1. Julián Assange, director de Wikileaks -que en los últimos meses ha desnudado con miles de denuncias al imperialismo yanqui y las burguesías nacionales- acaba de ser encarcelado en Reino Unido con el fin de destruirlo y frenar su enorme tarea. El pretexto usado para encarcelarlo es intrascendente cuando el mundo sabe la causa fundamental de ponerlo tras las rejas: por dar a conocer en el orbe todas las maniobras que el imperio realiza para mantener engañado y dominado al mundo. Assange no fue “engañado” por las dos putas de la CIA sino que su encarcelamiento estaba determinado y cualquier pretexto era válido para el imperio. ¿Por qué a la gente le encanta perderse tontamente en la particularidad cuando lo esencial está a la vista? Cuando el imperio o las burguesías “nacionales” determinan reprimir, encarcelar, asesinar a alguien encargan a sus agentes, consejeros y abogados cumplir la acción sin importar las formas.

2. La realidad es que no es posible que los EEUU sigan actuando como “Policía Mundial”; no pueden seguir sometiendo al mundo a su antojo sin que nosotros no podamos hacer nada. Hemos visto muchas veces que cuando los yanquis necesitan apropiarse de petróleo y riquezas, o vender armas para poner en movimiento sus grandes fábricas, deciden y buscan cualquier pretexto para hacerlo. Han colocado en todo el mundo aparatos de espionaje, tienen informe de todos los movimientos políticos y económicos de cada país, cuentan con organismos muy especializados para determinar sus políticas y no existen obstáculos serios que les impida actuar de acuerdo a sus intereses. En nuestro pasado, presente y, parece que en nuestro futuro como seres humanos, no se vislumbra cuando tendremos la fuerza suficiente para oponernos efectivamente a su calidad de delincuentes internacionales todopoderosos.

3. Nunca la delincuencia organizada –bien organizada y secreta- ha estado abajo (en el pueblo) sino siempre arriba; la delincuencia, la corrupción, los fraudes van siempre de arriba –de los altos niveles del gobierno, de los empresarios, del imperialismo, del clero, hacia abajo, entre los empleados y los sectores miserables y desempleados. La llamada “transparencia” como política de Estado es un engaño para imbéciles porque como dice el insulso Alonso Lujambio, ex funcionario de Transparencia en México, opinando de Likilik y justificando la represión: “hay documentos muy privados que el Estado determina que sólo deben darse a conocer entre 25 años”. Imagine nada más esa tontería cuando se habla de transparencia. ¿No debe saberse acaso que EEUU considera tonto al gobierno mexicano, que sus funcionarios y el empresariado están penetrados por el narco, que busca invadir Venezuela y que usa a Colombia como base militar?

4. Imagínense que tuviéramos que esperar 25 años para conocer el espionaje telefónico de Nixon que lo obligó a renunciar; el sexo oral de Clinton con Lawinski que debilitó a los “Demócratas”; la autodestrucción bushiana de la Torres Gemelas para justificar la invasión a Afganistán e Irak; el golpe de Estado en Honduras asesorado por EEUU; que el avión de Mouriño fue derribado y que Calderón anda arrastrándose pidiendo apoyo económico y militar al gobierno de Obama. De eso y mucho más debemos enterarnos para trazar nuestras estrategias políticas. ¿Por qué ayer en Cancún -después de caminar más de 17 kilómetros por alrededor de más de tres mil manifestantes contra la cumbre del “Cambio Climático”- los organizadores realizaron su mitin a tres kilómetros de los militares que bloqueaban la carretera pudiendo hacerlo a una cuadra? ¿Qué arreglos secretos hubo entre dirigentes de Vía Campesina y el gobierno de Calderón?

5. El periodismo de investigación –como Wikilik- sirve precisamente para denunciar lo que gobierno, empresarios y políticos buscan tapar para que la población no se entere y permanezca sumisa, oprimida o mediatizada. La política es pública o no es política. Lo que interesa no es lo que se puede ver o conocer, sino precisamente lo que se esconde. Los dirigentes priístas y panistas en México negocian todo, siempre todo; si están siempre dispuestos a negociar a sus hermanas y hasta a la mamá, ¿qué problema tienen para negociar el aumento del IVA, los votos para la privatización de la electricidad y el petróleo a cambio de dos o tres gubernaturas, senadurías y diputaciones? Por eso cuando se habla de democracia electoral, de elecciones y de votos, me da risa y me carcajeo; al pobre elector lo manipulan fácilmente por la televisión, el “estado de las encuestas” y con regalos. No conoce a los candidatos ni partidos, pero vota por ellos.

6. Wikilik está despertando, abriéndole lo ojos y la mente a gran parte de la población mundial. Inmediatamente se ve cuando nuestros enemigos saltan, hacen declaraciones y demuestran quien realmente les preocupa. ¿Por qué toda la clase imperial, política y empresarial del mundo se ha unido para condenar a Wikilik? Porque está cuestionando todas sus bases de dominación. Pareciera que a Aquiles, el de los pies ligeros, se le ha encontrado su tendón más débil: que el mundo conozca de manera directa los secretos de los EEUU en las guerras, la producción y venta de armas, los acuerdos entre gobierno para saquear riquezas. Pero también que los pueblos conozcan cómo funcionan sus burguesías, como entregan a sus riquezas al imperio y cómo realizan sus negocios para continuar su dominación. Wikilik ha emprendido una gran batalla mundial, pero también en pequeños países y pueblos se da continuidad a su ejemplo contaminador.

7. Mi Cartel de la Plaza de Mérida, después de 16 años de renovarlo cada semana con textos anarco-zapatistas, al fin fue secuestrado y parece definitivo – lo más seguro que por las órdenes- de la señora Gobernadora Ivone Ortega –enloquecida políticamente por el precandidato presidencial Peña Nieto. Cuando apareció el Cartel desde la primera semana de 1994, junto con la rebelión del EZLN, fue respetado durante los periodos de gobierno de Dulce Sauri, Federico Granja, Víctor Cervera y Patricio Patrón; sin embargo Ivone Ortega –a quien le puse una amplia carta pública el domingo y lunes últimos de noviembre que mandó arrancar en horas de la madrugada- no responde. ¿Qué hacer? ¿Quedarme con los brazos cruzados sin usar por lo menos la denuncia pública? Por ese motivo, y mil más, puedo apreciar la enorme labor de Wikilik, mentarle la madre al poder del imperio y de la burguesía mexicana y exigir la excarcelación inmediata de Assange.