de Deryck Cooke y Wagner Nights (Las Noches de Wagner) de Ernest Newman. Es también útil una traducción de Stewart Spencer (Wagner’s Ring of The Nibelung: Companion, editado por Barry Millington) que, además de contener ensayos incluyendo uno sobre el material fuente, provee de una traducción al Inglés del texto completo que busca mantenerse fiel a la técnica usada por Wagner de canciones medievales llamada Stabreim (Aliteración). (Véase también Métrica Germánica)

    Mezclando estas fuentes tan dispares en una historia coherente, Wagner introdujo varios elementos contemporáneos. Uno de los principales temas del Anillo es la lucha del amor, que se asocia también a la Naturaleza y la libertad, en contra del poder asociado a la civilización y la ley. En la primera escena del Anillo, el desdeñado enano Alberich pone en marcha la trama al maldecir al amor, un acto que le permite obtener el poder de gobernar al mundo por medio de la fabricación de un anillo mágico. En la última escena de esta ópera, este poderoso anillo le es arrebatado y él lo maldice.

    Desde su inicio, el Anillo ha estado sujeto a un sinnúmero de interpretaciones. George Bernard Shaw en The Perfect Wagnerite (El Perfecto Wagneriano) sostiene la visión de que el Anillo es una crítica socialista en esencia sobre la sociedad industrial y sus abusos. Robert Donington en Wagner’s Ring and its Symbols (El Anillo de Wagner y sus Símbolos), interpreta la ópera en términos de la psicología Junguiana como un relato del desarrollo de arquetipos inconscientes de la mente conducidos a través de la individuación. Peter Kjaerulff, en The Ringbearers Diary (El Diario de los Portadores del Anillo), interpreta al Anillo como un intento de exponer una estructura de ideas a las que llama El Anillo Maldito que conecta al Anillo con El Señor de Los Anillos de J.R.R Tolkien y El Anillo de Gyges de Platón.

    Música

    Wagner estaba insatisfecho con la estructura tradicional de la ópera como una serie de canciones separadas, unidas por una trama. En sus óperas previas, buscó disfrazar los momentos entre canciones como puentes musicales. Para el Anillo, decidió adoptar un estilo incluyente de composición, donde cada acto de cada ópera se convertiría en una sola canción, sin interrupción alguna.

    Como nuevo cimiento para sus óperas, Wagner adoptó el uso de lo que él llamó Grundthemen, o temas base, que se conocen desde entonces como leitmotif. Estos son melodías o fragmentos musicales recurrentes, ligados ocasionalmente en una misma tonalidad y frecuentemente en una orquestación distintiva, que denotan musicalmente una acción, objeto, emoción, personaje, u otro tema mencionado en el texto y/o presentado en escena.

    Aunque compositores anteriores ya habían hecho uso de leitmotifs, el Anillo ocupa un lugar especial por su presencia extensiva e integral, convirtiéndose en la expresión perfecta de la "personalidad" de los sujetos a los que representan (sean concretos, como una espada; personales, como Erda; o conceptos abstractos como "muerte" y "amor"); y por la ingeniosidad de sus combinaciones y desarrollo.

    Todo "motivo" importante va acompañado por un leitmotif musical, y hay segmentos musicales más o menos extensos que están construidos exclusivamente con ellos. Hay docenas de leitmotifs repartidos en el Anillo. Frecuentemente ocurren como referencias musicales a la presentación del sujeto en escena, o a una referencia dentro del texto. Muchos de ellos aparecen en más de una de las óperas del ciclo, algunos incluso en las cuatro. Cada uno de los varios aspectos de varios sujetos es representado por un leitmotif propio. A veces, como sucede con el personaje del Pájaro del Bosque, varios leitmotifs son asociados con un solo personaje.

    A medida que se desarrolla el ciclo, y especialmente a partir del tercer acto de Sigfrido, estos leitmotifs se presentan en combinaciones de creciente sofisticación. Es particularmente notorio cuando, como sucede a menudo, son usados como comentario -frecuentemente irónico- de una acción o una referencia textual; o incluso cuando aparecen de manera simultánea, dialogando unos con otros. Particularmente, el "sistema" de leitmotifs consiste en relaciones cercanas entre ellos, sugiriendo relaciones equivalentes entre sus sujetos. Un ejemplo desconcertante es la similitud de las líneas melódicas de los leitmotifs de "La Maldición" y del tema "Sigfrido el Héroe". También importantemente, Wagner usó la técnica de "metamórfosis temática" desarrollado por su suegro, Franz Liszt, para crear un desarrollo dinámico de muchos leitmotifs, haciéndolos transformarse en otros muy diferentes, con vida propia. Un ejemplo claro de esto ocurre en la transición entre la primera y la segunda escenas de El Oro del Rin, cuando el tema musical asociado con el Anillo del Poder se transforma en el tema del Valhalla, la fortaleza de Wotan y el lugar desde el cual él como soberano entre los dioses puede imponer su poder sobre el mundo. El paralelismo entre los sujetos es obvio y sobra recalcarlo; lo que vale la pena mencionar es que este paralelismo se da musicalmente, justo con la asociación melódica del leitmotif del Anillo con el del Valhalla. No hay palabras cantadas durante esta transición; el peso narrativo en este momento recae enteramente en la partitura. El resultado principal del uso de estas técnicas es la construcción de una red infinitamente compleja de asociaciones músico-conceptuales que aún hoy siguen siendo materia de discusión y análisis.

    Los avances en orquestación y tonalidad que Wagner hizo en esta obra son de importancia crucial en la historia de la música occidental. Wagner tuvo quizás el mejor sentido de sonido orquestal de todos los compositores románticos; la gigantesca orquesta del Anillo le daba una amplia paleta de 17 familias de instrumentos (incluyendo la tuba wagneriana, un instrumento que él inventó para llenar el vacío entre el corno francés y el trombón, y variaciones de instrumentos existentes, hechos exprofeso para estas óperas, como la trompeta baja y el trombón contrabajo, que usa un doble tubo deslizador), que podían usarse por separado o en cualquier número de combinaciones para dar un infinito rango de expresión al gran abanico de emociones y eventos de la historia. Por esta misma razón, Wagner debilitó el esquema tonal tradicional al punto de que la mayoría del Anillo, especialmente a partir del tercer acto de Sigfrido, no puede clasificarse como en alguna "clave" determinada, sino más bien en "áreas tonales", cada una de ellas fluyendo suavemente en la siguiente. Esta ductilidad, que evitaba la necesidad musical de incluir en la partitura "puntos y aparte", es decir, silencios para ajustar tonalidades, fue un componente integral que permitió a Wagner la construcción de las enormes estructuras musicales: El Oro del Rin son dos horas y media de música continua, sin un solo segundo de silencio.

    La indeterminación tonal se ve además aumentada por la vasta libertad con la que Wagner usó las disonancias. Acordes simples (mayores o menores, es decir, consonantes) son raros en el Anillo, y tanto esta obra como su Tristán e Isolda son reconocidos mundialmente como hitos en el camino hacia la ruptura revolucionaria de Arnold Schoenberg con los conceptos tradicionales de tonalidad y clave, y la negación de la consonancia como principio organizador en la música.

    Lista de Personajes

    * Dioses
    o Wotan, Rey de los Dioses (Dios de la luz, el aire y el viento) (Bajo-baritono)
    o Fricka, Esposa de Wotan, Diosa del Matrimonio (Soprano)
    o Freia, Hermana de Frika, Diosa del amor y la juventud (Soprano)
    o Donner, Hermano de Frika , Dios del trueno (Baritono)
    o Froh, Hermano de Frika, Dios de la primavera y la felicidad (Tenor)
    o Erda, Diosa de la sabiduría y la tierra (Contralto)
    o Loge, Semidios del fuego (Tenor en El oro del Rhin, representado musicalmente en el resto)
    o Las Norns, Tejedoras del destino, hijas de Erda (Contralto, Mezzo-soprano, Soprano)
    * Los Wälsungs, Hijos de Wotan (Disfrazado de Wälse) y una mortal
    o Siegmund (Tenor)
    o Sieglinde, su hermana gemela (Soprano)
    o Siegfried, hijo de Siegmund y Sieglinde (Tenor)
    * Las Valquirias, Doncellas guerreras, hijas de Wotan y Erda
    o Brünnhilde (Soprano)
    o Waltraute (Mezzo-soprano)
    o Helmwige (Soprano)
    o Gerhilde (Soprano)
    o Siegrune (Mezzo-soprano)
    o Schwertleite (Mezzo-soprano)
    o Ortlinde (Soprano)
    o Grimgerde (Mezzo-soprano)
    o Rossweisse (Mezzo-soprano)
    * Las Hijas del Rhin
    o Woglinde (Soprano)
    o Wellgunde (Soprano)
    o Flosshilde (Contralto)
    * Gigantes
    o Fasolt (Bajo-baritono)
    o Fafner, su hermano, luego transformado en dragón (Bajo)
    * Nibelungos
    o Alberich (Baritono)
    o Mime, su hermano, y padre adoptivo de Siegfried (Tenor)
    * Mortales
    o Gunther, Rey de los Gibichungs, hijo del rey Gibich y la reina Grimhilde (Baritone)
    o Gutrune, su hermana (Soprano)
    o Hagen, su medio hermano, hijo de Alberich y la reina Grimhilde (Bajo)
    o Hunding, Marido de Sieglinde, jefe de los Neidings (Bajo)
    * La voz del Pájaro del Bosque (Soprano)


    Historia del Ciclo del Anillo

    Composición

    En el verano de 1848, Wagner escribió El Mito Nibelungo como un esbozo dramático, combinando las fuentes medievales ya citadas en una sola línea narrativa, similar a la trama del Ciclo del Anillo, pero con algunas diferencias importantes. Más tarde ese año, comenzó a escribir un libretto llamado Siegfrieds Tod ("La Muerte de Sigfrido"). Es posible que este trabajo haya surgido a raíz de una serie de artículos en la Neue Zeitschrift für Musik ("Nueva Gaceta de Música"), invitando a compositores a escribir una "ópera nacional" basada en El Cantar de los Nibelungos, un poema germano del siglo XII que, desde su redescubrimiento en 1755, había sido elevado por los románticos alemanes como la "Saga Nacional Alemana". Siegfrieds Tod trataba, como indica su título, de la muerte de Sigfrido, el héroe central del Cantar de los Nibelungos.

    Para 1850, Wagner había completado un esbozo musical (que posteriormente abandonó) para Siegfrieds Tod. Ahora, sintió que necesitaba una ópera previa, Der Junge Siegfried ("El Joven Sigfrido", posteriormente rebautizada Sigfrido), para poder explicar los sucesos en Siegfrieds Tod. El manuscrito en verso de Der Junge Siegfried se completó en mayo de 1851. Para octubre de ese año, Wagner tomó la monumental decisión de expander el ciclo a cuatro óperas, para ser representadas en cuatro noches consecutivas: El Oro del Rin, La Valquiria, El Joven Sigfrido, y La Muerte de Sigfrido.

    El texto de las cuatro óperas se terminó en diciembre de 1852, y fue publicado privadamente en febrero de 1853. En noviembre, Wagner comenzó la primera versión de la partitura para El Oro del Rin. A diferencia de los librettos, que fueron escritos en orden inverso, Wagner compuso la música en el orden en que debían representarse las óperas. El trabajo de composición continuó hasta 1857, cuando Wagner terminó el acto II de Sigfrido. Luego, Wagner interrumpió el trabajo en este ciclo por doce años, durante los que escribió Tristán e Isolda y Die Meistersinger von Nürnberg.

    Para 1869, Wagner estaba viviendo en Tribschen, a orillas del Lago de los Cuatro Cantones, becado por el rey Luis II de Baviera. Aquí decidió regresar a Siegfried y, notablemente, pudo continuar justo donde había dejado la composición doce años antes. En octubre de este año, terminó la composición de El Ocaso de los Dioses (nuevo nombre para La Muerte deSigfrido: Wagner rebautizó la cuarta ópera para estar más a tono con la visión pesimista del final, en el que los dioses son destruidos; en la versión original, lograban redimirse). Este cambio, junto con la decisión de mostrar en escena los eventos de La Valquiria y El Oro del Rin, que hasta ese momento sólo aparecían como narración en las dos óperas, tuvieron como consecuencia algunas discrepancias irreconciliables, pero que no disminuyen el valor del ciclo del Anillo como un todo.
    El Festspielhaus de Bayreuth, construido especialmente para la representación de las óperas del ciclo del Anillo
    Aumentar
    El Festspielhaus de Bayreuth, construido especialmente para la representación de las óperas del ciclo del Anillo

    Primeras representaciones

    A insistencia del rey Luis II, y por encima de las objeciones de Wagner, se presentaron "funciones especiales" de El Oro del Rin y La Valquiria, en el Hoftheater de Múnich, separándolas del ciclo y entre sí. El Oro del Rin se estrenó el 22 de septiembre de 1869, La Valquiria el 26 de junio de 1870.

    Wagner por mucho tiempo había deseado una ópera especial, diseñada por él mismo, para la representación del Anillo. En 1871, eligió una locación en el pueblo bávaro de Bayreuth. En 1872 se mudó a Bayreuth, y se colocó la primera piedra. Wagner pasaría los dos años siguientes tratando de conseguir el capital necesario para completar el proyecto, pero con muy poco éxito, hasta que en 1874 Luis II finalmente rescató el proyecto donando los fondos necesarios. El Festspielhaus de Bayreuth se inauguró en 1876 con la primera representación completa del Anillo, que duró del 13 al 17 de agosto.
    [editar]

    Representaciones contemporáneas

    La mayoría de los años el ciclo completo es representado en el Festival de Bayreuth: la primera puesta en escena de una nueva producción se convierte en un evento social concurrido por muchas personas importantes y populares como: políticos, actores, músicos y deportistas. Los boletos de ingreso son difíciles de conseguir y muchas veces son reservados con años de anticipación.

    Adaptaciones

    El anillo de los Nibelungos, a causa de su tamaño y seriedad, se presta muy bien para la parodia. Una parodia muy conocida es Looney Tunes ¿Qué es ópera, Doc? En la que Bugs Bunny hace el rol de Brunilda y Elmer Fudd hace el rol de Sigfrido.

    "The Ring of the Nibelungs (An Analysis)" de Anna Russell no es realmente una parodia, desde el momento en que se apega muy cerca al la historia de Wagner e introduce muchos de los leitmotif. Sin embargo, Russell llama la atención sobre algunos de los más ridículos elementos en la trama (Ella es su tía, por cierto), para el deleite de su audiencia. Los wagnerianos con sentido del humor disfrutan su tratamiento, y también puede servir como una intrigante entrada al mundo de los Anillos para aquellos sin ningún conocimiento de él.

    Der Ring des Nibelungen ha sido adaptada al comic por el artista P. Craig Russell, conocido por sus adaptaciones de óperas al comic. Russel adapta el ciclo con una gran sofisticación, creando (por ejemplo) paralelos visuales a los leitmotif de Richard Wagner con imágenes repetidas. La saga del Capitán Harlock de Leiji Matsumoto adapta Der Ring des Nibelungen al anime space opera.

    http://es.wikipedia.org/wiki/El_Anillo_del_Nibelungo
    Last edited by SPQR_old; 07-10-06 at 05:56 PM.

  2. #2

    Exclamation

    Etzel
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    Rey mítico, personaje de el Cantar de los Nibelungos, que es manipulado por la princesa Krimilde para su venganza en contra de los burgundios.

    Etzel en realidad es la trasposición literaria del Atila histórico, y la masacre que Etzel realiza entre los burgundios está basada en los hechos históricos en torno al exterminio de este pueblo a manos de los hunos, hacia el año 436. Naturalmente que estos eventos históricos, así como la figura del propio Eztel/Atila, están fuertemente literaturizados, hasta hacerse casi irreconocibles

    http://es.wikipedia.org/wiki/Etzel

  3. #3

    Exclamation

    Hasta aquí los tres relatos. Cada uno de ellos ha brindado representaciones potentes e imágenes idealistas acerca de este Gobierno Oculto a las aspiraciones humanas. Reseñando: Agharta o Shambhala está ubicada en el corazón de Asia, en el Tíbet, y para más precisión en las entrañas del Desierto del Gobi. La forma de gobierno es a base de un Consejo, con un líder santo al mando, llamado el Rey de Mundo. ¿De dónde proceden? Sólo leves indicios de que podría tratarse de supervivientes de alguna oscura civilización que la historia no registra. Adelantados en lo tecnológico y espiritual, su misión suprema sería ayudar a los hombres menos evolucionados y que intervienen en el mundo en caso de ser necesario.

    Agartha sin embargo no fue la única razón de la expedición nazi. Debemos comprender que Alemania experimentaba una conversión budista muy importante, en especial en el ámbito partidario. Un pensamiento que también alentó este viaje fue el recuperar la vieja tradición espiritual emparentada con el paganismo y la práctica del ocultismo templario, que se decía aún pervivía en aquellas regiones del Asia Septentrional.

    Quizás esta afirmación explicaría porqué los nazis recibieron un documento del Consejo de Regencia que en ese entonces gobernaba al Tíbet -ya que aún no se había elegido el nuevo Dalai Lama viviente-, aceptando a Hitler como Jefe de todos los arios, y porqué en algunas Castas altas de la India, el Tercer Reich fue saludado, e inclinadas algunas cabezas ante la presencia de la svástika. ¿Qué llevó a culturas tan avanzadas en lo espiritual, a dejarse seducir por el nazismo, cuando ya era evidente que la orientación iba dirigida hacia la realización del mal? ¿Será que mucha de su tradición esotérica y religiosa estaba en decadencia? ¿O era una manera de revancha contra el Cristianismo, al que había que combatir, para recuperar antiguos privilegios por éste usurpados?

    Lo cierto es como resultado de este viaje, en Berlín se instaló una comuna de monjes tibetanos, que hasta llegó a combatir por los gloriosos arios. El Tantra Kalachakra fue adoptado para la práctica de la iniciación guerrera, para satisfacción de Haushofer, que fue un gran defensor de su aplicación. Pero también debemos señalar que una lama de guantes verdes fue visto por las cercanías del Fhürer, y que se decía proveniente de las cavernas subterráneas del Agartha.

    ¿Entonces?¿Puede un reino tan espiritual contactar con el mal? ¿Y sino fuera Agartha, un reino de luz? Visiones menos complacientes a las citadas sostienen que Agartha es un reino de tinieblas, y que el famoso Rey del Mundo, sería en realidad Lucifer. Por otro lado Shambalha es vista como una ciudad de iluminación y contemplación dimensional, opuesta a esta ciudad del mal. La famosa lucha del bien y del mal.

    Dejando un poco de lado las especulaciones fantásticas, y volviendo al entorno de la coherencia, sostenemos que quizás sí hubo contacto, pero con algo más real, y no por ello menos malo, como podría haber sido la secta de los Gorros Negros -que practicaban la hechicería y magia negra-, y de la cual era adepto Haushofer.

    Para concluir, se incluye otro pasaje del relato de Nicholas Roerich, que comulga en perfecta armonía con esta exposición.

    ' ...Lama, es tan difícil para nosotros los occidentales venerar vuestra religión; muchas cosas son tan confusas, muchas cosas están tan corruptas. Por ejemplo, ¿cómo podría comprender un forastero, al ver dos monasterios completamente iguales por fuera, que en uno se predique el budismo, mientras que, el otro sea el enemigo acérrimo del budismo? Todavía más, si entramos en estos monasterios, vemos superficialmente casi las mismas imágenes. Así, para un forastero, distinguir si una svástica está puesta en dirección invertida o no, es tan difícil como comprender por qué las personas que son completamente ignorantes y a quienes les da por beber tienen el mismo título de lama que tú, que sabes muchas cosas y tienes tanta cultura. 'Tienes razón. Muchos lamas usan la vestidura lamaísta, pero su vida interior es mucho peor que la de un laico.'

    Conclusión

    ¿Puede ser explicado el mal, existe el mal? Con el nazismo estas preguntas no necesitan respuestas. Y sin embargo, aún persiste el mito de que Hitler, Himmler y otros actores de esta historia, llevaron a cabo hechos monstruosos, sólo porque estaban en un proceso de guerra. Quieren convencernos de la conveniencia de la Lógica , pero olvidan, que el universo nazi es una 'aberración a eso que ellos encuadran dentro de la llamada Lógica'.

    Cuando Louis Pauwles y Jacques Bergier presentaron en sociedad El Retorno de los Brujos, se alzaron críticas en cuanto a que el nazismo no podía ser reducido a un mero partido de ocultistas. Suponiendo que el mismo destino depare para la evaluación de este artículo, decimos: para emprender cualquier estudio serio sobre el nazismo, se debe contemplar su arista ocultista-esotérica.

    Durante este largo viaje a las entrañas del Tercer Reich, la Historia fue aliada, y la investigación se nutrió de nuevos elementos, muchos de los cuales salen a la luz en los albores de los nuevos tiempos. Y si la duda carcome y lo visto no satisface, se recomienda cultivar la paciencia. Pronto la verdad tendrá tribuna y los incrédulos, ya no se mofarán de ella.

    Muchas veces en esta nota, utilizamos las palabras Reino de Tinieblas, Jerarquías del Mal, pero: ¿Alguien duda que el Tercer Reich no lo fuera? ¿Acaso el sufrimiento de los miles de seres que padecieron a mano de estos aprendices de brujos no significan una fuerte prueba? Aunque claro, existen mentes muy estrechas que proclaman: ¡Meras exageraciones numéricas!

    Este trabajo, también, ha intentado una mirada hacia religiones y sectas que aún sobreviven en nuestros días, aunque la vista no siempre haya sido del todo piadosa. Pero si se ha de escribir, objetividad, es una de las premisas; sin ataques maliciosos, y evitando los dardos crueles. No se pretende el descrédito, tan sólo se intenta cultivar el ejercicio de la transparencia.

    Sin embargo esta tarea plantea un serio inconveniente y una duda todo lo envuelve: ¿Cuándo comenzó a morir este Reino de Tinieblas? ¿Fue después de la derrota del ejército alemán durante su alocada invasión a las estepas Rusas? ¿Con el suicidio de Himmler atrapado por los ingleses en un oscuro bosque? ¿O con el deceso de Hitler, que junto a su esposa Eva Braun, eligió el camino de la muerte ritual para así escapar al futuro escarnio público? Quizás, mucho antes. Tal vez, desde el momento en que la svástica, ese símbolo perteneciente a la Humanidad, fue usado como eje del mal, para favorecer a una potencia de Mil Años. Y cuando se manipula lo sagrado, ya se sabe, que las consecuencias pueden ser funestas.

    http://www.argenpress.info/nota.asp?num=007991

  4. #4

    Default CONSEJO DE ESTRATEGIA Y LIDERAZGO: ATILA, EL REY DE LOS HUNOS

    CONSEJO DE ESTRATEGIA Y LIDERAZGO: ATILA, EL REY DE LOS HUNOS

    Como elemento curioso encontramos esta lectura que se seleccionó de un ingenioso libro titulado Leadership Secrets of Atila the Hun y contiene una serie de proverbios y "verdades" sobre las características y el comportamiento de los lideres, así como consejos de sentido común sobre que hacer y que no hacer en la dirección de personal
    ADVERTENCIAS Y CONSEJOS

    *

    Los informes escritos son útiles solo si el rey los lee.
    *

    Un rey cuyos capitanes siempre están de acuerdo con él, obtiene consejos mediocres.
    *

    Un capitán inteligente nunca mata al huno que le lleva malas noticias; mata al que no se las lleva.
    *

    Un capitán que hace las preguntas equivocadas siempre escucha respuestas equivocadas.
    *

    Un capitán inteligente nunca hace preguntas cuya respuestas no quiere escuchar.

    CARÁCTER

    *

    La grandeza de un huno se mide por los sacrificios que desea realizar por el bien de la nación.
    *

    Un capitán siempre debe mantenerse por encima de la mezquindad y lograr que sus huestes hagan lo mismo.
    *

    Un capitán no puede ganar si pierde la seguridad en si mismo. Debe tener confianza en si mismo y autoestima y, aunque no gane, sabrá que realizó su mejor esfuerzo.
    *

    Un capitán no tiene que ser brillante para tener éxito; debe tener una sed insaciable de victoria, una creencia absoluta en su causa y un valor invencible que le permita resistir a todos los que pudieran desanimarlo.
    *

    Los capitanes egocéntricos y engreídos en raras ocasiones son grandes líderes, pues en realidad son grandes idólatras de sí mismos.
    *

    Los grandes capitanes nunca se toman demasiado en serio.
    *

    Un capitán inteligente se adapta, no se compromete.
    *

    El capitán que bebe con sus hunos se convierte en uno de ellos y ya nunca mas es su capitán.
    *

    Los capitanes débiles se rodean de hunos débiles.
    *

    Los capitanes fuertes se rodean de hunos fuertes.
    *

    Cuando un capitán logra éxitos importantes, se intensifica la envidia que otros sienten por sus logros.

    VALOR

    *

    Los hunos deben aprender desde el principio que trabajar con empeño es una experiencia que influye en ellos todos los días de su vida.
    *

    Los hunos que logran el éxito aprenden a luchar contra la adversidad y a superar sus errores.
    *

    Un huno puede lograr cualquier cosa por la cual desee pagar el precio. La competencia disminuye en los niveles mas elevados.

    TOMA DE DECISIONES

    *

    Cada decisión incluye algún riesgo.
    *

    El tiempo no siembre mejora una situación para su rey o sus hunos.
    *

    Los grandes errores son inevitables cuando se permite que los hunos poco calificados tomen decisiones y establezcan juicios.
    *

    Las decisiones rápidas no son siempre las mejores decisiones. Por otro lado, las decisiones lentas no son siempre las mejores decisiones.
    *

    Los capitanes nunca deben apresurar las confrontaciones.
    *

    La confianza de un capitán en sus decisiones garantiza que sus huestes conserven una imagen adecuada de él.
    *

    Algo desafortunado ocurre cuando las decisiones finales son tomadas por capitanes que se encuentran muy lejos de frente, donde solo pueden adivinar las condiciones y las posibilidades conocidas únicamente por los capitanes que se encuentran en el campo de batalla.
    *

    Los capitanes deben alejar a sus hunos de la guerra cuando consideren que la victoria no será dulce.
    *

    La capacidad para tomar decisiones difíciles distingue a los capitanes de los hunos.

    DELEGACION DE AUTORIDAD

    *

    Los capitanes nunca colocan a sus huestes en situaciones en que sus puntos débiles prevalezcan sobre los fuertes.
    *

    Los hunos que tienen éxito normalmente logran lo que su capitán espera de ellos.
    *

    Un capitán inteligente nunca espera que sus huestes actúen mas allá de su conocimiento y capacidad.
    *

    Un capitán inteligente siempre asigna misiones difíciles a los hunos que son capaces de realizarlas.
    *

    La abdicación no es delegación, sino un signo de debilidad. La delegación es un signo de fuerza.

    DESARROLLO DE CAPITANES

    *

    Los grandes capitanes siempre tienen grandes debilidades. La obligación de un rey es hacer que prevalezcan los puntos fuertes de los capitanes.
    *

    Los hunos aprenden menos del éxito que del fracaso.
    *

    Los hunos aprenden mas rápidamente cuando se enfrentan con la adversidad.
    *

    Un buen capitán toma riesgos delegando autoridad en un huno inexperto para fortalecer sus habilidades de liderazgo.
    *

    La experiencia de los hunos debe organizarse para que su voluntad se fortalezca y profundice, a fin de que desarrollen el carácter que necesitarán cuando sean nombrados capitanes.
    *

    Los hunos están mejor preparados para convertirse en capitanes cuando les proporcionan los retos apropiados por medio de niveles crecientes y responsabilidad.
    *

    Si fuera fácil ser capitán, todos podrían serlo.
    *

    Sin un reto, el potencial de un huno nunca se desarrolla.
    *

    La presión adecuada es esencial para desarrollar capitanes.


    DIPLOMATICA Y POLITICA

    *

    Durante una guerra política, un huno siempre debe vigilar la retaguardia.
    *

    La esencia de la victoria de los hunos se basa en la respuesta a las preguntas donde y cuando.
    *

    Los hunos deben participar solo en guerras que puedan ganar.
    *

    Los hunos pueden participar en una guerra como resultado de un fracaso diplomático; sin embargo, la guerra pueden ser necesaria para que comience la diplomacia.
    *

    Para los hunos, el conflicto es un estado natural
    *

    Los hunos solo hacen enemigos a propósito.
    *

    Los hunos nunca toman por la fuerza lo que pueden lograrse por medio de la diplomacia.
    *

    Los capitanes deben recordar que la hospitalidad, la calidez y la cortesía pueden cautivar incluso al enemigo mas fuerte.
    *

    Los capitanes con frecuencia son traicionados por aquellos en quienes mas confían.

    METAS

    *

    Las metas superficiales conducen a resultados superficiales.
    *

    Como nación, los hunos lograrían mas si se comportaran de manera que las metas nacionales fueran tan importantes como sus metas personales
    *

    Un aspecto crucial para el éxito de un huno es la compresión de lo que el rey desea.
    *

    Las metas de un huno siempre deben estar a la altura de su tenacidad.
    *

    Un huno sin un propósito nunca sabrá en qué momento lo logró.
    *

    La conformidad de un huno no siempre da como resultado el desempeño deseado.
    *

    Los capitanes siempre deben tener grandes aspiraciones y buscar la perfección, en vez de seguir el camino seguro de la mediocridad.


    LIDERES Y LIDERAZGO

    *

    Los reyes siempre deben designar a sus mejores hunos como capitanes, sin importar cuan necesarios sean en su puesto actual.
    *

    Los reyes nunca deben nombrar capitanes simulados. Deben poner a cargo al huno mas capacitado, otorgarle responsabilidad y autoridad, y entonces mantenerlo como responsable.
    *

    Un capitán inteligente nunca depende de la suerte, sino que siempre confía su futuro al trabajo duro, a la resistencia, a la tenacidad y a una actitud positiva.
    *

    Un capitán inteligente sabe que es responsable de bienestar de sus huestes y actúa de acuerdo con esa responsabilidad.
    *

    Ser líder de los hunos suele ser un trabajo solitario.
    *

    Una vez que se comprometen a actuar, los capitanes deben presionar para lograr la victoria y no para empatar sin comprometerse.
    *

    La toma de riesgos compartida fortalecerá las relaciones entre un capitán y sus hunos.
    *

    Los capitanes fuertes estimulan e inspiran el desempeño de sus huestes.
    *

    Los mejores capitanes desarrollan la habilidad de hacer las preguntas correctas en el momento adecuado.
    *

    Un capitán nunca puede estar a cargo si monta a la retaguardia.


    PERCEPCIONES Y PUBLICIDAD

    *

    En momentos difíciles, la nación siempre llamará al capitán mas eficiente para dirigir.
    *

    Un huno que se toma demasiado en serio ha perdido su perspectiva.
    *

    La percepción de un huno es la realidad para él
    *

    Los hunos que parecen estar ocupados no siempre están trabajando.
    *

    Es mejor que los amigos y enemigos de un huno hablen bien de él; sin embargo, es mejor que hablen mal a que lo ignoren. Cuando no se puede decir nada de un huno, posiblemente es porque nunca ha realizado nada en forma correcta.
    *

    Al contrario de lo que piensa la mayoría de los capitanes, un huno no es recordado por lo que hizo en el pasado, sino por lo que la mayoría de los hunos piensa que realizó.


    LOGRO PERSONAL

    *

    Da mas prestigio ser un huno con éxito que un capitán fracasado.
    *

    Incluso los romanos tienen la fortaleza para resistir los infortunios que causan otros.
    *

    Si todos los hunos fueran ciegos, un guerrero tuerto sería el rey.
    *

    Los grandes capitanes aceptan fracasar en algunos aspectos para sobresalir en situaciones más importantes.
    *

    Cada huno es responsable de transformar e éxito las circunstancias y experiencias de su vida. Ningún huno, y con certeza ningún romano, puede hacer por otro huno lo que éste se niega a hacer por si mismo.

    PROBLEMAS Y SOLUCIONES

    *

    Los hunos deben aprender a concretarse en las oportunidades mas que en los problemas.
    *

    Algunos hunos tienen soluciones para las cuales no existen problemas.

    RECOMPENSA Y CASTIGOS

    *

    Si un capitán incompetente es removido de su puesto, nunca debe designarse a su subordinado que ocupa el rango inmediato, ya que cuando un capitán fracasa también fracasan sus lideres de menor jerarquía.
    *

    Si un capitán dice a un huno que está realizando un buen trabajo cuando no es verdad, éste no lo escuchará mas y, peor que eso, no creerá en sus elogios cuando estén justificados.

    TOLERANCIA

    *

    Todo huno es valioso, incluso si sólo sirve como un mal ejemplo.
    *

    El error al designar a un capitán incompetente es colocarlo en una posición de autoridad sobre otros hunos.
    *

    Para experimentar la fuerza de los capitanes debemos tolerar algunas de sus debilidades.
    *

    Se batalla más con los hunos mediocres, pero leales, que con los hunos competentes, pero desleales.

    CAPACITACION

    *

    La capacitación adecuada de los hunos es esencial para la guerra y no puede ser ignorada por los capitanes en tiempos de paz.
    *

    Las habilidades que pueden enseñarse son para los hunos en desarrollo.
    *

    Las habilidades que pueden aprenderse están reservadas para los capitanes.
    *

    La consecuencia de no capacitar adecuadamente a los hunos es no lograr lo que se espera de ellos.

    http://www.vidasdefuego.com/atila3.htm

  5. #5

    Exclamation

    divendres, març 17, 2006
    LEYENDAS DEL CIV: ATILA, REY DE LOS HUNOS

    Después de la caída del Imperio Romano de Occidente, un grupo de bárbaros entraron en Europa por la península de Capadocia. Su fiereza y agresividad provocaron que otros grupos de bárbaros tuvieran que huir de sus territorios en el norte de Europa, para buscar territorios más pacíficos.
    Así pues grupos como los anglos y los sajones se fueron a las islas británicas, los suevos al este de la península ibérica, los lombardos a la península italiana; y las dos tribus de godos y visigodos se repartieron el resto de España, Francia y Alemania.
    Pero la llegada de estos dos grupos de bárbaros se debía a que la más fiera raza de guerreros se aproximaba desde la otra orilla del Danubio. Eran los hunos, reinados por el gran Atila.
    Su llegada a Europa pusó en jaque a todo el Imperio de Oriente, siendo Constantinopla sitiada en dos ocasiones, la última de las cuales, vencieron. Atacaron y destrozaron todos los pueblos de Grecia y los Balcanes durante años.
    El emperador Teodosio II, pactó numerosos tratados con Atila, debido a la fiereza y a los destrozos que ocasionó.
    La última vez que sitió la capital del Imperio de Oriente, las consecuencias fueron terribles. A parte de la cantidad de dinero que le entregaron, Atila y sus hunos dejaron varias enfermedades y epidemias que diezmaron la ciudad. Además cayó un terremtodo en la ciudad. De ahí empezó a surgir el mito de que por donde pasaba su caballo, no volvía a crecer la hierba.

    Teodosio murió y hubo un enfrentamiento entre las distintas facciones romanas. Honoria, una de las herederas de la corona, pidió ayuda a Atila, quién le impuso como dote todo el imperio occidental. A lo cual, ella se negó. Atila, sin embargo, dijo que tomaría lo que era suyopor decreto y lideró a más de medio millón de hombres a su conquista de Europa.
    Tomaron Metz y fueron bajando por las Galias pero al final fueron detenidos por una alianza godo-romana. Eso no detuvo a Atila, que siguió saqueando y conquistando territorios. Después de entrar en la península itálica, decidió volver a su palacio más allá del Danubio para retomar fuerzas. Allí y durante una fiesta, tuvo una hemorragia nasal que acabó con su vida.
    Para llorar su muerte, sus soldados se cortaron con sus espadas, porque "el más grande de todos los guerreros debía ser llorado con sangre y no con lágrimas".
    Tenía 47 años, y gobernó el mayor imperio europeo de su tiempo desde el 434 hasta su muerte. Sus posesiones se extendían desde Europa Central hasta el Mar Negro, y desde el Danubio hasta el Báltico. Durante su reinado fue uno de los más acérrimos enemigos de los Imperios romanos Oriental y Occidental: invadió dos veces los Balcanes y llegó a sitiar Constantinopla en la segunda de las ocasiones. Marchó a través de Francia hasta llegar incluso a Orleans antes de que le obligaran a retroceder en la batalla de los Campos Cataláunicos (Châlons-sur-Marne), y logró hacer huir al emperador Valentiniano III de su capital, Rávena, en el 452.

    http://civilizationiii.blogspot.com/...i_archive.html

  6. #6

    Exclamation

    Gengis Khan, responsable de más de 5 millones de muertos, inspiró en su época un irrefrenable terror. Jefe nómada nacido en el desierto de Gobi, luchó contra naciones civilizadas y las venció. Con su habilidad para organizar, controlar y dirigir ejércitos de jinetes, humilló a tropas tres veces superiores. Se ha llegado a comparar su genio con el de Julio César y Napoleón. Jefe supremo de mongoles y tártaros, invadió China en 1210 y casó con la hija del Emperador. Su imperio se extendía desde el Volga al Pacífico y desde Siberia al Golfo Pérsico.

    Su táctica consistía en enviar primero espías, que le remitían la información del campo enemigo con veloces mensajeros a caballo. Luego mandaba como batidores a unos 200 jinetes ligeros. Detrás iba el grueso de la caballería: 30.000 guerreros sobre excelentes caballos, cada uno con un corcel de repuesto. A continuación, las hordas con Gengis Khan en el centro, lo que hacía un total de cientos de miles de combatientes. Como Napoleón, tenía una guardia imperial personal constituida por 1.000 elegidos jinetes sobre caballos negros y con armaduras de cuero brillante.

    Cuando el tiempo era malo, los cascos de los ponies, sin herrar, se envolvían con tiras de piel de yak para protegerlos. Si faltaba el alimento durante mucho tiempo, los guerreros estaban enseñados para sangrar parcialmente en el cuello a los caballos y beber su sangre.

    Muchos ataques de la caballería se realizaban en silencio, sirviéndose de los movimientos de los estandartes como semáforos de señales. De noche, las órdenes se transmitían con linternas de colores.

    Gengis Khan creó el correo mongol a caballo, que fue realmente el medio de comunicación más rápido del siglo XIII. Las estaciones establecidas cada 30 Km con 200-400 caballos cada una le permitían estar siempre bien informado. Fue éste un antecedente directo del estadounidense "pony express", que circuló más de cinco siglos después.

    Este caudillo murió en 1227. Para ocultarlo al enemigo, el cortejo fúnebre fue matando a cuantos encontraba camino del lugar secreto elegido para el entierro en el desierto de Gobi, y que permanece ignorado desde entonces. La leyenda cuenta que el fantasma de un caballo blanco galopa en las noches de luna llena hasta el lugar del enterramiento del Khan en la inmensidad del desierto.

    Más de 100 años después de morir Gengis Khan surgió la figura, no menos taumatúrgica, de Tamerlán el Grande, rey de Asia Central. Estimaba que el mérito de un caballo procedía de su cría; por ello, pagaba grandes sumas por los caballos más fuertes y mejor entrenados. También actuaba enviando espias al campo enemigo, y, asimismo, disponía de guardia personal. Sus jinetes, en número superior a los 100.000, disponían de caballo de repuesto y su arma preferida era la cimitarra. Se ejercitaban para la guerra practicando la caza en movimientos envolventes.

    También llegó hasta el Don, pero después retrocedió, sabedor de que no disponía de caballería suficiente para defender sus fronteras. En 1388 volvió su atención al sur, contra los sirios, y conquistó Damasco, acampó en Alepo y amenazó al imperio turco, cuyo sultán, Bayozid, estaba atacando Constantinopla. Apreciando la amenaza, Bayozid retornó con 200.000 jinetes. Pero buscaba a un fantasma, pues el ejército enemigo no podía ser encontrado. Cuando ya era demasiado tarde, el astuto Tamerlán estaba detrás de él con sus huestes devastadoras a caballo. Así, Tamerlán conquistó Ankara y todo el ejército turco con armas y bagajes. Esta gran acción de la escurridiza caballería sirvió de modelo para naciones europeas en siglos posteriores. El talento estratégico de Tamerlán, basado en la utilización del caballo, fue reconocido por monarcas como Enrique IV de Inglaterra, y Carlos VII y Enrique III de Francia.

    http://www.racve.es/actividades/cien...ainEscobar.htm

  7. #7

    Exclamation

    EL IMPACTO DE LOS MONGOLES

    EN ORIENTE Y OCCIDENTE

    Y sus secuelas en el mundo islámico

    La tierra natal de los mongoles, situada en la parte oriental de la estepa asiática, lindaba con las montañas Xingán al este, con las montañas Altai y Tien Shan al oeste, con el río Shilka y las cadenas montañosas junto al lago Baikal al norte y con la Gran Muralla de China al sur. Hoy en día esta región comprende aproximadamente la región autónoma china de Mongolia Interior, la república de Mongolia y las franjas meridionales de Siberia. Formada en su mayor parte por fértiles praderas y boscosas montañas en el norte, con el desierto de Gobi en la zona central y extensos prados al sur, toda la región se sitúa a unos 1.000 metros sobre el nivel del mar. Es un territorio muy árido, salvo en las zonas más septentrionales.

    En este entorno las tribus de habla mongol desarrollaron una economía pastoril basada en el ganado lanar y en los caballos, que eran sustituidos por camellos en las zonas mas áridas. Algunos productos como los cereales, los tejidos, el té y los metales se obtenían mediante el comercio con la civilización agrícola adyacente de China. El pastoreo y la caza eran su principal ocupación. Su modo de vida era nómada y su organización social tribal. La guerra tribal era endémica y los individuos valerosos alcanzaban fácilmente posiciones de liderazgo. La jerarquía político-militar de la tribu estaba basada en lazos personales de mutua protección y lealtad que debían respetar desde el jefe supremo a los jefes subordinados y los guerreros.



    Gengis Jan y la fundación del imperio

    El primer desarrollo del Imperio mongol tuvo lugar en el siglo XIII. Durante una reunión de tribus en 1206, el poderoso conquistador Timuÿín, entonces señor de casi toda Mongolia, fue proclamado dirigente universal con el título de Gengis Jan La ciudad de Karakoram (Karakorum) fue designada como capital. El ejército de Gengis, a pesar de no ser especialmente numeroso para su época, se distinguía por su magnífica caballería y sus expertos arqueros, la disciplina y el control de sus aristocráticos líderes y las peculiares tácticas y estrategias militares del jan. El vecino Imperio de China del norte y los estados de Asia central, militarmente débiles y fragmentados, se rindieron inevitablemente, como lo hizo la sociedad islámica turco-árabe de Oriente Próximo a las hordas mongoles que recorrían Asia. Todo lo cual constituyó una de las causas por las que el Imperio de Gengis pudo lograr un grado de centralización y un poder sin precedentes entre los primeros dominios de tribus de habla mongol. Gengis presidía en virtud de un derecho divino que él mismo se había adjudicado, reconociéndolo como única autoridad superior a la suya, el Gran Yasa, un código imperial que él mismo redactó y que se convirtió en base permanente del gobierno mongol. El vasto Imperio de Gengis se extendía desde el mar de la China hasta el río Dniéper y desde el golfo Périsco hasta el océano Artico.

    Gengis Jan, es el apodo por el que es conocido Timuÿín (1167-1227), conquistador mongol. Nació cerca del lago Baikal (en la actual Rusia), hijo de Yesugei, jefe y dirigente mongol de una extensa región entre el río Amur y la Gran Muralla china. A la edad de trece años, Timuÿín sucedió a su padre como jefe tribal. Su temprano reinado se vio marcado por las sucesivas revueltas de sus tribus y por una intensa lucha por mantener su liderazgo, pero el dirigente mongol mostró muy pronto su capacidad militar y no sólo conquistó a sus indisciplinados súbditos sino también a sus hostiles vecinos, asesinando despiadadamente a todos los que se le oponían. En 1206 Timuÿín ya era el dueño de casi toda Mongolia. Ese mismo año, la asamblea de las tribus dominadas le proclamaron Gengis Jan (chêng-sze, en chino ‘guerrero valeroso’ en turco jan, ‘señor’), líder de las tribus mongoles y tártaras unidas, y la ciudad de Karakorum (Karakoram) fue designada como su capital.

    Fue entonces cuando el jan inició la conquista de China, con el pretexto de buscar un lugar de pasto para sus caballos en los fértiles campos chinos. En 1208 ya había establecido un punto de apoyo dentro de la Gran Muralla, y en 1213 dirigió a sus ejércitos hacia el Sur y el Oeste y se adentró en el territorio dominado por la dinastía Chin (1122-1234), sin detenerse hasta alcanzar la península de Shandong. En 1215 sus ejércitos tomaron la ciudad de Yenking o Zhong-du (actual Beijing), la última fortaleza china al norte del país, y en 1218 la península coreana cayó en manos de los mongoles.

    En 1219, en venganza por el asesinato de algunos comerciantes mongoles, Gengis Jan envió a sus ejércitos hacia el oeste, invadiendo el Juarizm, un extenso Imperio turco formado por los actuales países de Irak, Irán y parte del Turquestán occidental. Los mongoles arrasaron el Turquestán y saquearon las ciudades de Bujará y Samarcanda, adquiriendo con sus asesinatos fama de espantosa ferocidad. En lo que hoy en día es el norte de la India y Pakistán, los invasores conquistaron las ciudades de Peshawar y de Lahore así como sus territorios próximos. Al parecer, en aquellos años consejeros musulmanes habían enseñado a Gengis a apreciar el valor de las ciudades como fuentes de riqueza. En 1222 los mongoles entraron en lo que es en la actualidad Rusia y saquearon la región que se extendía entre los ríos Volga y Dniéper y desde el golfo Pérsico hasta casi el océano Ártico.

    La grandeza del jan como líder militar no sólo se debió a sus conquistas sino también a la excelente organización, disciplina y maniobrabilidad de sus ejércitos. Además, el dirigente mongol fue un admirable hombre de Estado; su Imperio estaba tan bien organizado que, según se decía, los viajeros podían ir desde un extremo a otro de sus dominios sin ningún tipo de temor o peligro. Sin embargo, mostró un salvajismo sin límites hacia sus rivales y enemigos, y utilizó el asesinato como arma habitual en sus conquistas. A su muerte, ocurrida el 18 de agosto de 1227, el Imperio mongol quedó dividido entre sus tres hijos. Cuatro de sus nietos (especialmente Batu Jan y Kublai Jan) se convirtieron en grandes líderes mongoles por propio derecho. Las invasiones de Gengis Kan siguieron gozando de una gran importancia histórica mucho después de su muerte.

    Tras la muerte de Gengis, su Imperio, de acuerdo con la costumbre tribal, fue dividido entre los hijos de su primera mujer y sus herederos. El janato de Asia oriental era regido directamente por su tercer hijo, Ogoday (1185-1241), quien sucedió a Gengis como gran kan. El janato estaba formado por lo que en la actualidad es Mongolia Exterior, Manchuria, Corea, gran parte de China, el Tíbet y franjas septentrionales de Indochina.

    Aunque a Ogoday le sucedieron su hijo y su nieto, el gran líder que heredó el janato fue su sobrino, Mangú Jan (1208-1259). Junto a su hermano Kublai, Mangu Jan logró conquistar casi toda China.



    Kublai Jan en China

    En 1279 Kublai Jan (1215-1294), nieto de Gengis, derrotó a la dinastía Song del sur, logrando dominar lo que quedaba de China. Kublai trasladó la capital a Pekín, dándole el nombre de Janbalik (‘Ciudad del jan’, o Cambaluc). Allí gobernó como emperador de la dinastía Yuan y como gran jan de los mongoles. En lugar de tratar de amalgamar la sedentaria sociedad agrícola en unidades tribales, siguió con éxito el sistema burocrático utilizado por las dinastías chinas desde los Tang. Sin embargo, los mongoles preservaron cuidadosamente su identidad cultural y las prerrogativas de la clase dirigente; el talento chino era sistemáticamente excluido de los cargos de autoridad y se seguían códigos sociales y legales discriminatorios. Sus esfuerzos por extender el dominio mongol a Japón y Java fracasaron.

    Los emperadores mongoles posteriores a Kublai sucumbieron ante la decadente vida de la corte china y comenzaron a sentirse intrigados por las supersticiones del lamaísmo. Cuando llegó el desastre con la inundación provocada por el río Huang He y la gran hambruna en China del norte a mediados del siglo XIV, el líder mongol no supo encontrar una respuesta. En 1368, mientras que el Imperio asiático de los mongoles se desgarraba por las luchas internas, los grandes kanes de China eran sustituidos por los Ming, una dinastía nativa.



    Yagatai y el janato de Turquestán

    Tras la división del Imperio mongol a la muerte de Gengis (1227), el janato de Turquestán fue gobernado por Yagatai (m. 1241), su segundo hijo, y posteriormente por su sucesor. Este janato se extendía desde lo que hoy en día es la región autónoma china de Xinjiang hacia el oeste, al sur del lago Baljash, hasta la zona suroriental del mar de Aral, y lindaba al sur con el Tíbet y la región de Cachemira. Los territorios occidentales estaban habitados mayoritariamente por musulmanes sedentarios, pero el resto de los pobladores eran mongoles nómadas. Al ser una zona de comunicaciones estratégica dentro del Imperio asiático mongol, se convirtió en foco de rivalidades políticas entre los descendientes de Gengis, y mantenerla bajo control requirió la constante atención del gran jan Kublai.

    En el siglo XIV la autoridad de los janes de Turquestán sobre sus súbditos musulmanes disminuyó bruscamente. Después de 1370 la parte occidental del janato pasó a formar parte del Imperio de Tamerlán, un líder mongol que al parecer no era descendiente de Gengis aunque se empeñara en proclamarlo. El dominio del jan quedó así limitado a la región oriental del janato original.



    Hulagú y los iljanes de Irán

    Antes de 1231 los ejércitos mongoles ya habían invadido Irán, Mesopotamia, Armenia y Georgia. En 1258 fue tomada Bagdad, sede del califato Abasí. El janato iraní fue establecido por Hulagú (1217-1265), nieto de Gengis y hermano de Mangú y Kublai. Hulagú gobernó los territorios que hoy forman Irán, el este de Irak, el oeste de Afganistán y Turkmenistán. Los iljanes de Irán aceptaron la fe islámica. Durante el reinado de Gazán Mahmud (g. 1295-1306), que comenzó en 1295, la casa gobernante se independizó del gran jan. Se aprobaron nuevos sistemas impositivos; las fuerzas armadas fueron reformadas y se reorganizaron las comunicaciones. Se estimuló la cultura iraní, aunque introduciendo nuevos elementos mongoles en los campos del arte y de la arquitectura. Junto con el idioma mongol se utilizaban el turco, el persa (farsí) y el árabe. Sin embargo, la administración de los últimos janes fue pobre y cuando murió el ilján Abu Sa'id sin un heredero varón en 1395, el janato se dividió en pequeños estados regidos en su mayor parte por iraníes.



    La Horda de Oro

    Mientras que Ogodai y sus sucesores completaban la conquista de Asia oriental, los mongoles a las órdenes de Batú Jan (m. 1255), nieto de Gengis Jan, se dirigían al oeste hacia Europa. Batu Jan creó la Horda de Oro (en turco altun ordu, 'ejército de oro') Con este nombre se hace referencia a un gran cuerpo de mongoles y turcos que durante el reinado de Batú Jan, invadió Europa oriental, y al imperio que la Horda estableció a orillas del río Volga. El ejército dirigido por Batú fue uno de los tres enviados a Rusia en 1235 por Ogodai, el sucesor de Gengis.

    En 1237 la Horda cruzó el río Ural saqueando la mayoría de las ciudades de la región de Vladímir-Suzdal y tres años después hicieron lo propio con Kiev, y sus habitantes fueron brutalmente asesinados.

    Desde Rusia, la Horda pasó a Polonia, Silesia y Hungría. Lublin y Cracovia fueron devastadas en 1240, y Breslau (hoy en día Woclaw) fue incendiada al año siguiente. En Liegnitz (actual Legnica), en el campo conocido con el nombre de Wahlstatt, Batú derrotó a un ejército de silesios, polacos y guerreros de la Orden Teutónica en abril de 1241.

    Así, los ejércitos de Batú Jan habían alcanzado la costa del mar Adriático, preparados para la invasión de Europa occidental. Desunida y mal preparada para resistir a la Horda de Oro. Sin embargo, debido al fracaso en el cerco a la ciudad de Neustadt y a la noticia de la muerte del gran jan Ogaday, en 1241 la Horda se dirigió al este. Europa se había salvado milagrosamente.

    Después Batu Jan se retiró con sus fuerzas a Rusia del sur con el fin de participar en la elección de un sucesor. Entonces armó su tienda de seda espléndidamente bordada (a la que debe su apelativo de Horda de Oro) a orillas del río Volga. Desde allí, convocó a los principes rusos para que le rindieran homenaje. El asentamiento de Batu fue llamado Sir Orda ("Campamento de Oro"). La influencia turca e islámica dentro del janato fue aumentando, y la Horda floreció hasta que se produjo una gran mortandad causada por la Peste Negra (1346-1347).

    Los mongoles impusieron un sistema burocrático y formas de recaudación de impuestos que mostraban la influencia de los métodos chinos. A finales del siglo XIV, los rusos parecían estar preparados para derrotar a la Horda de Oro. La victoria del gran príncipe de Moscú Dmitri Donskói (1350-1389) sobre los mongoles en 1380 marcó el fin del poder mongol, a pesar de que durante un tiempo la balanza se inclinó a favor de los mongoles por la intervención del conquistador Tamerlán. Sin embargo en 1395 éste inició la conquista de la Horda de Oro, que a su muerte quedó dividida en cuatro janatos independientes: Astracán, Kazán, Crimea y Siberia, eliminando así un gran obstáculo para el ascenso del principado moscovita. En 1480, al negarse a seguir pagando tributos a la Horda, Iván III el Grande (1462-1505), gran príncipe de Moscú, terminó con la dominación mongol de Rusia del sur en 1502.



    Sociología del fenómeno mongol

    El eminente historiador británico Arnold Joseph Toynbee (1889-1975) nos detalla con justeza el efímero poder de los mongoles: «Los imperios establecidos por los conquistadores nómadas han sufrido una decadencia rápida y una extinción prematura. El gran historiador magrebí Abendaldún pensaba en los imperios nómadas cuando afirmaba que la duración media de los imperios no es más que de tres generaciones o ciento veinte años. Una vez que se ha realizado la conquista, degenera el conquistador nómada, porque se ha salido de su propio elemento y se ha hecho económicamente superfluo... El dominio de los ávaros sobre los eslavos duró probablemente menos de cincuenta años y demostró la consistencia de los eslavos y la debilidad de los ávaros. El imperio de los hunos occidentales no duró más que la vida de un solo individuo, Atila. El imperio de los Il-Janes mongoles en Irán e Irak duró menos de ochenta años, y el imperio de los Grandes Janes en China Meridional no duró más que ello» (A.J. Toynbee: Estudio de la Historia. Compendio de los volúmenes I-IV, Emecé, Buenos Aires, 1967, págs. 185-186).

    El Imperio mongol hizo mucho por unir Asia oriental y Asia occidental. Se creó un sistema de correo a caballo que recorría las praderas y los desiertos de Asia central, comunicando la capital del gran jan en China con los remotos rincones del Imperio. Las rutas comerciales de Asia central se hicieron más seguras que nunca, por lo que aumentó notablemente el tráfico de comerciantes y misioneros, y China empezó a ser conocida en Occidente a través de los relatos de uno de estos viajeros, el comerciante veneciano Marco Polo. Aunque las comunicaciones ayudaron a los mongoles a mantener su extenso y variado Imperio, el linaje común también desempeñó un papel importante. El gran jan siempre era elegido por una junta de nobles de todo el Imperio y, en general, los cuatro janatos compartían los botines de cada uno.

    No obstante, las buenas comunicaciones y los lazos de parentesco fueron insuficientes a la hora de contrarrestar las fuerzas centrífugas que sacudían al Imperio. Pronto aparecieron diferencias religiosas; los dirigentes mongoles de Asia occidental tendían a aceptar el Islam, al tiempo que los de China se convirtieron al budismo o al lamaísmo. En la vida política, los mongoles de China siguieron las enseñanzas sociopolíticas del confucionismo, insistiendo en la universalidad de la autoridad de los gobernantes; los de Asia occidental se vieron absorbidos por las convulsiones políticas y las guerras en Europa oriental y en Oriente Próximo. China, Rusia e Irán disponían de su propio idioma, su propia cultura y su propio sistema de gobierno y cada una trataba de influir sobre sus jefes supremos mongoles. Tal vez lo más significativo fue que cada una de estas regiones era sede de una civilización agrícola sedentaria. En cada una de ellas la imposición del dominio mongol parece haber llevado a un restablecimiento de los regímenes burocráticos locales, más preocupados por los problemas internos y, por ello, menos vulnerables a la dominación mongol.



    VIAJEROS EUROPEOS EN EL IMPERIO MONGOL

    La aventura, la curiosidad, la búsqueda del conocimiento, la redención y la piedad fueron motores de numerosos europeos medievales para incursionar en el Oriente, cercano, medio y lejano.



    El viaje de Jacobo de Ancona

    El hasta ahora desconocido Jacobo Ben Salomón de Ancona (1221-1281?), fue un mercader judío italiano que realizó entre 1270 y 1273 un gigantesco itinerario desde su nativa Ancona (Italia), pasando por Ragusa (Dubrovnik), Creta, Rodas, Damasco, Bagdad, Basora, Cormosa (Ormuz, hoy Bandar Abbás, Irán), Cambay (Gujarat, India), Ceilán (Sri Lanka), Singapur, hasta la impensable Zaitún (hoy Chuan-chow o Quangzhou, más conocida como Cantón), el puerto más importante del Lejano Oriente en poder del mongol Kublai Jan, un soberano budista muy tolerante con todas las creencias y mecenas de la literatura y las artes. Jacobo hizo su trayecto de regreso volviendo sobre sus pasos hasta el Océano Indico pero desviándose luego hacia el suroeste, cruzando por Adén, el Mar Rojo, El Cairo, Alejandría hasta su Italia natal. Su epopeya es anterior a los viajes de Marco Polo (1271-1295), Oderico da Pordenone (1314-1330) y de Ibn Battuta (1325-1349), quienes también llegaron hasta la lejana Quanzhu (Chuan-chu) o Zaitún (en árabe significa olivo), llamada «La ciudad de la luz»: «La rada de Zaitún es una de las mayores del mundo o —mejor dicho— la mayor. Allá vi cien enormes juncos, aparte de incontables embarcaciones menores. Es una inmensa bahía que penetra en tierra hasta confundirse con el gran río (Sikiang, "río del oeste", 2.100 km). En este lugar, como en toda China, cada habitante dispone de un huerto en cuya mitad tiene la casa, lo mismo que, entre nosotros, sucede en Siÿilmasa. Por eso sus ciudades son tan extensas. Los musulmanes habitan en una ciudad separada» (Ibn Battuta: A través del Islam, Alianza, Madrid, 1988, págs. 725-726). La historia de Jacobo de Ancona fue descubierta e investigada por el erudito judío británico David Selbourne y nos permite acceder a detalles poco conocidos del mundo islámico y mongol del siglo XIII (cfr. David Selbourne: The City of Light. Jacob d'Ancona, Little, Brown and Company, Londres, 1997).



    El viaje de Oderico da Pordenone

    Un caso excepcional es el misionero franciscano Oderico da Pordenone (1265-1331), nativo del Friul. Sus travesías por países musulmanes y el Oriente son tan fabulosos como reales. Viajero incansable durante casi dieciséis años (1314-1330) y contemporáneo de Ibn Battuta, con quien estuvo muy cerca de encontrarse, recorrió en su itinerario de ida desde Italia, Turquía, Irán (Sultaniyya, Kashán, Yazd, Shiraz y Ormuz), India (Malabar), Sumatra, Java, Borneo y China; volviendo a través del Tibet, el Jorasán y Armenia. Sus libro de viajes fue plagiado en gran parte por un aventurero de dudoso origen llamado Sir John Mandeville o Jean de Bourgogne (Saint Albans, 1300-Lieja, 1372) que escribió una crónica, aunque parece que fue un impostor y nunca viajó al Oriente (cfr. Oderico da Pordenone: Relación de Viaje, Introducción y notas de Nilda Guglielmi, Editorial Biblos, Buenos Aires, 1987; The Travels of Sir John Mandeville, Penguin, Londres, 1983).



    El viaje de Marco Polo

    Marco Polo nació en Venecia hacia 1254 y murió en la misma ciudad en 1324. Su padre y su tío eran mercaderes venecianos y socios. En uno de los viajes que hicieron como mercaderes (1260) fueron, por tierra, desde Bujará, en Uzbekistán, a China. Allí permanecieron durante algunos años en Kaifeng, la capital oriental del emperador mongol Kublai Jan, y regresaron a Venecia en 1269. Dos años después, llevando con ellos a Marco Polo, emprendieron su segundo viaje a China. La ruta que siguieron los llevó en un viaje por tierra desde Acre (Palestina) a Ormuz, en la entrada del golfo Pérsico. Desde allí, hacia el norte, a través de Irán hasta el río Oxus (en la actualidad denominado Amu-Dariá), en Asia central. Después ascendieron por el Oxus, cruzaron Pamir y llegaron a la región de Lob Nor, en la provincia de Sinkiang (en la actualidad la región autónoma de Xinjiang Uigur), en China, y por último cruzaron el desierto de Gobi y llegaron a la corte de Kublai Jan, por aquel entonces en la ciudad de Shangdu (Shan-tung), China, en 1275. De esta forma, se convirtieron en los primeros europeos que visitaron Pamir y el desierto de Gobi.

    Marco Polo entró a formar parte del cuerpo diplomático de Kublai Jan, para quien llevó a cabo misiones por todas partes del imperio, y además fue durante tres años gobernador de la ciudad china de Yangzhou (Yangchow). Por su parte, su padre y su tío estuvieron al servicio del emperador como consejeros militares. Permanecieron en China hasta el año 1292, cuando partieron como escoltas de una princesa china en un viaje por mar hasta Irán. A este país llegaron a través de Sumatra, el sur de la India, el océano Índico, y el golfo Pérsico (Ormuz). Continuaron después por tierra pasando por Kermán, Yazd, Qom, Qazvín hasta Tabriz, en el noroeste de Irán, y luego por la costa este del mar Negro hasta Constantinopla. Llegaron finalmente a su ciudad, Venecia, en 1295.

    En 1298 Marco Polo era capitán de una galera veneciana en la batalla que enfrentaba a las flotas de Venecia y Génova, y fue apresado por los genoveses. Durante su encarcelamiento en Génova dictó a un compañero, el amanuense Rustichello de Pisa, el relato de sus viajes. En 1299 fue puesto en libertad y regresó a Venecia.

    Su obra Los viajes de Marco Polo (publicada por primera vez en francés), es probablemente el libro de viaje más famoso e influyente de toda la historia occidental. La riqueza de sus intensas descripciones supuso para la Europa medieval la primera toma de contacto con la realidad de China, además de las primeras noticias sobre otros países como Siam (Tailandia), Japón, Java, Cochinchina (en la actualidad una parte de Vietnam), Ceilán (en la actualidad Sri Lanka), Tibet, India y Birmania. Durante mucho tiempo, esta obra fue la única fuente de información de Europa sobre la geografía y el modo de vida en el Lejano Oriente. Además, sirvió de modelo para elaborar los primeros mapas fiables de Asia que se hicieron en Europa, y despertó en Cristóbal Colón el interés por el Oriente, que culminó con el descubrimiento de América en 1492, cuando pretendía llegar al Lejano Oriente que Marco Polo había descrito, navegando rumbo oeste desde Europa. También sugirió la posibilidad de abrir una ruta marítima completa al Lejano Oriente bordeando África, hecho que finalmente llevaría a cabo entre 1497-1498 el navegante portugués Vasco da Gama.



    RASHID AL-DIN, EL HISTORIADOR

    DE LOS MONGOLES

    Rashíd al-Din (1247-1318) nació en el seno de una familia de médicos judíos de Hamadán (Irán) y se convirtió muy joven al Islam sunní. Fue ministro de los iljanes mongoles que reinaron en Irán durante la segunda mitad del siglo XIII y médico personal de uno de ellos, Ulÿaitú Jodabandah, que se convirtió al Islam shií al visitar el santuario de Alí Ibn ABi Talib (P) en Naÿaf, y gobernó entre 1304 y 1316. También promovió la construcción de hospitales e importantes edificios en Tabriz y Sultaniyya. Pero Rashíd al-Din sobresalió sobre todo por su labor de historiador. Siguiendo las instrucciones de Mahmud Gazán (g. 1295-1304), el primer jan mongol que adoptó el Islam, escribió una monumental «Historia universal» (Ÿami at-tawarij) que sería traducida por K. Jahn como Histoire universelle (E.J. Brill, Leiden, 1951). Su crónica parte desde Adán, aborda la historia de los profetas monoteístas —Abraham, Moisés, Jesús y Muhammad (BPD)—, de los reyes persas y de las dinastías musulmanas —con sus correspondientes genealogías—, hasta la destrucción de Bagdad por los mongoles en 1258.

    En diversos capítulos examinó la historia de los árabes, los persas, los turcos, los indios, los chinos e incluso los francos, sobre los cuales estaba muy bien informado. Igualmente, investigó el judaísmo, el hinduismo y se encargó de redactar la primera historia de los mongoles, conocida como la «Historia secreta de los mongoles» (Mongyol-un 'uca Tobca'an), que hasta entonces se había transmitido en forma oral (cfr. Shagdaryn Bira: La Historia Secreta de los Mongoles, en la revista "El Correo de la UNESCO", París, Septiembre 1989, págs. 36-39).

    Su discípulo, el historiador y geógrafo Hamdullah Mustawfí al-Qazviní (1281-1350) escribió la obra épica Safar Nameh ("Libro de viajes" en 1335, que continúa el Shah Nameh de Firdusí.



    EL SINDROME DE LA PESTE NEGRA

    Se conoce como «Peste o muerte negra» a la epidemia de peste bubónica que devastó Europa y amplias regiones del Asia y Africa del Norte a mediados del siglo XIV cobrándose las vidas de cien millones de personas entre 1346 y 1350, considerada la mayor catástrofe que registra la historia de la humanidad.

    El eminente historiador norteamericano William H. McNeill, catedrático de la Universidad de Chicago ha realizado exhaustivas investigaciones sobre el particular y señala que fueron los invasores mongoles los encargados de transportar la terrible plaga desde el Lejano Oriente a través del Asia central hasta el continente europeo: «En la segunda mitad del siglo XIII, jinetes mongoles penetraron en Yunnan y Birmania (a partir de 1252-1253) y entraron así en las regiones donde los roedores salvajes desempeñan hoy el papel de huéspedes crónicos del bacilo de la peste y donde una infección similar existía probablemente desde muchos siglos antes de la llegada de los mongoles... Una hipótesis es, por tanto, que poco después de 1253, cuando los ejércitos mongoles volvieron de sus incursiones por Yunnan y Birmania, la pasteurella pestis invadió las comunidades de roedores salvajes de Mongolia y se hizo endémica allí... Sólo en 1353-1354... la epidemia causó estragos en ocho lugares diferentes y distantes entre sí de China, y los cronistas dicen que murieron " dos tercios de la población"...debe suponerse, creo, que la peste que estalló de forma letal en Europa en 1346 se había manifestado en China no antes de 1331...Un escritor musulmán, Abu Hafs Umar Ibn al-Wardi, que sobrevivió al ataque inicial de la peste en Alepo (pero luego murió víctima de la misma en 1349), señaló que la enfermedad procedía del "País de la Oscuridad" y se difundió por el norte de Asia antes de invadir el mundo civilizado, comenzando por China y siguiendo por la India y el reino del Islam"...Lo que probablemente pasó entre 1331 y 1346 fue, pues, que la peste pasó de un caravasar a otro, a través de Asia y Europa oriental...La enfermedad estalló en 1346 entre los ejércitos de un príncipe mongol que asediaba la ciudad comercial de Caffa, en Crimea (la antigua Theodosia o Feodosiya, por entonces colonia genovesa que sería capturada por los otomanos 1475 y cedida a los rusos en 1774). Esto le obligó a retirarse, pero no antes de que la infección penetrara en la misma Caffa, de donde pasó por barco al Mediterráneo y de allí a Europa occidental y septentrional» (W. McNeill: Plagas y Pueblos, Siglo XXI, Madrid, 1984, págs. 157-165



    Los médicos hispanomusulmanes

    El síndrome de la peste negra dio la oportunidad a los médicos hispanomusulmanes para emanciparse del prejuicio de ciertos teólogos y jurisperitos con escasos conocimientos científicos, que consideraban la peste como un castigo divino, y para determinar que se trataba de una plaga que se desarrollaba rápidamente por el contagio.

    El profesor Angel Blanco Rebollo del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona explica los pormenores del síndrome que conmocionó al mundo bajomedieval: «La ciencia médica medieval, sorprendida ante una enfermedad que no se parecía en nada a cuanto conocía hasta entonces, buscó explicaciones de toda índole. Entre éstas, halló gran eco la que achacaba el mal a una alteración del aire, que se debía a una conjunción de los planetas. Así, el médico Guy de Chauliac (1300-1368) llegó a afirmar que la coincidencia de Saturno, Marte y Júpiter el 24 de marzo de 1345 había sido el factor principal para desencadenar la gran epidemia... Como cabe suponer, la época fue tetsigo de una notoria proliferación de tratados y remedios para combatir la peste. Entre ellos, debido a su carácter riguroso, merecen destacarse las obras de tres médicos hispanomusulmanes que describieron con todo lujo de detalles la epidemia de 1348 y los posibles remedios a seguir: "Descripción de la peste y medios para evitarla en lo sucesivo", de Ibn Játima, que por las respuestas que ofrece sobre la génesis, desarrollo y tratamiento de la enfermedad quizá puede considerarse como la obra más completa y acertada de su tiempo; "Información exacta acerca de la epidemia", de Al Saquri, de la cual se conserva un excelente resumen en El Escorial que lleva por título "El buen consejo"; y por último "El libro que satisface al que pregunta sobre la terrible enfermedad", de Ibn al-Jatib, tratado que versa acerca de la idea del contagio» (A. Blanco: La peste negra, Anaya, Madrid, 1990, pág. 36).

    Efectivamente, el célebre estadista, historiador y médico Lisanuddín Ibn al-Jatib de Granada (1313-1375) describe en su famoso tratado de higiene algunas de las causas del contagio: «La existencia del contagio está determinada por la experiencia, el estudio y la evidencia de los sentidos, por la prueba fidedigna de propagación por medio de los vestidos, vasos, pendientes; se transmite por las personas de una casa determinada, por la contaminación producida en las aguas de un puerto a la llegada de personas procedentes de países infectados... por la inmunidad en que se hallan los individuos aislados y... las tribus nomadas beduínas de Africa.Debe sentarse el principio de que cualquier prueba originada por la tradición debe ser modificada cuando está en contradicción manifiesta con la evidencia percibida por los sentidos» (Ibn al-Jatib: Kitab al-Wusul li-hifz al-sihha fi-l-fusul "Libro del cuidado de la salud durante las estaciones del año", trad. Castellan de María Concepción Vázquez de Benito, edic. Universidad de Salamanca, Salamanca, 1984). Esta aguda observación de Ibn al-Jatib constituía una afirmación sensata y clarividente del Islam revolucionario en tiempos de intransigencia ortodoxa.

    El médico andalusí Abu Ÿafar Muhammad Alí Ibn Játima (1323-1369?), amigo y corresponsal de Ibn al-Jatib, escribió un libro sobre la epidemia de peste bubónica que asoló la provincia de Almería entre los años 1348-1349. Este tratado es infinitamente superior a las numerosas obras sobre epidemias publicadas en Europa entre los siglos XIV y XVI. Dice Ibn Játima: «El resultado de mi larga experiencia es que si una persona se pone en contacto con un paciente inmediatamente se ve atacada por la epidemia y experimenta los mismos síntomas. Si el primer paciente expectora sangre, el segundo le sucede igual... Si al primero se le presentan bubas, el segundo aparece con ellas en los mismos sitios. Si el primero tiene una úlcera, al segundo se le presenta también; y este segundo paciente a su vez transmite la enfermedad». Dice el profesor Blanco que Ibn Játima «recomendaba asimismo no tocar la ropa ni los objetos cotidianos del paciente, ya que podrían estar apestados, recomendación que se veía fuertemente acreditada por su experiencia en el zoco almeriense, y en especial el barrio de compraventa de ropa usada, donde la mortalidad fue muy superior a la que soportaron otros lugares de la ciudad. Con esta observación, el médico musulmán se adelantaba en muchos años a las modernas teorías sobre el contagio de las enfermedades infecciosas» (A. Blanco: La peste negra, O.cit., págs. 30-31).

    Para preciar la capacidad de estos facultativos musulmanes hay que tener presente que la doctrina de las enfermedades infecciosas no fue tratada por los antiguos médicos griegos y romanos y pasó casi desapercibida para la mayoría de los escritores de medicina medieval.

    El investigador Blanco coincide con William McNeill y nos confirma los orígenes de la plaga y otros detalles significativos: «Hoy sabemos que la peste, enfermedad infecciosa que afecta al hombre y a los roedores, se transmite de roedor en roedor y de éstos al hombre por medio de la pulga. La rata negra, portadora de la enfermedad, llegó a Europa en el siglo XIV y desplazó a la rata común europea, que no la padecía. Así comenzó la tragedia... Hoy está comúnmente aceptado que la epidemia siguió el curso de las caravanas que recorrían el Asia central en dirección al Mar Negro. El origen podríamos localizarlo en el sureste de China, en la región de Yunnan, de donde los mongoles la importaron en 1253. Aproximadamente entre 1338-39 hizo su aparición en las proximidades del lago Issik-kul, en Rusia. A partir de aquí, y acompañando probablemente el desplazamiento de los ejércitos, la peste comenzó a moverse con gran rapidez. Entre 1346 y 47 estaba ya en Crimea, entrando en contacto con los circuitos económicos controlados por los genoveses e irrumpiendo bruscamente en la región mediterránea» (A. Blanco: La peste negra. O. Cit., págs. 87 y 81).

    El flagelo de las vicisitudes que produjo la Peste Negra caló hondo en la cultura europea. El humanista italiano Giovanni Boccaccio (1313-1375) —vivió exactamente el mismo espacio de tiempo que Ibn al-Jatib— describe los efectos de la peste en Florencia en el principio de su obra máxima, el «Decamerón» (1353) y afirma que solamente en Florencia la epidemia causó cien mil muertos. Asimismo, los pintores flamencos Hieronymus Bosch «El Bosco» (1450-1516), Pieter Brueghel «El Viejo» (1528-1569) y su hijo, Pieter Brueghel «El Joven» (1564-1638), plasmaron con incomparable maestría una patética serie de pinturas que describen con gran realismo y objetividad las convulsiones sociales de la Baja Edad Media durante la época de la peste: como la relajación de costumbres, la hipocresía del clero, la superstición y la ignorancia de los laicos, los crímenes y los excesos de los poderosos, etc.

    Sería recién a fines del siglo XIX cuando el misterio de lo que causa la peste bubónica (del griego bubón: bulto, tumor, que se produce en las zonas ganglionares del cuerpo) sería desvelado: simultáneamente, el microbiólogo suizo Alexandre-Emile Yersin (1863-1943) y el bacteriólogo japonés Shibasaburu Kitisato (1852-1931) descubrirían el bacilo que la produce, —llamado Pasteurella pestis— durante un brote epidémico en Hong Kong en 1894.



    TAMERLAN TIMUR

    Tamerlán (1336-1405) fue un conquistador mongol turcomano, que creó un imperio que se extendía desde la India hasta el mar Mediterráneo. Se le llamaba Tamerlán, versión europea de Timur Lang o Lenk (Timur el Cojo), porque padecía una discapacidad en el lado izquierdo de su cuerpo. Tamerlán nació el 10 de abril de 1336, en el seno de una tribu mongola establecida en Kesh (Transoxiana), actualmente Shakhrisyabz (Uzbekistán), y se hizo famoso al servicio del jan Cagatai Tughuq. Entre 1364 y 1370 logró el control de Transoxiana, aplastando a antiguos superiores y aliados, y en el último año declaró la restauración del imperio de Gengis Jan, de quien decía ser descendiente. Sometió a los janatos vecinos y antes de 1394 ya había conquistado Irán, Mesopotamia, Armenia y Georgia, e invadió repetidas veces Rusia y Lituania. Desde 1389 hasta 1395, combatió y debilitó al janato de la Horda de Oro; a su regreso exterminó a los elementos rebeldes de Irán. En 1398, Tamerlán invadió la India, donde tomó la ciudad de Delhi y asesinó a sus habitantes. En 1401 arrebató Siria a los mamelucos, arrasando Damasco, y mató brutalmente a los habitantes de Bagdad como lo había hecho Hulagú 243 años antes. Al año siguiente derrotó al sultán otomano Bayaceto I. Tamerlán murió el 18 de febrero de 1405, cerca de Shymkent (hoy en día en Kazajstán), cuando encabezaba una expedición contra China, y fue enterrado en Samarcanda, su capital. Su mausoleo, el Gur-i Mir, es uno de los grandes monumentos arquitectónicos de Samarcanda.

    Aunque fue muy célebre por su crueldad en combate y por las numerosas atrocidades cometidas por sus ejércitos, Tamerlán también fue un gran amante de las letras y las artes. El famosos historiador y sociólogo musulmán Ibn Jaldún (1332-1406), residente en Damasco (1399-1341), durante el asedio de esta ciudad por los invasores mongoles (enero y febrero de 1401), salvó la vida en parte gracias a la admiración que Tamerlán tenía por los sabios, y en parte por un ardid con el cual engañó al implacable conquistador (cfr. David Nicolle: The Age of Tamerlane, Osprey, Londres, 1990). Su dinastía, la Timurí, que gobernó Transoxiana e Irán hasta principios del siglo XVI, fue famosa por su mecenazgo de la literatura islámica turca y persa. Uno de sus descendientes, Zahiruddín Babur, fundó la dinastía musulmana Mogol (mughal en persa) de la India en 1526.



    Un carácter despiadado

    Arnold J. Toynbee nos da una sobrecogedora síntesis de la personalidad criminal de Tamerlán como nadie lo ha hecho nunca: «El autoembotamiento de Tamerlán es un ejemplo supremo de la tendencia suicida del militarismo... Puede reflexionarse con curiosidad en que si Tamerlán no hubiera vuelto sus espaldas a Eurasia y sus armas contra Irán en 1381, las relaciones entre Trasoxiana y Rusia podrían haber sido lo opuesto de lo que son actualmente. En tales circunstancias hipotéticas, la Rusia de hoy se podría haber encontrado incluída en un imperio de la misma extensión que el área de la actual Unión Soviética, pero con un centro de gravedad muy diferente: un Imperio Iránico en el que Samarcanda gobernaría a Moscú en lugar de que Moscú gobernara a Samarcanda... Para la gran mayoría de aquellos para quienes significa algo el nombre de Tamerlán o Timur Lenk, éste conmemora a un militarista que perpetró tantos horrores en el lapso de veinticuatro años como lo hicieron los últimos cinco reyes asirios en ciento veinte. Pensamos en el monstruo que destruyó totalmente a Isfaraín en 1381; convirtió a 2.000 prisioneros en un túmulo humano y después los muró y cubrió con ladrillos en Sabzevar (Jorasán, Irán) en 1383; transformó 5.000 cabezas humanas en minaretes en Zirih el mismo año, arrojó al precipicio a sus prisioneros Luríes en 1386; aniquiló a 70.000 personas y amontonó sus cabezas en forma de minaretes en Isfahán en 1387; aniquiló a 100.000 prisioneros en Delhi en 1398; enterró vivos a 4.000 soldados cristianos de la guarnición de Sivas después de su capitulación en 1400; y construyó veinte torres de cráneos en Siria, en 1400 y 1401» (A: Toynbee: Estudio de la Historia. O. Cit., págs. 353-354).

    Sin embargo, a pesar de todo, una nueva civilización islámica, la Timúrida, estaba naciendo. Esta sería dirigida por polígrafos, místicos y científicos como Ulug Beg (1394-1449), nieto de Tamerlán, que desde Samarcanda irradiarían el saber y la cultura del Islam hacia los cuatro puntos cardinales.

    R.H. Shamsuddín Elía

    Profesor del Instituto Argentino

    de Cultura Islámica

  8. #8
    ¡Sacate las babuchas! nefmex's Avatar
    Join Date
    Jun 2005
    Location
    Cancún, Quintana Roo
    Posts
    542

    Default

    Interesante.

    Por estos lares comentabamos la posibilidad de llevarnos varias sesiones del club de ópera para escuchar la tetralogía, el detalle es que Wagner es bastante pesado para algunos de los novatos -incluyume-, dado que esta serie tarda casi cuatro horas :-S

    Saludos.

  9. #9

    Exclamation

    De hecho son 16 horas, cuatro sesiones de cuatro horas.


  10. #10

    Default

    Wagner está muy bien con sus óperas.

    "El Anillo de los Nibelungos" es un antiguo mito que ha sido llevado a diferencias géneros artísticos y cuya trascendencia tenía en Alemania el mismo valor que en los países anglosajones el ciclo del Grial. De hecho, el Cáliz es una reenterpretación del Anillo.

    Atila (Etzel) es un personaje histórico, lo mismo que Teodorico de Berna (que también aparece en Los Nibelungos) o el propio reino de los Burgundios. Ni desde el punto de vista histórico, ni mítico tienen absolutamente NADA que ver con el Tibet y la leyenda asiática de Agartha, del Gobi y de Shamballa. Pretender lo contrario resulta totalmente tendencioso.

    Todas las "versiones" actuales, particularmente de factura anglosajona, como el "Anillo" de Tolkien y otras adaptaciones son para mi gusto, puras fachas de la obra maestra wagneriana y de la auténtica mitlogía germánica.

  11. #11
    ¡Sacate las babuchas! nefmex's Avatar
    Join Date
    Jun 2005
    Location
    Cancún, Quintana Roo
    Posts
    542

    Default

    Quote Originally Posted by SPQR View Post
    De hecho son 16 horas, cuatro sesiones de cuatro horas.

    Asi es don SP, imagínese lo pesado que sería, aunque no niego que sería una hermosa experiencia.

    Saludos.

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •