Page 17 of 17 FirstFirst ... 7121314151617
Results 481 to 486 of 486

Thread: Nomás la puntita....

  1. #481

    Default

    @delegacionMH:
    @Xochitlgalvez:

    #5_Días_secuestrados_en_Prado_Norte:

    23, 24, 25 Y 26 de Octubre de 2015:



    #Desnivel_entre_la_banqueta_y_la_rampa_del_garaje:



    #Desbarajuste_Obra_Prado_Norte:



    #Tiran_árboles_frente_al_restaurante_Barrio_Norte, #Pero_éste_que_impide_salida_de_garaje, #no:

    Last edited by Rafael Norma Méndez; 26-10-15 at 11:25 AM.

  2. #482

    Default

    #GraciasALaFaltaDeEnergíaEléctrica @CFE_ValleMex…, #Ventas=0; @StarbucksMex
    #ConPlantadeLuz, #ManchaNuevasBanquetas

    http://tinyurl.com/qbvk6ed


  3. #483

    Default

    #Perversión_Política
    #Por Ángel Pujalte Piñeiro
    http://tinyurl.com/oouk9rv
    @XochitlGalvez @Arne @delegacionMH @Braguetas_Persignadas


    El lunes 23 de noviembre Arne Aus den Ruthen Haag, subió a la INTERNET un video en el que pretendió presentarse como un servidor público inflexible en el “cumplimiento de su deber” acosando y maltratando a una indefensa mujer.

    Lo que presenta como hazaña era “meter en cintura” a una señora que tiró basura en un lugar de la unidad Lomas de Sotelo, que los vecinos habían transformado en tiradero. No la cazó al azar. Sino que la emboscó en el lugar que notablemente era un tiradero habitual.

    Ese hecho revela varias deformaciones conceptuales atávicas de nuestros servidores públicos y habitantes, que impide que el gobierno deje su subdesarrollo y los habitantes se transformen en ciudadanos.

    Aparentemente @XóchitlGálvez nombró a Arne Aus den Ruthen Haag “City Manager” o es lo que ostenta. La delegada no lo nombró gestor o administrador de la ciudad o delegación, ni ninguna otra designación en español, que tenga una jerarquía, compromisos, funciones y alcances establecidos en la estructura orgánica de la delegación, sino algo “indefinido” y en otro lenguaje, que quizás apantalla a ignorantes y acomplejados. Como se exhiben ellos mismos. Falta ver si este nombramiento consta en documentos oficiales y lo que proceda legalmente. Porque que yo sepa no existe una ley que lo autorice, determine y aclare.

    El primer vicio de nuestros servidores públicos, es creer que pueden hacer e inventar a capricho sus ocurrencias. El segundo vicio es el extravío de su posición y compromisos ante la sociedad.

    El “City Manager” Arne Aus den Ruthen Haag, no se siente servidor del público ni que su compromiso sea resolver problemas y facilitar la vida de los ciudadanos. Sino que se cree semidios que baja al mundo de los mortales a castigar los pecados de las ovejas descarriadas. De las que adoran los malos comportamientos por maldad pura.

    El acostumbramiento de la sociedad a este vicio de nuestros “servidores públicos” lo hace ver como algo “normal”. En el caso de la basura, la mustia propaganda gubernamental acredita la suciedad de la vía pública, a que los habitantes “la ensucian”. Ocultan que si hubiera un bote de basura en cada esquina y un servicio de limpia eficiente, como lo hay en las ciudades bien administradas, la gente no ensuciaría la vía pública. La falta de botes de basura en la vía pública obliga a cargarla a la casa o tirarla en cualquier parte.

    El “City Manager” Arne Aus den Ruthen Haag, no se acercó a la señora para preguntar con el respeto debido, la razón por la que depositaba la basura en ese lugar. No le interesó averiguar las deficiencias del gobierno, las fallas de la mala administración de la delegación. Que es lo primero que investiga cualquier administrador de cualquier cosa que pretende mejorar el funcionamiento del sistema que administra.

    O la delegada @XóchitlGálvez y su “City Manager” tienen miedo de encontrar que el servicio de limpia es una basura. Que pasa los días y a la hora que quieren. No con la frecuencia ni regularidad debida. O que no se llevan la basura de quien no les paga. Y que una mujer que trabaja y cría a un niño no puede esperarlos el día y hora que se les antoje o su gasto ya esta tan apretado que no le queda para “propinas”.

    Y en el peor de los casos, con ánimo de servir, otra solución puede ser distribuir contenedores dentro de la unidad, para que los vecinos que no puedan estar a la disposición del “servicio de limpia”, depositen su basura los días y hora a la que puedan. Pero el “servicio de limpia” no podría cobrarle a nadie por lo que se supone que ya pagaron los habitantes. Pero que en vez de pensar como usarlo para beneficiar a la sociedad, los políticos piensan formas para robarlo, como crear nuevos puestos, como el de “City Manager” para mantener catervas de “servidores” ineficaces, incompetentes, ineptos e innecesarios, cuya inteligencia y principios solo da para que pretendan justificar su sueldo fastidiando a los habitantes.
    Last edited by Rafael Norma Méndez; 19-12-15 at 10:57 AM.

  4. #484

    Default

    #Diatriba_Contra_Santa_Fe #Gracias @ManceraMiguelMX @pridehoy @EPN #JOLOPO @Ibero_mx #UrbanSprawling
    @Reformacom @TIMES @LEMondeFr @DerSpiegel @GlobeAndMail @guardian @ABC_ES @JornalOGlobo @ELTIEMPO @EMol @Clarincom @ELUNiversalMX

    http://tinyurl.com/o7cp7us

    Jesús Silva-Herzog Márquez



    Santa Fe es una ciudad que nace para darle la espalda a la ciudad. La fantasía de sus colonizadores fue independizarse de los horrores de la ciudad, sin dejar de disfrutar sus privilegios. Houston con chofer y cocinera. Es la utopía de una élite que aspira a liberarse de toda carga sin renunciar a sus ventajas. Una luna con servicio. Edificios enormes y feos que permiten ver a lo lejos y bajo el hombro el pasado. Santa Fe lleva al asfalto, al adoquín y al concreto el ideario del dogmatismo privatizador de nuestros tiempos. Es la brutal supremacía de lo privado. El temor al Estado que se transforma aquí en odio a cualquier pista de lo público. Una ciudad que se construye para burlarse de la ciudad. Un barrio empresarial que logra cancelar cualquier experiencia de lo común, de lo gratuito. Por eso se decretó desde su fundación que las banquetas son innecesarias. ¿Para qué robarle espacio a los coches estrangulados por el tráfico? Los parques, se sabe bien, maltratan el pavimento. ¿Para qué ensuciar el chapopote con árboles que bloquean el hermoso paisaje de los anuncios? Hay, eso sí, un centro comercial tras el otro. Cada uno, remedo del anterior. La banalización del mall.


    Tal era la confianza de los colonos en su ciudadela que se olvidaron de conectarla con la ciudad de la que huían. El genio de sus diseñadores fue tal que lograron comercializar los embotellamientos. Hoy se puede pagar para disfrutar de la experiencia de quedar atrapado durante horas en el atasco de un segundo piso. Vivir la emoción de no moverse bajo un túnel. La idea misma del transporte público resulta risible en ese proyecto. Transporte, ¿qué? Los colonos tal vez creían que quien aterrizara ahí no tendría razón para regresar al inframundo. Es cierto: a Santa Fe no se llega, se migra. Los colonizadores no quemaron las naves porque no llegaron del mar pero hicieron lo mismo para afirmar la irrevocabilidad de su exilio: obstaculizaron la travesía de tal manera que la han hecho insufrible. Lo que fue un basurero sigue siendo una estación remota a la que no le interesa dialogar con la ciudad. Quien nazca en uno de esos condominios diseñados como estaciones espaciales soviéticas puede morir ahí mismo sin necesidad de contaminarse del exterior. Hermoso proyecto de vida: nacer, comprar y morir en Santa Fe.

    A nadie que haya padecido el infortunio de visitar Santa Fe extrañará la noticia de que sus colinas se desmoronan y con ellas parece venirse abajo el último espejismo de la modernidad. Los palacetes residenciales se han levantado sobre gigantescas montañas de arena. El portento ingenieril descansa, por decirlo amablemente, en una sospecha. ¿Quién habrá verificado técnicamente la seguridad de las edificaciones? ¿Cómo se habrán otorgado las licencias de construcción? ¿Quién habrá hecho las inspecciones debidas? Una mínima experiencia con el mundo de la regulación inmobiliaria en los últimos años conducía al espanto. Se levantó una ciudad en las orillas del Distrito Federal (ya siento nostalgia por el nombre) con la temeridad del funambulista. Así, en el país de los arreglos de alambritos, se levanta el sueño de nuestra modernidad... sobre una cuerda floja.

    Santa Fe cuelga de alfileres y ya conocemos la calidad de nuestros alfileres. Hace unas semanas estuvimos cerca de contemplar una desgracia monumental: el desmoronamiento de la colina sobre la que se asientan un par de rascacielos. Violando reglamentos, una casa se instaló ahí mismo, rompiendo el precario equilibrio constructivo. Hubo que evacuar a los residentes y demoler la casa de la trampa. Se evitó, por el momento, una tragedia de proporciones inimaginables. La corrupción, que pudo haber traído muchos beneficios a la oligarquía mexicana, la pone también en riesgo mortal. El temor sobre la solidez del piso permanece. Hemos construido, literalmente, castillos de arena. Santa Fe es notable, quizá, porque representa la ilusión de modernidad de nuestras élites, el sueño de su triunfal apartamiento. Sin planeación, sin respeto por la ciudad de la que emerge, sin el mínimo sentido de convivencia más allá de la plaza comercial, con la corrupción que corroe todos nuestros vínculos, es un fracaso, más cívico que urbanístico.

    @Reformacom @TIMES

    ¿Hay mejor ejemplo de los horrores de nuestra falsa modernidad que Santa Fe? Por supuesto: Interlomas.

    http://www.reforma.com/blogs/silvaherzog/



    Last edited by Rafael Norma Méndez; 21-12-15 at 07:52 PM.

  5. #485

    Default

    #Un_poco_más_de_Santa_Fe
    #Por @CardonaRafael @MaguMonero @TIMES @LeMondeFr @DerSpiegel/
    http://tinyurl.com/j7l7573
    @ManceraMiguelMx #JOLOPO @pridehoy


    Por @CardonaRafael






    Hace poco leí un artículo terriblemente interesante: “Diatriba contra Santa Fe”. La palabra diatriba a menudo se confunde con reprimenda o regaño. Y no, significa discurso violento e injurioso contra persona o cosa, según ilumina el diccionario.

    Y no he leído en las líneas de Jesús Silva-Herzog Márquez, autor del texto referido, ninguna injuria —entendida como insulto u ofensa—, contra Santa Fe, ese fallido Houston en pequeño (su origen naco no lo podría comparar con Shangai o Pudong, Singapur o Dubai), ni tampoco ninguna majadería.

    Tampoco contienen las palabras de JSHM ninguna mención directa, con nombre y apellido, contra quienes hicieron posible esa desmesura tan simbólica del destino mexicano: la modernidad edificada sobre la basura.

    Y ya sabemos cuando alguien oculta el nombre de otra persona con la cual ha tenido tratos, lo hace por culpabilidad compartida, por protección o por compromiso vigente.

    No es el caso de Jesús quien simplemente incurre en omisión. Pero yo comenzaría por señalar tres nombres: Juan Enríquez Cabott, Marcelo Ebrard y Manuel Camacho Solís. Pero como este último ya mora en el oriente, no tiene caso discutir con los difuntos.


    Hoy Santa Fe es, en paralelo, una muestra más de lo imposible de fingir la velocidad de la historia. Y la no menos ardua victoria de las demagogias orientadas a los ricos o a los pobres.

    Es cosa extraña; en el Valle de México dos ejemplos nos llevan al mismo lugar, al menos en lo simbólico.

    En el primer caso, ya dicho, la peregrina idea de improvisar el progreso y querer cambiar las condiciones reales del suelo a partir del uso del suelo) un basurero sobre minas de arena o simplemente arenales compactados y de baja resistencia, en un fraccionamiento de lujo, si esta palabra nada más fuera sinónimo de alto precio.

    El precio del neoriquismo es la inexperiencia.

    Compraron donde les dijeron, no donde debieron, por eso lo pagan con sus constantes embotellamientos, atascos, malos servicios y tiempo-auto, así uno de los promotores iniciales del asunto, MEC, haya construido la Supervía poniente y Andrés Manuel se haya visto forzado a permutar cañadas por cemento para hacer el Puente de Los Poetas.

    Hasta hoy (y valga esta digresión) no entiendo el motivo de bautizar un puente con el nombre de Carlos Pellicer o Jaime Sabines. Para ellos hubieran quedado bien los parques, las reservas territoriales y hasta en el caso de Jaime algún paraje donde se pudieran encontrar “los amorosos”.

    Pero el caso es notable:


    El salinismo quiso hacer proyectos relumbrantes. El principal de ellos, cuando la mira estaba hacia abajo (Santa Fe como falta de solidaridad), fue el programa Solidaridad. Y su arranque en Chalco. Mucho “fachadismo”, mucha electrificación no como parte de una evolución urbana sino como punto de encendido para una ganancia post electoral de la Presidencia impugnada.


    Y Chalco, pocos años después, quedó sepultado bajo miles de litros de aguas negras, lo cual quiere decir en buen castellano, bajo la mierda.

    Si en verdad se hubiera querido una mejor vida para esos buzos de la excrecencia, se les debió haber trasladado a una zona segura, no dizque mejorar los bajos del valle hundido por la desecación de las lagunas.

    En Santa Fe, en contraste con la otra política, la fraternidad con el capital inmobiliario y el auge de la construcción a cualquier costo (como ahora con la proliferación de Plazas sin ton ni son, en agravio de la funcionalidad ya precaria de las angostas calles de la ciudad), se cometieron dos errores o se actuó sin tomar en cuenta lo erróneo de las cosas, lo ilógico.

    El primero, no construir vialidades suficientes antes de fraccionar la cañada arenosa. El segundo, hacer una ciudad “planetoide”, si se le compara con la obra inmobiliaria de Miguel Alemán (no de su gobierno, sino suya propia) en Ciudad Satélite, la cual tuvo los mismos defectos excepto la dureza del piso.

    Hoy Santa Fe le rinde cuentas a la lógica.

    Los grandes edificios no se han caído ni se van a venir al suelo: su altura los ha cimentado, por necesidad, muchos metros abajo de los arenales. Las zonas desgajadas, para espanto de los condóminos cuyas miradas de horror y fraude se dirigen a una autoridad heredera del problema, no son el problema. Son una parte de él, de la naturaleza depredadora del binomio “fraccionadores voraces y autoridades corruptas”.

    Ese matrimonio ha destruido la ciudad de México y nos está construyendo un pequeño Santa Fe en cada antigua buena zona de la ciudad, se llame “Oasis” (nuevo refugio anheloso de wannabis”), Plaza Delta, San Ángel o Antara.
    Imprimir
    TAGS:
    • Jesús Silva-Herzog Márquez
    • Santa Fe
    • Rafael Cardona



    Derechos Reservados © La Crónica Diaria S.A. de C.V.
    Last edited by Rafael Norma Méndez; 26-12-15 at 03:45 PM.

  6. #486

    Default

    #In_Mexico_City_U_Can_Crash_Your_Car_At_115_MPH, #Killing_And_Dismembering_4_People...
    http://tinyurl.com/myfvqe2
    @manceramiguelmx
    ...#And_Being_Free_In_Less_Than_15_Days
    http://tinyurl.com/lb2y228

    Last edited by Rafael Norma Méndez; 14-04-17 at 10:28 AM.

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •