Results 1 to 7 of 7

Thread: Consumación de la independencia (Testimonio)

  1. #1
    Wanderer Ritter's Avatar
    Join Date
    Apr 2005
    Location
    México
    Posts
    1,706

    Arrow Consumación de la independencia (Testimonio)

    La Entrada del Ejército Trigarante

    Juan de Dios Peza (1852-1910) no fue testigo de la entrada a México del Ejército de las Tres Garantías, pero aquí recrea ese momento de triunfo en la voz de un viejo soldado, a quien entrevistó. Peza escribió sobre todo obras de teatro y poesías. Fue periodista, maestro y diplomático.

    -Me acuerdo de todo como si en este momento lo estuviera viendo-, dijo el viejo soldado. En la Cuidad de México se esperaba ya la entrada del Ejército de las Tres Garantías, y la gente se agrupó en las calles para contemplar por primera vez, tremolando libre en las manos de los guerreros, el pabellón verde, blanco y rojo.

    Hacía un sol hermosísimo. Era un día claro, brillante, limpio. Parecía que el cielo y la tierra estaban tan alegres como nuestros corazones.

    ¡Qué hermoso, qué hermoso aquel día 27 de septiembre! Todos teníamos fe en Iturbide y en el porvenir.

    Al desfilar por las calles, cada uno de nuestros batallones, cada regimiento era saludado con vivas y aplausos. Cuando pasamos los soldados del Sur, los que habíamos peleado sin tregua durante once años en las montañas, los que formábamos la legión indomable del general Vicente Guerrero, el entusiasmo del pueblo que nos recibía rayó en delirio. La gente nos arrojaba flores y nos aclamaba; las mujeres nos decían frases de ternura; y nosotros, llenos de gratitud, nos sentíamos orgullosos de nuestro pobre aspecto, de nuestros harapos, de nuestras viejas armas y de nuestra piel ennegrecida, tostada por el cielo del sur y por la pólvora de los combates.

    ¡Día de nuestro triunfo! Si es posible ver desde el cielo lo que pasa en la tierra, sin duda esa mañana estaban ya satisfechos y tranquilos todos los mártires de la causa de 1810, todos los héroes que, sin otro elemento que su propio esfuerzo, sin más recursos que sus convicciones, y con las solas fuerzas del derecho y la justicia, derramaron su sangre generosa.

    "El sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice."
    Aristóteles

  2. #2

    Default



    En el “Discurso del Método” de Renee Descartes, verdadero parteaguas en la filosofía de la ciencia y piedra fundamental del moderno método científico, hay cuatro enunciados o reglas. La primera de todas consiste en no admitir jamás cosa alguna como verdadera sin conocer con evidencia que así es. En otras palabras, no es lo que nos dicen, sino la evidencia, lo que tiene valor de prueba. Y un documento genuino ciertamente constituye evidencia histórica.

    El 28 de septiembre de 1821 se escribió la única y verdadera declaración de independencia mexicana que fue eficaz, es decir, que no solamente enunció la voluntad de los mexicanos de constituir una nueva nación, sino que además produjo el efecto mismo que enunciaba, haciéndonos verdaderamente libres. Desde ese día México existe como nación. Antes de ese día –y sin la intención de menospreciar a nadie ni de negar el mérito de los grandes héroes nacionales– todo se redujo a aspiraciones y buenos deseos.

    Más aún, el acta del 28 de septiembre de 1821 era la culminación de un Plan de Independencia Nacional que comenzó el 24 de febrero de ese mismo año. Su génesis era inmediata: venía de los acontecimientos internacionales de 1820, la revuelta liberal de Rafael del Riego en España y los consiguientes decretos anticlericales de las Cortes.

    ¿Podría alguien refutar esta verdad que enuncio? ¿Podría alguien decir que México fue independiente antes del 28 de septiembre de 1821? ¿con qué evidencia?

    No me interesa glorificar sino la verdad histórica. Escribo, no sobre ideología, sino sobre evidencias, documentos, pruebas. Soy un académico completamente apartidista y nada clerical.

    De esta acta de 1821 se envió copia, entre otros lugares, a Cuencamé, Nazas, Mapimí, San Pedro del Gallo. San Juan de Casta (León Guzmán) Alamo de Parras (Viesca) y Parras, que era la capital del Distrito. Realmente Torreón debería construir un museo que fuera digno marco para un documento tan valioso y tan fundamental para nuestra Historia Patria.

    Entre los firmantes de esa acta del 28 de septiembre de 1821 estaba el quinto marqués de Aguayo, José María de Echeverz y Valdivieso, nacido en Parras según algunos tratadistas.

    Yo sé bien que muchos abominan que nuestra nación haya nacido como una monarquía, y una monarquía abiertamente pro-clerical. Yo no estaría de acuerdo con esa óptica para fundar una nación, pero puedo entender porqué la abrumadora mayoría de los mexicanos lo quería así. Puedo entender porqué a Iturbide se le consideró en su día como un instrumento de la Providencia Divina.

    El hecho de que no pensemos como lo hicieron estos fundadores de la Nación Mexicana no implica que no hayan existido o que no tuvieran mérito. No tenemos derecho a borrarlos de la Historia solo porque no pensamos igual que ellos. En los Estados Unidos de Norteamérica, país que tantas personan admiran, tanto los yankees como los confederados han sido reconocidos como héroes, y sus estatuas se yerguen en todas las ciudades. ¿Nunca podremos tener en México una historia nacional incluyente?. Dr Sergio Antonio Corona Páez, Cronista D Torreon http://cronicadetorreon.blogspot.com/

  3. #3

    Default

    Independencia y monarquía


    Pese a mi admiración al maestro Francisco Peccorini Letona (a quien conocí entrevistándolo para este periódico y luego caminamos en una amistad que he de mencionar en otra ocasión) no conocía su libro La voluntad del pueblo en la emancipación de El Salvador, un estudio sobre las relaciones del pueblo con los próceres de la Independencia y en la anexión a México; una publicación de 1972 de la Dirección del Mrio. de Educación. Casualmente, estando como gerente de talleres del Hogar del Niño (hace más de 20 años atrás), en la biblioteca del mismo me encontré con esta obra, laureada internacionalmente por prestigiosas instituciones históricas de España.

    El doctor Peccorini, en el preámbulo afirma que: “Nuestros próceres no hicieron nuestra Independencia, sino que se limitaron a observar los movimientos voluntarios de nuestro pueblo y dirigirlos hacia sus fines independentistas y republicanos, con prudencia y reticencias en 1811 y con dolo y violencia en 1821”. A continuación expondré algunas de las ideas más importantes que se encuentran en este serio estudio de obligado conocimiento.

    No existió real unidad en el pensamiento y voluntades de los próceres y de la mayoría de la población. Esta fue manipulada (y a veces castigada) con las ideas de aquellos.

    “En 1811 ni el pueblo de la Intendencia de San Salvador tuvo el menor asomo de voluntad independentista y antimonárquica, ni los organizadores de la insurrección le hablaron de esos tópicos”. Aunque “los próceres sí pretendieron desde entonces obtener la emancipación completa”. Para unos esto será más loable para los próceres, para otros lo contrario.

    El pueblo y la mayoría de notables estaban ciertamente descontentos con la situación política y buscaban un cambio en el poder; principalmente se buscaba que los criollos (hijos de españoles nacidos acá) fueran rectores y actores, desplazando el excesivo dominio de la Península. Al igual que en casi toda insurrección había un fuerte descontento, a todo nivel, por los impuestos.

    El concepto de monarquía era querido y respetado por la mayoría. Si bien habían quienes se rebelaban por lo que consideraban usurpación, los había que eran fieles a Fernando VII y todavía más que se acogían a la monarquía derivada del Plan de Iguala del mexicano Iturbide.

    El padre Delgado a la cabeza, los próceres, después de una serie de movimientos y trapacerías que se les frustraron, hicieron uso de la fuerza bruta para imponer unas ideas que no eran para nada las de la generalidad. Confirmando la realidad actuante de las élites en la historia.

    En el juramento posterior al Acta de Independencia, se jura “Por Dios Nuestro Señor, la Santa Cruz y los Santos Evangelios, de guardar y hacer guardar la Independencia; ser fiel a la MONARQUÍA AMERICANA, y observar el Gobierno que se establezca y las leyes que se sancionen”. Lo que nunca se juró, de parte de los conjurados, con la intención de cumplir, acelerando el profundo cambio -con todas las ideas de la revolución francesa-, que fue desde el comienzo su verdadera intención.

    http://www.elsalvador.com/mwedh/nota...&idArt=1715565
    Roberto López-Geissmann, Lic. en Ciencias Políticas y colaborador de Noticias del Salvador.



    De Honduras, Sr. Doctor Don Manuel Ugarte: ”...México y Centroamérica, desorientados en la nueva situación política, para la cual no estaban preparados, tuvieron un imperial deslumbramiento, y Honduras, como fracción de las que luego fueron provincias unidas de Centroamérica, se unió al Plan de vuestro general Iturbide: aún guardáis bajo vuestra bandera territorios centroamericanos que se sumaron espontáneamente a vuestra República…”

    De Guatemala, Sr. Doctor Don Luis Felipe Obregón: “Difícil es para mi expresaros fielmente la sinceridad con que el pueblo y el gobierno de Guatemala palpitan en un solo corazón con el Pueblo y el goberno de México, en la ocasión solemne de conmemorar la epopeya consumada en 1821; pues además de que las glorias mexicanas encontraron siempre eco en el alma del Continente, mi Patria, como sabéis, celebra en estos mismos momentos el Primer Centenario de su Independencia Nacional”

    De Costa Rica, Sr. Don Ricardo Fernández: “Consumada simultáneamente la Independencia de México y de Centroamérica, unamisma bandera cobijó al principio las seis naciones hermanas, que no debieron separarsenunca y que algún día habrán de unirse de nuevo.”

  4. #4

    Default



    De esa forma, el conflicto político e ideológico entre dos masones brasileños en la época de la independencia – José Bonifácio de Andrada e Silva, el Patriarca de la Independencia del Brasil y Joaquim Gonçalves Ledo, el líder de los masones radicales liberales en Rio de janeiro – alcanzó también una connotación entre las facciones de la masonería que defendían la monarquía y la república. El Brasil desentonó del resto del continente americano al optar por la forma monárquica de gobierno, pues se convirtió en una monarquía rodeada de repúblicas por todos los lados. La sabiduría de la élite política – en su gran mayoría integrada por masones – durante la independencia, fue transformar el Príncipe Regente portugués en el Emperador del Brasil. Ese hecho fue el gran responsable por la unidad del território nacional, mientras que el resto de la América Española se fregmentó en decenas de países. De esa forma el Império brasileño consiguió sofocar las tendencias centrífugas regionales, muchas veces de carácter republicano, manteniéndo incólume el território nacional. El sueño de Bolívar se consiguió materializar en la América Portuguesa.
    http://www.freemasons-freemasonry.co...rvalho_es.html

    Last edited by Bisonte; 28-09-07 at 12:09 PM.

  5. #5

    Default





    “Es imposible gobernar rectamente al mundo sin Dios y sin la Biblia.”
    "Cuando hables de Dios o de sus atributos, hazlo con toda seriedad y reverencia"
    De todas las disposiciones y hábitos que guían a la prosperidad política, la religión y la moralidad son apoyos indispensables. Sería en vano que un hombre reclame tributo de patriotismo y luego labore para subvertir estos grandes pilares de la felicidad humana, estas columnas firmes de los deberes de los hombres y ciudadanos. El simple político, igualmente como el hombre devoto, debe respetarlas y nutrirlas. Un volumen no puede trazar todas sus conexiones con la felicidad privada y pública. Pregúntese simplemente: ¿Dónde está la seguridad para la propiedad, la reputación, la vida, si el sentido de la obligación religiosa abandona los juramentos que son los instrumentos de investigación en las cortes de justicia? Supongamos con cautela que se puede mantener la moralidad sin la religión. Aunque se pueda conceder algo a la influencia de la educación refinada en las mentes de estructura peculiar, la razón y la experiencia nos impiden esperar que la moralidad nacional pueda prevalecer en la exclusión del principio religioso. Es substancialmente verdadero que la moralidad es un manantial necesario del gobierno popular. De hecho, la regla se extiende en diferentes niveles de fuerza en cada tipo de gobierno libre. ¿Qué persona que sea un amigo sincero de esta regla puede mirar con indiferencia los intentos de conmover la fundación de la estructura? (1976, énfasis añadido).


  6. #6
    Wanderer Ritter's Avatar
    Join Date
    Apr 2005
    Location
    México
    Posts
    1,706

    Default

    Juicio sobre Iturbide

    .................

    “Esta función (La elevación al trono), sin embargo, estuvo lejos de llenar el objeto de los que con tanto empeño la promovieron, pues no solo dio, con la sanción de la religión, mayor respeto al nuevo orden de cosas, sino que mas bien contribuyó a quitárselo. Era demasiado reciente la revolución para que su autor, por grande que fuese el mérito que en ella hubiera contraído, pudiese obtener aquel respeto y consideración que sólo es obra del tiempo y de un largo ejercicio de la autoridad. Los que pocos meses antes habían visto a Iturbide por su compañero o subalterno, la clase media y la sociedad, que habían visto a su familia como inferior o igual, no consideraban tan repentina elevación sino como un golpe teatral, y no podía acostumbrarse a pronunciar sin risa sus títulos de príncipes y princesas…

    “Sensible es, por cierto, que con todos estos pasos falsos fuese precipitado a su ruina aquel hombre que tanto hubiera convenido conservar al frente del gobierno, con un título que lo expusiese menos a la censura, lo que habría logrado adoptando la proposición de Terán y de los demás diputados que, en la ruidosa sesión del 19 de mayo, pidieron quedase de único regente, haciendo un estatuto provisional que demarcase sus facultades y las del Congreso, para evitar los choques entre ambos; de esta suerte, concentrada la autoridad en su persona, hubiera podido ejercerla mas libremente y, no teniendo que ensalzar a todos los individuos de su familia con títulos extraños, se habría evitado el ridículo que tanta parte tuvo en la caida del Imperio; la costumbre de obedecerlo hubiese consolidado su poder y, al cabo de algún tiempo, el título de emperador no hubiera sido más que un cambio de nombre, pues las facultades habrían sido las mismas, o, ya que los hombres en este género de cosas suelen ser más que la cosa misma, podría haberse omitido aquel título, sustituyendolo por otro que ofendiese menos, conservando en sus manos autoridades perpetuas y aun hacerlas hereditarias.

    “Nadie, sin duda, tenía tantas y tan buenas cualidades para obtenerlas y desempeñarlas. En medio de todos los defectos que se le notaron, con toda su inexperiencia en el mando, muy disculpable en un tiempo que ningún otro sabía más que él; no obstante sus altiveces e intolerancia de todo lo que parecía resistencia u oposición; a pesar de sus indiscreta precipitación, que, después de un golpe de arrojo, venía a terminar en algún acto de debilidad, poseía carácter notable, sabía conocer y estimar el mérito y siempre lo guiaba un espíritu de gloria y engrandecimiento nacional que hubiera podido producir grandes resultados.

    “Tenía algunas ideas administrativas que pudieron haberse mejorado con la práctica de los negocios, y fuese porque aspirando al trono cualquier objeto inferior le era indiferente o porque había en el liberalidad y desprendimiento, no se le vio entregarse a la sórdida codicia y otros vicios con que algunos de los que le han sucedido en el mando han manchado el ejercicio de éste.”

    Lucas Alamán, Historia de México, Vol. V, pp 485 – 486, México 1885.
    "El sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice."
    Aristóteles

  7. #7

    Default

    Este suceso que dio inicio al desmoronamiento del Imperio Español, fue causado directamente por los vientos de la Revolución Francesa.
    No, los Insurgentes de la Nueva España no buscaban los objetivos de los Acelerados Franceses. Por ningún motivo. En esta Colonia, la Joya de la Corona Española, todavía existía un profundo respeto por Dios y la Monarquía.
    El movimiento de rebelión exhortado por el Sacerdote Católico, Miguel Hidalgo y Costilla (Criollo) en la madrugada del 15 de septiembre de 1810, fue en contra del gobierno impuesto por Napoleón Bonaparte en la metrópoli, ya que desde 1808, el Corso, había hecho prisionera a la familia Real Española.
    La lucha duró varios años, tiempo durante el cual, fue cambiando la visión de Colonia que peleaba lealmente en apoyo a su Rey, Fernando VII, a un país independiente.
    Los iniciadores del movimiento, el Padre Miguel Hidalgo (Padre de la Patria), el Capitán Ignacio Allende, Juan Aldama y demás, después de varios triunfos pero también vacilaciones fueron hechos presos y fusilados en 1811.
    Recogió la estafeta el Generalísimo José María Morelos y Pavón, otro Sacerdote Católico, que tuvo triunfos militares muy sonados, siguieron Nicolás Bravo, los Hermanos Galeana y el último Vicente Guerrero.
    Sin embargo, al haber cambiado la visión de un país independiente, la Iglesia Católica de la Nueva España, confió al joven oficial Agustín de Iturbide, el terminar con el último reducto rebelde y conseguir la independencia.
    Esto lo llevó a cabo magistralmente el joven oficial, unificando a los Insurgentes con el Plan de Iguala y
    el 27 de septiembre de 1821, hizo su entrada Agustín de Iturbide al frente del Ejército Trigarante a la Ciudad de México, formalizando así la verdadera Independencia de México con respecto de España
    Iturbide se ganó la admiración de todos los pueblos hispanoamericanos. Y se buscaba continuar con el gobierno Monárquico, es decir con un Rey.- Las ideas republicanas aquí todavía nomás no pelaban, eran vistas como lo que eran: Una aberración.
    Con el derecho divino de los reyes en mente, buscaron en Europa un Rey perteneciente a quien más: Los Borbón para ofrecerle la corona de México. –
    Bueno, pues como los Reyes Españoles son de la rama de los Borbón, eran parientes de los que estaban disponibles para aceptar la corona, pero como se esperaba verlos libres un día y España confiaba en recuperar a México, entonces para evitarse conflictos familiares, ninguno se atrevió a aceptarla aunque no les faltaron ganas. La línea de los Borbón Españoles comenzó con el Rey Felipe V, hermano del Rey Luis XV de Francia.
    Entonces, México con una corona IMPERIAL en las manos y sin un príncipe de sangre real, no le quedó mas remedio que pedirle a Iturbide que la aceptara, él se negó diciendo que no tenía derecho pues no era de sangre real, hasta que el ejército (muy al estilo de los Romanos) marchó exigiendo la corona para Agustín de Iturbide.
    Así que él, según se dice por varios historiadores serios, sin muchas ganas e incómodamente aceptó la Corona con el nombre de AUGUSTUS I, Emperador Constitucional de México, y fue coronado el 21 de julio de 1822.- Ojo: Constitucional, no Absolutista.
    El PRIMER IMPERIO MEXICANO constaba de México, completito, todavía no nos robaban los territorios del norte, nuestros “primos”, y pidieron anexarse, debido a su rendida admiración y simpatía por el “Napoleón Mexicano”, Guatemala, Belice, Honduras, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua.- Iturbide era visto por toda la América Hispana y muchos otros países con enorme respeto como un carismático y confiable líder.
    Como siempre, no faltan envidiosos que se juntan con otros que tienen intereses y se da el complot.
    El Emperador Agustín tenía una hermana, Nicolasa, ya convertida en Princesa Real, solterona, entrada en bastante añitos y pues le empezó a mover el agua, ¿Quién creen? Pues nada más ni nada menos que Antonio López de Santa Anna, con la intención de pertenecer a la nueva familia Real y llegar al poder.
    Al enterarse el Emperador de esto, con toda energía y personalmente corrió del Palacio a López de Santa Anna. Esto fue determinante para la venganza de éste último. Y como siempre, metió la cuchara Estados Unidos que no quería un Imperio y menos tan enorme como era el de México. Y llegaron los MASONES atacando a la Iglesia Católica y a la Monarquía, como lo harían después con Maximiliano.
    Como siempre, la herramienta más útil: La manipulación del pueblo, con calumnias, mentiras, difamaciones, manejo de la frustración y la envidia. Y junto con sus demás conspiradores, Santa Anna declaró el Plan de Casa Mata, exigiendo la abdicación del Emperador y proclamando la República.
    El Imperio duró escasamente 8 meses, pues en marzo de 1823, ante la presión del pueblo azuzado, Iturbide abdicó. Se exilió en Italia y luego en Inglaterra. El no sabía que se le aplicaría la una pena de muerte si regresaba al país. Alguien, no se sabe quien, le escribió diciendo que era necesitado en México, él desembarcó en Soto la Marina en Tamaulipas el 15 de julio de 1824, fue arrestado y fue fusilado dos días después en la población de Padilla de ese Estado y ahí mismo fue enterrado.
    Ya sabemos que el Presidente de la flamante Primera República Mexicana fue Guadalupe Victoria que participó en la proclamación del dicho Plan de Casa Mata.
    En 1838, el Presidente Anastasio Bustamante, recuperó sus restos y los trasladó a la Catedral de México donde fue sepultado con los honores correspondientes a su rango y a su hazaña como “Libertador de México”.
    De ahí que, todos los gobiernos Republicanos y luego el Reformista y los Revolucionarios han querido sepultar en el olvido, minimizando su vida y sus logros llenándolo de vituperios, calumnias e insultos, a Agustín de Iturbide, verdadero libertador de nuestro país por el hecho de haber sido Emperador.
    Al abdicar el Emperador, se desbarató el Imperio pues se retiraron inmediatamente todas las ahora Repúblicas Centroamericanas, también lo solicitaron Chipas y Yucatán, no lográndolo estas últimas.
    Su nieto Agustín de Iturbide y Green fue adoptado legalmente como hijo por el Emperador Maximiliano y su esposa la Emperatriz Carlota. Recordemos que el Emperador Maximiliano pertenecía a la familia del Imperio Austro-Húngaro: Los Habsburgo.
    El nieto fue educado en los mejores colegios de Europa y toda la familia Iturbide fue reconocida y aceptada de muy buen grado como Real por todas las Casas Europeas, con todos los privilegios y respetos de su rango. así como sus descendientes hasta la fecha.- También ya emparentaron de sangre con varias Casas Reales.
    ¿Quieren conocer al que, de estar vigente la monarquía en México, sería el Emperador actual?
    Bueno, pues les presento al Príncipe De Iturbide y Conde de Götzen, y Jefe de la Casa Imperial Iturbide:
    Maximiliano Gustav Richard Albrecht Agustín von Götzen Iturbide
    Nació el 2 de marzo de 1944 en Bristrita, Rumania. Tiene 63 años y vive en Melbourne, Australia. Es un próspero empresario.
    El se convirtió en el príncipe heredero en noviembre de 1949. Tiene dos hijos: Don Fernando, Príncipe Heredero, que nació en 1992 (15 años) y Doña Emanuela que nació en 1998 (7 años).
    El es hijo del Conde María Gustavo von Götzen y María Gizella von Aschbrunn. Su abuela la Princesa de Iturbide, Maria Josefa, fue la hija del Príncipe Salvador de Iturbide y de Marzán y bisnieta del Emperador Agustín I de México. También ella fue hija legalmente adoptiva del Emperador Maximiliano I de México.
    El se convirtió en el Príncipe Heredero a la muerte de su abuela Maria Josefa Sofía de Iturbide en 1949 y fue por acuerdo de su propio testamento y el acuerdo de sus dos hermanas.
    Ella nació en el Castillo de Mikosd en Hungría, fue hija de Salvador de Iturbide y de Marzán, nieto del Emperador Agustín I y fue hijo legalmente adoptado del Emperador Maximiliano, ella, a la muerte de su tio Agustín de Iturbide y Green en 1925, heredó las pretensiones de parte de los Iturbide y Habsburgo al trono de México. Ella y su segundo esposo Carlos de Carriere murieron en el campo de concentración de Devabnaya en Rumania en noviembre de 1949 y de ahí paso los derechos a su único nieto Maximiliano.
    Pues esa es la conmemoración del 27 de septiembre de 1821.- Día glorioso para México.

    http://louis-xvii-of-france.blogspot.com/

Similar Threads

  1. Lecciones de la Independencia
    By Bisonte in forum Conspiraciones, leyendas urbanas y movimiento perpetuo
    Replies: 5
    Last Post: 17-08-07, 07:51 PM
  2. + Hipocresia en la historia por los Robolucionarios
    By Bisonte in forum Politica Mexicana
    Replies: 1
    Last Post: 22-07-07, 03:29 PM
  3. [B]Xirinacs demócrata consecuente[/B]
    By Natxo Landa in forum Política Española
    Replies: 35
    Last Post: 13-11-05, 04:51 PM
  4. Un sueño, precipitó la Independencia
    By Lagos in forum Politica Mexicana
    Replies: 5
    Last Post: 31-10-05, 10:54 AM
  5. Replies: 2
    Last Post: 19-05-05, 07:32 PM

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •