La semana pasada, la administración de Trump prohibió que las compañías estadounidenses vendieran a Huawei sin una licencia del gobierno de EE.UU. en una escalada significativa de la guerra comercial con China. “Estamos cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”, dijo el lunes un portavoz de Google. Huawei, el vendedor de teléfonos inteligentes número 2 del mundo, confía en una suite de servicios Google para sus dispositivos, incluido el sistema Android y la tienda de aplicaciones Google Play.

El gigante de Silicon Valley está suspendiendo gran parte de ese acceso, según varios informes, luego de que Washington colocó a Huawei en una lista de empresas extranjeras que se considera que socavan la seguridad nacional estadounidense o los intereses de la política exterior. Se prohíbe a las compañías listadas recibir componentes y software a menos que el comercio tenga licencia.

No afectará a los teléfonos Huawei existentes
Huawei solo podrá usar la versión pública de Android y no podrá acceder a las aplicaciones y servicios de Google. La noticia fue reportada por primera vez por Reuters.

Google dijo que los consumidores que ya poseen teléfonos inteligentes Huawei no se verán afectados en gran medida por ahora, asi que a descargar vídeos se ha dicho mientras tengas acceso a youtube y otros servisios.

“Google Play y las protecciones de seguridad de Google Play Protect continuarán funcionando en los dispositivos Huawei existentes”, agregó el vocero, sin proporcionar más detalles.

La prohibición amenaza a la cadena de suministro de Huawei y podría retrasar el despliegue de los servicios 5G en todo el mundo. Pero el dolor de cabeza más inmediato para Huawei es lo que significa la decisión para las futuras ventas de teléfonos inteligentes.

La mayoría de los productos más populares de Google, como Gmail, YouTube y Google Maps, están prohibidos en China, donde Huawei ofrece alternativas domésticas como los mapas WeChat y Baidu de Tencent.

Pero la compañía depende enormemente de otros países además de China. Aproximadamente la mitad de las ventas de teléfonos inteligentes el año pasado se realizaron fuera de China, según las empresas de investigación Canalys e IDC.

Huawei dijo que está “examinando las implicaciones de las acciones de EE.UU. para los consumidores” y agregó que continuará brindando “actualizaciones de seguridad y servicios de posventa” para todos los teléfonos inteligentes y tabletas existentes, incluida su marca de bajo presupuesto Honor.

Respuesta de China: ‘Esperen y vean’
La compañía de tecnología china dijo que ha pasado al menos tres años trabajando en su propio sistema operativo.

“Huawei ha estado construyendo un sistema operativo alternativo en caso de que sea necesario”, dijo el portavoz de Huawei, Glenn Schloss. “Nos gustaría poder seguir operando en los ecosistemas de Microsoft y Google”, agregó.

Huawei licencia el sistema operativo de Microsoft para sus computadoras portátiles y tabletas. Microsoft no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Beijing ha criticado repetidamente la campaña liderada por Estados Unidos contra Huawei, y calificó la incorporación de la compañía a la lista negra comercial como un movimiento político.

“China apoya a las compañías chinas que defienden sus derechos legítimos de acuerdo con las leyes”, dijo Lu Kang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, en una rueda de prensa el lunes.

“En cuanto a las medidas que tomarían las empresas chinas o el gobierno chino, esperen y vean”, dijo.

¿Matar a Huawei fuera de China?
Ser aislado del ecosistema de Google sería un gran golpe para las ambiciones de Huawei de superar a Samsung como el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo.

El negocio de consumo, que incluye teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, tabletas y dispositivos portátiles como relojes inteligentes, fue el mayor contribuyente a las ganancias de Huawei el año pasado. La división ganó cerca de 349.000 millones de yuanes (50.000 millones de dólares) en 2018, lo que representa más del 45% de los ingresos.

Para los millones de usuarios fuera de China, estar aislado de las aplicaciones y servicios de Google “mata el atractivo de un teléfono Huawei”, dijo Bryan Ma, analista de IDC.

“Mata la usabilidad de un teléfono Huawei fuera de China”, agregó.

Teóricamente, Huawei puede tratar de ganarse a los consumidores con su hardware competitivo e innovación, y luego convencerlos de que descarguen aplicaciones de Google después de comprar un teléfono de Huawei, dijo Nicole Peng, analista de Canalys.