Page 9 of 12 FirstFirst ... 456789101112 LastLast
Results 201 to 225 of 288

Thread: Realidad Afgana

  1. #201

    Default

    Cuando se bombardea para exterminar y se justifica la "heroicidad" todo vale




    Decenas de civiles han muerto en el bombardeo de una madrasa en Helmand. Otros, también fueron eliminados por las fuerzas de la OTAN en Wardak

    Una masacre: los americanos bombardearon una madraza, matando a decenas de civiles. No se sabe aún cuántos son, porque los aldeanos siguen sacando cadáveres de los escombros.

    Estos son los rumores del lunes en Lashkar-Gah, la capital de la provincia de Helmand, sur de Afganistán, acerca del ataque aéreo llevado a cabo por la aviación que se inició la noche anterior en el pueblo de Maigal, distrito de Baghran, Helmand, en el extremo norte dominado por áridos picos rocosos al sur de las últimas estribaciones del Hindu Kush.

    Los rumores, con el paso de las horas, se han confirmado por las quejas de los funcionarios de las autoridades locales.

    Fazal Bari, presidente de la Diputación de Helmand, habló de al menos 25 civiles muertos en Baqran en un ataque aéreo que destruyó una mezquita y dañó casas cercanas, afirmando que se trataba de datos provisionales, ya que
    muchos cuerpos siguen enterrados bajo los escombros''
    .

    Según el comandante talibán Mullah Muhammad Hassan, las víctimas fueron al menos 50 civiles, entre ellos muchos niños.
    ''Los campesinos escarban entre los escombros con aperos de labranza, palas y picos., Hay mucha rabia por lo sucedido'',
    dijo un testigo local la agencia Associated Press.

    Por la noche llegó el comunicado de los militares mando de la ISAF, que confirma un ataque aéreo en la zona, precisando, sin embargo, que han sido afectados una fábrica de bombas y un almecen de armas y que los civiles habían sido adecuadamente protegidos antes de la operación de la aviación. Las víctimas, una quincena, todos ellos "insurgentes" según la OTAN: no hay "daños colaterales".

    El Domingo por la mañana, otro ataque aéreo de la OTAN ha matado al menos a cuatro civiles afganos, entre ellos un niño, en la provincia central de Wardak, al oeste de la capital, Kabul.
    En la misma zona 24 horas antes, dos estudiantes universitarios que viajaban en una motocicleta fueron abatidos por disparos de un convoy de blindados estadounidenses que acababa de ser atacado por los talibanes.
    Después del ataque, las tropas de EE.UU. abrieron fuego indiscriminadamente matando a los dos niños que pasaban por allí'',
    dijo Shahedullah Shahed, portavoz del gobernador local.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  2. #202

    Default

    En lo que, se adivina, son los últimos coletazos de la temporada de guerra (El general Invierno pasa a tomar el control de la situación) y con el objeto de dar muestras de poder ante las negociaciones, la insurgencia está movilizando grandes grupos en los ataques . Unos parecen fallidos (está por comprobar), como este:

    Ataque insurgente fallido a base OTAN



    Al menos 80 insurgentes afganos habrían muerto en un ataque fallido contra un puesto de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), la misión de la OTAN en Afganistán, informó hoy la organización.

    El ataque tuvo lugar este sábado en torno a las 01.30 horas de la madrugada local (21.00 GMT del viernes) en el distrito de Barmal de la provincia oriental de Paktika, cuando decenas de insurgentes atacaron desde diferentes puntos el puesto de combate de Margah con lanzagranadas, fuego de mortero y armas cortas.

    Según un comunicado emitido hoy por ISAF, las fuerzas de la coalición repelieron el asalto y solicitaron apoyo aéreo durante el enfrentamiento.

    La ISAF confirmó la cifra total de rebeldes muertos tras haber analizado la grabación de la cámara de uno de los helicópteros de la coalición que participaron en el combate.

    Y, otros no tanto:

    Insurgentes toman distrito en el suroeste



    Luego de enfrentamiento con los policías afganos, el Talibán tomó control de un distrito en el este de Afganistán, donde ocupó edificios gubernamentales y capturó a las autoridades.


    El jefe de la Policía local, Mohamad Yasin, confirmó que las sedes del gobierno en Khogyani, de la provincia Ghazni, están en manos de los talibanes, y no disponia de información sobre heridos o muertos.

    Por su parte, un vocero del Talibán indicó que todos los policías que defendian la sede del distrito murieron o han sido capturados, además de armas y vehículos.

    De los más de 350 distritos que tiene Afganistán, 10 están bajo control directo del Talibán, pero la insurgencia está presente en muchos otros.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  3. #203

    Default

    Los británicos lanzan perros paracaidistas a los talibanes


    Ya han muerto ocho perros en diversas operaciones, pero las autoridades dicen que "habrían sido ocho bajas humanas"



    Imagen de un paracaidista con un perro.Fuerzas Armadas Austriacas



    El Ejército británico está utilizando nuevos métodos para luchar contra las fuerzas talibanes en Afganistán. El último invento es el uso de perros paracaidistas con cámaras, que son lanzados en las áreas dominadas por la insurgencia.


    Los perros, de la raza pastor alemán (Deben ser los "Nazinger"), no caen solos, dado que viajan pegados a sus adiestradores. En la cabeza llevan una cámara con la que se toman imágenes aéreas de la zona y de los edificios.

    Esta táctica ha sido adoptada del Ejército de Estados Unidos, aunque el ministro de Defensa británico pasó de comentarios al respecto sobre las operaciones de las SAS (Special Air Service).

    El nuevo método ya se ha cobrado la vida de ocho canes, algo que no preocupa alEjército británico, tal y como reconoce una fuente al diario The Times. "Habrían sido ocho bajas humanas", se limitó a responder.

    Los perros son lanzados desde 25.000 pies (unos 7.600 metros) y viajan unas 20 millas (poco más de 32 kilómetros) hasta que aterrizan. Los perros van equipados con máscaras de oxígeno para las grandes altitudes. Según fuentes del Ejército austriaco, que también utiliza esta práctica, "los perros no perciben la diferencia de altitud, por lo que no se preocupan por ella".
    "Les molesta más el sonido de los motores del avión, pero una vez que están bajando lo único que hacen es disfrutar de las vistas".
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  4. #204

    Default

    La sangría económica, en Afganistán, va haciendo mella en la metrópoli imperial. Tanto es así, que Un equipo de expertos avisó al presidente Obama sobre el alto costo de la guerra y recomendó considerar una misión militar limitada si su próxima revisión en diciembre revela que la actual estrategia no está funcionando.

    En estos parámetros parece que trabajará la OTAN en su próxima reunión de Lisboa, a pesar de que el representante especial norteamericano para Pakistán y Afganistán, Richard Holbrooke, reiterara que en Lisboa la OTAN no examinará
    "ninguna estrategia de salida, solo el modo de trasladar progresivamente responsabilidades al gobierno de Hamid Karzai"

    A buen entendedor...


    OFENSIVA TALIBAN PREVIA A CUMBRE OTAN EN LISBOA



    Los talibanes recordaron hoy, con el ataque a un aeropuerto utilizado por militares norteamericanos y atentados que causaron al menos diez víctimas civiles, el noveno aniversario del derrocamiento de su régimen en Afganistán (1996-2001).
    Respondiendo en el terreno a la presión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), los rebeldes enviaron también un mensaje a la cumbre de la OTAN que se realizará el 19 y 20 de noviembre en Lisboa, y que debe establecer una nueva estrategia de transición para la seguridad afgana.
    Así demostraron que aún pueden atacar en Kabul, con un atentado cometido el viernes contra un convoy militar norteamericano que causó dos heridos.
    Hoy entraron en acción en la provincia oriental de Nangahar, lanzando un grupo de atacantes suicidas contra el aeropuerto de Jalalabad, cerca de una base militar estadounidense.
    Fuentes de la ISAF anunciaron haber rechazado la ofensiva junto con el ejército afgano, matando a seis de los atacantes.
    Voceros locales y de los insurgentes aseguraron sin embargo que dos de ellos consiguieron hacerse estallar dentro de la base, y los otros opusieron fuerte resistencia antes de ser eliminados.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  5. #205

    Default

    Karzai ofrece 35 mil puestos de trabajo a los talibanes. El Mullah Omar lo rechaza



    Enésima tentativa fallida por parte del gobierno afgano en la búsqueda de un encuentro con el número uno de los talibanes.


    Mullah Omar ha rechazado una oferta de empleo para 35 000 de sus combatientes, oferta entregada a varios talibanes por el gobierno afgano. Esta decisión de los mulás, diluye cualquier esperanza sobre una reconciliación posible entre los talibanes y el gobierno actual. Todos los esfuerzos y propaganda desplegados por Estados Unidos, Afganistán, Pakistán y Arabia Saudita para celebrar conversaciones directas entre los talibanes y el gobierno de Karzai en Arabia Saudita ha sido hasta ahora un fracaso. Ya hace dos meses, Karzai introdujo entre los miembros del Consejo nacional de paz del gobierno una docena de hombres que desde 1996 hasta 2001 habían formado parte del gobierno talibán del mulá Omar, pero, éste, se ha negado a seguir sus consejos. Ahora, los talibanes han rechazado nueva oferta de paz de Karzai: treinta y cinco mil puestos de trabajo bajo dependencia del presidente afgano. . Karzai no tiene la intención de tirar la toalla y dice:
    "No estoy decepcionado, pero vamos a tratar de buscar un contacto directo con el mulá Omar, porque tenemos que sentarnos en la misma mesa para garantizar la paz en Afganistán".
    Mientras que el mulá Omar, reiteró que las supuestas relaciones pacíficas entre los militantes y el gobierno afgano son rumores engañosos .
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  6. #206

    Default

    La prueba de que, en Afganistán, andan muy tocados del ala, es que cada cual dispara hacía donde le parece. Eso indica confusión. Mucha confusión:

    Rasmussen: «La intervención de la OTAN en Afganistán fue un error»


    El secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, reconoce que “la intervención de la OTAN en Afganistán fue un error” porque la Alianza Atlántica subestimó el reto y no fue capaz de proporcionar los medios necesarios para enfrentar el conflicto.

    A pesar de que intentan alargar la misión de la OTAN hasta 2.014, Otros manejan agendas diferentes:


    Canadá anunció el fin de misión de combate en Afganistán para el 2011


    El ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Lawrence Cannon, informó que los efectivos militares de su país abandonarán Afganistán en 2011.
    "A pesar de los reclamos de nuestros aliados de la Otan retiraremos nuestras tropas de Kandahar y clausuraremos nuestra misión de combate, pero no abandonaremos al pueblo afgano”,
    manifestó Cannon.

    Incluso, desde el interior del núcleo imperial se aprecian las contradicciones de la invasión:

    Aumenta rechazo en EE.UU. a la invasión de Afganistán

    El cincuenta por ciento de los estadounidenses considera que Estados Unidos (EE.UU.) debe terminar la invasión que inició hace nueve años en Afganistán, según los datos reflejados en una encuesta de la Universidad Quinnipiac en Washington.

    De acuerdo con el sondeo, 50 por ciento de los estadounidenses opinó que EE.UU. no debería involucrarse en los asuntos de Afganistán. Por otro lado, 44 por ciento de los consultados está a favor de la invasión.

    Mientras tanto, la sangría no se detiene:


    OTAN detalla ataque en Afganistán donde murieron 5 soldados EEUU

    La OTAN reveló el jueves los primeros detalles de un ataque insurgente que mató a cinco soldados estadounidenses el fin de semana, diciendo que los norteamericanos estaban tratando de desalojar a extremistas de un volátil valle en la oriental provincia de Kunar cuando fueron atacados.

    Igualmente el jueves, la alianza atlántica anunció otras dos muertes en el sur: una por la explosión de una bomba y la otra en un ataque de milicianos. La OTAN dijo que ambos soldados murieron el miércoles, pero no reveló más detalles ni sus nacionalidades.

    Treinta y nueve soldados de la OTAN han muerto en lo que va del mes en Afganistán, incluyendo al menos 33 estadounidenses.


    Imagen de los restos de un vehículo utilizado en un atentado suicida contra un convoy de la OTAN, el pasado 12 de noviembre en Kabul.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  7. #207

    Default

    Política guerrera de "tierra quemada"




    En la provincia afgana de Kandahar, las tropas de EE.UU. han arrasado todas las viviendas y, algunos pueblos enteros, dejados por los civiles que huyen, para neutralizar las posibles trampas. También demuelen todas las paredes, los puentes sobre los ríos y los muros de piedra que dividen las parcelas del campo, donde el enemigo se podría podría ocultar. Tampoco han escatimado en el derribo de hileras de árboles.
    "Dónde está el desierto, se le llama paz"
    Miles de desplazados que han huido en las últimas semanas de los distritos rurales en torno a Kandahar, donde a finales de septiembre comenzó la ofensiva militar "Golpe del Dragón", no tienen casa donde regresar porque han sido demolidas deliberadamente por las tropas de EE.UU. para neutralizar minas y trampas explosivas que pueden haber escondido los combatientes talibanes, que ya han causado decenas de víctimas entre las filas estadounidenses.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  8. #208

    Default

    Asterix: Si es que estos romanos están locos...



    Cuantos echamos de menos al gran Groucho, nos sentimos nostalgicamente aliviados intuyendo que nuestro recordado Groucho Marx ha metido mano en el guión de la guerra de Afganistán. El último capítulo de la serie 'Perdidos en Kandahar' inserta un personaje secundario que debería ganar una estatuilla del Oscar de modo inmediato. Resulta, que los Yankees andaban negociando con un "number one" talibán, o algo así, y no uno del montón. Se vanagloriaban de que la eminecia mulá Akhtar Muhammad Mansour podía ser el número dos de los malos, malosos.

    Pero, hete aquí,que el mencionado sujeto, puede llamarse o no Mansour. Eso no es lo importante. Lo importante es conocer, que este artista, no es quien decía ser . Vamos... Un timo como otro cualquiera

    But now, it turns out, Mr. Mansour was apparently not Mr. Mansour at all. In an episode that could have been lifted from a spy novel, United States and Afghan officials now say the Afghan man was an impostor, and high-level discussions conducted with the assistance of NATO appear to have achieved little.

    “It’s not him,” said a Western diplomat in Kabul intimately involved in the discussions. “And we gave him a lot of money.”
    Lo llamaremos: el timo del talibán. Las condiciones no son complicadas. Se requiere esa barba clásica, que se adivina talibana, y el vestuario para turistas, lo tradicional de los pastunes. Un cierto don de gentes(dicharachero) y favorable al diálogo. Como veis, poca cosa. Las reivindicaciones que sean asimilables para generar confianza. Eso sí, disposición para viajar, que sea total, que viajando se aprende. Y querer reunirse con el presidente Karzai (como así ocurrió). Además, tampoco debe firmar recibos, todo un chollo, por las cantidades de dinero que se iba embolsando.

    Esto explica someramente las dificultades de ganar una guerra cuando no conoces nada, ni sabes identificar al enemigo a menos que te dispare antes.

    Ahora llegan las explicaciones conspirativas, que, eso también, deberán ser sofisticadas. Podría tratarse de un agente doble enviado por el mulá Omar para evaluar al enemigo y darle pistas falsas. También podría ser otro agente, pero, éste, enviado por el ISI, el servicio de luceros paquistaní, que siempre van un paso por delante de los norteamericanos. Lo justo y necesario con tal de no para admitir que no saben dónde están ni por dónde les sopla el aire. Son unos cachondos

    Eso es lo que hay, todo previsible. La democracia afgana, un faro en la defensa de los derechos de las mujeres que sólo es un narcoestado anclado en la clásica visión medieval de la religión. El presidente que lideraría al país en una nueva era está rodeado de familiares corruptos y señores de la guerra, y sufre de frecuentes ataques depresivos. Una versión Marxista (modelo Groucho) más tampoco va a decepcionarnos.

    Conocen de los afganos tan poco como hace 10 años. Los ejércitos imperiales son asín, aprenden muy lentamente.
    ----

    Tan expertos son en la propaganda que: el 92% de los afganos en las provincias de Helmand y Kandakar no saben qué leches fue aquello del 11-S.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  9. #209

    Default

    Se consuma la farsa electoral afgana en pleno debacle de la ocupación


    El Gobierno afgano cerró el telón. La farsa electoral, no entrará en los anales de la historia de la democracia. Y es que, ahora mismo, las prioridades son otras. La principal, salir de un atolladero cada vez más estrecho. El propio Pentágono reconoce que los ataques contra la ocupación se han incrementado en un 300%. Y que los talibanes tienen más terreno para controlar.


    El presidente afgano Hamid Karzai pronuncia un discurso el miércoles 24 de noviembre del 2010 durante una ceremonia por los derechos de las mujeres en Kabul. Karzai dijo que estaba satisfecho del anuncio de los resultados de las elecciones del 18 de septiembre y exhortó a los candidatos perdedores a que no lleven su inconformidad a las calles, sino que las presenten a las autoridades pertinentes.


    Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/11...#ixzz16IFpUnUl



    El Gobierno de Kabul proclamó ayer los resultados definitivos de las legislativas del 18 de setiembre, más de dos meses después de unos comicios marcados por fraudes masivos y que han obligado a un proceso de recuento en el que se han anulado un cuarto de los 5,6 millones de votos votos y ha culminado con la invalidación de 24 de los candidatos elegidos.

    «Pese a todos los obstáculos, la nación afgana ha triunfado», señaló Fazil Ahmad Manawi, jefe de la Comisión Electoral (IEC), la misma comisión cuyo portavoz, junto con el de la Comisión de Quejas (ECC), ha sido destituido por el fiscal general, Mohammad Eshaq Aloko.

    Aloko aseguró ayer mismo que tiene pruebas de que «las decisiones sobre el destino de algunos candidatos se han tomado en el mercado de cambio de dinero en Dubai y Kabul».

    Un centenar largo de candidatos dados como perdedores o invalidados se manifestaron en el centro de la capital, Kabul, para protestar por lo que consideran un fraude en toda regla. Se dirigieron, vigilados por policías antidisturbios, al Palacio Presidencial.

    Los señores de la guerra


    Proscritos los principales partidos políticos del país (desde los islamistas hasta los comunistas), la nueva Asamblea seguirá dominada por los señores de la guerra y los jefes tribales.

    Los resultados preliminares tras los comicios de setiembre ya dieron cuenta de una pérdida de peso relativo en el Parlamento de los pastunes, el mayor grupo étnico y al que pertenecen tanto el presidente, Hamid Karzai, como los talibanes.

    Portavoces pastunes justificaron esa derrota parcial por las amenazas y el boicot de los talibanes, que invalidó de hecho las elecciones en sus feudos del sur y del este del país.

    Problemas de representación

    El entorno de Karzai ya advirtió de que la menor representación de la mayoría pastún supondría problemas en el futuro. Quizás por ello, y habida cuenta de que no hay mejor manera de alimentar una farsa que con otra farsa, la Comisión Electoral anunció ayer la suspensión de la proclamación de los resultados en una de las 34 provincias del país, la oriental Ghazni -casualmente poblada mayoritariamente por esa etnia-, lo que debería forzar a repetir la elección.

    No obstante, ayer se rumoreaba en Kabul que tanto la Comisión Electoral como el propio Karzai defienden la designación directa de los once escaños correspondientes a esa provincia.

    Aparte de Ghazni, bastión de los talibanes y del proscrito señor de la guerra Gulbuddin Hekmatyar -líder de la formación islamista Hizb-i-Islami-, ningún candidato de etnia pastún ha sido el más votado en ninguna provincia.

    Con todo, el Parlamento entrante seguirá teniendo escaso peso, a tenor de un reparto del poder decidido por las tropas ocupantes y que concentra la mayor parte de la competencias en manos del presidente.

    Karzai, representante en Afganistán de la multinacional estadounidense Unocal, fue instalado en el Palacio Presidencial de Kabul con motivo de la invasión del país, en 2001 y cuenta con el sostén de los 15.000 soldados extranjeros presentes en el país.

    Fue ratificado en el cargo en 2009 tras unos comicios presidenciales igualmente marcados por fraudes masivos, denunciados por su principal rival y líder de la etnia minoritaria tayika, Abdullah Abdullah.

    Este último, que se retiró entonces de la lid antes de la segunda vuelta, aseguró ayer que al menos 90 de sus candidatos habrían logrado escaño en las elecciones de setiembre pasado, lo que supondría casi un tercio de los 249 asientos de la Asamblea Nacional. Abdullah prometió que «presionará» desde esas bancadas al Gobierno para que lleve a cabo «cambios positivos» en su labor política.

    La embajada estadounidense en Kabul saludó los resultados «pese a las irregularidades y los fraudes detectados». La ONU saludó «con fuerza la certificación de los resultados finales».

    Occidente abrigó la esperanza de que estos comicios supusieran un nuevo punto de partida en un país marcado por las acusaciones de corrupción. Nada más lejos de la realidad. Si ya la escasa participación -un escaso 40%- no presagiaba nada bueno, la constatación de que hemos asistido a un simple y gigantesco fraude deja en pésimo lugar a unas fuerzas ocupantes presionadas por sus respectivas opiniones públicas para que aceleren su retirada, cuyo inicio se anuncia para mediados del año próximo.

    La situación, a peor

    El Pentágono reconoció ayer que, lejos de mejorar, la situación en Afganistán empeora. Entre abril y octubre de este año los ataques de la resistencia se han incrementado en un 300% respecto a 2007.

    El Pentágono destaca que el alcance geográfico de los talibanes así como la sofisticación de sus ataques, se han incrementado en estos meses.

    Finalmente, alerta del fenómeno creciente de deserciones -sería mejor decir infiltraciones de la resistencia- en el seno de la Milicia y Policía afganas.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  10. #210

    Default

    Llegado a este día, es el momento de dilucidar quien es el vencedor del campeonato mundial de torpes por equipos (incapaces, ineptos, obtusos, negados, desmañados, incompetentes, tardos, nulos, negados, inútiles, cerriles, desastres, zotes, zopencos...) en su modalidad guerrera.

    Con mención especial y galardón incluido a la estupidez supina del año a los hijos de la Gran Bretaña por su papel en: "Tontos del culo"
    .

    EEUU SUPERA EN TIEMPO LA OCUPACION SOVIETICA EN AFGANISTAN



    Contra los soviéticos, combatieron unos 250 mil mujaidines pertenecientes a otros tantos grupos étnicos del país.
    Contra las tropas de la ISAF-OTAN" la actual rebelión es de 35000 resistentes, ocho veces inferior y en ella están involucrados sólo los Pashtunes", o eso dicen.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  11. #211

    Default

    La coalición ocupante conducida por Estados Unidos sigue sin lograr la neutralización de los grupos armados resistentes, ni generar empatia en la población, así como tampoco organizar un Estado con fuerzas de seguridad sólidas.
    Es lo que hay.



    Noviembre, mes mortal para los ocupantes en Afganistán




    Noviembre terminó como el mes de mayor número de bajas entre las tropas ocupantes de Afganistán desde la invasión del 2001, con un total de 668 muertos.

    A nueve años de la intervención de las fuerzas de la Organización del Atlántico del Norte (OTAN), lideradas por Estados Unidos, éstas se enfrentan a un incremento de la insurgencia, según diversas fuentes.

    El contingente invasor, cerca de 140 mil hombres, ha sufrido 147 muertos más que en el total del año 2009, a pesar del incremento de tropas y continuas operaciones militares contra la resistencia interna.

    Qari Mohammad Yousuf Ahmadi, portavoz del grupo "Emirato Islámico de Afganistán", afirmó que en los últimos nueve años los invasores no han podido establecer un sistema de gobernabilidad en Kabul y nunca serán capaces de hacerlo en el futuro.

    Un hombre uniformado mata a seis soldados USA en Afganistán

    Hombres armados atacan una empresa y toman a los guardias como rehenes durante el atentado.

    Caza francés Rafale cae al mar durante misión en Afganistán
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  12. #212

    Default

    Wikileaks

    Los sobornos y el dinero oculto sostienen al Gobierno afgano

    El vicepresidente fue interceptado en el golfo Pérsico con 52 millones de dólares en metálico


    El presidente afgano, Hamid Karzai, a su llegada a la cumbre de la Organización para la Seguirdad y la Cooperación en Europa (OSCE) que se celebra en Astana, Kazajistán.


    "Uno de nuestros mayores desafíos en Afganistán es cómo luchar contra la corrupción cuando importantes cargos del Gobierno son tan corruptos"
    . Los informes secretos de los servicios diplomáticos y de espionaje de EE UU en Kabul parecen el reverso del discurso oficial de firmeza que llega a la opinión pública occidental. "Los sobornos están por todas partes, al menos en el sentir popular", reconoce el encargado de negocios en Kabul en julio de 2006 (telegrama 71620),
    "ante la mirada impasible del presidente Hamid Karzai, instalado en el poder desde finales de 2001".
    Enormes cantidades de dinero en efectivo se mueven con pasmosa facilidad en manos de los dirigentes afganos. El vicepresidente Ahmed Zia Masud fue interceptado a comienzos de 2009 con 52 millones de dólares (40 millones de euros) por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos dentro de una investigación de la Agencia Antidroga de EE UU (DEA) . "[Al vicepresidente] le fue permitido conservar la elevada suma sin revelar el origen del dinero ni su destino", detalla un informe secreto de la Embajada en Kabul (telegrama 230265). "(...) se está sacando tanto dinero del país como sea posible mientras las condiciones lo permitan" a través del aeropuerto internacional de Kabul: una "atractiva" puerta para la evasión de divisas frente a los estrictos controles aduaneros en países vecinos.

    Cuando la OTAN acaba de confirmar en la reciente cumbre de Lisboa la retirada de sus tropas de Afganistán en 2014, y pocas semanas después de que el presidente Karzai admitiera abiertamente que ha recibido bolsas de dinero de Irán con millones de dólares para los gastos de su Gobierno, la corrupción en Afganistán sigue planeando como una de las principales preocupaciones del Departamento de Estado.
    Last edited by mazuste; 03-12-10 at 04:01 AM.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  13. #213

    Default

    Expertos en Afganistán piden a Obama que negocie con los talibanes




    Una veintena de expertos en Afganistán han reclamado al presidente de EEUU, Barack Obama, que negocie con los talibanes y deje a un lado su estrategia de ofensivas militares, que consideran estéril y contraproducente. Este llamamiento se produce a escasos días de que Washington analice la estrategia que mantiene en el país asiático y estudie un eventual cambio de cara a los próximos años.


    «Le pedimos que autorice y apoye el diálogo y las negociaciones directas con la dirección de los talibanes afganos que reside en Pakistán»,
    escribieron 23 investigadores, periodistas y dirigentes de ONG especializados en Afganistán en una carta abierta dirigida a Obama y que se publicó ayer.

    La difusión de esta carta, impulsada por el investigador francés Gilles Dorronsoro, su colega italiano Antonio Giustozzi y el periodista paquistaní Ahmed Rashid, se produce varios días antes de la publicación por parte de la Casa Blanca de una evaluación de su estrategia en Afganistán.

    Los autores, algunos de ellos instalados en Afganistán y otros visitantes asiduos del país asiático, instan a Obama a cambiar radicalmente su estrategia.

    «La guerra cuesta actualmente solo a EEUU más de 120.000 millones de dólares [90.000 millones de euros] cada año. No es sostenible a largo plazo. Y las pérdidas humanas aumentan»,
    especialmente en el lado occidental, subrayan.

    «A pesar del enorme precio que se ha pagado, la situación sobre el terreno es bastante peor que hace un año, puesto que la rebelión de los talibanes ha avanzado en el país. Los talibanes son hoy un movimiento nacional»,
    que, más allá de sus bastiones del sur y del este, «tiene una presencia importante en el norte y en el oeste» de Afganistán.

    Subrayan especialmente el fracaso de las ofensivas militares llevadas a cabo contra los bastiones talibanes del sur: «Lo que estaba pensado como una estrategia para atraerse a la población se ha transformado en una campaña militar a gran escala».

    «A causa de la violencia de las operaciones militares, estamos perdiendo la batalla de los corazones y los espíritus. Y las pérdidas rebeldes se compensan con nuevos reclutamientos normalmente más radicales que sus predecesores».
    Las ofensivas lo único que han logrado es «suprimir, local y temporalmente, los síntomas de la enfermedad, pero no han llegado a curarla», subrayan estos expertos, que concluyen que «teniendo en cuenta el apoyo activo de Pakistán a los talibanes, no es realista hablar de una solución militar».

    En cuanto al objetivo occidental de transferir a las fuerzas afganas la responsabilidad de la seguridad del país antes de 2014, «no es realista», teniendo en cuenta la debilidad del Estado en numerosos distritos, destacan.

    Así, no ven otra solución para los occidentales que «encontrar un acuerdo» con la dirección talibán -especialmente si se tiene en cuenta que la mayoría de ellos, según señalan, «han mostrado voluntad de dialogar»-, lo que permitiría a los estadounidenses «retirarse preservando sus legítimos intereses de seguridad».


    «Al contrario de lo que algunos puedan pensar, los talibanes piensan más en el futuro de Afganistán que en la yihad global y sus vínculos con Al-Qaeda, que ya no está en Afganistán, son débiles»,
    consideran.

    Y más vale no esperar para comenzar las negociaciones puesto que «los talibanes serán más fuertes el año que viene», concluyen estos expertos.

    Hasta el momento, los talibanes se han negado a cualquier negociación de paz con los occidentales hasta que no se produzca la retirada de los 140.000 soldados, la mayoría estadounidenses, de Afganistán.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  14. #214

    Default

    EEUU habla de logros «frágiles y reversibles» y de retirar las tropas

    Sin Embargo, su secretario dice que ve incierto eso de los ritmos de la retirada Ni estando juntos se ponen de acuerdo ¿Policía bueno, policía malo?



    La revisión por la Casa Blanca de su estrategia de guerra en Afganistán habla de avances por parte de las fuerzas ocupantes en la lucha contra los talibanes y contra Al-Qaeda, pero advierte de que son «frágiles y reversibles». Indica que se está en camino de poder cumplir la promesa de Obama de retirar a sus tropas a partir de julio, pero EEUU ha rebajado su optimismo sobre la lucha contra la corrupción en Afganistán y contra los refugios talibanes en Pakistán.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  15. #215

    Default

    DIEZ AÑOS EN LA GUERRA AFGANA (I)

    HELMAND, NAUFRAGIO EN EL DESIERTO

    La última invasión de Afganistán ha entrado en su décimo año pero las fuerzas de ocupación barajan fechas de retirada ante un fracaso que se hace más evidente cada día que pasa. Helmand es una de las zonas donde las tropas extranjeras hunden sus botas en el fango de una guerra que se antoja imposible de ganar.




    El señor Alí conserva aún un recuerdo muy vivo de los tiempos en los que a Helmand se la conocía como la «pequeña América». «A finales de los sesenta y principios de los setenta, los americanos construyeron muchas de las infraestructuras de Helmand; desde la presa al hospital, pasando por un hotel, un cine y todos los sistemas de regadío de la región. Vivían cientos de americanos aquí, ¡hasta la mujer del gobernador lo era!», recuerda este profesor de matemáticas retirado, con un gesto a medio camino entre la nostalgia y la incredulidad.

    Eran los tiempos en los que los americanos apoyaban a un rey que había de resistir la presión que llegaba desde Moscú. En vano.

    Pero el señor Alí también guarda un buen recuerdo de los rusos. Trabajó para ellos durante cuatro años como traductor y su labor fue reconocida por dos medallas que le impuso Najibullah (antiguo presidente comunista de Afganistán).

    Y lo que vino después también es historia: Washington ayudó a los muyahidines en su lucha contra los rusos y, cuando estos se fueron, también lo hizo el «amigo americano». Pero esta vez nadie se acordaba ya de construir ni reconstruir; ni en Helmand ni en el resto del país.

    Y llegó la guerra civil, otra más. De las antiguas infraestructuras sólo funcionaban los sistemas de regadío, a través de los cuales, el río Helmand desembocaba en un mar de amapolas.

    Al final, la batalla la ganaron los talibanes con la ayuda de paquistaníes y árabes, de manera que los americanos volvieron para acabar con aquellos a los que un día habían apoyado.

    «Aquí amapolas ha habido siempre, el problema es que hoy ya no hay otra cosa», se queja el señor Alí, a quien hace ya un tiempo que dejaron de gustarle los extranjeros.

    «Juntos»

    Recientemente, el primer ministro británico, David Cameron, anunciaba desde Lashkar Gah (capital de Helmand) la progresiva retirada de sus tropas a partir del año próximo. En octubre era el presidente de Estonia, Toomas Hendrik Ilves, quien se personaba allí para felicitar al contingente que el país báltico tiene destacado en la zona. No llegan a doscientos pero aúnan esfuerzos con georgianos, canadienses, estadounidenses, británicos, daneses, árabes (Bahrein) y afganos para combatir a la insurgencia en uno de sus principales bastiones.

    La última gran ofensiva en la región fue la operación bautizada como Moshtarak («juntos», en dari). Tras cinco meses de intensos bombardeos, la bandera afgana ondea hoy sobre las ruinas de Marjah.

    «Marjah no es más que un bazar en una pequeña aldea ¿qué buscaban allí?», se pregunta incrédulo Ramzan, carnicero local. Muchos como él se siguen haciendo la misma pregunta.

    Durante la operación, que comenzó en febrero se llegó a comparar Marjah con Falujah (Irak). Pero todo paralelismo entre una pequeña localidad de casas de adobe resecas con un gran núcleo urbano donde se libró una «batalla épica» resulta, cuando menos, hiperbólico. De lo que no hay duda es de que la pequeña localidad pastún está situada en mitad de uno de los mayores cinturones de amapolas de Afganistán. Asimismo, los datos que aporta la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) son más que elocuentes: el 90% del opio que se consume en el mundo viene de Afganistán y, en 2009, más de la mitad de las hectáreas cultivadas en el país estaban en Helmand.

    «Terrorismo y tráfico de drogas van de la mano en Afganistán». Ese ha sido el mensaje tras la mayor ofensiva militar desde la invasión del país en 2001. Desde entonces, Marjah se ha convertido en un microcosmos de la guerra afgana y en la metáfora de una insurgencia que se extiende por todo el país.

    Apenas 30 kilómetros separan a Marjah de la capital de Helmand. Muhamed Gulab Mengal, gobernador de la región, «invitó» a una delegación de periodistas locales a que le acompañaran para que comprobaran in situ los «excelentes avances en la seguridad en la zona». «Fuimos a Marjah, sí, pero en un convoy de 25 vehículos entre los que había soldados británicos; esa es la única forma de salir de Lashkar Gah por carretera», apunta Asif, informador local. Más aún, son muy pocos los que se atreven siquiera a adentrarse en la carretera a la que se accede a través de un puente sobre el río Helmand.

    «Ayer vieron un control talibán a x kilómetros de aquí». Este es el rumor «tipo» más recurrente en Lashkar Gah. Dese a «x» un valor del uno al cinco y esa es la distancia a la que se encuentran los insurgentes de la capital de la provincia.

    Las rectilíneas calles del barrio moderno de Lashkar Gah son otro recuerdo de la «pequeña América». Rahman vive hoy en una de ellas, a pocos metros de un monumento en mitad de una rotonda en el que dos palomas blancas sujetan el globo terrestre.

    «Vivo en casa de mi hermano porque no me atrevo a volver a mi aldea. Si te paran los talibanes quedas sometido a su voluntad: pueden dejarte pasar pero también golpearte o, simplemente, robarte», asegura este pastún de Nad Alí, uno de los distritos más devastados por la guerra en el país.

    Cartas bajo la mesa

    A pesar de la aparente calma en la capital de Helmand, hay detalles que apuntan a que muchas cartas aquí se juegan bajo la mesa.

    «¿Has visto a todos esos policías con pasamontañas? Los llevan hasta cuando la temperatura roza los 50 grados pero no tienen otra opción. En cuanto les identifican los talibanes les amenazan con matarles a ellos y a sus familias si no les dejan atravesar los controles a sus furgonetas cargada de heroína o armas; a otros, simplemente, los han comprado», explica Hamid, un veinteañero local. Hace un par de años pensó en alistarse en el Ejército afgano ante la falta de trabajo pero no se arrepiente de no haberlo hecho. «Aquí no hay soldados locales, son todos de fuera, de Kabul y de otras regiones del país», añade el joven.

    Y no olvidemos a los que han llegado desde mucho más lejos.
    «Tenemos que insistir para que los niños cojan una piruleta. Nuestro intento de ganarnos a la población civil choca con la intimidación a la que la somete el enemigo»,
    se lamenta el sargento británico Mower. Este hombretón originario de Hull (norte de Gran Bretaña) es un veterano de Sangin, esa localidad en la que los británicos han permanecido más de cuatro años antes ser relevados el pasado 20 de setiembre por los marines estadounidenses. Lo que Londres ha dado en llamar «movimiento táctico» recuerda demasiado a la retirada de Basora del ejército de su majestad en 2007. Aquella ciudad iraquí también fue «cedida» a los americanos entonces.

    «No me atrevo a seguir más allá, es muy peligroso», asegura el fixer (conductor y traductor local) tras cruzar el puente sobre el río Helmand e «internarse» apenas un kilómetro en terra incognita. Pero tiene una idea:

    «No hace falta acercarse a Marjah, Nad Alí o Musa Qala: vete a los dos hospitales de Lashkar Gah, allí verás de qué va esta guerra». Seguiremos el consejo.

    RETIRADAS

    La retirada británica en setiembre de la localidad de Sangin, que Londres ha dado en llamar `movimiento táctico', recuerda demasiado a la retirada de Basora del Ejército británico en 2007. Aquella ciudad iraquí también fue «cedida» a los estadounidenses entonces.
    Karlos ZURUTUZA
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  16. #216

    Default


    Hospital de Helmand, una mirada al abismo


    Visitar el hospital de Lashkar Gah (Helmand) supone presenciar en directo el horror inherente a eso que se da hoy en llamar «una guerra moderna»; un conflicto en el que la desconcertada población civil es la víctima principal de un fuego que se cruza desde demasiados ángulos.


    Matteo Dell´Aira Enfermero arrestado en Helmand por las fuerzas de la OTAN
    «A los nueve sanitarios arrestados se nos acusó de terrorismo internacional»



    Prohibida la entrada de toda arma a este hospital». Puede tratarse de un aviso redundante en cualquier otro lugar, pero se trata de toda una declaración de principios en Lashkar Gah. Estamos en la capital de la sureña Helmand, campo de Marte para insurgentes y fuerzas de ocupación, cuya tierra quemada aún es capaz de producir más heroína que el resto del mundo entero. Aquí, los desplazamientos entre explosivos de carretera y ataques desde helicópteros hacen que los problemas de salud más comunes se conviertan en auténticas emergencias.
    «No preguntamos a nadie a qué bando pertenecen, o desde cuál han resultado heridos. Nuestra labor se limita a ofrecer asistencia médica gratuita a todo el que llega hasta aquí»,
    dice Stefano Argenziano, coordinador de proyecto de MSF en Helmand. Consecuentemente, no se habla de «terroristas» sino de «oposición al Gobierno».

    Hay más de dos mil ONG registradas en Kabul, pero se pueden contar con los dedos de una mano los organismos internacionales con presencia sobre el terreno. De casa al hospital, y vuelta a casa; esa es la rutina diaria de la plantilla de médicos que trabajan en una de las regiones más inestables de Afganistán. Sorprendentemente, no hay mercenarios que cuiden de la seguridad, y ni siquiera encontramos el previsible alambre de espino o los sacos terreros en el campamento donde se alojan.
    «Nuestra mejor carta de presentación es nuestro trabajo; nos hemos ganado el respeto de la población local porque todos saben qué es lo que hacemos en Helmand»,
    explica Argenziano.

    Ilona, enfermera llegada desde Alemania, se mueve ágil entre el mar de burkas azules verdes de la sección femenina del hospital de Lashkar Gah.
    «Muchos de los casos que atendemos son de malnutrición en bebes que han bebido leche de vaca o cabra. Sus madres están anémicas y no pueden darles el pecho por lo que los pequeños sufren de una gastroenteritis crónica al no poder procesar esa leche»,
    asegura esta enfermera con dos años de experiencia en Afganistán. «El problema se cura en cuanto reciben un sustituto sin lactosa, pero muchos médicos locales simplemente recetan antibióticos al pensar que se trata de una infección bacteriana...».

    «También están los ingresados por una sobredosis de heroína o, simplemente, las víctimas más directas de una guerra que dura ya más de 30 años»,
    añade Assadullah, médico local originario de Mazar (norte de Afganistán).

    Como Sharifullah, un adolescente de 16 años del distrito de Nad Alí. Recibió una bala en el estómago durante las celebraciones del final del Ramadán.

    «Fue desde un convoy británico. Se pusieron a correr por los márgenes de la carretera. Yo creo que los tomaron por talibanes y dispararon», explica Abdullhaq, su hermano mayor. «Casos como éste son muy habituales en este hospital», añade el enfermero Assadullah.

    Puede que otro más sea el de Ihmatullah, pastor de ovejas de 16 años de Musa Qala. Le alcanzó la metralla de un proyectil mientras dormía al aire libre. Según Abdulwazid, su padre, llegó de los británicos, quienes lo estabilizaron y lo trajeron después.

    «En mi casa mi vida es más cómoda pero, aquí, mucho más reconfortante», asegura Laura Mendikoa, una enfermera «veterana» en lugares como Liberia, Somalia, Kenia y, por supuesto, su México natal. En estos momentos atiende a Abdulraziq, un niño de 13 años de la vecina provincia de Farah que ingresó hace tres semanas. Lo que cambió su vida fue un IED (explosivo de carretera) que estalló a la puerta de su casa. Ha perdido el ojo y la mano derecha.

    Pero la tragedia ha llamado mucho antes a la puerta del pequeño Daudchan. Con tan sólo seis años, acaba de perder la pierna izquierda. Mahmadullah, su hermano de cuatro, ha perdido ambas. «Viajaban con su padre en moto cuando tuvieron la mala suerte de topar con un IED», dice el abuelo de los pequeños. «Mi hijo ha tenido más suerte y sólo ha perdido los dedos del pie derecho», añade resignado.

    Testigos incómodos

    En el edificio contiguo al hospital de Boost se encuentra el que gestiona la ONG italiana Emergency. Mateo Dell´Aira, coordinador médico local, aporta algunos datos:

    «El 90% de los ingresados aquí son civiles, la mitad de ellos niños», asegura este milanés, convencido de que su lugar de trabajo «está siendo testigo directo de la guerra desde el otro lado».

    Precisamente, quizás fueron testimonios cómo este los que provocaron en abril el arresto a manos de la policía afgana y tropas británicas de Dell´Aira y otros ocho compañeros. Tras su puesta en libertad, Gino Strada (fundador de la ONG) achacaba dicha detención a que «Emergency es un testigo incómodo de lo que hacen en Helmand las fuerzas de ocupación».

    Los testimonios de los ingresados en Emergency son dolorosamente similares. Basta con cambiar la localidad en la que se produjo el accidente y los medios; un impacto de bala, IED, ataque de mortero... El perfil de los afectados también resulta recurrente: civil, la mitad de las veces menor de edad, con brazos y/o piernas amputadas.

    Con una voz leve y entrecortada, el pequeño Muhamed (12 años) cuenta que se encontraba en el tejado de su casa cuando notó un impacto en su cuerpo. Asegura que fueron las tropas americanas las que lo hirieron.

    «Cuando lo trajeron tenía el hígado pegado a los pulmones; es realmente un milagro que siga vivo», explica el enfermero Luca Radaelli. Según parece, los impactos de bala son la causa más habitual de ingreso en este hospital.

    No obstante, no es fácil saber quién ha sido responsable directo de este o aquel ataque en Helmand, máxime si tenemos en cuenta que, además de americanos y británicos también hay soldados estonios, canadienses, daneses, georgianos y árabes (Bahrein) destacados. Y, por supuesto, también hay talibanes, traficantes de droga, o simples bandidos de carretera.

    La pregunta, la última por hoy, es la misma para el pequeño Quadratullah, en la cama de al lado: «¿Cómo ocurrió?».

    «En mi aldea veíamos entrar de vez en cuando a gente en una casa vacía. Al final, decidimos ver qué había dentro. Al intentar abrir la puerta, noté que algo la atrancaba. Luego algo exploto... Cuando desperté aquí mi padre me dijo que era un almacén donde los talibanes guardaban las armas».

    «Uno ha de acostumbrarse»

    Este niño de 12 años cuenta su historia con el aplomo y la distancia propias del que todavía no ha tenido tiempo de reflexionar sobre lo que ha pasado. Probablemente, el estado de shock en el que permanece tampoco le haya dejado mirar hacia el futuro: tuerto, manco y con sus dos piernas amputadas, en Afganistán.

    «Uno ha de acostumbrarse a todo esto pero no es fácil», explica Radaelli, visiblemente emocionado. Su rotación de seis meses está a punto de terminar y la ONG le obliga a descansar durante unas semanas hasta reincorporarse a su puesto. Hay que tomar aire antes de volver a sumergirse en el horror de la guerra en Helmand.
    Karlos ZURUTUZA
    Last edited by mazuste; 22-12-10 at 02:35 AM.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  17. #217

    Default

    Los «invisibles» de Afganistán (III)

    Dicen que son miles escondidos tras muros de hormigón que sólo abandonan en vehículos o aviones privados. Resulta casi imposible verlos por la calle durante el día pero es fácil dar con ellos cada jueves a la noche en los locales de moda de Kabul.



    Nunca camines por la calle; evita las rutinas en tus desplazamientos; si no puedes aparcar delante de una tienda o local, no vayas...». Éstas son algunas de las pautas para los trabajadores de la fundación Agha Khan, una poderosa agencia privada para el desarrollo cuyo fundador presume de ser descendiente directo de Mahoma.

    «También recibimos continuas actualizaciones de seguridad a través de sms o e-mail, ¡es para volverse loca!»
    , se queja Rosa (identidad falsa, como todas los empleadas en esta crónica). Lleva tres meses trabajando en Kabul pero sólo ha pisado la calle de los pollos para comprar el souvenir estrella de Afganistán: el burka.

    «El mío es de acero y hormigón», bromea irónica esta administrativa de origen sudamericano.

    Los protocolos de seguridad de los trabajadores de Naciones Unidas son aún más draconianos. Sin embargo, Robert ha encontrado una forma de esquivarlos.
    «Sólo nos dejan salir al hotel Serena (el único de cinco estrellas de Afganistán). Le digo al chófer que voy a la piscina así que me deja en la entrada del hotel y vuelve para recogerme más tarde. Entretanto, aprovecho para pasear y conocer la ciudad»
    , dice este inquieto trabajador de la ONU. «Si me pillan, me mandan de vuelta a casa en el primer vuelo», añade.

    Y es que desde el atentado el pasado año a una de sus residencias que costó la vida a cinco de sus empleados, Naciones Unidas ha reducido su plantilla a la mitad pero ha reforzado las ya estrictas medidas de seguridad. Robert y el resto de sus compañeros viven hoy en Green Village , todo un pueblo a las afueras de Kabul, con sus jardines y avenidas, cine, tiendas... pero que protegen altos muros de hormigón custodiados por mercenarios forrados de kevlar.

    «Green Village es un objetivo obvio de la insurgencia, pero nunca ha pasado nada. Muchos dicen que el dueño lo ha negociado con los talibanes», apunta Robert desde un puesto callejero de kebab.

    «Ciudad blanca»

    Los sms que reciben los internacionales pueden ser del tipo «Riesgo alto de ataque en Shar-e Now (centro de la ciudad)», o mucho más crípticos como «White City (ciudad blanca)». Este último puede producirse coincidiendo con una cumbre de altos mandatarios en Kabul o una cita electoral, como la del pasado 18 de setiembre. Cuando se recibe un «ciudad blanca», ni se va a trabajar, ni de shopping, ni tan siquiera a la piscina del hotel Serena.

    Quizás uno de los casos más curiosos sea el de Michael. Este canadiense es piloto civil de UNAMA (Misión de Naciones Unidas en Afganistán) y, naturalmente, conoce todos los rincones del país desde el aire: desde Herat hasta Jalalabad; desde Kunduz hasta Nimroz. Pero su visión del país desde tierra es muy distinta.
    «Volamos de aeropuerto en aeropuerto y, cuando llegamos al de Kabul nos espera un vehículo blindado para llevarnos hasta Green Village»,
    explica el piloto. Está a punto de completar su rotación de seis meses en Afganistán pero no ha tenido ocasión de ver Kabul, «¡ni siquiera desde el coche!».

    Pero también los hay más flexibles. Noemí va ya para su segundo año como profesora de francés en Kabul. Tienen una habitación en un piso compartido, se desplaza en taxis locales y es toda una experta del regateo en la calle de los pollos.
    «La embajada francesa es muy restrictiva pero queda todo bajo nuestra responsabilidad. Si sucede algo cuando incumplimos el protocolo, simplemente no actuarán»,
    explica esta joven de 30 años.

    La «fiebre» del jueves noche

    Jueves tarde (víspera de fiesta en los países musulmanes) y «riesgo alto de ataque en L´Atmosphere» circulando entre los móviles de muchos de los internacionales. A la plantilla de la ONG Save the Children poco le importa ya que su «toque de queda» comienza a las 19.00 pero, ¿y al resto?

    Regentado por un tayiko de Panjshir, L´Atmosphere es uno de los locales favoritos de la comunidad internacional en Kabul. Al igual que el Gandamak, el Bocaccio o el resto de los puntos de encuentro habituales, el «Atmo» también está protegido por altos muros de hormigón y seguridad privada.

    Sin embargo, su cercanía a la calle y el hecho de que se trate de un espacio abierto (piscina y jardín sobre el que se distribuyen unas terrazas», lo convierten en el objetivo ideal para un ataque de mortero o granadas. Pero, ni los inquietantes sms ni el que una Carlsberg servida en su lata cueste aquí lo que un Gin Tonic en Donostia, impiden que el «Atmo» siga registrando el récord de internacionales por metro cuadrado de todo el país.

    «Si no vengo a beber y a bailar aquí una vez por semana me asfixio, ¡esto es Kabul!», exclama balbuceante este australiano tras llamar a su conductor. Le espera dentro de diez minutos; por supuesto, justo a la entrada del local.
    [COLOR="blue"Karlos ZURUTUZA[/COLOR]
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  18. #218

    Default

    Baluches de Afganistán, Entre la insurrección y la hambruna (IV)

    Condenados a sobrevivir en una tierra devastada por la guerra y la sequía, los baluches de Afganistán son otro de los pueblos que conforman el multicolor mosaico étnico del país. Y, al igual que pastunes, tayikos y uzbecos, su tierra también ha sido dividida por las arbitrarias fronteras en el mapa de Asia Central.






    Si se pregunta al paquistaní o al iraní de la calle qué piensa sobre los baluches, de sus respectivos países, la respuesta automática suele ser «son terroristas», a la que se le añade «y traficantes de droga» si nos encontramos en el lado persa de la frontera. Sin duda, el mensaje interesadamente distorsionado de Teherán e Islamabad sobre esta minoría cala hondo entre la población.

    Pero cuando se pregunta a un afgano de la calle su opinión sobre los baluches en su país, a menudo esboza una leve sonrisa antes de contestar. Y es que las imágenes que un afgano tiene de un baluche son las de familias de nómadas desplazándose por el desierto con sus camellos; mujeres de piel oscura vestidas de vivos colores (raramente bajo un burka) o niños limpiando sus características alfombras azul oscuro; sin duda, las más «sufridas» para una vida que transcurre al aire libre. Se trata también de impresiones dibujadas sobre clichés pero, a diferencia de cómo ocurre en los países vecinos, el sentimiento general podría resumir a menudo en una sola frase:

    «Los baluches son gente humilde que no da problemas».

    Daulat Popal, profesor de historia de la universidad de Kabul, coincide a la vez que aporta otras claves.
    «Por su posición estratégica y, sobre todo, por sus mil kilómetros de costa a las puertas del Golfo Pérsico, los baluches gozaron del favor del Kremlin durante la ocupación del país»
    , explica este catedrático pastún.
    «Entre otras cosas, Moscú financiaba los campos de entrenamiento de los Marri (clan baluche insurgente de Pakistán) en Afganistán pero fue la agenda nacionalista de este pueblo el principal obstáculo a la hora de extender el comunismo entre los miembros de esta etnia», añade Popal, para quien los baluches son también «un pueblo pequeño [apenas el 3% de la población afgana] pero muy combativo».
    Aún hoy, los insurrectos baluches de Pakistán siguen encontrando refugio en Afganistán. No en vano, es un número de teléfono afgano el que hay que marcar para conseguir una entrevista telefónica con Brahamdagh Bugti, líder de la guerrilla baluche secular y marxista. Se dice que tienen sus campos de entrenamiento en las regiones de Kandahar y Zabol, pero un reciente cable filtrado por Wikileaks apunta a que el joven Bugti podría encontrarse fuera del país.

    Por otra parte, los insurgentes baluches de Irán también cruzan la frontera en busca de refugio en Nimroz, la única provincia de Afganistán donde esta minoría es mayoría.

    baluches del norte y «Alianza del Sur»

    Aunque hoy repartidos por todo el país, los baluches de Afganistán se siguen concentrando en las provincias sureñas de Helmand y Nimroz. Esta última es un lugar eminentemente estratégico: fronterizo con Irán y Pakistán e «incrustado» entre las insurgentes Farah y Helmand. Sorprendentemente, en Nimroz no hay presencia de las tropas de la coalición ni del Ejército afgano, lo que no quiere decir que se trate de una región al margen de la guerra: «Los talibanes controlan las zonas de Delaram, Khashrod y la zona fronteriza con Pakistán, pero Zaranj (capital de Nimroz) está bajo control de Kabul», asegura Abdul Jabar Purdely, un baluche que es hoy jefe de la policía local.

    Superior directo de Purdely es Karim Brahui, actual gobernador de la provincia de Nimroz, quien fuera una pieza clave en el rompecabezas de la miríada de movimientos insurgentes en la historia reciente de Afganistán. Si bien se han escrito volúmenes enteros sobre Ahmad Sha Massud (aquel comandante tayiko al que, prácticamente, se le atribuye haber derrotado él solo a los rusos en Afganistán), poco o nada se sabe de lo que sucedía en el extremo opuesto del país. Según parece, también hubo algo parecido a una «Alianza del Sur»; nos referimos al «Frente de Nimroz», un movimiento que fundó Brahui en 1979 y que lideraría contra rusos primero y talibanes después, lo mismo que el deificado Massud.

    «Se trataba de un grupo esencialmente baluche pero también había pastunes. Golpeábamos al enemigo y nos refugiábamos después en Irán»,
    recuerda Brahui desde su despacho en Zaranj.
    «No teníamos contacto con los movimientos del norte pero el nuestro perseguía los mismos objetivos: luchar contra todo aquel que quisiera invadir el país»
    , apunta el que es, muy probablemente, el baluche más conocido de todo Afganistán. Y es que en el espacio de tiempo entre su vida de comandante y su puesto de gobernador, este antiguo mecánico de armas fue también ministro de fronteras y refugiados durante seis años. Hoy asegura que, lejos de desaparecer, el Frente de Nimroz sigue vivo desde su puesto de gobernador provincial.

    Frontera con Irán, Pakistán y «África»


    «Somos uno de los pueblos más pequeños de Afganistán y vivimos en las regiones más alejadas de la capital. Es mucho más habitual que viajemos a Irán que a Kabul»
    , explica Kamal. Este hombre que rondará los cincuenta regenta una tienda de teléfonos móviles en el bazar de Zaranj. Como la mayoría aquí, el género lo importa desde Irán e incluso las transacciones se realizan en tomanes iraníes, y no en afganis. Nada extraño si tenemos en cuenta que, desde este mismo lugar, se puede llegar andando a la frontera en escasos 30 minutos; ésa que trazaron los ingleses en el XIX para repartirse las cartas en el «Gran Juego» de Asia Central contra los rusos.

    «Estudié en Quetta (Baluchistán Oriental) pero cuando llegaron los talibanes me marché a Zahedan (Baluchistán occidental)»
    , recuerda Kamal, mientras desembala una caja de móviles fabricados en India que trajo su hermano ayer a través de la frontera.

    Kamal pertenece al clan de los Narui, uno de los más grandes de la zona, que bien podría ser el paradigma de familia dividida por las tres fronteras que aquí confluyen. Muchos como él han pasado los últimos años dando saltos a través de la frontera según la coyuntura. Pero también son legión los que no tuvieron dónde ir durante la represión de los mulahs.

    Puede que las abigarradas callejuelas del bazar de Zaranj nos recuerden a las de cualquier otro de Oriente Medio pero, en apenas diez minutos en coche, uno cree haber llegado al mismísimo corazón de África: casas de adobe, sin luz ni agua, distribuidas a ambos márgenes de un camino de tierra reseca; ovejas y cabras «pastan» entre montones de basura y niños de cabeza rapada cargan bidones de agua del río Helmand sobre sus burros en horario escolar. Se trata de la aldea de Nasrabad, pero la estampa es la misma en la vecina Haji Abdurrahman, así como la mayoría de las localidades baluches diseminadas por la provincia más remota de Afganistán.
    «Nuestra necesidad principal aquí es el agua. Sabemos que aprender a leer es importante pero todavía lo es más regar las huertas y dar de beber a nuestros animales»,
    explica Nobat, un baluche local, junto a una acequia maloliente de la que bebe agua su burro.
    Karlos ZURUTUZA
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  19. #219

    Default

    "Restrepo", crónica fílmica de un pelotón de soldados en Afganistán

    Los miedos y la violencia diaria a la que se enfrentan los soldados que combaten en Afganistán, pero también ciertas dosis de humor, son los ingredientes básicos de "Restrepo", un documental realizado por los periodistas Sebastian Junger y Tim Hetherington durante una convivencia de quince meses en un pelotón del ejército estadounidense.

    <object width="480" height="385"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/zCqWYD094XI?fs=1&amp;hl=es_ES"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/zCqWYD094XI?fs=1&amp;hl=es_ES" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="480" height="385"></embed></object>

    Restrepo" es un film "que muestra la experiencia emocional de la guerra y de los soldados que la hacen, es también un intento de mostrar el conflicto desde dentro, de la forma más realista posible"

    "'Restrepo' nos dice que el combate cambia a los jóvenes profundamente. Y yo creo que la sociedad que envía a combatir a estos jóvenes tiene la obligación de intentar entender esa experiencia".
    Fuente
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  20. #220

    Default


    DÉCIMO AÑO DE GUERRA AFGANA (V)


    Ley y orden social en «Sobornistán»

    Puerta a la opulencia para unos pocos,
    pura supervivencia para la mayoría,
    la corrupción constituye la mayor preocupación
    del pueblo afgano por delante de la guerra y la pobreza.





    Saltarse tediosa cola para facturar en el aeropuerto: 300 afganis (5 euros); agilizar los trámites para la obtención del pasaporte: 1.000 afganis; vender bisutería en la calle sin que te moleste la policía: 2.000 afganis/mes; adjudicar un contrato a ésta o aquella empresa de construcción: entre 50.000 y 100.000 dólares...Vivir en Afganistán sí tiene precio: sólo en 2009, los afganos pagaron 2,5 billones de dólares en sobornos, el equivalente al 23% de su producto interior bruto o, lo que es lo mismo, al de los beneficios obtenidos por el tráfico de opio el pasado año. Estos son los demoledores datos que aporta un reciente estudio elaborado este año por la UNODC (Oficina para el Crimen y la Corrupción de Naciones Unidas). Pero basta con acercarse a la cola de cualquier edificio gubernamental para ser testigo directo de un hábito practicado con total impunidad.

    En el Ministerio de Educación, el joven Zafar espera paciente a recoger su certificado escolar para matricularse en la universidad.
    «Ése que ves ahí delante trabaja a comisión junto con uno de los funcionarios de dentro. Por 50 dólares te consigue el documento firmado para mañana. Yo tendré que pasarme días en distintas colas y esperar entre tres semanas y un mes, como poco»,
    dice este preuniversitario de Kabul.
    «El mío es un trabajo como otro cualquiera, simplemente ofrezco un servicio para agilizar los trámites burocráticos. Aquí nadie obliga a nadie a pagar»,
    se defiende el «empleado a comisión» ante la mirada resignada de la fila frente a él.

    Abdullah Aziz, padre de un futuro estudiante de medicina en la Universidad de Kabul, es uno de los dispuestos a pagar por los servicios del «agilizador».
    «El problema radica en el salario del funcionario compinchado con este señor. Con los 200 dólares que cobrará al mes apenas le dará para vivir. Y también tiene que pagar sobornos, como todos»,
    explica este antiguo profesor de secundaria. Abdullah Aziz dirige hoy una empresa de transporte que hace la ruta Kabul-Jalalabad.
    «Cada inspección anual de tráfico a mis dos camiones me cuesta entre 1.000 y 1..500 dólares en sobornos»,
    dice el empresario. Recuerda que la única forma de sobrevivir como enseñante era «vendiendo aprobados».

    Abogados y jueces

    La justicia afgana tampoco se libra. Hamid Rahman, abogado de Herat, apenas tiene clientes: «Nos vemos obligados a subir nuestras tarifas porque parte de nuestro trabajo consiste en sobornar a la administración. Los trámites se demoran deliberadamente hasta que no queda más remedio que pagar para obtener la documentación. Sin ir más lejos, un cliente me dijo el mes pasado que le salía más barato «comprar» al juez que pagarme a mí».

    Pero los límites de «Sobornistán» se extienden mucho más allá de los núcleos urbanos. Haji Muhammad, granjero de Kang (Nimroz) ha de pagar entre 30 y 50 dólares mensuales extras (dependiendo de la estación del año) para poder regar sus campos.
    «Dicen que la sequía de Nimroz es la causa de que muchos se hayan largado pero lo cierto es que aquí hay pozos subterráneos que no se explotan; resulta mucho más provechoso obligarnos a pagar por el agua canalizada desde el río Helmand»,
    asegura este campesino de la provincia más alejada de Kabul. «Me gustaría marcharme pero, ¿a dónde? Será igual en todas partes», se queja impotente.

    Albóndigas y amapolas


    La escasez de infraestructuras a la que hace mención este campesino no es más que otro campo abonado para la corrupción. Desde la invasión del país en 2001, Washington ha destinado 50.000 millones de dólares «para reconstrucción». Pero la mayor parte de ese dinero se desvanece en un complejo y oscuro juego de contratos y subcontratos por lo que la cantidad final para construir colegios carreteras u hospitales que no se «desintegren» a los pocos meses es insuficiente, cuando no inexistente.

    La corrupción es endémica a todos los estratos del tejido social afgano. El ex ministro de Minas, Mohammad Ibrahim Adel, adjudicó una mina de cobre a China a cambio de 30 millones de dólares. Pero quizás el que más sabe de todas estas prácticas es Ahmed Wali Karzai, el hermano del presidente. Tras pasar años haciendo albóndigas en uno de los restaurantes de su tío en Chicago, hoy es el dueño de un emporio comercial y financiero en su Kandahar natal. Entre otras cosas, se le acusa de ser el mayor narcotraficante del país; de incautarles el agua a los grupos tribales del lugar; de cobrar jugosas comisiones por permitir el paso de grandes cargamentos de opio y de financiar grupos paramilitares para la lucha con los talibán, esto último con el dinero de la CIA. Si bien ha negado repetidamente haber recibido ninguna cantidad de la inteligencia USA, Wali Karzai asegura «colaborar con la agencia» desde hace años. Su hermano mayor (el presidente), lo defiende a la vez que se atreve con declaraciones del tipo: «La corrupción está destruyendo al país...»

    El pasado mes de octubre se descubrió que Kabul recibía millones de dólares del vecino iraní. «Es todo transparente, el dinero llega en bolsas y ya se lo comuniqué en su día a (el ex presidente de EEUU) George Bush»
    , argumentó Karzai sin pestañear. La noticia no pilló a nadie por sorpresa.

    Y es que aquí todos pagan.
    La corrupción afgana en datos de Naciones Unidas


    Según el último informe de la ONU, la corrupción constituye la mayor de las preocupaciones para el 59% de los afganos, seguida de la inseguridad (54%) y el desempleo (52%). Uno de cada dos afganos ha pagado sobornos a algún representante gubernamental este año. Tres de cada cuatro sobornos se pagarían en metálico, siendo la cantidad media anual de 160$ (renta per capita, 425$). El 25% de los afganos ha pagado sobornos a oficiales de Policía; el 18%, a un juez y el 13%, a un abogado o fiscal. El tráfico de drogas y el pago de sobornos constituyen la mitad del Producto Interior Bruto del país.

    Mientras que en muchos países dónde la prensa funciona como vigilante de una gestión transparente, éste no parece ser el caso de Afganistán. El 43% de la población urbana critica que la prensa local raramente denuncia los casos de corrupción. En el sur del país, la proporción alcanza los dos tercios.
    K.ZURUTUZA
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  21. #221

    Default

    En el transcurrir del 10º año de la ocupación, la situación no mejora ni en el invierno afgano, temporada muy adecuada para una tregua fáctica, por lo extremo de su climatología.

    Es en uno de los descansos de los guerreros donde esta vez han golpeado:


    17 muertos en un atentado suicida

    Mientras tanto, en EE.UU. se hace alarde de cresta, prometiendo que esta vez sí.

    El Pentágono anuncia el envío de otros 1.400 soldados a Afganistán


    El objetivo del aumento de tropas es redoblar la presión sobre los insurgentes en la primavera afgana

    Y, seguidamente, explicarnos que hay que apretarse el cinturón y reducir gastos:


    El Pentagono anuncia cortes al gasto militar‎

    El Secretario de la Defensa, Robert Gates, confirmó su compromiso del año pasado de recortar 100,000 millones de dólares del presupuesto del Pentágono
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  22. #222

    Default

    Según alguna agencia, ha sido "fuego amigo", en la refriega de una emboscada talibán.

    Caen abatidos cinco soldados estadounidenses en guerra de Afganistán




    .- Los grupos de la insurgencia afgana causaron la muerte de cinco soldados estadounidenses y heridas a otros cuatro uniformados en la provincia de Helmand.

    En Helmand, los milicianos de la resistencia atacaron una patrulla de las fuerzas ocupantes de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (Otan), cuyo mando superior no ofreció detalles luego de las muertes de los soldados.


    Además:
    Mueren tres soldados de la ISAF en dos atentados al sur y este de Afganistán
    Tres soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán han muerto este viernes en dos atentados ocurridos en el este y el sur del país, según ha informado la misión de la OTAN, sin precisar la nacionalidad de las víctimas.



    Dos soldados de la ISAF fallecieron tras la explosión de un artefacto improvisado en el este del país, indica la fuerza aliada en un comunicado, en el que se remite a las autoridades del país de procedencia de los fallecidos para más detalles.

    Por otra parte, otro soldado de la ISAF ha muerto también por la explosión de un artefacto improvisado en el sur de Afganistán.
    Hasta ahora la Otan no pudo vencer a estas organizaciones insurgentes, que se encuentran en lugares lejanos del país y de difícil acceso.

    La agencia de noticias taliban, Kali Yuga difundió que también hubo ataques en Faryab, Nawzad, Sangin y Kapisa con un saldo de al menos seis policías muertos del régimen de Hamid Karzai y Estados Unidos.

    En la primera semana de enero, la página web Casualties señaló que ya murieron seis militares extranjeros, 3 de ellos estadounidenses, pero con estas nuevas acciones la cifra ascendió a 11.

    En 2010, el número de bajas militares extranjeras se elevó a 711, en lo que fue el peor año para las fuerzas invasoras.
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  23. #223

    Default

    Informaciones coincidentes ( Que se hace eco la prensa iraní ), hablan de violaciones en grupo por parte de fuerzas de la ISAF, en territorio bajo control italiano

    Agresiones sexuales: la humillación como sistema del invasor

    La hija de un político afgano murió tras ser violada por soldados estadounidenses estacionados en el suroeste de la provincia de Farah .



    Las fuerzas de EE.UU. a bordo de camionetas Toyota Hiace transfirieron a la adolescente junto con varias otras mujeres afganas a una base militar en la provincia. Según fuentes afganas, que pidieron el anonimato, estas muchachas fueron agredidas repetidas veces. Otras dos víctimas fueron ingresadas a un hospital cercano y están recibiendo tratamiento por las lesiones graves que sufrieron tras múltiples violaciones
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  24. #224

    Default

    Acá, en la foto superior, el pequeño, pero coqueto pueblo de Tarok Kolache del sur de Afganistán.
    Abajo, solamente la tierra que sostenía dicho pueblo.
    Los dioses imperiales decidieron destruirlo para salvarlo. Biblia reloaled




    25 toneladas de bombas fueron las encargadas de ejecutar el divino designio imperial. Claro que, Los militares norteamericanos necesitan justificar tal despropósito; afirman que los habitantes habían huido y que tomar la aldea habría supuesto perder mucha soldadesca al estar plagada de trampas explosivas.

    Que había insurgentes allí parece un hecho probado. No está tan claro cómo los militares podían estar completamente seguros de que no había civiles si les resultaba imposible entrar en el pueblo. "Cortar por lo sano" le dicen

    La culpa es de los talibanes, dicen.

    “We’re being forced into these things,” he says. “We’re not the ones rigging houses or kicking families out of their homes in the middle of winter.”
    Han prometido que reconstruirán el pueblo. A fin de cuentas, están dispuestos a destruir Afganistán para poder salvarla. Habrá que confiar en que quede algo en pie el día de la "victoria".
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

  25. #225

    Default

    desde la trinchera talibán


    «Cuesta aceptar que luchas contra personas y no contra demonios»


    Paul REFSDAL
    Reportero de guerrillas

    Paul Refsdal (Oslo, 1963) lleva más de 25 años cubriendo conflictos armados desde el «otro» lado. El pasado año, logró mostrar una imagen de los talibanes que rompía con todos los moldes: los grabó combatiendo, pero también bromeando, jugando… «Son imágenes que muestran a un enemigo humano, no a un demonio, y eso parece que molesta», asegura a GARA en una entrevista exclusiva.




    ¿Cómo y por qué se «empotró» con los talibanes?


    Llevamos nueve años expuestos a una fuerte propaganda anti- talibán y sentía curiosidad por saber quién es esta gente. Conocía a Dawran, un comandante de la «vieja escuela» con el que trabajé durante la guerra contra los rusos en los ochenta y aceptó recibirme como su invitado. Quería pasar un mes con ellos. Desgraciadamente, hubo un ataque en el que murieron algunos comandantes y varios de sus hijos, así que me tuve que ir a los nueve días.

    ¿Le resultó fácil ganarse la confianza de los combatientes?


    El primer día me veían como a un extraterrestre, pero a partir del segundo empezaron a hacer chistes y a quitarse las máscaras. Al final conseguí mi objetivo que era el de convertirme en un mero observador del día a día de aquel grupo.

    Desde ciertos sectores se le ha acusado de «humanizar» a los talibanes...


    Si alguien tiene problemas con eso significa que le resulta incómodo aceptar que se lucha contra seres humanos, y no contra demonios. Yo fui con la mente abierta, dispuesto a filmar lo que viera. Resulta paradójico, porque los talibanes no entendían que los quisiera mostrar como personas normales en su día a día, sino como poderosos guerreros.

    Insistí en que no me importaban las armas que tuvieran y, sobre todo, en que no hicieran ningún ataque para mí, que era lo que hacían los muyahidines en los ochenta.

    ¿Quiénes son los talibanes?

    Yo hablo de lo que vi y creo que se trata de un grupo muy heterogéneo. Los hay fanáticos, pero también están los que escuchan música, fuman cigarrillos y se afeitan.

    Sin ir más lejos, el comandante Dawran creía que las mujeres debían estudiar y nunca realizaba ataques sobre tropas afganas. Más que religiosa, su motivación principal era la de alguien que lucha contra las tropas que han invadido su país. También decía que sentía un profundo desprecio por los americanos, no tanto por la guerra en sí misma, sino por lo que el llamaba la «total falta de respeto por la tradición y el Islam, como el registro de las mujeres con detectores de metales o la entrada a patadas en las viviendas.

    Usted refleja a los talibanes charlando, bromeando e incluso jugando, pero también los grabó combatiendo, ¿no es así?


    En la zona en la que estuve había bombardeos a diario, principalmente desde «Predators», pero no les daban importancia. El grupo mantenía una posición sobre una carretera por la que los americanos transportaban suministros y disparaban sobre ellos unas tres veces al día con armamento pesado.

    A pesar de la confianza y el aparente respeto mutuos, fue usted secuestrado...

    La Coalición lanzó una ofensiva en la que murieron varios comandantes, así como dos de los hijos de Dawran por lo que me vi obligado a abandonar el batallón. Omar, un comandante más joven, me dio su número de teléfono y me invitó a su posición. Nos encontramos unas semanas más tarde.

    Tras andar durante un día entero, alguien que decía ser de Al-Qaeda me acusó de espiar para los americanos y me dijo que debía matarme. Me dejaron bajo custodia en casa de una familia armada la cual juró protegerme de los secuestradores, pero enseguida comprendí que, si me fugaba, su vida correría peligro. Pretendían que el Gobierno noruego pagara 500.000 dólares por mí, pero logré convencerles de que Oslo nunca se molestaría en pagar el rescate de un periodista «empotrado» con los talibanes. Les convencí de que a lo máximo que podían aspirar era a 20.000 dólares que podía reunir personalmente.

    Durante aquel proceso pude llamar a un contacto del canal de televisión Al-Jazeera, quien comunicó a Dawran que estaba secuestrado. Este llamó a Omar quien me liberó inmediatamente por las presiones que recibió tanto de Dawran como del portavoz de los talibanes así como de gente de Pakistán.

    Habla usted de Al-Qaeda. ¿Cuál cree usted que es su posición entre los grupos insurgentes locales?

    Hay muchos grupos operando, principalmente Al-Qaeda, Hizb-e Islami y los talibanes. Si bien no creo que haya conflicto entre Al-Qaeda y los talibanes, tampoco creo que estén luchando juntos. Durante mi secuestro era Al-Qaeda, y no los talibanes, los que me querían matar.

    ¿Qué diferencia a los combatientes afganos que luchaban contra los rusos de los que luchan hoy contra las tropas de la Coalición?


    Fui a Afganistán con los muyahidines en el 84 y 85, cuando los combatientes afganos eran considerados héroes. Nadaban literalmente en armas hasta el punto de que usaban RPG [bazooka de fabricación soviética] para cortar leña. Tenían Stingers [misiles tierra-aire norteamericanos] así como el apoyo incondicional de lo medios de prensa occidentales, lo cual ayudó a inclinar la guerra a su favor.

    Hoy, los combatientes afganos están totalmente demonizados por los medios de comunicación y apenas tienen armas en comparación con los de los ochenta. A pesar de todo, están haciendo frente a la mayor maquinaria militar del mundo, por lo que creo que están mucho más dedicados, quizás por la falta de recursos que mencionaba antes.

    «Restrepo», un documental que refleja la vida de un batallón de marines destacado al este de Afganistán, ha obtenido recientemente numerosos galardones internacionales, pero su trabajo no parece haber tenido la misma repercusión mediática. ¿Se le ignora deliberadamente?


    Me parece más llamativo que hayamos tenido que esperar nueve años a ver una visión como ésta de los talibanes. Casualmente, nosotros nos encontrábamos a escasos dos kilómetros de la posición donde se rodó «Restrepo», y en el mismo momento. No obstante, estoy satisfecho con la difusión que ha tenido mi trabajo, porque se ha emitido en las principales cadenas de 14 países. Además, creo que dentro de un año veremos muchas películas como la mía.

    La mayoría de los periodistas cubre la guerra con el Ejército pero usted lo hace desde el «otro» lado, ¿por qué?

    Todos los movimientos insurgentes son distintos, pero coinciden en dos aspectos: tienen menos recursos y, por supuesto, muchísima menos propaganda. Sucedía algo parecido a Afganistán en Perú, donde la «demonización» de Sendero Luminoso era total.

    Sin embargo, yo mismo fui testigo de numerosas atrocidades a manos del Ejército peruano: familias tiroteadas, combatientes cuyas mandíbulas habían sido arrancadas para extraer sus dientes de oro... Si quieres denunciar las atrocidades del Ejército necesitas pruebas sólidas mientras que no ocurre lo mismo cuando se trata de denunciar a los grupos insurgentes, sea Sendero Luminoso o los talibán; todo se acepta. Perú y Afganistán son dos ejemplos muy similares de cómo funciona la propaganda de guerra. Se trata del escenario típico de un conflicto armado en el que todo el mundo miente.

    ¿Cómo ve el futuro de Afganistán a corto plazo?

    Ambos bandos saben que nadie puede ganar esta guerra. Creo que hoy todo el mundo coincide en que la paz en Afganistán pasa por una negociación, un proceso de paz que ha de derivar en un reparto del poder. Las claves de dicha negociación giran en torno a si los talibanes deben ocupar cuatro, cinco, seis o siete ministerios y creo que si hoy hay tantas tropas en Afganistán es para reforzar la posición de cara a una futura negociación.

    En definitiva, se lucha para que los talibanes consigan cuatro y no siete carteras en el futuro Gobierno. Es algo que he visto en otras guerras como en la de El Salvador, donde ambos bandos lucharon desde el 93 al 99 por una posición fuerte ante un proceso de negociación. Es muy triste porque en estos procesos muere mucha gente inocente.

    Sin embargo se apunta a que los talibanes están en una posición ventajosa respecto a las fuerzas de ocupación...


    Los talibanes están ganando porque pueden soportar más víctimas. Las tropas de la Coalición han tenido 700 bajas en 2010, ha sido su peor año. La diferencia es que la oposición puede aguantar muchas más. Los talibanes de hoy son más realistas, más pragmáticos que los de antes de 2001. No creo que la retirada de las tropas implique que el país caiga en manos de los talibanes. Comprenden que no pueden conquistar todo el país, nunca lo hicieron, y creo que se conformarían con controlar sus áreas: Kandahar, Helmand...

    ¿Cree que periodistas como usted tienen futuro en mitad de una crisis que también se está cebando con los medios de información?

    En los últimos diez años la calidad del periodismo de guerra ha caído en picado. Por un lado, hoy son nuestros países los que están en guerra y eso afecta a la objetividad de la información. En segundo lugar, creo que se ha insistido demasiado en la seguridad del periodista hasta el punto de que se espera informar sin correr riesgos. Mucha gente piensa que se puede cubrir una guerra desde la habitación de un hotel y recurrir a periodistas locales de la manera más ruin.

    Recuerdo que en Chechenia se hablaba de los «chechenos disponibles», desgraciados a los que se les daba una cámara y 50 dólares. Si volvían vivos, se les daba otros 50 para que siguieran rodando. Si ocurría algo nadie se hacía responsable de ellos...

    Pese a todo, me siento optimista respecto al futuro de periodistas independientes como yo. No necesitamos asesores de seguridad, ni guardaespaldas, ni coches blindados; nos movemos por cuenta propia y a menudo conseguimos las mejores historias.

    Karlos Zurutuza
    "...hablar de fascismo es hablar de un Jefe del Estado español actual (el rey Juan Carlos I) que fue nombrado por Francisco Franco, al cual todos los presidentes de la “democracia” le han jurado lealtad..."

Similar Threads

  1. EL TESTAMENTO POLÍTICO DE HITLER
    By Herbert in forum Foro Libre
    Replies: 132
    Last Post: 21-09-08, 01:08 PM
  2. Tapita... ya viste zeitgeist ?
    By Tannat in forum Foro Libre
    Replies: 30
    Last Post: 06-12-07, 03:12 PM
  3. Cero realidad
    By Pedro Navajas in forum Foro Libre
    Replies: 6
    Last Post: 04-07-07, 05:03 PM
  4. Toda la redondez de la tierra es un sepulcro
    By Tapirapi ¿0.0? in forum Foro Libre
    Replies: 23
    Last Post: 28-10-06, 06:22 PM

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •