Results 1 to 8 of 8

Thread: Dedos-Le Rouge: el hundimiento deshundido.

  1. #1

    Default Dedos-Le Rouge: el hundimiento deshundido.

    Título: Dedos-Le Rouge: el hundimiento deshundido. Del libro "Los cuentos de la Trinchera".

    El sopor lento y denso de la desesperación y la tristeza sin límites, se ensanchan a cada momento e invaden la penumbrosa habitación débilmente iluminada por la internáutica luz de la pantalla de su computadora. Un irreversible pesar salpimentado de infinita consternación constriñe y envuelve en lacerante vórtice su vaso de whisky a medio beber, su botella de tequila casi acabada, sus gafas graduadas de abogado exitoso, su antigua caja de preservativos aún por estrenar, la foto de su guapa y virginal novia antes de que lo abandonase por un Striper, su camisa desabrochada, su tenue respiración, su cuerpo casi helado, el tambor de su vieja pistola donde falta una bala.

    Sangrando sobre el sillón imperial, cual Arquitecto Supremo y Rey Absoluto de la Trinchera, frente a la pantalla de su computadora, Dedos-Le Rouge bufa y trata de inspirar un oxígeno que apenas llega ya a sus pulmones y, por segunda vez, lee entre suspiros entrecortados y mascullando frases inconexas, el fatídico e irrevocable post en el que Jorocho le anuncia su adiós definitivo, cual prueba suprema y sentencia inapelable que, como sierra inmisericorde y despiadada, cercena el cordón umbilical de lo que un día fue una sincera y leal amistad, prolongada durante muchos años en el tiempo. A su vez, la oscuridad y la soledad infinita y eterna de antes y de después de la vida, eclipsa sus luminosos ojos de méxicano equivocado y, en el estertor de su ocaso, aún alcanza a columbrar en la pantalla las últimas palabras de su queridísimo Jorocho Malo antes de fichar por siempre y definitivamente por Foro Araña sobre muro de cemento y hormigón armado: “Adiós compadre Le Rouge, la araña me da el pan y la sal que tú siempre me negaste, y además, el servidor lo paga el solito, se acabó para siempre el PayPal”.

    A hurtadillas inicialmente y abiertamente después, Spaiderman, a sus espaldas había abierto un nuevo foro: Araña sobre muro de cemento y hormigón armado, en el que Tannat ostentaba el cargo de coadministrador, y Rex y Jorocho hacían de supermoderadores. No hace falta decir que en poco tiempo la mayoría de los foristas de la Trinchera se habían marchado a Foro Araña, interesante wed a la que todos conocían familiarmente como “El Rincón de Cutter”.


    Las lágrima se deslizan sobre el teclado y la honda pena horada sus entrañas. Dedos-Le Rouge no puede soportarlo ni un segundo más. El recuerdo de sus moderadores y de sus foristas más queridos, embarcados todos en singular diáspora internauta, que los aleja de su redil y los lleva hacia la nueva Tierra Prometida del arácnido, representan una imagen constante que martillea inmisericordemente su cerebro, cual pérfida caja de resonancia de foristas desagradecidos que no supieron aquilatarle, y le envía una y otra vez lacerantes aerolitos de dolor y consternación, inmerso en un imprevisto e inesperado microcosmos de pérdida y abandono.

    No puede soportarlo ni un momento más. “Vuelvan hijos míos”, farfulla sin esperanzas, a sabiendas de que todo está perdido, que su tesoro más preciado ha volado en masa, cual bandada de gaviotas, hacia el nuevo foro, más enjundioso y divertido por lo visto. Parece ser que el subforo XXX fue sin duda el detonante decisivo para que foristas renuentes al cambio, tales como Embrión, Dunke y Atila, se marchasen también finalmente. Incluso sus dos Lauras petrarquianas, Lady y Delisle, acabaron registrándose en el nuevo foro. Simplemente todo se había acabado y la Trinchera era cosa del pasado. Hasta Orkcloud y el Navajas se habían marchado.

    Sacando fuerzas de donde sólo queda pesar y desolación Dedos se registra en Foro Araña y abre un post en el que escribe a la desesperada utilizando letras rojas y mayúsculas: “Viva la Trinchera cabrones, venid a por mí si tenéis cojones, bola de traidores”.

    Pero todo está perdido. Dedos-Le Rouge, hombre de honor y principios, asume que un capitán debe hundirse con su barco, y comprende que hasta un niño de cuatro años sabe que un abogado necesita al menos un segundo tiro para morir. Plenamente consciente de su duro pellejo, apoya el cañón de su revolver junto a la sien para, a quema ropa , descerrajarse un segundo tiro.

    Súbitamente, cuando ya acariciaba el gatillo, le aparece un mp de Tannat en el monitor. El uruguayo le anuncia que todo ha sido una broma urdida por el Spider, los demás moderadores y él mismo. Hoy es 28 de diciembre. “¿Cómo no me había dado cuenta”, se lamenta, “casi me destrozo el testículo derecho con el primer disparo”. Y una aliviada lágrima le rueda sobre ese lugar del pecho del que quizás jamás le colgará una medalla.

    El sol ilumina de nuevo los vastos espacios de la Trinchera. Dedos-Le Rouge sigue siendo el rey.

  2. #2

    Default

    jaja, esta bien como ejercicio literario pero no creo haber dado razones para tener esa percepción sobre mi, jaja

  3. #3
    About to be temporary terminated El Barto's Avatar
    Join Date
    Mar 2006
    Posts
    5,383

    Default

    Muy buen clarividente el pinchi Lenon...

  4. #4
    Atrincherado Eleva's Avatar
    Join Date
    Oct 2011
    Location
    Baja California
    Posts
    1,072

    Default

    oh!! lo estaba leyendo y pense que era tema de calaveras

  5. #5
    Atrincherado Tatiana's Avatar
    Join Date
    Jan 2010
    Location
    En el Internet
    Posts
    272

    Default

    Quote Originally Posted by Lenon View Post
    Título: Dedos-Le Rouge: el hundimiento deshundido. Del libro "Los cuentos de la Trinchera".

    El sopor lento y denso de la desesperación y la tristeza sin límites, se ensanchan a cada momento e invaden la penumbrosa habitación débilmente iluminada por la internáutica luz de la pantalla de su computadora. Un irreversible pesar salpimentado de infinita consternación constriñe y envuelve en lacerante vórtice su vaso de whisky a medio beber, su botella de tequila casi acabada, sus gafas graduadas de abogado exitoso, su antigua caja de preservativos aún por estrenar, la foto de su guapa y virginal novia antes de que lo abandonase por un Striper, su camisa desabrochada, su tenue respiración, su cuerpo casi helado, el tambor de su vieja pistola donde falta una bala.

    Sangrando sobre el sillón imperial, cual Arquitecto Supremo y Rey Absoluto de la Trinchera, frente a la pantalla de su computadora, Dedos-Le Rouge bufa y trata de inspirar un oxígeno que apenas llega ya a sus pulmones y, por segunda vez, lee entre suspiros entrecortados y mascullando frases inconexas, el fatídico e irrevocable post en el que Jorocho le anuncia su adiós definitivo, cual prueba suprema y sentencia inapelable que, como sierra inmisericorde y despiadada, cercena el cordón umbilical de lo que un día fue una sincera y leal amistad, prolongada durante muchos años en el tiempo. A su vez, la oscuridad y la soledad infinita y eterna de antes y de después de la vida, eclipsa sus luminosos ojos de méxicano equivocado y, en el estertor de su ocaso, aún alcanza a columbrar en la pantalla las últimas palabras de su queridísimo Jorocho Malo antes de fichar por siempre y definitivamente por Foro Araña sobre muro de cemento y hormigón armado: “Adiós compadre Le Rouge, la araña me da el pan y la sal que tú siempre me negaste, y además, el servidor lo paga el solito, se acabó para siempre el PayPal”.

    A hurtadillas inicialmente y abiertamente después, Spaiderman, a sus espaldas había abierto un nuevo foro: Araña sobre muro de cemento y hormigón armado, en el que Tannat ostentaba el cargo de coadministrador, y Rex y Jorocho hacían de supermoderadores. No hace falta decir que en poco tiempo la mayoría de los foristas de la Trinchera se habían marchado a Foro Araña, interesante wed a la que todos conocían familiarmente como “El Rincón de Cutter”.


    Las lágrima se deslizan sobre el teclado y la honda pena horada sus entrañas. Dedos-Le Rouge no puede soportarlo ni un segundo más. El recuerdo de sus moderadores y de sus foristas más queridos, embarcados todos en singular diáspora internauta, que los aleja de su redil y los lleva hacia la nueva Tierra Prometida del arácnido, representan una imagen constante que martillea inmisericordemente su cerebro, cual pérfida caja de resonancia de foristas desagradecidos que no supieron aquilatarle, y le envía una y otra vez lacerantes aerolitos de dolor y consternación, inmerso en un imprevisto e inesperado microcosmos de pérdida y abandono.

    No puede soportarlo ni un momento más. “Vuelvan hijos míos”, farfulla sin esperanzas, a sabiendas de que todo está perdido, que su tesoro más preciado ha volado en masa, cual bandada de gaviotas, hacia el nuevo foro, más enjundioso y divertido por lo visto. Parece ser que el subforo XXX fue sin duda el detonante decisivo para que foristas renuentes al cambio, tales como Embrión, Dunke y Atila, se marchasen también finalmente. Incluso sus dos Lauras petrarquianas, Lady y Delisle, acabaron registrándose en el nuevo foro. Simplemente todo se había acabado y la Trinchera era cosa del pasado. Hasta Orkcloud y el Navajas se habían marchado.

    Sacando fuerzas de donde sólo queda pesar y desolación Dedos se registra en Foro Araña y abre un post en el que escribe a la desesperada utilizando letras rojas y mayúsculas: “Viva la Trinchera cabrones, venid a por mí si tenéis cojones, bola de traidores”.

    Pero todo está perdido. Dedos-Le Rouge, hombre de honor y principios, asume que un capitán debe hundirse con su barco, y comprende que hasta un niño de cuatro años sabe que un abogado necesita al menos un segundo tiro para morir. Plenamente consciente de su duro pellejo, apoya el cañón de su revolver junto a la sien para, a quema ropa , descerrajarse un segundo tiro.

    Súbitamente, cuando ya acariciaba el gatillo, le aparece un mp de Tannat en el monitor. El uruguayo le anuncia que todo ha sido una broma urdida por el Spider, los demás moderadores y él mismo. Hoy es 28 de diciembre. “¿Cómo no me había dado cuenta”, se lamenta, “casi me destrozo el testículo derecho con el primer disparo”. Y una aliviada lágrima le rueda sobre ese lugar del pecho del que quizás jamás le colgará una medalla.

    El sol ilumina de nuevo los vastos espacios de la Trinchera. Dedos-Le Rouge sigue siendo el rey.
    jajaja Què bien!!
    Yo iba a abrir un tema pero no!!
    Este merece estar en el Top!!

    Me irè con el teclado a otro espacio.
    Saludos!!

  6. #6
    L'enfant terrible Jarocho_Malo's Avatar
    Join Date
    Apr 2005
    Location
    Veracruz, VER
    Posts
    16,637

    Default

    No lo había leído; reseña en 4 palabras: Puro ardor, cero punch

    ♪ Gunter glieben glauchen globen ♪
    Los derechos humanos son para los humanos derechos


  7. #7
    Atrincherado Tatiana's Avatar
    Join Date
    Jan 2010
    Location
    En el Internet
    Posts
    272

    Default A mi me gusta

    Quote Originally Posted by Jarocho_Malo View Post
    No lo había leído; reseña en 4 palabras: Puro ardor, cero punch

    Me gustò el texto!
    Me dio risa.Es simpàtico.

    Creo que el "Homenajeado" lo tomò con espìritu deportivo, como debe ser. Si hay intrìngulis por ahi, sòlo los saben los de "endenantes"

    Saludos

  8. #8
    Atrincherado
    Join Date
    Oct 2007
    Location
    En la esquinita de la derecha
    Posts
    7,796

    Default Texto perdido que no habia leido, tal vez nunca completo

    Quote Originally Posted by Lenon View Post

    El sol ilumina de nuevo los vastos espacios de la Trinchera. Dedos-Le Rouge sigue siendo el rey.


    Lo rescatable, solo agregaria La Trinchera y Le Rouge siguen siendo El Rey



    .
    "La ceguera biológica impide ver, la ceguera ideológica impide pensar." Octavio Paz

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •