El papa Benedicto XVI se unió a la pasión por el Mundial de fútbol de Sudáfrica y se decantó por su país natal, Alemania, para el partido de cuartos del final de mañana ante Argentina, según contó hoy su hermano, Georg Ratzinger. Georg Ratzinger al diario local muniqués "tz" dijo "En realidad a mi hermano no le gusta dar preferencia a ningún país. Pero en el deporte su corazón late un poco más fuerte por su país. Le desea suerte a Alemania y se alegrará si le dicen que hemos ganado", destacó DPA.
A diferencia de su predecesor, el papa polaco Juan Pablo II, Benedicto XVI no es considerado un gran aficionado a los deportes.

Su hermano, que vive en la sureña ciudad de Ratisbona, asegura sin embargo que el Mundial ha tocado su vena futbolera: "Mi hermano se interesa por este gran evento deportivo", dijo Georg Ratzinger al "tz", en declaraciones que el rotativo publicará íntegras mañana.

Fuente: http://www.elinformador.com.ve/notic...cion-alemana-f...