ANTROPOLOGIA ACTUALIZADA

http://www.latrinchera.org/foros/sho...31#post1099631

1. Arqueología y antropología del siglo 21 (nuevos hallazgos)
1.- Ya es un hecho comprobado.

La actual especie Humana (Homo sapiens) se divide en dos ramas principales: la que permaneció en África y la que salió de África.

Y la que salió de África absorbió completamente a los descendientes de otra humanidad más arcaica: los Neanderthal y los Denisova de Eurasia.

Y de esa humanidad Euroasiática descienden Europeos, Asiáticos, Australidos y Amerindios.

Los primeros Homo sapiens salieron de África, a lo largo del extenso litoral del océano Indico hasta alcanzar la antigua Sundaland (Indochina/Malasia/Indonesia) y Sahul (Australia/Nueva Guinea/Tasmania).

2.- El poblamiento de América es muy anterior a lo originalmente pensado.

El asentamiento de Monte Verde (Chile) de - hasta ahora - 20 mil años de antigüedad, echa por la borda la fecha original del poblamiento de América a través de Beringia, 13 mil años atrás.
La vía de poblamiento fue LITORAL, la misma manera que utilizaron sus ancestros para esparcirse fuera de África, posiblemente por AMBOS litorales: Pacifico y Atlantico.

3.- Los diversos mitos del diluvio universal que perviven en la memoria colectiva de la humanidad, tienen base en un hecho hoy científicamente comprobado: el fin de la última glaciación y el inicio del actual inter-glacial.
Los deshielos fueron verdaderas catástrofes para hombres, fauna y flora.

Los ejemplos son interminables:

Doggerland: un paraíso terrenal Mesolítico de bosques, lagos y ríos en lo que es ahora el mar del norte, que unía las islas Británicas con Europa. Con el inicio del deshielo, comenzó a hundirse en el mar lentamente, pero el golpe de muerte llego de improviso y sin aviso con un catastrófico megatsunami (8 mil años atrás) provocado por el derrumbe de un gigantesco glacial en lo que es hoy la costa Noruega, cuya fuerza sumergió Doggerland y todos sus pobladores para siempre.

Mar Negro: otro paraíso terrenal – esta vez Neolítico – en la actual Ucrania/Rumania, que fue súbitamente hundido cuando el Mediterráneo subió a un nivel superior al del mar Negro, su desagüe comenzó a correr en dirección opuesta y rompió a través del Bósforo, acabando con todo a su paso en las planicies bajas del actual mar Negro.

Mesopotamia: esta misma época de deshielos (10 mil años atrás), ocasiono gigantescas crecidas del Tigris y Eufrates, cuya fuerza hizo desaparecer todo lo levantado por los avanzados pueblos Neolíticos en el antiguo sur de Mesopotamia. Este megadesastre quedo plasmado en las memorias Babilónicas, Asirias y Hebreas de un “diluvio universal” que arraso con toda la humanidad de aquel paraíso Neolítico.

4.- Francisco de Orellana estaba en lo correcto: la Amazonia no era una selva, sino una especie de paraíso tropical de inmensas ciudades blancas, poblaciones masivas (la calculo en 5 millones), carreteras sin fin, canales y embalses, tierras de labranza, cerámicas maravillosas, aristocracias terratenientes, guerras masivas, etc.

Todos lo tomaron como un mito o una descarada mentira para obtener fondos de la corona para mas exploraciones.

Pero Orellana estaba en lo correcto.

Recientemente, la arqueología ha descubierto que la selva Amazonia es RECIENTE. Bajo ella – gracias a su retroceso por obra humana - están apareciendo los restos de gigantescas obras acuíferas, carreteras, ciudades y tierras de labranza que nada tienen que envidiar al antiguo Egipto, Mesopotamia, la civilización del Indo, o el imperio Khmer.

En efecto, gracias a los hallazgos de “terra preta do indio” (tierra negra India) a lo largo de todo el curso del Amazonas y ríos anexos (Negro, Xingu, Tapajos, Madeira, etc) queda demostrado que este rio era como un gigantesco Nilo o Indo. Los antiguos habitantes crearon artificialmente tierra fértil, en una zona donde la tierra (roja o amarilla) es absolutamente inútil para la agricultura. Los ingeniosos nativos la mezclaron con carbon (producto de los árboles cortados), abono biológico (hojas, fecas, basura) y cerámica triturada para crear “tierra negra” excelente para las siembras y que no es arrastrada ni por la lluvia ni el viento, y que se regenera y crece naturalmente gracias a la propia biología de esta especie de tierra “viva”.
Su forma de construir empezaba con el levantamiento de gigantescas montañas artificiales truncadas (algunas de 30 metros de altura) para evadir el suelo inundable de la zona, sobre la cual construían sus ciudades y templos. Estos mega-monticulos eran conectados con extensas carreteras elevadas y canales laterales a ambos lados; mas canales menores interconectados para bajar la presión durante épocas de lluvia, enormes embalses de acopio para la época seca, incontables lagos artificiales para criar peces y -lo mas importante - terrenos elevados de labranza abonados con “terra preta”.

Francisco de Orellana no mintió.

Los arqueólogos calculan que para el siglo XVI, la Amazonia era el hogar de una civilización de al menos 6 millones de almas, cuya cúspide civilizatoria estaba en la isla de Marajó.
50 años después, no quedaba nada de esto.

Las pestes de Europa arrasaron con todo.

5.- Un dato extra...

Al parecer las civilizaciones del antiguo Perú tienen un origen Amazónico.

Pruebas?

Sus ciudades mas antiguas en Áspero (6 mil años) y Caral (4 mil años) fueron construidas sobre montículos truncos semejantes a los de la Amazonia. Su asombrosa ingeniería canalizo las aguas de los ríos cordilleranos y convirtieron el seco desierto del norte Peruano en vergeles con terrazas, canales, embalses actuando como un enorme sistema circulatorio que dio vida a sus civilizaciones, nuevamente similar a las civilizaciones del Amazonas. Su arte está repleto de fauna y flora Amazónica, totalmente desconocida en el desierto Peruano o en el altiplano Andino: monos, jaguares, loros, cacahuates, mandiocas, etc. todo mezclado con la fauna marina del norte Peruano: peces, pulpos, pelícanos, etc. La principal deidad de todas las culturas Andinas es un hombre-jaguar. Su religión es chamánica, como la Amazónica, y tiene una marcada predilección por el trance químico (cactus San Pedro), culto a los ancestros (cráneos, momias), sacrificios humanos y caza de cabezas… Tal cual los pueblos del Amazonas.

Y tengamos en cuenta que los montículos artificiales, carreteras elevadas, canales, embalses y demás obras de ingeniería Amazónica llegan hasta el oriente de Bolivia, Perú y Ecuador.

El lazo esta allí.

La única diferencia es que estos pueblos no contaban con la naturaleza hostil de la costa Peruana: el fenómeno del Niño.

Este arraso con todas las civilizaciones del litoral, una y otra vez, hasta que lentamente el epicentro fue moviéndose hacia el altiplano, para terminar en Cuzco, el corazón del imperio Inca.

Pero las alturas no salvaron a los Incas de otro fenómeno...

Los Conquistadores, que de un solo tajo acabaron con una civilización (o varias civilizaciones sucesivas) de mas de 8 mil años de antigüedad.