Johanna Hernández y Francisco Silva fueron sentenciados a pasar el resto de sus vidas tras las rejas, por el homicidio del profesor Nibaldo Villegas.

Tal vez ésta sea la primera vez en la historia de Chile en que a una masculinicida se le castiga como debe ser, incluso más que a su secuaz hombre.

En el caso de Hernández, fue condenada a presidio perpetuo calificado, mientras que Silva deberá cumplir presidio perpetuo simple.

Si bien ambas condenas son de por vida, Johanna podrá optar a beneficios sólo después de 40 años de presidio efectivo, mientras que Francisco podrá postular a algunos de ellos, como la salida dominical o libertad condicional, tras 20 años recluido.

https://www.biobiochile.cl/noticias/...profesor.shtml