He de confesar que le traigo unas ganas tremendas a Argentina, mi segunda nación favorita, luego de Chile, en el cono sur. Tengo GRANDES AMIGOS argentinos. Disfruto mucho de ver una partido Argentina-Brasil con ellos, comiendo un buen asado.

Desde el día del sorteo, al ver el cruce, me dieron ganas de llegar a 8o's contra ellos. Se me cuecen las habas.

Siempre me tranquilizó el hecho de que ellos carecen de técnico. Maradona es un asco en ese papel. Y el nuestro es muy capaz... hasta hoy.

Neta, ya no sé a qué atenerme con el necio de Aguirre.