Antes era un forofo del fútbol, me encantaba verlo todos los fines de semana o incluso escucharlo por la radio, pero poco a poco ha perdido su encanto por culpa de que lo han querido monetizar demasiado y se nota que los resultados no son como antes. Todo se quiere ahora explotar al máximo, y tan solo hay que ver las burradas que cuestan hoy en día los jugadores, algo que hace unos años nosotros no nos íbamos a imaginar y que además, si hacemos cuentas, como me ocurrió a mí con la compra de Neymar, ellos cobraban por hora lo que nosotros en un mes (con suerte), yo creo que está todo muy desigual y por eso prefiero aprovechar mi tiempo con otra cosa que no sea este deporte.