DIFAMACIÓN


[i]Difamación es la acción de desacreditar a alguien. Es la expansión o afirmación de hechos a sabiendas que son mentira, y que dañan y denigran a terceros ante la opinión pública y perjudican su buen nombre. (Larousse)
[b]Difamar[b] sinónimos: desacreditar, calumniar, denigrar, ensuciar,mentir, falsearultrajar, deshonrar, desprestigiar (Grupo Editorial océano)
De las anteriores aclaraciones se desprende, que solo existe la difamación, si intervienen los factores de “MENTIRA” y “FALSEAR” los hechos que se divulgan y atribuyen a una tercera persona…..y de lo contrario solo es llamar las cosas por su nombre
En otras palabras, si yo afirmo, que un hombre de nombre “X” y que se a ciencia cierta que mató a su amante, lo llamo “asesino”, lo estoy difamando, y me puede demandar, a pesar de que luego se compruebe legalmente que efectivamente es un homicida.

Según lo escuchado recientemente en un programa televisado sobre el caso de la reportera Lydia Cacho, ella tiene que enfrentar una demanda judicial por difamación por haber descubierto un flagrante caso de pedofilia en Cancún, teniendo en su poder los elementos necesarios para comprobar la veracidad de sus afirmaciones.

Pero lo sorprendente es, según se dio a entender, que según las leyes mexicanas, a la demanda se le da su entrada y seguirá su curso legal, ¡¡ aunque se compruebe que los hechos denunciados sean verdaderos !!

Lo anterior echa totalmente por tierra la premisa que presume inocencia de cualquier persona hasta que no se compruebe lo contrario, porque comprobar lo contrario, es precisamente afirmar que fue verdad lo declarado, con lo cual no existe difamación

Sin embargo no se ha escuchado por ningún lado el término PRESUNTA difamadora en el caso de la periodista.


Según mi criterio, resulta pues, que cualquier información periodística y difundida ya sea verbalmente o por escrito en la prensa o en un libro, proporcionando nombres y hechos delictivos, se convierte en una difamación, y cuyo juicio y condena nunca puede terminar en “Inocencia” a pesar de que no hubo ni “mentira” ni “falsedad” en la información y denuncia pública de los hechos.

Finalmente una demanda por difamación siempre será ganada por el demandante,…pase lo que pase, es una garantía de condena…….solo por haber descubierto un crimen el demandado.

Si esa premisa se confirma, o constituye una flagrante infracción a la libertad de prensa y de expresión, y próximamente cada delincuente no solo nunca se declarará “culpable” sino que interpondrá de inmediato su demanda por “difamación”, y al MP materialmente le lloverán esa clase de demandas.

ahora entiendo mejor aún, la razón de tanta impunidad en México