Hay un dicho muy conocido que dice que a una persona se le seduce y conquista por la comida, y creo que realmente es cierto. Llevo con mi pareja más de 5 años, me sorprendió el primer día diciéndome que quería hacerme algo para cenar, algo rico y diferente de lo habitual, y cuando empecé a degustar lo que había creado, me quede sin palabras, realmente sabía cómo seducir a una persona como yo, que suelo ser muy dura de corazón y desconfiada, pero al final, aquí estamos que pronto nos casaremos, porque yo no me alejo ni de su comida, ni por supuesto de él.