Results 1 to 7 of 7

Thread: "T-MEC con sombreo ajeno y censura" - Pablo Hiriart.

  1. #1

    Default "T-MEC con sombreo ajeno y censura" - Pablo Hiriart.

    T-MEC con sombrero ajeno, y censura

    Pablo Hiriart.

    Muy bien que nos mantengamos en el bloque comercial de América del Norte, pero los festejos del gobierno por el acuerdo no corresponden a sus méritos: la renegociación se hizo y firmó en el sexenio anterior.

    En el actual se hizo un agregado (adenda) en que cedemos a demandas de Estados Unidos que en su momento fueron rechazadas por el gobierno mexicano y, a regañadientes, aceptadas y firmadas por Trump.

    Con la insólita debilidad del actual gobierno ante Estados Unidos, y falta de negociación con los demócratas, nuestros representantes cedieron en lo que ya habíamos ganado y firmado en el último mes del sexenio pasado.

    Más vale una adenda insatisfactoria que una ruptura del tratado, sí. Había que negociar.

    Pero al gobierno de izquierda, antineoliberal y que llegó a la Presidencia a gritos contra los presidentes anteriores por “entreguistas”, cedió lo que ninguno había aceptado: la vigilancia extranjera sobre el cumplimiento de nuestras leyes.

    No digo que está bien o mal, pero nuestros actuales gobernantes se oponían a ello y decían que era ceder soberanía. Eso, precisamente, hicieron ahora que están en el poder.

    Trump tiene razones para bañar en elogios a nuestro Presidente: le dio lo que Peña Nieto no le había dado.

    Los morenistas en el poder se quieren presentar como artífices del libre comercio con Estados Unidos y Canadá. Qué poca memoria. Eso lo hizo Carlos Salinas en su gobierno, pese a la oposición iracunda, con marchas y boicots, del actual mandatario y sus compañeros de partido.

    Hoy que están en el poder, ceden donde ninguno de los “entreguistas” cedió.

    Qué bueno que hayan cambiado de opinión y le den continuidad a lo que equivocada y airadamente combatieron, cuando decían que el TLC era la entrega del país a Estados Unidos y señalaban como “vendepatrias” a sus impulsores.

    Está bien el T-MEC, pero por favor un poco de modestia a la hora de festejar la renegociación (a gusto de Trump), de lo que ya se había negociado y firmado a pesar de las resistencias de Trump, quien fue doblegado con razones.

    Por respeto al régimen democrático que aún tenemos, el Presidente debe aceptar voces críticas, con representatividad, al adenda que se firmó en Palacio con estadounidenses y canadienses.

    A Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, sencillamente lo censuró.

    El Presidente descalificó a De Hoyos y lo desconoció como representante empresarial. “Yo diría que él está haciendo campaña política porque quiere ser candidato de un partido conservador en Baja California. Si a esas vamos. Y es un indicio, nada más por su comportamiento, porque no representa realmente a los empresarios. Es como una especie de dirigente de un partido, pero tiene todo su derecho a manifestarse”.

    ¿Con qué autoridad el Presidente desconoce la representatividad de Gustavo de Hoyos como dirigente patronal?

    Llegó a la presidencia de la Coparmex a través de una elección. Y los miembros de esa confederación lo reeligieron en el cargo y designaron representante de sus intereses por un periodo determinado.

    Dice el Presidente de la República que De Hoyos “no representa realmente a los empresarios”.

    O sea, el mandatario sólo reconoce como legítimos a los empresarios que le aplauden, y a quien discrepa lo censura. Nadie que difiera de él representa a nadie. Vaya demócrata.

    Ah, pero De Hoyos “tiene todo su derecho a manifestarse”, añadió López Obrador. Pues sí. Faltaba más.

    Y en dado caso que Gustavo de Hoyos quisiera ser candidato en su estado o donde se le pegue la gana y la ley lo permita, ¿por qué debe ser objeto de ataques de parte del Presidente?

    Gustavo de Hoyos, líder de la Coparmex, no estuvo de acuerdo con las concesiones que se hicieron en la adenda del T-MEC. Fue un exceso lo que se dio a Trump y a los sindicatos estadounidenses.

    Criticó que en la recta final de las negociaciones de la adenda, los empresarios hayan sido marginados.

    En su opinión “el gobierno fue un mal negociador”

    Dijo: “lo que se cerró ahí (el martes en Palacio) me parece una postura santannista. Creo que desde que se cede en el Tratado Guadalupe-Hidalgo la mitad del territorio, la historia contemporánea de México no registra un gobierno que haya cedido más”.

    Puede ser discutible la opinión del líder de la Coparmex y está bien que el Presidente responda, pero que lo haga con argumentos y no con la censura a un dirigente empresarial que, por criticarlo con dureza y claridad, ya “no representa realmente a los empresarios”.

    Por cierto, los negociadores de la 4T no dijeron ni pío del capítulo migratorio que López Obrador prometió incluir si ganaba la Presidencia.

    www.elfinanciero.com.mx

    Mejor sitio de imágenes: http://postimages.org

  2. #2

    Default

    El gran día de López Obrador

    Pablo Hiriart.

    Ayer fue el mejor día para Andrés Manuel López Obrador desde que tomó posesión como Presidente de la República.

    En la Ciudad de México se firmó el acuerdo alcanzado para el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

    Y en Texas, Genaro García Luna fue detenido por autoridades estadounidenses.

    Cayó el poderoso exsecretario, símbolo de la política de seguridad del archienemigo y único opositor político de peso de López Obrador, Felipe Calderón.

    Día redondo para el Presidente, “haiga sido como haiga sido”.

    No importa el costo del nuevo tratado: se firmó en Palacio y eso es un triunfo del Presidente.

    Tampoco importará mucho, en términos mediáticos, conocer cómo se gestó y el derrotero de la detención de García Luna en Texas, a solicitud de la Corte de Brooklyn.

    Lo ocurrido ayer en Texas tiende a validar todas las críticas de López Obrador a la estrategia anticrimen del expresidente Calderón.

    Y lo que sucedió en Palacio lo pone como un paladín del libre comercio.

    La popularidad del Presidente ayer se fue a las nubes, “haiga sido como haiga sido”.

    En los detalles, en la letra chica y pormenores de ambos temas, TMEC y García Luna, está la verdad. Pero en política importan, y mucho, los golpes de alto impacto.

    La tarea de los periodistas y analistas políticos es distinta: hay que buscar el fondo de los sucesos y decirlo.

    La detención de Genaro García Luna se da un contexto de otorgar concesiones de México a Estados Unidos en materia comercial con el TMEC, y a cuatro días de la visita a México de William Barr, el procurador de Donald Trump.

    Habrá que analizar el detalle de lo que se acordó en reglas de origen, en vigilancia de nuestra (sic) legislación laboral y ambiental, y en el plazo de las patentes de medicinas biotecnológicas.

    Estados Unidos, por su parte, capturó al exponente máximo de la estrategia de seguridad del expresidente Calderón.

    Ambos hechos no están desconectados entre sí, salvo que aún existan personas que crean que en política hay casualidades.

    Por lo viso, lo que no consiguió el jefe de la negociación comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, lo obtuvo el procurador William Barr.

    Con razón Donald Trump dice que se entiende mejor con AMLO que “con el otro”. Hubo concesiones que no estaban en el acuerdo firmado apenas el 30 de noviembre de 2018.

    Faltan que sucedan más cosas, porque la acusación contra García Luna está prendida de alfileres. De cualquier manera, habrá show.

    Se le acusa con base en una declaración del Chapo Guzmán hecha hace meses, en su juicio en Brooklyn, en que dice que le contaron que García Luna recibió en dos ocasiones sobornos de entre tres y cinco millones de dólares, para proteger al Cártel de Sinaloa.

    Ahí está el cimiento de la acusación contra García Luna, de la que se desprenden cargos como conspirar para llevar cocaína a Estados Unidos, posesión de cocaína con intención de distribuirla en ese país, y haber mentido en las formas migratorias en que firma no haber cometido ningún delito.

    Estamos ante el dicho de un narcotraficante, El Chapo, a quien le dijeron otros narcotraficantes, que habían comprado a García Luna.

    Si eso es todo –habrá que esperar–, el cargo es débil y la detención de García Luna, muy probablemente, se realizó a pedido del gobierno mexicano. Una negociación secreta, pues.

    Pero de aquí a que se conozca todo y García Luna sea liberado, si es que lo sueltan, pasarán los meses, tal vez los años. Y el golpe político al sexenio de Felipe Calderón es de efectos inmediatos y contundentes.

    ¿Será Genaro García Luna el único en caer preso por los acuerdos con el procurador de Estados Unidos?

    La lista de enemigos del gobierno es extensa y a partir de hoy cualquiera puede caer por los dichos de un narcotraficante al que le contaron tal cosa.

    Por cierto, hace algunos años Estados Unidos solicitó la extradición del entonces gobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz.

    Un narco dijo que el secretario de Gobernación del presidente Miguel de la Madrid (Bartlett), junto con el secretario de la Defensa, Juan Arévalo Gardoqui, y el entonces gobernador de Jalisco, Enrique Álvarez del Castillo, habían estado en la casa y en el momento en que era torturado a muerte el agente de la DEA Enrique Kiki Camarena Salazar.

    ¿Quién hizo esa solicitud de extradición? El entonces procurador William Barr, que ahora es el fiscal de Donald Trump y hace cuatro días vino a México en una visita cuyos frutos empezamos a conocer.

    La extradición de Bartlett fue negada por el gobierno mexicano por “falta de lógica y contener datos falsos”, así como “no tener ni pies ni cabeza”, según explicó el que fuera un gran procurador general de la República en aquel entonces, Ignacio Morales Lechuga.

    Pero Kiki Camarena es más que un héroe para la DEA: es un santo. Y tal vez Barr no ha olvidado sus agravios contra Bartlett. No como para insistir en extraditarlo, pero algo puede ocurrir con su presencia en el gabinete en las siguientes semanas.

    Suceda lo que suceda, los dos golpes de ayer significan un triunfo para el presidente López Obrador. Se ha quitado el estigma de opositor al libre comercio (sin duda lo era), y propina un golpe bajo la línea de flotación de su enemigo, el expresidente Felipe Calderón, sin –aparentemente– meter las manos. Fueron los del norte, dirá.

    Hay que ver la letra pequeña del TMEC y en detalle la acusación contra García Luna, pero golpe dado ni Dios lo quita.

    Día redondo para AMLO, “haiga sido como haiga sido”.

    Mejor sitio de imágenes: http://postimages.org

  3. #3

    Default

    Antonio Garci Nieto
    ‏ @Garcimonero

    Mi cartón de hoy en @ElFinanciero_Mx
    Una sobre los hombres fuertes del #TMEC
    #MonerosFinancieros



  4. #4

  5. #5

  6. #6

    Default

    .....



    César A. Sandoval
    ‏ @cesamo70
    12 dic.

    Los "anti neoliberales" del @PartidoMorenaMx basan TODAS sus esperanzas económicas en la firma de un tratado comercial con EEUU y Canadá, llamado T-MEC...

    Yo sé que los fanáticos de @lopezobrador_ no entienden la contradicción y la burla que eso implica...

  7. #7

    Default

    @lopezobrador_=#AN_ASSHOLE_WITH_A_PEN/#UN_PENDEJO_CON_PLUMA VERDADERO_PELIGRO_PARA_MÉXICO #CON_LOS_PELOS_DE_LA_BURRA_EN_LAS_MANOS...#ATADAS #CORTESÍA @Cartoncalderon @Reforma @Nerilicon #Saluda @potus #A_FIFIS_Y_CHAIROS @PerujoMonero @MoneroKemchs
    Name:  EL PENDEJO CON PLUMA PEQUEÑO @CartonCalderon @reforma 11 de diciembre de 2019 copy.jpg
Views: 8
Size:  60.8 KB


    Name:  pequeño saludos de presidente de los estados unidos de amnesia pequeña.jpg
Views: 8
Size:  50.7 KB





    Name:  OBJETIVO FINAL @PerujoMonero 18 de noviembre de 2019 @Reforma PEQUEÑA.jpg
Views: 8
Size:  56.1 KB

    Name:  @moneroKemchs #divide Y Vencerás julio 7 2019 copy.jpg
Views: 8
Size:  59.0 KB

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •