Page 12 of 40 FirstFirst ... 2789101112131415161722 ... LastLast
Results 331 to 360 of 1191

Thread: COLUMNAS DE "EL FINANCIERO"

  1. #331

    Default

    Los migrantes de Kushner

    Por J. Castañeda Gutman.

    Cualesquiera que hayan sido las condiciones exactas de la visita del enviado especial de Donald Trump a México la semana pasada, el motivo principal del intercambio entre Jared Kushner y López Obrador fue claramente la migración centroamericana. Filtraciones previas y posteriores al encuentro sugieren que Estados Unidos se muestra cada vez más preocupado por el creciente número de hondureños, salvadoreños y, ahora más que nada, guatemaltecos que llegan a la frontera norte de México. Se siente también cada día más molesto por el insuficiente esfuerzo del gobierno mexicano por detenerlos.

    Podría parecer un chiste de mal gusto que a pesar de todo el trabajo sucio que las autoridades mexicanas han llevado a cabo desde principios de diciembre, tanto en el sur como en el norte, que Washington se queje de que no basta. En el sur, se suspendió desde finales de enero el programa de entrega de visas humanitarias. En el norte, no sólo recibimos a los centroamericanos solicitantes de asilo mientras esperan su audiencia, violando las leyes norteamericanas y el derecho internacional de asilo (principio de non-refoulement), sino que participamos activamente en los esfuerzos de ambos gobiernos de impedir la entrada de los centroamericanos a Estados Unidos.

    Según el periódico Reforma, hace unos días “En dos operativos y tras repeler varios ataques, elementos federales y del estado (de Tamaulipas) aseguraron ayer en Reynosa a 107 migrantes centroamericanos cuando intentaban cruzar a Estados Unidos.”

    Probablemente eran migrantes en la nueva modalidad de 'migración exprés', divulgada por The Washington Post hace una semana, y dada a entender por el gobierno de López Obrador a través del secretario de Seguridad Pública. Se trata de un nuevo esquema de los polleros que recogen a cientos de migrantes en la frontera sur (sobre todo en Ciudad Hidalgo) y los conducen a la frontera norte en tres días, sin altos en el camino, sin violaciones, asaltos, casas de seguridad, etc. Cuesta más el pasaje, pero es más seguro y más rápido. Al entrar a Estados Unidos por brechas o por el río, se entregan a las autoridades norteamericanas y solicitan asilo.

    La inmensa mayoría permanece en aquel país, a pesar del vergonzoso programa de Remain in Mexico, aceptado por la Cancillería y Gobernación. Para darse una idea, parece que no más de 250 hondureños han sido 'encargados' a México durante los últimos dos meses, pero sólo en febrero, CBP detuvo a 76 mil migrantes indocumentados que procuraron ingresar a Estados Unidos.

    El gobierno de López Obrador no sólo comete atropellos en la frontera norte de México. De nuevo, según Reforma, el sábado “un nuevo grupo de migrantes centroamericanos rezagados partió ayer desde Tapachula hacia el norte del país en espera de cruzar a Estados Unidos y solicitar asilo... La mayoría de los 1,200 migrantes estaban varados en la región intentando regularizar su situación ante el INM. Sin embargo, decidieron emprender el viaje debido al tardado proceso, y el rechazo de sus peticiones de libre tránsito por el país. “No arreglamos nada en el INM y por eso tuvimos que salir. Atendían a la gente que pagaba primero, y a uno lo dejaban al último.”

    El problema para Kushner y Trump es que todo este trabajo sucio de AMLO no es suficiente. Las detenciones en la frontera sur de Estados Unidos pueden rebasar en 2019 el pico histórico de un millón seiscientos mil del año 2000. Es cierto que en aquel entonces la mayoría eran mexicanos, que apostaban a no ser detenidos, y que los centroamericanos se entregan sin mayor esfuerzo de huir; es más fácil aprehenderlos. Los acompañan menores de edad y su propósito es solicitar asilo. Por ello no son plenamente comparables las cifras.

    Algunas proyecciones estiman que en 2019 el número de detenciones se acercará a los dos millones. CBP carece de la capacidad logística para resguardar durante meses a familias enteras –que por ley no pueden ser separadas– ni tampoco puede deportarlas a sus países de origen sin una audiencia. Por otro lado, México, a pesar de las mejores intenciones de AMLO de quedar bien con Trump, no puede recibir a esa cantidad de gente.

    De allí la molestia de Kushner y Trump, y la exigencia de intensificar los esfuerzos para sellar la frontera sur, como lo hizo Peña a solicitud de Obama en 2014. Pero Trump no es Obama, AMLO no es Peña (tiene una base real) y las cifras no son las mismas. Creo, sin saber nada, que a eso vino Kushner a México.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...tes-de-kushner
    (Edición de firma).

  2. #332

    Default

    (Edición de firma).

  3. #333

    Default

    (Edición de firma).

  4. #334

    Default

    ¿Rumbo a la mediocridad?

    Jaques Rogozinski.

    El eje central de mi reciente libro Y ahora pa´ dónde es la importancia de la cultura para el desarrollo económico, social y político de los países. Para decirlo en términos sencillos, la cultura es como el agua de la sopa en la que vivimos. Cada uno de nuestros valores, ideas, tradiciones y costumbres que conforman nuestra cultura, son los ingredientes de esa sopa. Son los que le dan ese sabor único.

    Uno de los retos actuales, es la velocidad con la que están cambiando algunos de esos ingredientes y nuestra incapacidad para adaptarnos a esos cambios.

    Algunos de los ingredientes de la cultura mexicana que difieren con otros países son: la confianza interpersonal, el hábito de la educación, el ahorro, comprometerse con resultados, la puntualidad, la rendición de cuentas pública y social, el respeto a las reglas del juego, la cultura de la excelencia, los hábitos alimenticios y el respeto. La lista es larga.

    Me concentraré en tres de ellos: la confianza interpersonal, la cultura de la excelencia y la educación. En México un escaso 12 por ciento de la población considera que “las personas son confiables”. Una gran diferencia con los niveles de confianza interpersonal en los países con altos niveles de calidad de vida, como Noruega con un 73 por ciento y Holanda con 67 por ciento. La desconfianza interpersonal incrementa los costos transaccionales reduciendo eficiencia, y en consecuencia el crecimiento económico. Según los economistas Paul J. Zak y Stephen Knack en su estudio Trust and Growth las sociedades con alta confianza interpersonal producen mejores resultados que aquellas de baja confianza. ¿Cuánto nos cuesta la desconfianza? ¿Cuál es la receta que nos darían los institucionalistas para resolver este problema?

    En cuanto a la educación, la cultura de la excelencia académica y el hábito del estudio, contrario a lo que se puede inferir de los medios de comunicación, no depende de la política gubernamental. El factor determinante es el involucramiento de los padres de familia y un entorno facilitador. Un ejemplo emblemático es Corea del Sur, en donde las familias ahorran para contratar tutores para que sus hijos puedan desarrollar habilidades técnicas, estudiar robótica o matemáticas; no para viajes, automóviles o fiestas. Los jóvenes surcoreanos estudian alrededor de 16 horas al día, en México no llegamos ni a cinco. Esto explica por qué Corea del Sur está en los primeros lugares en los resultados de las pruebas PISA y en el caso de México estamos entre los 20 más bajos del mundo y ahí seguiremos si no cambia el nivel de compromiso de los padres.

    El tercer punto es la cultura de la excelencia. El caso más emblemático es Japón, hace 50 años era impensable que fuera un referente en tecnología, de hecho, era todo lo contrario, cualquier artefacto tecnológico si venía de Japón se veía de menos. Hoy en día es punta de lanza en tecnología, destacándose en microelectrónica, informática, biotecnología, óptica, entre otros. Actualmente tienen la tercera parte de los robots industriales del mundo. En México se están haciendo esfuerzos por destacarnos en las artes culinarias, pero aún no hay un solo restaurante de chefs mexicanos con estrellas Michelin en el país. ¿Cómo se explica que los chefs mexicanos con estrellas Michelin estén fuera de México? En ningún ámbito tomamos la excelencia como un estándar generalizado.

    Estos son algunos de los condicionantes de nuestro desarrollo, los ingredientes de nuestra sopa que deberíamos repensar y evaluar y que no dependen del gobierno ni las instituciones.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...la-mediocridad
    (Edición de firma).

  5. #335

    Default

    Comentario...

    En la sociedad mexicana, estereotipada por siglos está, pero bien cabrón tener estos tipos de ambiciones personales, puesto que el caldo o las aguas, como usted dice, son el desmadre, la envidia mala, el nepotismo, el rencor, la corrupción, desconfianza y además por lo que no dudo que en otro momento Mexico o la sociedad tome la decisión de salir de ese círculo maligno, pero en este momento, no.
    (Edición de firma).

  6. #336

    Default

    ¿Rumbo a la mediocridad? (II)

    Por J.R.

    En la columna anterior comenté algunas de las condicionantes culturales para el desarrollo económico, político y social del país. Mencionaba que la cultura es como el agua de la sopa en la que vivimos. Cada uno de nuestros valores, ideas, tradiciones y costumbres son los ingredientes de esa sopa.

    Me concentré en tres de esos ingredientes y sus marcadas diferencias con otros países; la educación, la confianza interpersonal y la cultura de la excelencia. Ahora hablaré de dos más: la impunidad y la impuntualidad.

    En repetidas ocasiones leemos y escuchamos que el escaso crecimiento de México se debe principalmente a la corrupción generada por la impunidad. El argumento se ejemplifica con un hecho tan simple como tirar basura en la calle: se caricaturiza diciendo, “cruzan la frontera y mágicamente se les cambió la cultura”. Según ellos, como en Estados Unidos no hay impunidad, entonces la gente por miedo a ser sancionado no tira basura en la calle. O sea, si se sancionara en México la corrupción se acabaría. Esto no es tan sencillo.

    En varios programas de radio a los que fui invitado para platicar sobre mi libro, ¿Y Ahora pa’ dónde?, les preguntaba: “¿Si cruzando la frontera se cambia la cultura, ustedes cuando regresan a México tiran basura?” Inmediatamente contestaban “No, claro que no, a mi me educaron a no andar tirando basura” ¿Y luego? La pregunta obligada es, ¿son los valores o es la aplicación de la ley? La aplicación de la ley y las instituciones son parte de la cultura. La gente no dejará de tirar basura hasta que exista una cultura de la limpieza y además se aplique un castigo social por ensuciar las calles.

    Me explico mejor, justamente con un ejemplo de EUA, que siempre se utiliza como ejemplo de baja impunidad. Efectivamente, es el país con la mayor población carcelaria en el mundo; más del 1.0 por ciento de la población económicamente activa está en la cárcel, en su mayoría por drogas. El argumento es que aplicando la ley la gente dejaría de consumir y vender drogas. Exactamente lo contrario sucedió. El consumo creció. Hoy, es la cultura la que está imperando y son las leyes las que se están modificando. En cambio, en el caso del consumo de cigarro pasó justamente lo contrario. Sin encarcelar a una sola persona, el consumo ha disminuido drásticamente. El estatus y glamour de encender un cigarrillo se fue a la basura. Cambió la cultura. Hoy, un fumador es sancionado socialmente.

    Veamos ahora la conocida y reconocida impuntualidad mexicana. Curiosamente esa impuntualidad solamente se da en México. Cuando los mexicanos van a reuniones en Nueva York, Tokio, Londres o cualquier otro lugar donde la cultura imperante es la puntualidad, todos llegan puntuales. Aquí no hay policías que estén verificando si llegan o no a tiempo. ¿Por qué lo hacen? Por la sanción social a la que serían sujetos si llegan impuntuales. Nuevamente, la cultura.

    Hay condicionantes culturales y estructurales a una escala global que condicionan el desarrollo de los países (de esto hablaré en la siguiente columna). Para visualizar el desarrollo de un país, deben considerarse ambas. Un buen inicio es identificar aquellos comportamientos, creencias y valores provenientes de nuestra cultura que está afectando nuestro desarrollo. Contrario a la opinión de los institucionalistas, la cultura no viene posterior a la norma, la precede. Es en el seno de cada hogar mexicano que se debe plantear un cambio de valores. De poco servirá que se inventen leyes y se sancione punitivamente

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...mediocridad-ii
    (Edición de firma).

  7. #337

    Default

    Primavera

    Por Macario Schettino.

    El arranque de la primavera ha resultado sumamente interesante, a nivel global.

    Permítame empezar con Estados Unidos, donde el investigador especial Robert Mueller ha entregado su reporte al secretario de Justicia. Aunque el contenido no se conoce aún, esto iniciará varios procesos tanto judiciales como políticos, que van a marcar todo el camino hasta la elección de fines de 2020. Coincidentemente, Donald Trump realizó dos cambios importantes en política exterior: apoyar el intento de Benjamín Netanyahu de controlar el Golán, e insistir en su acercamiento al régimen de Kim Jong-un. Aunque ninguna de estas medidas altera la dirección en que Trump se ha movido, sí genera mucho ruido tanto en el Medio como en el Lejano Oriente.

    En segundo lugar, Gran Bretaña, donde el proceso del Brexit se ha convertido en un problema mayor, conforme se acerca el momento de la verdad. La Unión Europea respondió a la petición de mayor tiempo que hizo la primera ministra May con una oferta complicada: si en esta semana se acepta el plan de salida de la UE (o de May, más bien), entonces tienen hasta el 22 de mayo. Si no, se van el 12 de abril. Este fin de semana, un millón de londinenses se manifestaron en contra del Brexit, y pidiendo un nuevo referéndum, mientras cinco millones lo han hecho mediante firma en redes. También en el fin de semana inició una rebelión al interior del Partido Conservador, intentando desplazar a May.

    En Europa, además, Italia decidió sumarse a la iniciativa china llamada 'Belt and Road', traducida al español como Franja y Ruta, o como la Ruta de la Seda del siglo XXI. Como usted sabe, China cambió de rumbo a partir de la Gran Recesión de 2009. Hasta ese momento, lo que querían hacer era rebalancear su economía reduciendo la inversión e incrementando el consumo. La crisis financiera les impidió hacerlo, y terminaron invirtiendo mucho más. Por lo mismo, su economía se convirtió en una bomba de tiempo financiera, e hizo imposible continuar el camino iniciado a fines de los setenta.

    Desde 2010, y especialmente desde la llegada al poder de Xi en 2013, China se ha decidido a transformarse en un imperio, propiamente hablando. Han invertido mucho en países africanos y asiáticos, que ahora son, digamos, naciones tributarias, donde se han instalado ya bases chinas. Ahora se trata de conectarlas, y con base en ello contar con un espacio geopolítico y comercial que sea capaz de absorber el exceso de producción que China tiene, y evitar con ello la catástrofe. Tal vez el elemento más importante de este proceso sean las telecomunicaciones, especialmente la tecnología 5G. En esto, la disputa China-Estados Unidos es determinante, y tendrá que resolverse en el transcurso de un año. La incorporación de Italia en este proceso es terrible para las aspiraciones estadounidenses, y posiblemente tenga un impacto, en la UE; similar al del Brexit en el mediano plazo.

    En el mercado financiero, la primavera inició con la Fed manteniendo tasas y anunciando que no subirán por el resto del año. Aunque eso fortaleció monedas de países emergentes por un día, las desplomó al siguiente. En esto, mi opinión sigue siendo que el cambio de patrón poblacional en Occidente impedirá elevar tasas por mucho tiempo, y la tendencia al exceso de endeudamiento será difícil de manejar.

    Y aquí en México, López Obrador tuvo un discurso conciliador en la Convención Bancaria, que no compagina con sus decisiones, y por lo mismo es poco creíble. Adicionalmente, recibió abucheos tanto de la población de Acapulco (por las guarderías) como de los fanáticos del beisbol, en la inauguración del nuevo estadio de los Diablos. Ah, la maldita primavera.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...tino/primavera
    (Edición de firma).

  8. #338

    Default

    Una cena en lo oscurito y un strike

    Por Fernando Hernández.

    Parecería que en el México de hoy se viven varias realidades distintas. Tenemos, por ejemplo, la realidad según el presidente, otra realidad -casi paralela- según su partido y sus seguidores; la realidad según la oposición y la realidad que enfrentamos los ciudadanos. En una democracia es común, y hasta necesario, que esas realidades se confronten a diario en busca de otra que englobe los deseos y los anhelos de todos los grupos, en la medida de lo posible.

    Desafortunadamente, lo que tenemos, en cambio, es una imposición de la realidad del presidente y de sus copartidarios. No se propicia el diálogo ni la búsqueda de acuerdos entre los involucrados en la vida democrática de la nación. Dos ejemplos de la semana anterior lo definen de mejor manera.

    Primero, la cena por demás cuestionada entre Jared Kushner, AMLO y Bernardo Gómez (operador de la televisora que más críticas recibió durante el sexenio de EPN). En la realidad del mandatario, la cena fue por demás inocente, un encuentro casual, faltó que dijera “de cuates”, en la casa de Gómez, quien además forma parte de su grupo de asesores de primer nivel. La realidad para la prensa y la oposición fue distinta: calificaron el encuentro como “una reunión en lo oscurito”, sin previo aviso a la fuente, sin protocolos ni información clara sobre lo que se platicó en el encuentro (algo que hubiera sido totalmente cuestionado y repudiado en la administración anterior). Aunque no satisficieron las respuestas de López Obrador, siempre por la tangente y con los usuales cambios de discurso, pudo salir parcialmente ileso gracias al poco cuestionamiento y la defensa a ultranza por parte de sus seguidores, que se dedicaron a atacar -como siempre- a aquellos que osaron cuestionar la transparencia en el actuar presidencial.

    Segundo, la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojos. En la realidad de los mexicanos, vimos cómo afuera del estadio se vendieron banderas con mensajes de apoyo para el presidente (“Todos en contra del huachicol. Me canso ganso”, se leía en una de ellas). Poco después, también vimos cómo fue recibido entre abucheos y ovaciones de distintos sectores del estadio. A nadie sorprende que para AMLO y sus seguidores la realidad sea abismalmente distinta: en redes sociales utilizaron a su conocido ejército de bots para posicionar un hashtag que tenía poco de orgánico: #SigamosPonchandoConAMLO, en alusión al discurso con el que enfrentó los abucheos, y aseguraron que los organizadores del evento se encargaron de orquestar las manifestaciones en contra.
    Me regreso un poco: después del recibimiento ambivalente durante la presentación del jefe del Ejecutivo, éste contestó que “seguiría ponchando a la mafia del poder” (de ahí el hashtag forzado), además de sus conocidos ataques a los conservadores, aquellos que en su realidad son los responsables de todos los males del país y quienes, asegura, están reacios a los cambios que propone la 4T. Una vez más, en lugar de contrastar visiones y buscar soluciones en común, López Obrador atacó a aquellos que no están de acuerdo en su proyecto de nación, minimizando de esa manera las críticas en su contra. Por si fuera insuficiente, utilizó al enjambre de bots para posicionar “su verdad”.

    Podríamos calificar el evento en el estadio como el primer strike en los actos públicos de AMLO, algo que no estuvo controlado por su equipo y que permitió conocer el descontento de un segmento de la población representado por los asistentes inconformes. Falta conocer cuáles serán sus acciones en este sentido para eventos futuros. ¿Se limitará a asistir a eventos organizados por Presidencia? ¿O le bastará con mantener las descalificaciones en contra de las muestras de descontento que lleguen a surgir en futuros eventos?

    Una forma de alimentar el Debate Puntual es fomentar el diálogo y el intercambio de opiniones entre quienes apoyan al presidente, entre quienes se le oponen y entre quienes somos los afectados directos por sus decisiones. No se trata de discutir sin argumentos, ni de descalificar a quien opina diferente. Se trata, en todo momento, de continuar construyendo nuestra democracia.

    Sería una lástima que continúen las prácticas hostiles en las redes sociales por parte de quienes, a toda costa, intentan mantener una imagen impoluta de un presidente que se ha mostrado tan humano y falible como sus antecesores. Tan lamentable como que el propio encargado del devenir del país se niegue a aceptar los abucheos (algo que, sospechosamente, los gobernadores de la oposición viven en cada evento en que comparten tarima con López Obrador) de una manera autocrítica. Si espera que le aplaudan incondicionalmente en cada acto, que no se cuestionen sus decisiones, que no existan pronunciamientos de la oposición, crecerán los miedos de un futuro dominado por el autoritarismo. Nada más lejos de la democracia que queremos para el país.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...to-y-un-strike
    (Edición de firma).

  9. #339

    Default

    Acostumbrarse a lo nuevo

    Por Juan Ignacio Zavala.

    Aunque se trate de un gobierno de gente vieja y que añora el pasado, es indudable que hay cosas nuevas. En algún momento posterior a las elecciones creí que habría un cambo de élites. Veo que no es así, aunque no necesariamente en todos los ámbitos. Me parece que la élite política sí ha cambiado. Hay muchos actores nuevos, gente que irrumpe en la política, en la vida pública por primera vez.

    Esto no es necesariamente malo, aunque tampoco es bueno por el solo hecho de que sean otros los que ocupan los lugares que se repartían los llamados tres partidos grandes. Este cambio también abarca a la oposición. Movimiento Ciudadano se presenta como la novedad de la mano del gobernador de Jalisco, busca presentarse de manera fresca, sabedores del repudio que todavía provocan perredistas, panistas y priistas. En el PAN, la cara y la actitud de su presidente es el reflejo mismo de la decadencia albiazul que este año volverá a recibir una paliza en dos estados que perderá con Morena. En el PRD no se sabe si ya fue el entierro o si siguen en el velorio, y en el PRI están a la espera en cualquier momento de la desbandada.

    Tendremos que acostumbrarnos a la nueva clase política, básicamente de Morena, en la que hay de todo: gente capaz, pragmática, analfabetas funcionales, cretinos, insolentes, inteligentes, dedicados, gente audaz y verdaderos imbéciles. Es importante darse cuenta de lo que sucede con estos nuevos personajes que en muchos casos parecen estar puestos de relleno, pero que ignoramos todavía su verdadera influencia y capacidad. Si tomáramos en cuenta la última semana podríamos hacer un catálogo de dichos y declaraciones, incluidas las del presidente, que parecería que no se habla de un país como México, sino de una pintoresca y jocosa ranchería.

    La mariguana es como el clítoris. Esta comparación hecha por la senadora Jesusa Rodríguez se refiere a que “antes no sabíamos cómo usarlo”. Ignoro y ni me interesa saber cuál es el caso de la senadora, no sé si hace veinte años –tiempo que ella misma usó como referencia– le sirvió de algo el descubrimiento, pero ciertamente tenemos en la senadora a un personaje grotesco y desagradable, pero que se identifica intensamente con AMLO. La senadora también fue la mente creativa que dijo que comer carnitas era una manera de celebrar la conquista de México a manos de “fanáticos católicos”.

    Los reporteros parecen retrasados mentales. Otra senadora de Morena, Eva Galaz, llamó así a los reporteros cuando insistían en preguntarle al senador Guadiana –un hombre que anda con sombrero vaquero todos los días– por su evidente conflicto de interés como empresario y legislador. El hombre del sombrero estaba ya muy molesto con las interrogantes, bufaba como toro de su ganadería y entró su compañera a dejar en claro lo que piensa del gremio periodístico y lo que le merecen las personas que tienen algún tipo de discapacidad intelectual.

    Mussolini se llamaba Benito por Benito Juárez. Esta fue del presidente. Sorprende que alguien piense en Mussolini para algo que no sea fascismo. López Obrador, en una de sus conferencias de prensa, echaba loas al Benemérito de las Américas y le pareció buenísimo decir que el papá del tirano era un admirador de Juárez, y que por eso le puso Benito al impulsor del fascismo. Eso habla, según AMLO, del liderazgo de proyección internacional del oaxaqueño. Hay fotos de cómo terminó la vida Mussolini, ojalá las vea nuestro presidente.

    Como se ve, por ocurrencias no vamos a parar, eso sin mencionar que ahora resulta que a los estadios de beisbol va “una porra del equipo fifí”. Ni hablar, hay que acostumbrarse.
    (Edición de firma).

  10. #340

    Default

    (Edición de firma).

  11. #341

    Default

    La rechifla, el rey de España… ganas de pelearse

    Por Pablo Hiriart.

    La primera y gran lección de lo ocurrido en la inauguración del parque de beisbol de la CDMX, es que no hay teflón que dure por mucho tiempo y ningún político recibe cheques en blanco de parte de la ciudadanía.

    El presidente se llevó una rechifla colosal el sábado en el estadio Alfredo Harp Helú y se descompuso. Jamás habría esperado una reacción popular de reproche que empezó desde que entró al parque, lo anunciaron e hizo uso de la palabra.

    Nada del otro mundo. Así es la política, e incluso el deporte. Los que son ensalzados y venerados por la multitud luego son objeto de rechazo por parte de los mismos que los halagaron y corearon sus nombres con fervor.

    El punto es no perder la calma, y el presidente la perdió el sábado.

    Pudo haberlo tomado con humor o simplemente ignorado, pero en su discurso inaugural se lanzó contra los que emitían gritos en su contra y los llamó fifís y aseguró que seguirá ponchando “a los de la mafia del poder”.

    Los llamó fifís sin conocerlos. ¿Sólo porque no están de acuerdo con sus políticas merecen ser insultados?

    Un presidente tiene que estar por encima de esas expresiones espontáneas y asumir que son parte del trabajo.

    En la inauguración del Mundial de Futbol en 1986, el presidente Miguel de la Madrid recibió una ruidosa y prolongada silbatina y no manifestó cólera por ello ni agredió a los asistentes al Estadio Azteca.
    Años después el presidente Felipe Calderón fue abucheado al inaugurar el estadio de Torreón y a pesar de tener mecha corta se tragó el sapo y cortó el listón.

    Los gobernadores de los estados donde acude el López Obrador son sistemáticamente abucheados en una acción concertada por Morena, y el presidente los calma con una sonrisa, diciéndoles que esa es la libertad de expresión y que en los mítines la gente se desahoga.

    Esta vez lo abuchearon a él, de manera espontánea, se enojó y regaño a los asistentes.

    ¿De veras cree que el 76 por ciento de aceptación en las encuestas implica un cheque en blanco para todo?

    Ayer lunes el presidente seguía enojado y denunció la existencia de “una prensa fifí: no es una invención, existe el partido de los fifís, existe el conservadurismo en México y creo que nunca ha desaparecido, entonces no están de acuerdo con nosotros: son nuestros adversarios”.

    ¿Adversarios? En todo caso son sus opositores, pero ¿adversarios?

    Dice que se vale la réplica, y tiene razón, pero lo menos que se esperaría del presidente de México es que responda con argumentos –bienvenidos–, pero no con explosiones de improperios.

    Lo ocurrido en el parque Alfredo Harp Helú debe servir para que el equipo gobernante ponga los pies en la tierra. El teflón en política es un espejismo.

    ¿Qué ha hecho la actual administración como para que el pueblo, en auditorios no controlados ni compuestos por militantes, le aplauda de pie el jefe de las instituciones?

    Las conferencias mañaneras son buenas, pero los hechos lo son más. Y hasta ahora no hay nada memorable para mejorar la calidad de vida de la población o sostener en alto el ánimo social.

    El pleito cansa, aburre, fastidia. Polariza. Yo y los adversarios.

    Ayer lunes se hizo pública una carta del presidente López Obrador al rey de España en que le pide se disculpe por la Conquista y los agravios cometidos hace 500 años.

    Seguramente este percance no pasará a mayores, pero obtuvo una dura respuesta del gobierno español.

    Se entiende que lo mismo haya hecho Hugo Chávez con el rey Juan Carlos, en el contexto de un altercado entre ambos. Pero nosotros ¿por qué tenemos que pelearnos con España?

    En todo caso, que le reclame a Trump por las constantes groserías y atropellos contra los migrantes mexicanos, y que no han recibido una sola respuesta. Eso pasa ahora, no hace cinco siglos.

    De lo malo hay que tomar lecciones, pues existe tiempo para corregir:

    -El teflón es un espejismo.

    -Pelearse sin ton ni son con gobiernos de países que nada nos han hecho (salvo hace cientos de años) revela un estado de ánimo alterado y pérdida de tiempo que debería ocuparse en gobernar bien y para todos.


    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...as-de-pelearse
    (Edición de firma).

  12. #342

    Default

    May se derrumba en Londres... Trump se levanta en Washington... ¿Temporalmente?

    Por Leonardo Kourchenko.

    Al tiempo que el Parlamento británico hace literalmente a un lado a su primera ministra y asume control absoluto sobre el Brexit en Londres, el ansiado reporte Mueller es entregado al procurador general de Justicia en Washington y causa enormes sorpresas e incertidumbre.

    Theresa May está muy cerca de presentar su renuncia, ante el rechazo repetido y consistente de su plan para abandonar la Unión Europea. Le quitaron la facultad de negociar, perdió una nueva votación –con la traición de 30 miembros de su partido y entre ellos, tres integrantes de su gabinete que de inmediato presentaron su renuncia–. Esto abre nuevos escenarios para el Reino Unido, que pueden ir desde un nuevo referéndum, una nueva negociación más suave y gradual con la UE, o la ruptura abrupta de relaciones.

    Todo está sobre la mesa, ante la enorme zozobra que esto provoca en un gobierno debilitado, con credibilidad en descenso y un impacto económico aún por medirse, pero por lo pronto se habla de una devaluación de la libra esterlina superior a 23 por ciento en dos años y medio –desde el referéndum–. Hay costos indirectos ya registrados con este panorama confuso y lleno de incertidumbre: pérdida de empleos, más del mil millones de libras que han abandonado el sector financiero de Londres –La City- y mudado a otros mercados en Europa, y así sucesivamente. Esta semana habrá una nueva votación sobre el plan del gobierno –ya rechazado dos veces– lo que muy probablemente pueda marcar la salida de la señora May del número 10 de Downing Street.

    Al otro lado del Atlántico la tan esperada conclusión a la investigación del Fiscal especial Robert Mueller dejó a muchos atónitos y paralizados. El reporte es concluyente en cuanto no “haber encontrado evidencias de una colusión entre la campaña del entonces candidato Donald Trump, y los intentos desde Rusia para intervenir en la campaña”. El documento que apenas se ha comentado públicamente, señala que existen sólidas y abundantes pruebas de la intervención rusa en la campaña electoral del 2016, sin embargo, no hay evidencia contundente de que Trump y su equipo estuvieran involucrados.

    Lo grave es que deja un 'limbo' jurídico no concluyente acerca de la “obstrucción de justicia”, un delito altamente castigado en Estados Unidos –de hecho, el causal para la salida de Richard Nixon en 1974– sobre el cual el reporte y el fiscal Mueller, parecen no comprometerse con una posición decisiva. Algunos analistas en Washington señalan que una posibilidad –ante la gravedad del delito y de acusar al presidente con un cargo criminal– es que prefirieron dejar espacio a que el procurador general de Justicia asumiera esa responsabilidad.

    El señor procurador William Barr, designado por el presidente hace muy pocos meses, exoneró velozmente a Donald Trump en un tiempo récord de 48 horas: recibió el reporte el viernes, y para el domingo emitió un comunicado al Congreso con una síntesis breve del reporte Mueller. En esa carta Barr asegura que no hay ningún elemento para considerar que Trump pudiera haber cometido “obstrucción de justicia”.

    El Congreso exige el reporte completo, el procurador dice que no se hará público por temas “sensibles y delicados” y ahora viene la batalla por conocer en detalle el reporte en su totalidad. Trump mientras tanto, se alza con una victoria que asegura definitiva, pero muy probablemente sea apenas, el primer capítulo.

    Mueller dejó abierta la puerta a la obstrucción de justicia, porque seguramente existen evidencias numerosas del intento del presidente por impedir, desviar o cancelar la investigación. Con todo, el procurador Barr fue leal a su jefe y rompió su obligada imparcialidad constitucional. El Congreso viene con todo por él y por el documento.


    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...-temporalmente
    (Edición de firma).

  13. #343

    Default

    Más ‘fierros en la lumbre’

    Por Enrique Quintana.

    Una expresión que se usa coloquialmente se refiere a que hay ‘fierros en la lumbre’ cuando se producen conflictos, cada fierro un conflicto.

    En septiembre de 2013, escribí esta columna precisamente con ese título: 'Fierros en la lumbre', aludiendo a la cantidad de frentes que el gobierno de Enrique Peña había abierto a los 10 meses de mandato.

    Se trataba del conflicto con la CNTE, de las protestas por la iniciativa de reforma energética, de los reclamos de clase media y empresarios por la reforma fiscal en ciernes, de los problemas con las empresas afectadas por la reforma de las telecomunicaciones y de competencia económica.

    Recordando aquel momento, en efecto, parecían muchos frentes abiertos.

    Bueno, pues a los 116 días de gobierno, López Obrador parece disfrutar de poner cada semana al menos un nuevo ‘fierro en la lumbre’.

    Ayer, se abrió un frente que parece innecesario: el conflicto con el gobierno español por el reclamo respecto a su demanda de que la Corona ofrezca una disculpa por la Conquista y sus consecuencias.

    Se puede polemizar respecto a cómo debe verse la Conquista desde la perspectiva del siglo XXI.

    Algunos pensamos que ese ente que hoy llamamos México tiene genes de los pueblos originarios de estas tierras y también de los españoles que invadieron el territorio.

    La Conquista de territorios no fue algo privativo de los españoles. Antaño, el Imperio Azteca se expandió a través de la Conquista y el avasallamiento de otros pueblos.

    Así que en la lógica esgrimida por el presidente López Obrador, bien podría exigirse a los herederos de los aztecas una disculpa por sus conquistas, tal vez tan mortíferas y crueles como las de los españoles.

    Pero, en fin, sin entrar a esa discusión, resulta sorprendente que en este contexto se abra un frente más de conflicto.

    Estamos en una coyuntura en la que sería mejor concentrar la energía en temas que tendrán un efecto mayor sobre la población, como el desempeño general de la economía, los problemas de Pemex, la seguridad pública, el combate a la corrupción, por citar sólo los más relevantes.

    En términos internacionales, no se entiende tampoco que el gobierno mexicano, que se ha quedado virtualmente aislado con una posición tolerante frente a Nicolás Maduro en Venezuela, guste de abrir un potencial conflicto con el gobierno español.

    Y peor aún, con la demanda de que el Vaticano también se disculpe, pareciera ignorar la disculpa pública que el Papa Francisco ya ofreció respecto a los abusos de la Conquista durante su visita a Bolivia en julio de 2015.

    “Afirmo, con pesar que se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios”, dijo entonces. Y recordó que esa disculpa ya había sido ofrecida por Juan Pablo II en 1999.

    ¿Será que López Obrador pretende que la disculpa sea específicamente a su gobierno?

    Tal vez el nivel de popularidad y aceptación que tiene el presidente le hacen pensar que no es invulnerable a la acumulación de conflictos.

    No es así. La historia lo demuestra.

    Abrir demasiados e innecesarios frentes puede conducir a que al final se fracase en las tareas más importantes.

    Sería bueno que alguien le dijera que no puede poner –sin costo– más “fierros en la lumbre”.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...s-en-la-lumbre
    (Edición de firma).

  14. #344

    Default

    López Obrador y la Conquista de la historia

    Por Salvador Camarena.

    Andrés Manuel López Obrador lo hizo de nuevo. Aunque diario opina sobre toda clase de temas ante periodistas y paleros en la conferencia mañanera, él tiene su agenda y va cambiando el ciclo noticioso a su antojo.

    La exclusiva periodística de El País, dada a conocer ayer al filo de las 13:00 horas, en la que se reveló la información de que AMLO ha iniciado una ofensiva diplomática para que España ofrezca disculpas por los abusos y crímenes de la Conquista, tomó por sorpresa a académicos, historiadores y opinadores, que no necesariamente recibieron con agrado la noticia.

    Una hora después, desde Comalcalco, Tabasco, acompañado de su esposa (que es historiadora), el presidente dio a conocer un video de casi siete minutos en el que abundó sobre el tema: también pretende que el Vaticano ofrezca disculpas y, él mismo en tanto jefe del Estado mexicano, hará lo propio con respecto a los agravios que contra de los pueblos indígenas han infligido una cadena de gobiernos.

    Habría que reconocerle a López Obrador el talento para meternos en berenjenales. Ya no sólo discutiremos la revocación de mandato o si el modelo de desarrollo económico que pretende su gobierno es pertinente en estos tiempos. Ahora también polemizaremos sobre matanzas, despojo de territorios, exclusión, violencia y racismo ocurridas desde hace cinco siglos, y cuyos efectos y práctica continúan al día de hoy.

    AMLO, el presidente que se arrodilló en un ritual de 'inspiración' indígena el día de su toma de posesión, vuelve a apelar a la población excluida, esa que no será difícil que se sienta reivindicada si alguien demanda que se conozcan, divulguen, discutan y reconozcan los abusos en contra de sus ancestros.

    Que México discuta su historia no es para nada una mala idea. Que se revisen los abusos contra los más pobres, que se enseñe a los que no lo saben cuánto se explotó, y se explota, a las comunidades originarias, es muy pertinente. Pero que ese debate vaya a terminar en una reconciliación, como promete López Obrador, está por verse.

    Porque tampoco es menor el riesgo de que todo acabe en un montaje patriotero de cartón piedra, sobre todo cuando no se hace un análisis de las prácticas coloniales que hemos reproducido de manera continuada y que su administración se encuentra replicando al no respetar el derecho a la consulta libre e informada de los pueblos indígenas en proyectos como la termoeléctrica en Morelos, la refinería de Dos Bocas y el tren maya.

    Ante esta nueva iniciativa, hay dudas pertinentes: Qué tan conectados estarán esos esfuerzos de revisión histórica con la búsqueda de justicia, por lo menos a nivel de memoria, de cuantos fueron avasallados; y qué tan consistente será el objetivo de entender la historia para no repetirla, cuando hoy en sierras, mesetas y selvas se hostiga y mata a defensores de los derechos de esos pueblos.

    A López Obrador no lo amedrentará ni la negativa a revisar el tema, expresada ayer mismo por España, ni las burlas de cubículo y celular que su propuesta reciba.

    Ver la foto del domingo del presidente en medio de un mar de madres de desaparecidos debería de servirnos de recordatorio de que López Obrador no va a necesitar de intermediarios para emprender este nuevo acercamiento a los marginados.

    Ahí va López Obrador en su objetivo de reinventar todo, así sea sólo en el discurso, en un sexenio. Ayer ya puso otro gran tema en la mesa. Uno del que no nos vamos a alejar por años. Uno con el que él pretende coquetearle a la historia.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...de-la-historia
    (Edición de firma).

  15. #345

    Default

    Las incongruencias del presidente

    Por Raymundo Rivapalacio.

    Una vez más, Andrés Manuel López Obrador ha engañado con la verdad. La primera señal de que traía una espina clavada contra España se dio durante los preparativos para la toma de posesión en San Lázaro. Alejandro Esquer, secretario particular del entonces presidente electo, revisaba los lugares de los invitados especiales, y cuando llegó al de los reyes de España, dijo que no habría dos asientos para ellos, sino uno. La reina Letizia tendría que sentarse separada de su esposo. Todas las objeciones diplomáticas fueron rechazadas. Finalmente, la reina no viajó a México. La segunda fue en el discurso de los 100 días de gobierno, donde López Obrador anticipó todo en 40 palabras: “Inició el Programa de Rescate del Patrimonio Cultural y de la Memoria Histórica. Este año está dedicado a conmemorar el asesinato de Emiliano Zapata Salazar, así como los 500 años de la primera gran resistencia indígena frente al invasor español”.

    No habría que sorprenderse entonces que este lunes, 14 días después de cumplirse 500 años de la Batalla de Centla, donde los chontales –de su tierra Tabasco– se enfrentaron y perdieron ante las tropas del conquistador Hernán Cortés, diera a conocer el contenido de dos cartas, una dirigida al rey Felipe VI y la otra al papa Francisco, donde los exhorta a que ofrezcan perdón por los “agravios” cometidos contra los pueblos originarios, conocidos ahora como violaciones a los derechos humanos, durante la Conquista española. Si alguien quiere burlarse, no lo haga. López Obrador sí cree lo que dice. Su problema no es la honestidad, sino la incongruencia.

    Frente a la Corona española y el Vaticano, que den disculpas, porque “todavía, aunque se niegue, hay heridas abiertas”. El problema, que tampoco puede ocultarse, es que se compara con Estados Unidos. Más de 156 intervenciones en México, en el recuento del historiador Gastón García Cantú, forman parte de las heridas infligidas. Incluye la pérdida del 50 por ciento del territorio en la guerra de 1846-48, la ocupación de Veracruz en 1914 para evitar llegada de armas en apoyo a Venustiano Carranza, y la expedición punitiva contra Francisco Villa en territorio mexicano, en 1916, luego de que el jefe revolucionario atacara Columbus, en Nuevo México.

    El espejo estadounidense se coloca frente a la reciente visita de Jared Kushner, yerno del presidente Trump y asesor especial a cargo de las relaciones con Israel y con México, al presidente López Obrador. El encuentro fue intenso pero respetuoso, donde Kushner entregó –y lo dijo textualmente, explicaron funcionarios federales– el mensaje de Trump: está en total desacuerdo con la política migratoria de México, porque en lugar de contener a los inmigrantes, los deja pasar. Esa política está contaminando la discusión con los demócratas en Washington, explicó Kushner, y pone en riesgo la ratificación del acuerdo comercial norteamericano. Si el gobierno mantiene esa política, quedó claro, no habrá acuerdo y Trump repudiará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.


    López Obrador se dio cuenta que las relaciones con Estados Unidos están en problemas. Tras el cambio de gobierno, fueron degradadas en la Casa Blanca y la ventanilla se envió al Departamento de Estado. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, no es recibido en la Casa Blanca y Kushner tiene un contacto mínimo con él. El secretario de Estado, Mike Pompeo, lleva la relación con él, pero sus prioridades se encuentran en Venezuela –donde la Casa Blanca aún no se siente afectada por la posición neutral de México–, Irán y Corea del Norte. La reapertura de una ventanilla directa entre López Obrador y Kushner fue buena para la relación bilateral, aunque los mensajes recibidos fueran ominosos.

    En el encuentro de tres horas con López Obrador, dijo un funcionario mexicano, Kushner expuso que el problema no era con la inmigración hondureña en general, sino con los criminales y los paquistaníes y sirios que, afirman, han aumentado su tránsito por México. El asunto es de seguridad nacional. López Obrador no había visto la dimensión del problema ni lo había atajado en las discusiones de gabinete donde se han confrontado dos visiones antagónicas.

    Por un lado, la de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, principal promotora de dejar entrar a los inmigrantes, que se ha enfrentado con la posición de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, con una visión pragmática del fenómeno. Los argumentos de Ebrard fácilmente desmontan los de Sánchez Cordero, pero el respaldo que le da el subsecretario de Gobernación para Derechos Humanos, Alejandro Encinas, había inclinado hasta ahora la balanza hacia el paso libre de migrantes, protegidos por la Policía Federal. El presidente, hasta la reunión con Kushner, los había respaldado.

    Sin embargo, de acuerdo con los detalles de la conversación, esto se acabó. López Obrador instruyó a la Secretaría de Gobernación para que comenzara a contener a los migrantes en la frontera sur. En paralelo, Sánchez Cordero viajó a Washington, donde este martes se reunirá con la secretaria de Seguridad Territorial, Kirstjen Nielsen, para hablar sobre este tema. López Obrador no quiere tener problemas con Trump, pues sabe –ha dicho varias veces en privado– que el único que puede descarrillar a su gobierno y afectar su proyecto es el jefe de la Casa Blanca. España y El Vaticano no le importan.

    Pedir que ofrezcan disculpas no le afecta en nada, por ahora, aunque los analistas internacionales lo coloquen en la trinchera de los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela, y

    Evo Morales, de Bolivia. Felipe VI y Francisco pueden hacer sus reivindicaciones de los pueblos originarios y detonar un conflicto diplomático de la nada, pero con el norte, respeto y subordinación tácita, como nunca nadie se imaginó que lo haría.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...del-presidente
    (Edición de firma).

  16. #346

    Default

    "..... Tras el cambio de gobierno, fueron degradadas en la Casa Blanca y la ventanilla se envió al Departamento de Estado. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, no es recibido en la Casa Blanca y Kushner tiene un contacto mínimo con él. El secretario de Estado, Mike Pompeo, lleva la relación con él, pero sus prioridades se encuentran en Venezuela –donde la Casa Blanca aún no se siente afectada por la posición neutral de México–, Irán y Corea del Norte. La reapertura de una ventanilla directa entre López Obrador y Kushner fue buena para la relación bilateral, aunque los mensajes recibidos fueran ominosos.... "
    (Edición de firma).

  17. #347

    Default

    ".... Por un lado, la de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, principal promotora de dejar entrar a los inmigrantes, que se ha enfrentado con la posición de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, con una visión pragmática del fenómeno. Los argumentos de Ebrard fácilmente desmontan los de Sánchez Cordero, pero el respaldo que le da el subsecretario de Gobernación para Derechos Humanos, Alejandro Encinas, había inclinado hasta ahora la balanza hacia el paso libre de migrantes, protegidos por la Policía Federal. El presidente, hasta la reunión con Kushner, los había respaldado.

    Sin embargo, de acuerdo con los detalles de la conversación, esto se acabó. López Obrador instruyó a la Secretaría de Gobernación para que comenzara a contener a los migrantes en la frontera sur... "
    (Edición de firma).

  18. #348

    Default Primer Parte de Guerra, del conflicto Chairo-Gachupín... xD

    Reporte de la guerra chairo-gachupina

    Por Juan Ignacio Zavala.

    Una vez desatada la guerra entre el imperio mexica del siglo XXI y la Corona Española, comienzan los reportes de la guerra. El Presidente mexicano ha llegado vestido de “conchero” hasta el edificio del BBVA, conocido banco español, en céntrica avenida de lo que hace más de 500 años fue Tenochtitlán. Ataviado con taparrabos y un penacho con coloridas plumas, bailó el presidente AMLO una danza frenética con invocaciones en un desconocido dialecto, y al terminar pidió silencio. En eso apareció la senadora Jesusa Rodríguez, quien se aventó corriendo hacia la puerta del establecimiento y al grito de “¡pinches gachupines, chinguen a su madreeeee, no comaaaan carnitaaaaas!”, hizo detonar una carga de dinamita que traía debajo de su ropa de manta. La senadora, enemiga jurada de la conquista, es la primera mujer-bomba en México.

    A Veracruz ha llegado el portaviones Manolo. Un gigantesco buque del que despegan aviones que hacen reconocimientos y han intentado algunos bombardeos. Empezaron por la zona de Tamaulipas, en la que las aeronaves fueron recibidas con misiles tierra-aire para sorpresa de los pilotos ibéricos.

    Y es que el crimen organizado se ha sumado a la guerra contra los invasores de ayer, anteayer, hoy y siempre. Los cárteles han tomado el lugar de las fuerzas armadas en muchos lugares, pues el presidente López Obrador, al inicio de su mandato, vendió todos los aviones y aeronaves porque le parecían “excesos”.

    Sin embargo, en otras zonas las tropas españolas avanzan a tambor batiente. Varias ciudades han caído y se han dado escenas terribles. Las milicias llegan disfrazadas de civil, los locales los confunden con los abarroteros de la comarca, ponen bocinas ocultas en varios lugares de ciudades medias. De pronto encienden la música a un volumen más que elevado con canciones de Los Churumbeles de España y de Mocedades. La gente mexica, desesperada, se avienta de lo alto de los edificios, se apuñalan entre ellos o quienes tienen arma de fuego se dan un balazo en la cabeza. Se tiene informes de que en algunos lugares la crueldad española ha llegado a poner canciones de Julio Iglesias y José Luis Perales para acelerar la muerte de los habitantes de la que fuera noble y gran nación.

    Por supuesto no ha sido un día de campo para las fuerzas invasoras. Al aproximarse a Xalapa, las tropas encontraron en una plaza una jaula en la que adentro estaba un hombre regordete fumando, tenía un letrero colgado con su nombre: Paco Ignacio Taibo II. Un aviso colgado de la jaula decía: “Ya que regresaron, ahora sí llévense su mierda. Atte: CFN (comando fifí nacionalista)”.

    El ECHRN (ejército chairo de reivindicación nacional) se reúne en el Zócalo de la CDMX y desde ahí da ánimo a sus combatientes. En una gigantesca pantalla se transmite en vivo el despegue de los aviones que están en el Manolo. A la cuenta regresiva los miles de miembros del ejército chairo levantan y agitan las manos y comienzan a gritar: ¡eeeeehhhhhh!, y cuando despega el avión cierran con un atronador: ¡putoooooo! Después de eso todos ríen y se abrazan.

    Los testimonios de odio mexica se multiplican ante la presencia de la prensa internacional, las razones del odio son un rápido repaso de 500 años de historia. Desde “se robaron el oro”, “le quemaron los pies al Cuau”, “tienen puros hoteles de paso y lavanderías, nomás están viendo que se chingan”, hasta cosas como “yo vi varias películas de Pili y Mili y quedé traumada toda mi vida”, “yo no les perdono que hayan regresado a Hugo Sánchez, pinches ojetes se lo hubieran quedado allá, hasta habla como español”; o más sofisticados: “Nos trajeron la viruela y el alcohol, y dicen que la viruela sí hizo mucho daño”.

    En fin, que la guerra ha comenzado. Hasta aquí mi reporte, Joaquín.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...airo-gachupina
    (Edición de firma).

  19. #349

    Default

    :)))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))) ))))))))))))))))))))))))))))))))))))
    (Edición de firma).

  20. #350

    Default

    Pedir que 'ellos' pidan perdón

    Por Jorge Castañeda Gutman.

    El asunto del perdón y el rey de España es en parte un distractor un poco absurdo, pero también encierra un mar de fondo, que puede revestir una gran importancia durante los siguientes dos años. Conviene comentar algunos aspectos, sobre todo cuando parece que a los chairos en redes les han ardido bastante las críticas y las burlas.

    Primero el relato. No fue una ocurrencia reciente de López Obrador y/o de su esposa. Se lo planteó, sin aviso ni advertencia, al presidente de Gobierno Pedro Sánchez, durante su visita el 30 de enero, la única que ha realizado un mandatario extranjero a México en estos 110 días. Los españoles se quedaron atónitos, porque no se suele sorprender a un amigo así, pero dijeron que lo estudiarían. AMLO les adelantó que pronto habría una carta; la envió el 1 de marzo, explicando que si no respondían con celeridad, haría público el hecho, si no el texto. No respondieron, porque a un mes de elecciones en España y en plena crisis catalana, la única respuesta pública posible era la que se dio: un no categórico. Si AMLO buscaba un debate sobre el tema, hizo todo lo posible para sabotearlo al divulgar la existencia de la solicitud.

    Sus partidarios, de una estirpe u otra, han dicho en estos días que varios Estados han pedido perdón por distintos crímenes del pasado. Es cierto. Pero tanto Justin Trudeau sobre el St. Louis, como Bill Clinton sobre el golpe contra Árbenz en Guatemala en 1954, como Jacques Chirac sobre la redada del Vel d’Hiv, como Macron sobre la tortura a franceses durante la guerra de Argelia, como Willy Brandt arrodillándose ante la escultura conmemorando la insurrección del gueto de Varsovia, todos, y algunos más, lo hicieron por su cuenta. Decidieron cómo y cuándo era posible reconocer una responsabilidad histórica por un mal infligido a millones, decenas de miles o cientos de víctimas. No lo hicieron a raíz de la exigencia pública de un ofendido, como López Obrador. Y cuando no pudieron, no pudieron. Pero nadie imagina a Shinzo Abe rogándole a Obama que pidiera perdón cuando visitó Hiroshima, en 2015.

    No podía.

    Ahora bien, sobre el fondo del asunto, puede resultar deseable volver a entablar un debate sobre la historia verdadera de lo que hoy llamamos México. El mestizaje, el sincretismo, la conquista y la colonia, las razones de la victoria de Cortés, de la derrota de los mexicas, la identidad mexicana, la formación dolorosa y muy gradual de la nación, todos estos son temas que se han discutido a lo largo de nuestra historia. Se han creado, como en todos los países, muchos mitos al respecto. Uno incluye la cronología del mestizaje. Entre 1492 y 1821 llegaron a lo que hoy llamamos América Latina apenas medio millón de españoles: 1,519 al año, para toda la región; no dan los números para que México fuera un país mestizo al producirse la independencia. Algunos mitos fueron funcionales, otros menos.

    La famosa placa de Tlatelolco –“No fue triunfo ni derrota, sino el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy”– fungió como mito fundacional de la república. No obstante, en los hechos que aprendían los niños, resultaba que todos descendíamos de Moctezuma y Cuauhtémoc. Ni lo uno ni lo otro era cierto, pero ambas versiones sirvieron para construir una nación mexicana, que en el mejor de los casos comenzó a existir después de la revolución.

    Lo que me resulta menos claro es que AMLO busque esto. Más bien da la impresión que su postura es puramente demagógica. Por una parte, busca demostrarle a su base que él sí tiene el valor para exigir una disculpa –lo hará seguramente después a los norteamericanos y los franceses. Por la otra, se propone robarle cancha a una pequeña parte de su ala izquierda: el EZLN y el Subcomandante Marcos, que no lo quieren ni lo apoyan, pero mantienen cierto ascendiente sobre sus partidarios en el sureste.

    ¿Es el momento de ese debate? ¿Sabemos bien quiénes somos “nosotros”, y quiénes son “ellos”? ¿Es una caja de Pandora que deseamos abrir? ¿O es pura demagogia? A cada quien sus cubas.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...s-pidan-perdon
    (Edición de firma).

  21. #351

    Default Está AMLO en camino de convertirse en un "apestado" internacional como Maduro?

    Ahora que Jorge Castañeda Gutman lo menciona en un artículo, es sorprendente que apenas el único que ha venido a México ha sido el presidente de España, y eso en una coyuntura en la que venía a pedirle que no cometiera la pendejada de apoyar a Maduro como lo hacía.

    Y AMLO, apenas semanas después, le responde con un bofetón, al punto que el gobierno español se ha visto - muy razonablemente - a mandar por un tubo las pendejadas y ocurrencias de este señor.

    ¿Quién más está agendado para visitar a AMLO?

    Pues nadie que yo sepa... ni Alemania, ni Japón, ni Canadá, ni nadie de un país normal y decente... aunque no dudo que en unas semanas no veamos por acá al Evo Wevo haciendo y diciendo sus payasadas... Maduro no creo que pueda salir de Venezuela... y pues Canel de Cuba, tal vez.

    Mientras, Brasil y Chile y hasta Ecuador, en una Ofensiva Internacional para integrar a Latinoamérica bajo sus esquemas.

    Ahí quedaron los sueños del cabecita de algodón de erigirse en Lider de algo más que los bots de internet.

    Saludos.
    (Edición de firma).

  22. #352

    Default

    Perdón

    Por Macario Schettino.

    La nota de la semana ha sido la filtración de una carta enviada por el gobierno de México al Rey de España, exigiendo se pida perdón por los abusos asociados a la conquista iniciada hace 500 años.

    Poco después se lanzó un video, entiendo que grabado anteriormente, donde el Presidente y su esposa insisten en el tema. Días antes lo había hecho Jesusa, senadora de Morena y muy cercana a la esposa de López Obrador, la señora Gutiérrez Müller.

    Este evento ha sido un éxito más de la política de López Obrador, que distrae, polariza, concentra la atención en su persona y le permite evadir la responsabilidad de gobernar. Es propio de alguien narcisista, megalómano, sin escrúpulos, capaz de abusar de la ignorancia general y que no tiene ni conocimiento ni interés en gobernar. Por eso lo hemos comparado con Trump.

    Al respecto, permítame transcribir parte de un “hilo” publicado en Twitter por Alfredo Ávila (@alf_avila_), historiador experto en el siglo XIX:

    “1. Hay Estados nacionales que han pedido perdón a otros por crímenes que cometieron. Macron lo hizo con Argelia por los excesos franceses de las décadas de 1950-1960, y Theresa May a los países del Caribe por el trato a inmigrantes tras la Segunda Guerra Mundial.

    2. En otros casos, los Estados piden a sus propios pueblos residentes perdón por crímenes, como hizo Trudeau con pueblos indígenas por el trato que les dio Canadá en las décadas de 1930-1940 y en la de 1960.

    3. En todos estos casos, se trata de gestos por actos y crímenes que cometieron los mencionados Estados, cuando ya existían como tales. Es decir, la Francia que reprimió a los argelinos es el mismo Estado francés que hoy aún existe. Lo mismo pasa con Canadá o Gran Bretaña.

    4. El caso de la Conquista de México es diferente, pues ni el Estado español ni el mexicano existían en 1521. Contra lo que cree la mayoría, España no conquistó México. Esta es la versión que desde la independencia de México se empezó a construir para justificar la secesión”.

    Después de describir de manera general lo que llamamos conquista, incluyendo la cristianización, que fueron procesos en los que intervinieron más indígenas que españoles, continúa el Dr. Ávila:

    “11. El actual Estado español ya no es la monarquía católica. La nación española surgió en el siglo XIX, igual que México. Ambos países son herederos de la conquista y de la monarquía católica, pero son organizaciones políticas diferentes, son Estados nacionales modernos.

    12. Mi opinión: la nación española no es la que conquistó a la nación mexicana ni a los pueblos originarios. La conquista es un proceso complejo, muy cruel, en el que participaron numerosos grupos humanos. Incluso, indígenas, criollos y castellanos conquistaron Filipinas.

    13. Ahora, la explicación de lo que está pasando ahora. La carta de @lopezobrador_ es resultado de la educación pública, promovida por el Estado mexicano tras la Revolución: una visión simple y maniquea. El Presidente es muestra del éxito de esa política educativa.

    14. En los viejos libros de texto (los que leyó @lopezobrador_) se enseñaba que “nuestros” ancestros eran los mexicas, no importaba que el niño que se estuviera educando fuera un maya en Yucatán, uno con apellido chino en Baja California o el nieto de un cántabro en Tabasco”.

    Y termina: “19. El Presidente no está interesado en que España pida perdón. Si lo estuviera, hubiera mantenido todo por la vía diplomática. Su interés es seguir haciendo campaña política en México. Se dirige a los mexicanos, no a los españoles.

    20. Si @lopezobrador_ quiere que un Estado extranjero se disculpe por agresiones, que considere a @realDonaldTrump. EU despojó a México de territorios, intervino militarmente en varias ocasiones, impulsó programas violatorios de derechos humanos y aún sigue. No lo hará”.

    Agradezco al Dr. Ávila la autorización para reproducir sus ideas. Las suscribo por completo.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...hettino/perdon
    (Edición de firma).

  23. #353

    Default

    El hombre y la agenda

    Por Salvador Camarena.

    México tiene capacidad para atender más de un asunto a la vez. De hecho, siempre hay varios Méxicos en más de un tema a la vez. Por eso tiene poco o nada de cuestionable que el Presidente proponga cada semana reinventar una agenda distinta. El problema está en otra parte.

    Andrés Manuel López Obrador ha sido en la Presidencia el mismo trompo frenético que fue como candidato. Salvo en las noches, que no se le dan en público, su mandato está marcado por una hiperactividad y un empuje de quien sabe que un sexenio no dura, y menos alcanza, para todo lo que un gobernante se propone.

    En su equipo lo han dicho más o menos con estas palabras: El licenciado exige y presiona porque sabe que no hay tiempo que perder, pero hay gente en el equipo que no entiende esa demanda.

    Ocurre, sin embargo, que el licenciado está prácticamente solo. En cuatro meses ha propuesto a México una agenda de cambios que generan olas propias de un maremoto, al tiempo que la tripulación que le debería ayudar a domar esas tormentas es todo menos experimentada, e incapaz de mandar señales de confianza. Hay excepciones, como siempre, pero son eso, excepciones y ni siquiera nos ponemos de acuerdo en cuáles son.

    Así, al arranque de su gobierno López Obrador tiró los planos convencionales y cambió sobre la marcha la ruta general, lo que ha provocado menos sacudidas de las que pudiéramos estar padeciendo, pero más de las que a muchos les hubiera gustado atestiguar.

    El ramillete de cambios enfrentará resistencias. Legítimas y no tanto. Hay quienes cuestionan para enriquecer y hay quienes pretenden el inmovilismo que tan rentable les resultó por décadas. Esas resistencias son tan evidentes e incluso saludables. Lo que resiste apoya, decían los viejos priistas.

    Pero los cambios muchas veces se marchitan, no por las condiciones adversas del exterior, sino porque un solo hombre, por más histamina que despliegue, él no es el país, ni siquiera es el gabinete.

    López Obrador es víctima de su historia. Tiene tanto por hacer, según plantea cada mañana, pero su desconfianza mítica le ha hecho rodearse de un equipo que difícilmente aguantará debidamente el paso, y menos le garantizará que sus iniciativas lleguen a buen puerto.

    Por eso los reclamos de que las pensiones –que no son otra cosa sino la savia esencial que debe nutrir el apoyo popular a este gobierno– están rezagadas y no llegan a los viejos, por eso la cascabeleante economía, por eso la desconfianza internacional sobre la política energética, y por eso –entre otras cosas que no tienen visos de ir a bien– las matazones siguen a todo lo que dan por todo el país.

    Andrés Manuel tiene una agenda. Por décadas la ha cultivado en su cabeza. De ahí lo ridículos que suenan esos críticos que escriben que el abucheo beisbolero provocó una carta a Felipe de Borbón.

    Pero tener muchas ideas no significa tener un plan. Sucede que AMLO no sólo es el vocero cuasi único del proyecto de cambio de régimen. Es, preocupantemente, más que el líder y vocero: prácticamente es el único que empuja e instrumenta tan complejos cambios.

    No tiene un jefe de oficina que se sepa qué hace, ni un jefe de la política social que rinda cuentas por los padrones y los apoyos retrasados, ni un canciller que explique las incongruencias de reclamar a España y doblarse ante EU, ni una secretaria de Energía que entienda su responsabilidad…

    El Presidente tiene una agenda, una fuerza inagotable y poco más. Muy poco más.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...re-y-la-agenda
    (Edición de firma).

  24. #354

    Default

    Sin crítica se pierde el rumbo

    Por Luiz Pasos.

    En un viaje a la ex-URSS, unos años después de abandonar el socialismo real, destruir las estatuas de Lenin y tirar a la basura las teorías de Marx, asistí a la plática de un alto exfuncionario del régimen soviético. Describió todos los errores que llevaron al gobierno socialista a implementar políticas que generaron escasez, colas interminables para conseguir alimentos, desempleo y pérdidas de las libertades, que culminaron con la miseria de más del 90% de la población.

    Después de la plática le pregunté al exfuncionario, ex socialista, por qué habían llegado a tan lamentable situación. Su respuesta deja una gran enseñanza, válida en estos días:

    “Controlábamos todo, no había oposición, y cualquier crítica de una persona o grupo era acallada inmediatamente, no sabíamos qué opinaba la gente de nuestras políticas económicas, guardaban silencio por miedo, solo se escuchaban los aplausos de miembros de nuestro partido a todo lo que hacíamos. La falta de una prensa que criticara las acciones del gobierno nos llevó a perder el rumbo”.
    Eso mismo pasó en mayor o menor grado en la China de Mao y en la Cuba de Castro, y puede pasar en México si el partido en el poder busca acallar a quienes critican los dichos y programas de su presidente, y sus legisladores están prontos a justificar incondicionalmente cualquiera de sus comentarios o recomendaciones, sean racionales o irracionales, lo ayuden o lo perjudiquen. Quien en realidad busca el éxito de un amigo o político no debe aplaudirle sus errores, sí decírselos.

    Si el presidente critica a las calificadoras, legisladores de su partido a las pocas horas dicen que presentarán un proyecto de ley para “descalificarlas” y hasta negarles el permiso de opinar en México si bajan su calificación, pues “las calificadoras -dijo un senador de MORENA- están para calificar no para descalificar”. Esa expresión refleja el grado de ignorancia en materia económica de algunos legisladores, que en su afán de hacer eco a todo lo que dice el presidente lo pueden llevar a que pierda el rumbo. Su apoyo servil ayudará que en lugar de pasar a la historia como un buen presidente sea considerado por sus resultados como uno de los peores.

    “La crítica racional es la base del progreso” señaló uno de los grandes filósofos del siglo XX, Karl Popper.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...ierde-el-rumbo
    (Edición de firma).

  25. #355

    Default

    Ya solo faltan 66 meses

    Por Enrique Quintana.

    Hoy es el último día hábil de marzo. Terminamos el primer trimestre del 2019 y también los primeros cuatro meses del sexenio, el cual será el más breve de la historia.

    Por el cambio de calendario, esta administración durará solo 70 meses, en contraste con los 72 meses que han durado todas las demás, desde 1934.

    El domingo próximo se cumplirán los primeros cuatro meses de un gobierno que quiere cambiar radicalmente al país, es decir, en sus raíces.

    Ya alguna vez le comentamos que hay quienes piensan que este gobierno es una ‘anomalía’.

    Suponen que será solo un paréntesis. Imaginan que lo realizado en los últimos sexenios estuvo bien hecho y que es un error tratar de componerlo.

    Algunos meses después de haber dicho lo anterior en este espacio, lo sigo percibiendo día con día.

    Algunos piensan que el domingo 1 de julio, el votante mexicano se trastornó y votó por López Obrador, casi sin quererlo.

    Como dijo aquel: “ya, supérenlo”. No fue solo AMLO. La gente se cansó de un sistema, de una visión, de una ideología. Y votó por el que rechazaba esa visión.

    Hacer la oposición a AMLO, reivindicando lo que antes se hizo, es poco menos que suicida.

    Y muchos, casi todos los críticos, es lo que están haciendo.

    Pasan las semanas y los meses, y las críticas a AMLO provienen del viejo paradigma.

    El Estado debe dar espacio a las ONG y a la sociedad civil; el mercado debe ser el que prevalezca aquí y ahora; el Estado no debe controlar sus empresas; etc. etc.

    El problema es que mientras las críticas a la 4T provengan de ese viejo paradigma, sobre la premisa de que las cosas estaban bien, y de que la elección de AMLO fue por una decisión irracional de los votantes, puede usted estar seguro de que esa oposición se va a ir por el caño porque está partiendo de premisas equivocadas.

    Las cosas estaban mal. Y el sistema fue tan torpe que no pudo hacer un diagnóstico correcto que permitiera corregir los problemas.

    En contraste, alguien que llegó de fuera, como AMLO, captó la sensación de la mayoría y obtuvo su respaldo.

    Trátese de energía, de historia, de educación, de salarios, de economía, etc., el nuevo gobierno no ha encontrado en sus opositores argumentos plausibles, que tengan la mínima posibilidad de convencer a la gente.

    El origen, a mi parecer, es el diagnóstico incorrecto.

    Solo como ejemplo, en lugar de reivindicar la necesidad de contar con una empresa petrolera poderosa y eficiente, al estilo de la noruega Statoil, se plantea la necesidad de debilitar a Pemex para dar espacio a quien –por filosofía– se considera que son empresas más eficientes, las del sector privado.

    Si la oposición tuviera una propuesta diferente para crear una empresa estatal eficaz, podría haber un debate interesante. Si se descalifica la opción de fortalecer a la empresa estatal, entonces ya no hay debate sino choque.

    El problema que tenemos en México es que la falta de debate real en los últimos 15-20 años al menos, debilitó nuestra capacidad propositiva.

    Las visiones económicas y políticas dominantes se consideraron tan legítimas como la ley de la gravedad y si había alguien que las cuestionara, era puesto en la marginación.

    En buena medida, por eso tenemos hoy una anemia ideológica, del gobierno y de las oposiciones.

    Bueno, pero piensan algunos: ya solo faltan 66 meses de este gobierno y después ya podremos regresar al pasado.

    No se han dado cuenta que el ‘mundo feliz’ en el que vivían ya se fue.

    Y que hoy, aunque nos incomode, debemos revisar todos los paradigmas.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...altan-66-meses
    (Edición de firma).

  26. #356

    Default

    Mi comentario...

    Lo que no sé, es si voy a seguir leyendo a este señor Quintana... porque se supone que este diario es para gente inteligente, que sabe de Economía. Señor Quintana... TAMBIEN es pausible que la gente, el "pueblo bueno" haya votado como votó por IGNORANCIA, y RESENTIMIENTO, sembrado desde ciertos medios y ciertos actores, y no vio objetivamente lo bueno que se hizo en este país. La vida es dura, existe una competencia entre naciones por el capital y por encontrar un nicho en la división internacional del trabajo. El nivel de vida del Mexicano promedio no es un nivel opulento, ni somos Suiza... quizá no hemos trabajado para ello. Pero tampoco somos Venezuela, con la gente viviendo a oscuras y bebiendo agua del caño... pero ojo, esa TAMBIEN puede convertirse en nuestra realidad. Si la oposición (PRI + PAN) dice que muchas cosas en el pasado se hicieron bien, yo les creo... así yo sea 1 de cada 100. Lo que falta es que los Morenistas pongan algo sobre la REALIDAD, para lo cual, deberemos esperar muchos meses, o varios años. Pero ojo, que ellos no admiran a la "neoliberal Suiza", sino a Venezuela. Ya desde el mapa que tienen, creo que están mal. Respecto a usted, ya tomé una decisión... no voy a leer sus artículos por seis meses, y luego ya veré. Saludos.
    (Edición de firma).

  27. #357

    Default

    ¿Cómo les va con este pleito a las empresas de España?

    Jonathan Ruiz Torre.

    Bastan unos nombres para detectar la influencia de las empresas españolas en México: Iberdrola, Acciona, Santander, BBVA, OHL…

    Puede ser que los mexicanos visiten con frecuencia un rol de víctima, pero en sentido contrario las compañías ibéricas sacan provecho del poder real de quienes habitan y trabajan en este país.

    Para BBVA, presidido por Carlos Torres Vila, México supera el negocio de Estados Unidos o el de los países de América del sur en su conjunto, por ejemplo. Para Santander, de Ana Botín, este país americano equivale a su negocio de toda Europa, descontando España.

    Esta semana, los gobiernos de México y el de aquel reino mediterráneo entraron en una discusión emanada de lo que alguna vez provocó el vínculo entre ambas naciones, lo que provoca el recuerdo del “poinsetismo” advertido por José Vasconcelos hace 100 años.

    Él escribió sobre una estrategia de Estados Unidos para cortar las conexiones de Europa con América: sacar de México cualquier reminiscencia de la influencia de España, enalteciendo solo la mitad de la raza nacional: la indígena, en detrimento de la europea.

    Esa tarea se solidificó, en opinión de Vasconcelos, con las tareas diplomáticas del político estadounidense Joel Roberts Poinsett, y en esos días llegó a la presidencia de México justamente un indígena, Benito Juárez.

    No estamos en esos años, claro, aunque curiosamente hoy el pleito del gobierno es con España y la complacencia, para Estados Unidos.

    ¿Qué impacto tendrá para las empresas ibéricas el distanciamiento político entre España y México? Es difícil saberlo, pero si el mercado sirve para obtener señales, el nerviosismo no parece ser relevante por el momento.

    El precio de las acciones de Santander y BBVA cayeron apenas por arriba del uno por ciento este mes, aparentemente más por el posible impacto del Brexit a la economía española.

    El valor de Acciona e Iberdrola subió marginalmente, en tanto que el de OHL sí se desplomó casi 8 por ciento este mes, pero más por razones estructurales de una empresa en problemas a la que, además, esta semana las autoridades la acusaron de corrupta por pagar 'mordidas'.

    Las empresas de España, como puede ser el caso también de las estadounidenses, suelen destacar en la lista de inversionistas extranjeros y pueden tener un alto impacto social, lo que hace relevante cuidar las relaciones diplomáticas con ambas naciones, principalmente en el afán de facilitarle a los embajadores la difusión de México como destino de capital, ahora que ya no existe Proméxico.

    El banco Santander aceleró la oferta de microcréditos para los pequeños negocios que antes no tenían acceso a préstamos, mientras que Iberdrola -que tiene en México un 15 por ciento de toda su capacidad eléctrica instalada en el mundo- es una clara entusiasta de la generación de electricidad con recursos renovables, al punto de que en un año aumentó en el país la dimensión de sus proyectos de energías limpias de 410 megawatts en 2017, a 679 megawatts el año pasado, tal vez suficiente para alimentar una ciudad mediana, como Villahermosa, Tabasco.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...esas-de-espana
    (Edición de firma).

  28. #358

    Default

    La carta filtrada

    Por Raymundo Rivapalacio.

    Por una razón de cultura tropical más que por conocimiento, las filtraciones periodísticas en México tienen una connotación negativa. Es cierto que durante más de dos décadas, las principales filtraciones han estado circunscritas a temas de violencia y narcotráfico, y que la mayoría de ellas han sido violatorias de la ley y servido para dañar, injusta e irreparablemente, famas públicas. Las filtraciones, sin embargo, son un subproducto de las democracias y los sistemas abiertos, al reflejar las tensiones dentro de un sistema de gobierno donde existen individuos y grupos que impulsan sus agendas o tratan de cambiar el destino de las políticas y su formulación mediante la ventilación de temas polémicos.

    Las filtraciones permiten airear diseños de políticas para medir la opinión pública, como los llamados trial balloons, o han servido para desviar la atención de crisis, como el caso de Valerie Plame en el marco de la invasión a Irak. También han sido empleadas para golpear políticamente a adversarios, como la publicación de un estudio obsoleto sobre impuestos patrimoniales, para descarrillar la candidatura presidencial de José López Portillo, o para vanagloria de los gobernantes, como cuando se filtró que había rechazado el regalo de una mansión ofrecida por el gobernador mexiquense Carlos Hank González.

    En los últimos días se abrió una acalorada discusión internacional por la revelación del exhorto del presidente Andrés Manuel López Obrador a España y el Vaticano para que ofrecieran disculpas por el avasallamiento de los pueblos originarios durante la Conquista de la Nueva España, donde la narrativa pública y política se le arrebató al maestro de la narrativa mexicana debido a una filtración. De acuerdo con una reconstrucción periodística, Javier Lafuente, corresponsal en México del diario madrileño El País, obtuvo la información de la carta el lunes temprano, y hacia las ocho de la mañana local, buscaron confirmar su veracidad en España, a través de Lucía Abellán, que cubre el Ministerio de Asuntos Exteriores.

    Para el mediodía, se tenía la confirmación de Madrid, pero no de Palacio Nacional. Ese mismo día se preparaba en Tabasco un evento en Centla, donde hace 500 años se dio la primera batalla de los pueblos originarios contra la fuerza invasora de Hernán Cortés, pero no había ninguna señal que se daría a conocer el envío de las cartas. El País decidió jugársela con la sola confirmación de España, y a las 13:05 horas en la Ciudad de México publicó en Twitter su exclusiva.

    El metabolismo político cambió rápidamente. López Obrador iba a presidir una ceremonia de condecoración de marinos, y como había un tiempo muerto antes de ese evento, grabó un video en la zona arqueológica de Comalcalco, en Tabasco, cerca de Centla, junto con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller. El presidente suspendió su gira, dejó plantados a los marinos, incluido al jefe de la Armada, y pospuso la ceremonia para abril. No se informó la razón de ello –la prensa que lo acompaña ya se encontraba en Frontera, donde iba a ser la ceremonia–, pero el contexto fue la bomba mediática-política que había explotado y un escándalo que estaba creciendo.

    El gobierno español rechazó ofrecer disculpas y lamentó que una comunicación privada se hubiera hecho pública. El presidente López Obrador dijo el martes que la filtración no había salido de su gobierno, pero el miércoles admitió que la carta publicada por Reforma sí había sido entregada por una persona en su equipo de trabajo. No dio más detalles y nadie le pidió ahondar en esto, pero aquí se encuentra la clave de todo. El contenido de la carta tenía su propio espacio y tiempo para análisis y valoración en el gobierno español, pero darla a conocer fue el verdadero problema, porque no daba cabida a la negociación ni a encontrar los puntos de contacto para empatar los intereses binacionales.

    La forma como se fue tropezando el presidente López Obrador en las explicaciones sobre la carta, permiten conjeturar razonablemente que no fue una filtración que haya autorizado o supiera de ella. Rectificar en 24 horas sobre el origen de la filtración subraya la asimilación de lo que sucedió hacia el interior de su equipo y deja entrever que hubo una investigación interna que, o encontró la fuente original de la indiscreción que provocó un diferendo diplomático, o las huellas que dejó el autor intelectual de la entrega de esta información, las tiene claras.

    La filtración, deliberada o involuntaria, tuvo un impacto negativo en el presidente, a nivel nacional e internacional, y en lo privado, su esposa fue la depositaria de ese golpe por ser, dijeron personas que conocen los orígenes de la carta, la autora intelectual y promotora de la reivindicación indigenista. La señora Gutiérrez Müller, dicen quienes han visto su interacción con López Obrador, tiene todo el respeto del presidente y la escucha. Pocas veces tiene voto, agregan, pero en esta ocasión su influencia iba acompañada por los intereses personales del presidente.

    El estar cerca de él, ser una persona con influencia e inherentemente poder, genera anticuerpos dentro del propio equipo presidencial, que como en todos los equipos de gobierno, lucha por espacios de poder. La pregunta entonces es a quién beneficia la filtración en el supuesto que fue intencionada. La respuesta tendrá que enmarcarse en quién tenía acceso a ese documento y se sentía con la fuerza suficiente para dársela a un medio, o pensó que podía salir con la suya. Si el presidente admitió que hubo esa filtración que desafía su autoridad, habrá que esperar para ver quién se desvanece de su círculo interno, es mandado al ostracismo o es perdonado.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...carta-filtrada
    (Edición de firma).

  29. #359

    Default

    Preocupante

    Por Pablo Hiriart.

    Se logró un dictamen de reforma educativa bastante razonable y, por el hecho de que PAN y PRI votaran en favor, el presidente López Obrador la quiere modificar “para que no se diga que somos iguales”.

    Qué es primero: ¿la educación de los niños de México, o la aversión del presidente de la República contra los que él denomina “conservadores”?

    Pretender cambiar un dictamen de reforma constitucional porque se hizo con el PAN y el PRI, nos indica que en Palacio Nacional siguen anclados en los odios del siglo XIX, o libran en la actualidad una guerra imaginaria.

    El tema es preocupante.

    Mario Delgado, líder de los diputados de Morena, y el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, lograron consensar con todas las fuerzas políticas un dictamen de reforma educativa que conserva muchos de los aspectos positivos de la reforma que todos los partidos hicieron en el sexenio anterior.

    Eso no le gustó al presidente. Si están de acuerdo con ella “los conservadores”, entonces es mala.

    “Voy a hablar con Esteban Moctezuma, que hable con los maestros (CNTE) y que se quite todo lo que pueda ser utilizado como pretexto para que puedan vociferar que somos iguales” con los conservadores.

    ¿De cuándo acá estar de acuerdo es malo?

    López Obrador sigue en la lógica de promover entre sus partidarios que voten en contra de todo, aunque sea bueno para México.

    No ha asimilado que ya es presidente, que ya ganó.

    Ahora quiere que cambien el dictamen que ellos hicieron, con tal de no coincidir con el resto de las fuerzas políticas “conservadoras”.

    Repito: preocupante.

    Dijo ayer en su conferencia matutina: “No somos iguales. No somos simuladores. No va a haber evaluaciones punitivas. Se cancela por completo la reforma educativa (del Pacto por México). No queremos venta de plazas ni trafiques con la nómina”.

    A ver: “no va a haber evaluaciones punitivas”. Tanto en esta reforma como en la del Pacto por México, los maestros no pierden su plaza si no pasan las evaluaciones, o “procesos de selección basados en los conocimientos, aptitudes y experiencia necesarios”, como se les denomina en el actual dictamen.

    El presidente vuelve a pelear contra un fantasma. No hay ni habrá “evaluaciones punitivas”.

    “Se cancela por completo la reforma educativa (del sexenio anterior)”. Sí, se cancela por completo: se hicieron los cambios semánticos correspondientes, y en el fondo quedó una igual en un 75 por ciento, porque así le conviene al país.

    “No queremos venta de plazas ni trafiques con la nómina”. Eso fue, exactamente, lo que hizo la reforma del sexenio pasado, y es lo que la CNTE quiere recuperar.

    “Voy a pedirle a Esteban Moctezuma… que se quite todo lo que pueda ser utilizado como pretexto para que puedan vociferar de que somos iguales” a los conservadores. Olvida el presidente que la reforma está ahora en el terreno legislativo, y no en el suyo ni en el de Moctezuma. Hay algo que se llama división de poderes.

    ¿No es preocupante?

    La reforma educativa del Pacto por México se cambió porque así se lo prometió López Obrador a la CNTE.

    El resultado del trabajo serio de los diputados de todos los partidos arrojó un dictamen similar a la reforma que se va a derogar.

    Pensaron en lo que le conviene a México, sin fantasmas de guerras entre liberales y conservadores del siglo antepasado.

    La consecuencia de derogar una reforma para hacer otra muy similar es que la CNTE ha revivido, se siente traicionada por Morena, y el presidente está enojado porque hubo consenso en este nuevo texto.

    Pregunto: si iban a hacer prácticamente lo mismo, ¿para qué se embarcaron en una nueva reforma que iba a levantar a la CNTE de la lona?

    Ese grupo síndico-gangsteril ya estaba derrotado.

    Por primera vez en décadas, a partir de 2016 se acabaron las huelgas magisteriales en mayo. Volverán.

    Los maestros en territorio de la CNTE ya se evaluaban: en Chiapas, al final del sexenio anterior, se evaluó el 99.4 de los docentes convocados.

    En Michoacán, el 97 por ciento de los convocados y en Oaxaca el 90 por ciento.

    Todo para abajo, y a empezar de nuevo prácticamente lo mismo.

    Ahora revivieron a la CNTE por el puro espejismo de alentar una guerra entre “conservadores” y “liberales” que no está en la mente de nadie. O de casi nadie.

    Preocupante, en verdad.

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...rt/preocupante
    (Edición de firma).

  30. #360

    Default

    La luz que no llega a Bartlett

    Por Lourdes Mendoza.

    El que cada vez se queda sin luz, vamos, más aislado dentro del gabinete, es Manuel Bartlett. Si no me cree, pregunte en Hacienda, Economía o en la Oficina de Presidencia. De entrada, a la CFE ha llevado a funcionarios sin capacidad, que no le entienden a los temas y que, ante su incompetencia, han descalificado todo lo que han encontrado a base de mentiras. El último ejemplo de esto es la presentación que sobre los gasoductos distribuyeron en días pasados, en la que, increíble pero cierto, hasta el mapa estaba mal hecho, y súmele que los cálculos nadie los entendió, y sus comparaciones numéricas eran totalmente tendenciosas y falsas.

    Lo más malo de este asunto es que AMLO ha dejado que Bartlett actúe como 'secretario de Electricidad' de la 4T, no sólo operando la CFE con visiones arcaicas, sino lo que es más delicado y peligroso, generando política pública que merma las condiciones de mercado y que, lejos de resolver en el corto plazo las ineficiencias del sistema eléctrico mexicano, ha metido a la Comisión y al propio gobierno en una dinámica destructiva de la industria eléctrica nacional.

    Se ve poco rigor en sus análisis

    Ha dedicado su tiempo a convencer a AMLO de que todo está mal y de que lo realizado es una enredada y compleja maraña de corrupción. Pero, más allá de las malas formas de Enrique Ochoa y de que seguro no todo es perfecto, lo que es una realidad es que el plan de construcción de gasoductos era necesario para aprovechar lo barato que es el gas texano y traerlo a México para generar electricidad más barata y sustentable.

    Es su responsabilidad arreglarlo

    En CFE no reconocen que si los gasoductos están subutilizados, es culpa de la propia CFE y que además es hoy su responsabilidad arreglarlo. La propia CFE no terminó las centrales de generación eléctrica y no coadyuvó tampoco a que se resolvieran los problemas sociales, ambientales o políticos que hoy tienen detenida la construcción o suspendida la operación de al menos siete gasoductos privados. En eso debería centrarse Manuel Bartlett: en arreglar esos problemas para que la red de gasoductos que ahí está se aproveche y la CFE genere energía más eficiente y limpia.

    Pero no. Está empeñado en devolver la gloria a la CFE montado en viejas ideas, que lo único que están provocando es mucha incertidumbre en el sector y 0 inversiones. Pues, ¿quién va a querer invertir en la industria si don Manuel quiere forzar a los privados a renegociar contratos que fue la propia CFE quien se los impuso? OBVIO, ¡Nadie! Simplemente porque no han entendido en la CFE de qué se tratan los contratos. Son contratos de transporte, NO de infraestructura de ductos. Así pues, la renegociación anunciada ayer es una locura que, además de vulnerar el Estado de derecho en México, atenta contra el más mínimo entendimiento de cómo funciona este tipo de infraestructura y contratos en todo el mundo.

    Quien pagará la venganza política y estos yerros de Manuel Bartlett será sin duda el presidente, quien no podrá cumplir su palabra de tener electricidad más barata y eficiente. Lo peor es que Bartlett nos llevará a las tinieblas (again, como cuando se le cayó el sistema)… Tarde o temprano tendremos apagones y cortes programados, y donde lo único que podrá entonces decidir el presidente es: ¿a quién le cortamos primero? Todavía es tiempo, señor presidente...

    https://www.elfinanciero.com.mx/opin...ega-a-bartlett
    (Edición de firma).

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •