Results 1 to 8 of 8

Thread: Leamos el "Ulises" de James Joyce

  1. #1

    Default Leamos el "Ulises" de James Joyce

    Hay varios sitios para leerlo en línea gratis.

    Voy a usar éste:

    James Joyce Ulises
    xa.yimg.com/kq/groups/16873480/.../James+Joyce+-+Ulises+(espanhol).pdf.pdf

    Según esto, son sólo seiscientas páginas.

    De entrada se menciona a dos personajes: Buck Mulligan y Kinch (Stephen Dedalus).



    MAJESTUOSO, el orondo Buck Mulligan llegó por el hueco de la escalera, portando
    un cuenco lleno de espuma sobre el que un espejo y una navaja de afeitar se cruzaban. Un
    batín amarillo, desatado, se ondulaba delicadamente a su espalda en el aire apacible de la
    mañana. Elevó el cuenco y entonó:
    -Introibo ad altare Dei.
    Se detuvo, escudriñó la escalera oscura, sinuosa y llamó rudamente:
    -¡Sube, Kinch! ¡Sube, desgraciado jesuita!
    Solemnemente dio unos pasos al frente y se montó sobre la explanada redonda. Dio
    media vuelta y bendijo gravemente tres veces la torre, la tierra circundante y las montañas
    que amanecían. Luego, al darse cuenta de Stephen Dedalus, se inclinó hacia él y trazó
    rápidas cruces en el aire, barbotando y agitando la cabeza. Stephen Dedalus, molesto y
    adormilado, apoyó los brazos en el remate de la escalera y miró fríamente la cara agitada
    barbotante que lo bendecía, equina en extensión, y el pelo claro intonso, veteado y tintado
    como roble pálido.

  2. #2

    Default

    Buck le reprochó a Kinch su desdén hacia su madre. Mencionan a una tía.

    -La tía piensa que mataste a tu madre, dijo. Por eso no me deja que tenga nada que ver
    contigo.
    -Alguien la mató, dijo Stephen sombríamente.
    -Te podías haber arrodillado, maldita sea, Kinch, cuando tu madre moribunda te lo pidió,
    dijo Buck Mulligan. Soy tan hiperbóreo como tú. Pero pensar en tu madre rogándote
    en su último aliento que te arrodillaras y rezaras por ella. Y te negaste. Hay algo siniestro
    en ti ....

  3. #3

    Default

    Versión cinematográfica. Más o menos los primeros cinco minutos se refieren a estas escenas de la rasurada en una torre.


  4. #4

    Default

    Vale la pena detenerse un poco en el análisis de la prosa de James Joyce, como donde describe al mar como "una masa de líquido verde apagado":

    Stephen, un codo recostado en el granito rugoso, apoyó la palma de la mano en la frente
    y reparó en el borde raído de la manga de su americana negra deslucida. Una pena, que
    aún no era pena de amor, le carcomía el corazón. Silenciosamente, en sueños se le había
    aparecido después de su muerte, el cuerpo consumido en una mortaja holgada marrón,
    despidiendo olor a cera y palo de rosa, su aliento, que se había posado sobre él, mudo,
    acusador, un tenue olor a cenizas moladas. Más allá del borde del puño deshilachado veía
    el mar al que aclamaba como inmensa dulce madre la bienalimentada voz a su lado. El
    anillo de la bahía y el horizonte retenían una masa de líquido verde apagado. Un cuenco
    de loza blanca colocado junto a su lecho de muerte reteniendo la bilis verde inerte que
    había arrancado de su hígado podrido con vómitos espasmódicos quejumbrosos.

  5. #5

    Default

    Re: Leamos, pues, el "Ulises" de James Joyce

    Mensaje por rubmir el Dom Abr 22, 2018 4:23 pm

    Yo aquí como que me pierdo un poco. No sé si estén recordando una casa donde habitaba un tal Clive Kempthorepe, o si estén ahí:


    Gritos juveniles de voces adineradas en las habitaciones de Clive Kempthorpe. Rostrospálidos:
    se desternillan de risa, agarrándose unos a otros. ¡Ay, que voy a fallecer!
    ¡Dale la noticia con tacto, Aubrey! ¡Que la palmo! Los jirones de la camisa azotando el
    aire, brinca y bota alrededor de la mesa, los pantalones caídos, perseguido por Ades del
    Magdalen con las tijeras de sastre. Cara de temero asustado dorada con mermelada. ¡No
    me bajéis los pantalones! ¡Que no me toreéis!
    Gritos desde la ventana abierta turban el atardecer del patio. Un jardinero sordo, con
    mandil, enmascarado con la cara de Matthew Amold, empuja el cortacésped por la hierba
    umbría observando atentamente las briznas danzarinas de los brotes de césped.


    Me llamó la atención la forma de describir cómo se poda el pasto: "observando atentamente las briznas danzarinas de los brotes de césped".

    Luego Stephen apena a Mulligan al recordarle un comentario suyo sobre la muerte de la madre del primero:


    -¿Te acuerdas el primer día que fui a tu casa después de la muerte de mi madre?
    Buck Mulligan frunció el ceño de pronto y dijo:
    -¿Qué? ¿Dónde? No me acuerdo de nada. Me acuerdo sólo de ideas y sensaciones. ¿Por
    qué? ¿Qué pasó, por Dios santo?
    -Estabas preparando el té, dijo Stephen, y pasaste por el descansillo para coger más
    agua caliente. Tu madre y una visita salían del salón. Te preguntó quién estaba en tu cuarto.
    -¿Sí? dijo Buck Mulligan. ¿Qué dije? Lo he olvidado.
    -Dijiste, contestó Stephen, Ah, no es más que Dedalus al que se le ha muerto la madre
    bestialmente.
    Un rubor que le hizo parecer más joven y atractivo le subió a las mejillas a Buck Mulligan.
    -¿Eso dije? preguntó. ¿Sí? ¿Y qué hay de malo en eso? Se deshizo de la tirantez nerviosamente.

  6. #6

    Default

    No se entiende muy bien cuántas personas están en la torre.


    Una voz dentro de la torre llamó fuertemente:
    -¿Estás ahí arriba, Mulligan?
    -Ya voy, contestó Buck Mulligan.

    ¿Fergus?


    La cabeza desapareció pero el zureo de su voz descendente tronó por el hueco de la escalera:
    -Y no te apartes y le des vueltas
    al misterio del amor amargo,
    porque Fergus guía de bronce los carros.


    Aquí luce la elegancia de la prosa del escritor:


    Sombras de espesura flotaban silenciosamente por la paz de la mañana desde el hueco
    de la escalera hacia el mar al que miraba. En la orilla y más adentro el espejo del agua
    blanquecía, hollado por pisadas livianas de pies apresurados. Blanco seno del mar ensombrecido.
    Golpes ligados, dos por dos. Una mano punteando las cuerdas del arpa,
    combinando acordes ligados. Palabras enlazadas de blanco ola fulgurando en la marea ensombrecida.
    Una nube empezó a tapar el sol lentamente, completamente, sombreando la bahía en un
    verde más profundo. Yacía a sus pies, cuenco de aguas amargas. La canción de Fergus: la
    cantaba a solas en casa, manteniendo los largos acordes oscuros. La puerta de ella abierta:
    quería escuchar mi música. Silencioso de temor y pesar me acerqué a su cabecera. Lloraba
    en su cama miserable. Por aquellas palabras, Stephen: el misterio del amor amargo.

  7. #7

    Default

    https://www.iberia.com/es/guia-de-de...e-james-joyce/


    La inspiración de James Joyce.

    A media hora de Dublín encontrarás el pintoresco pueblecito costero de Sadycove, donde se encuentra la Torre Martello y en su interior el pequeño Museo James Joyce. La torre data de la época de las invasiones napoleónicas y fue utilizada como fortaleza defensiva para ser posteriormente alquilada como vivienda. Según dicen las crónicas, el célebre autor de Ulises se alojó en esta torre en 1904, concretamente seis días: hubo algo que vio o vivió que no le gustó (se habla de un incidente con un revólver de su amigo y arrendatario Oliver St. John Gogarty) y Joyce salió corriendo de allí para no volver. Su corta estancia, sin embargo, le aportó la inspiración suficiente para ambientar el primer capítulo de su conocida novela. Asumido que aquí no hallarás la memoria del escritor, el museo le homenajea con fotografías, cartas y algunos objetos personales de James Joyce.





  8. #8

    Default

    Aquí creo que aluden al pasado de la muerta:

    ¿Dónde ahora?
    Sus secretos: viejos abanicos de plumas, carnés de baile con borlas, empolvados con
    almizcle, un dije de cuentas de ámbar en su cajón acerrojado. Una jaula colgaba de la
    ventana soleada de su casa cuando era niña. Oyó cantar al viejo Royce en la pantomima
    Turco el terrible y rió con los demás cuando él cantaba:
    Yo soy el rapaz
    que puedegozar
    invisibilidad.
    Regocijo fantasmal, guardado: almizcleperfumado.
    Y no te apartes y le des vueltas.


    Aún ahora hay muchos piojos entre los niños, incluso europeos:

    Guardado en el recuerdo de la naturaleza con sus juguetes de niña. Los recuerdos asedian
    su mente cavilante. El vaso de agua del grifo de la cocina cuando hubo recibido el
    sacramento. Una manzana descarozada, rellena de azúcar moreno, asándose para ella en
    la hornilla en un apagado atardecer otoñal. Las uñas perfectas enrojecidas con la sangre
    de piojos aplastados de las camisas de los niños.



    El impacto de la muerte y los ritos asociados a ella:


    En sueños, silenciosamente, se le había aparecido, el cuerpo consumido en una mortaja
    holgada, despidiendo olor a cera y palo de rosa, su aliento, posado sobre él con palabras
    mudas enigmáticas, un tenue olor a cenizas mojadas.
    Sus ojos vidriosos, mirando desde la muerte, para conmover y doblegarme el alma.
    Clavados en mí sólo. Vela espectro para alumbrar su agonía. Luz espectral en su cara
    atormentada. Ronca respiración recia en estertores de horror, mientras todos rezaban de
    rodillas. Sus ojos en mí para fulminarme. Liliata rutilantium te confessorum turma circumdet:
    iubilantium te virginum chorus excipiat.



    Ampliar esta imagen.



    La voz de su amigo lo saca de sus cavilaciones:

    ¡Necrófago! ¡Devorador de cadáveres!
    ¡No, madre! Déjame ser y déjame vivir.
    -¡Eh, Kinch!
    La voz de Buck Mulligan cantaba desde dentro de la torre. Se acercaba escaleras arriba,
    llamando de nuevo. Stephen, aún temblando por el lamento de su alma, oyó una cálida
    luz de sol deslizante y en el aire a su espalda palabras amigas.
    -Dedalus, baja, pánfilo. El desayuno está listo. Haines pide disculpas por despertarnos
    anoche. No pasa nada.
    -Ya voy, dijo Stephen, volviéndose.

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •