Results 1 to 5 of 5

Thread: La Nueva Galicia y la Nueva Vizcaya.

  1. #1

    Default La Nueva Galicia y la Nueva Vizcaya.

    Con la fundación de Guadalajara, la de Jalisco, hace 461 años, se estableció la base desde la cual vascos como los hermanos alaveses Juan y Cristóbal de Oñate y los Ibarra, cuya madre era de Durango, lograrían la colonización y civilización del Occidente y el Noroeste de lo que ahora conocemos como México y que entonces abarcaron la Nueva Galicia y la Nueva Vizcaya hasta los límites de los actuales estados norteamericanos de Washington, Oregon, Wyoming y Lousiana.

    El pasado 14 de febrero se conmemoró la fecha 461 en que Cristóbal Pérez de Narriahondo, Martínez de Vicente, Baeza e Irarzabal, más conocido como Cristóbal de Oñate, clavó una espada en el tronco de una higuera detrás de donde ahora es el Teatro Degollado, para declarar fundada la ciudad, en representación del conquistador Nuño de Guzmán, oriundo de la Guadalajara de España, acto que está representado por un bello monumento en ese mismo lugar y en el que figuran los hermanos Miguel, Francisco y Diego de Ibarra, el primero de los cuales fungiría como Primer Alcalde de la ciudad y el segundo como fundador y colonizador del Reino de la Nueva Vizcaya con su capital Durango y que comprendía lo que ahora son los estados de Durango, Zacatecas, Coahuila, Sinaloa, Chihuahua y Sonora.



    Los hermanos Oñate tenían fuertes discrepancias con Nuño de Guzmán pues en tanto que éste actuaba como un conquistador castellano típico apoyándose en las armas para todo y era cruel y arbitrario, tanto los Oñate como los Ibarra, y todos los demás "vizcaínos" que iban en el contingente eran humanitarios y contrarios a los despojos y a los abusos y preferían la fuerza de las ideas, de las palabras, la caridad y el convencimiento. Poco después de fundada Guadalajara, Nuño regresó a España por cuentas pendientes que tenía en la Península y ello permitió a los Oñate y a los Ibarra gobernar como ellos querían y lograr una colonización humanista y pacífica, lo que efectivamente consiguieron con las positivas consecuencias que aún se pueden apreciar hoy día pues tanto el Occidente como el Norte de México son regiones progresistas y de gente trabajadora, descendiente en cierto porcentaje de aquellos colonizadores vascos, entre quienes estaban Juan Machain de la Guarda, Tomás y Juan de Birrieta, Juan de Villarreal, Juan de Urrutia, Juan de Zubia, Alonso de Arostegui, Juan de Urbina, Pedro de Murrieta y Juan de Saldibar, aunque también venían andaluces, extremeños, castellanos, montañeses, portugueses y algunos gallegos.

    Fue uno de estos gallegos precisamente quien durante sus correrías por el territorio conquistado le encontró similitudes con su natal Galicia y comenzó a llamarle Nueva Galicia, nombre que prevaleció como Reino de la Nueva Galicia, con cierta autonomía del virreinato que constituía la Nueva España.

    La conquista y colonización del Occidente de esto que ahora es México dio comienzo el 21 de diciembre de 1529 cuando Nuño de Guzmán reunió a su hueste en la plaza mayor de México, integrada por 267 españoles y varios miles de guerreros indígenas, hueste que fue aumentando en el camino pues se le fueron uniendo otros indígenas para someter a los indios cazcanes, chichimecos, mixtones y de otros grupos que, dicho sea de paso, eran muy belicosos y no se prestaban a entrar en negociaciones de ninguna clase.

    Luego de muchas vicisitudes y de tres intentos de fundar lo que por fin fue Guadalajara, llegaron los conquistadores al valle de Atemajac, se hizo la fundación y el trazo de la ciudad y, como era la costumbre, los españoles se instalaron en el llamado "primer cuadro" de la misma y los indígenas en barrios alrededor de ella llamados precisamente "barrios de indios". Un detalle interesante es que, a diferencia de los conquistadores de Tenochtitlán, la capital de los aztecas o meshicas, que venían solos, en este caso traían a sus familias y no se propiciaba el mestizaje, por lo que hasta la fecha, la gente de Jalisco conserva mucho de sus rasgos europeos, y los que tienen origen vasco se sienten identificados y orgullosos de sus raíces a veces hasta sin saber por qué y se afirman más si se les explica la razón de su manera de sentir, como que se encuentran a sí mismos y se explican la razón de muchas de sus reacciones espontáneas muy propias de su carácter, diferentes de las de otras personas que no tienen los mismos cromosomas.

    Es fácil reconocer a estos "vascos de sangre" pues no pueden negar "la cruz de su parroquia". A este respecto, saliéndome un poco del tema de la crónica de la conquista y fundación de la Nueva Galicia, permítaseme relatar un hecho verídico que es muy orientador de este tipo de situaciones.

    Paco Jáuregui, era un mozo (ahora es un hombre maduro) natural de la población de Yahualica, en la región de Los Altos de Jalisco, famosa por el tipo y el carácter europeo de su gente, y en el tiempo a que me voy a referir estaba en su apogeo el famoso proceso de Burgos contra algunos etarras y él estudiaba en el Seminario Conciliar de Guadalajara. Había mucha efervescencia entre la gente en general, este chico estaba muy inquieto al respecto y fue germinando en él la idea de ir a Euskal Herria de alguna manera aunque no sabía definir para qué. Por ese tiempo, la dirección del Seminario dispuso un viaje que harían los del grado en que él se encontraba a Roma y cuando lo llevaron a cabo hicieron escala en Madrid, de donde este Paco se les escapó y por preguntar a un policía cómo llegar a Euskadi, éste le vio tipo vasco, le preguntó su nombre y ahí comenzó su odisea: "¿A qué vas? ¿eres de la ETA?", llegaron otros policías y terminó en la cárcel luego de haber recibido varios garrotazos en la cabeza de los que hasta la fecha conserva las cicatrices y las muestra orgullosamente bromeando al mismo tiempo sobre su condición de "sospechoso de ser etarra". Por fin lo rescataron sus compañeros, que tuvieron que pagar una multa y pudo seguir su viaje a Roma; pero además, dice que no se arrepiente de lo que le pasó y sigue con la idea de ir algún día a hacer contacto físico con sus raíces pues no quiere morir sin lograrlo. Este es un caso típico de "salto atrás", frecuente por estos rumbos.

    Sucesos como este hacen pensar a uno que a lo mejor hay más vascos fuera de Euskadi que los que uno piensa y que tal vez podrían ayudar, en caso dado, a rescatar la sangre si llegamos a estar en peligro de desaparecer de la faz de la tierra.


    Bien, siguiendo en lo que estábamos, en lo que se fundaba Guadalajara Nuño fundó la ciudad de Culiacán en el norteño estado de Sinaloa, en compañía de los vascos Juan de Labastida, Diego de Mendoza y Diego de Ibarra, en tanto que en Guadalajara, en su primera fundación quedaron como Alcalde Mayor Juan de Oñate y como regidores Ortiz de Zúñiga, Miguel de Ibarra y Santiago de Aguirre; al mismo tiempo se había fundado otra ciudad como capital de Nueva Galicia, llamada Compostela, y en esta quedaron como Alcalde Mayor Cristóbal de Oñate y como regidores otros vascos: Juan de Villalba, Alonso de Gaztañaga, Juan de Samaniego, Domingo de Arteaga, Jerónimo de Arceneaga, Martín de Rentería y Jerónimo de Orozco. Establecidas las autoridades en Guadalajara, tanto civiles como eclesiásticas, y después de resolver favorablemente algunas peleas con indios rebeldes y de dejar funcionando en paz la región, continuó la exploración de territorios situados más al norte y los Oñate, junto con los Ibarra, a quienes se incorporó Francisco de Urdiñola, natural de Oyarzun, fundaron Zacatecas, que se convirtió en un emporio minero y agropecuario y llegó a tener casa de moneda propia, y luego Nombre de Dios y Durango, el 8 de julio de 1563 por Francisco de Ibarra, al que el rey de España concedió el título de ciudad en el siglo XVII y escudo Palacio de Gobierno de Durangopropio, que no es otro que el mismo de Bizkaia con alguna leve variante. Por cierto, es muy sorprendente cuando uno visita el Palacio de Gobierno de Durango ver representados en una pared los dos escudos, uno al lado del otro, con sus respectivos gallardetes en uno de los cuales dice "Vizcaya" y en el otro "Nueva Vizcaya".

    Un dato interesante de Francisco de Ibarra es que en 1554, cuando apenas contaba con 16 años había dirigido una expedición a tierras de Zacatecas en la que descubrió las minas de plata de San Martín, Sombrerete, Chalchihuites, Nieves, Aviño y San Lucas y dejó fundadas las villas de San Alto, El Bautismo y San Miguel. Cuando ya había sido nombrado gobernador buscó una supuesta fabulosa región llamada "la Nueva Copala y su Laguna" pero nunca la encontró. Organizó su gobierno, que se caracterizó, como ya hemos dicho, por su espíritu cristiano y trató con humanidad y justicia a todos, sin distinciones ni menos discriminaciones para los indígenas, motivo por el cual, también como ya dijimos antes, fue sentido y llorado aun por los conquistados cuando falleció en el mineral de Pánuco, en Sinaloa, en 1575. En esta región fundó también varias importantes poblaciones que prosperaron y todavía existen.

    Luego de haber fundado Durango, Ibarra fundó la ciudad de Chihuahua y otras poblaciones más del norte de aquellas regiones. En realidad, todo el norte de lo que ahora es México, incluidos los ahora estados de Arizona, Colorado, Kansas, Texas, Nuevo México (fundado por Juan de Oñate, hijo y sobrino respectivamente de Cristóbal y Juan de Oñate, los fundadores de Guadalajara) y California, ahora pertenecientes a Estados Unidos, hasta los confines de Canadá, fue explorado por los vascos y colonizado en su mayor parte por ellos.



    Cabe hacer notar que en el año de 1998 se inauguró en la ciudad de Alcalde, Nuevo México, con motivo de los 400 años del primer asentamiento de los exploradores en este lugar, un gigantesco monumento ecuestre de Juan de Oñate, al que se considera el más grande el mundo en su género.

    En cierta ocasión el barón Alejandro de Humboldt dijo en referencia a diversas regiones de América que "la parte llamada Nueva Vizcaya fue poblada en su mayor parte por gentes de origen vasco, y así sus habitantes son enérgicos, industriosos, laboriosos como sus antepasados. Esta es la provincia donde el elemento étnico europeo cuenta con mayor representación".





    http://www.euskonews.com/0215zbk/kosmo21502.html

  2. #2

    Default

    Pues si, el norte de Mexico es un mundo totalmente aparte del centro y sur, tanto geograficamente como en genetica y costumbres, los españoles que poblaron hasta aca prefirieron seguirse hasta el norte que quedarse por alla en el sur y asi no hubo tanto mestizaje, y aparte debido a que la densidad demografica por sus dificiles condiciones contribuyo a que la poblacion se conservara hasta cierto punto mas europea, es cierto, somos muestra del progreso y desarrollo industrial, sabemos trabajar porque las cosas no se nos han dado facil, gente valiente, noble y leal

  3. #3
    nemesis
    Guest

    Default

    Quote Originally Posted by MizraiM View Post
    Pues si, el norte de Mexico es un mundo totalmente aparte del centro y sur, tanto geograficamente como en genetica y costumbres, los españoles que poblaron hasta aca prefirieron seguirse hasta el norte que quedarse por alla en el sur y asi no hubo tanto mestizaje, y aparte debido a que la densidad demografica por sus dificiles condiciones contribuyo a que la poblacion se conservara hasta cierto punto mas europea, es cierto, somos muestra del progreso y desarrollo industrial, sabemos trabajar porque las cosas no se nos han dado facil, gente valiente, noble y leal

    Es cierto ya que acá en nuestra parte del hermoso noreste pasó lo mismo, alejados del central virreinato, quizá mas salvajes, pero los resultados lo dicen todo. pero bueno, hay que ver que acá en el norte los asentamientos fueron mas de aventureros, los de aquí p´a alla y los de allá p´a aca es decir los que llegarón del sur y los que vinieron del norte, ya que no eran de la misma linea los franceses irlandeses alemanes españoles anglos, indigenas, arabes, judios, etc, que poblaro el norte que los que se asentaron en el centro y sur, es decir alla era mas virreinal mas formal acá fue mas de aventureros, "que coma el que jale" por cierto acuerdate que se planeaba "algo" entre los gobernadores de los estados del norte y los estados confederados del sur de EU, muchos piensan que nos llegaron los franceses(del noreste) de la guerra de los pasteles, pues no fueron inmigrantes de louisiana... igual muuuchos de los güeritos y gúeritas que poblaron nuestro noreste, llegaron por el norte y por tampico y matamoros, (claro ademas de los españoles) la diferencia es que aquí eliminaron a los naturales de la región, acabaron con casi todos los indigenas naturales, cosa que no pasó en el centro y sur.

  4. #4

    Default

    Quote Originally Posted by MizraiM View Post
    contribuyo a que la poblacion se conservara hasta cierto punto mas europea, es cierto, somos muestra del progreso y desarrollo industrial, sabemos trabajar porque las cosas no se nos han dado facil, gente valiente, noble y leal
    Sin duda...

    Miren nomás que Europeos, los norteños.
    ¿No conservan todo el look? Si hasta parecen Parisinos o Londinenses...



    Las cosas que puede uno leer...
    //////////////////////////////////////////////////////////

    Quote Originally Posted by Dedos Sangrantes / Le Rouge
    el caso de la zoofilia [...] probablemente sea menos pecaminoso

  5. #5

    Default

    Quote Originally Posted by Bisonte View Post
    Luego de haber fundado Durango, Ibarra fundó la ciudad de Chihuahua y otras poblaciones más del norte de aquellas regiones.
    Don Antonio de Deza y Ulloa, como gobernador de la provincia, funda el Real de San Fancisco de Cuéllar el 12 de octubre de 1709. Para 1727 se le cambia el nombre a Villa de San Felipe del Real de Chihuahua.

    Para entonces, el capitán Francisco de Ibarra llevaba casi 150 años en la fosa.

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •