Results 1 to 2 of 2

Thread: UNA VISION EN NEGATIVA

  1. #1

    Default UNA VISION EN NEGATIVA

    UNA VISIÓN EN NEGATIVA

    Me refiero al arte de la fotografía de los últimos casi cien años, según para cada toma con una cámara y película correspondiente, primero había una transparencia, en la cual viéndola a contraluz, todo los puntos luminosos eran oscuros y todas las partes claras y transparentes eran realmente las partes sombreadas en las copias, que se llamaban “positivas”. De esta manera para cada foto en blanco y negro había una “negativa” en negro y blanco, y también más tarde en las fotografías a colores sucedía lo mismo.

    Hoy sin embargo tuve un sueño o una visión en “negativa” y deseo anticipar, que me parecía bastante realista y me divertí mucho.

    Soñé que desde pequeño me había dicho, que no debía ser flojo y que debía de ir a la escuela para estudiar. Pero eso me chocaba, y me daba una enorme flojera levantarme temprano y envidiaba yo a los amigos en la calle que jugaban y se divertían, de modo que siempre andaba yo molesto.

    Más tarde en mi vida, comencé a tener hambre, y veía que las tiendas y los almacenes y los mercados estaban llenos de cosas ricas, pero yo no tenía dinero, y a veces me retorcía de hambre, si no lograba robarme por ahí algo de comer.

    Pero también en las noches tenía frió, y afortunadamente en un basurero encontré unos periódicos y tuve con qué taparme, mientras pensaba yo, que había otros, que cómodamente dormían en sus casas y en camas mullidas.

    Con verdadera envidia admiraba yo los lujosos autos, que manejaba la gente, y ni hablar de las fabulosas mansiones en las que vivían esas personas, a las que no les faltaba nada, y me sentí muy miserable.

    Frustrado y con amargura admiraba yo a la gente que se metía a los cines, a los teatros, a las corridas de toros y a los estadios de fútbol, para divertirse, y que esas mismas personas hacían cola para meterse a las “discos” o ANTROS como los llaman hoy, y que según oía decir, que había mucha música, muchas bebidas para emborracharse y muchas mujeres locas de todas las edades para poder divertirse con ellas.

    En resumidas cuentas, todo lo bonito para mi era feo, todo lo hermoso era para mi horrible y toda ilusión era desilusión, porque para todo eso se necesitaba dinero, que yo no tenía.

    Sin embargo observaba yo, que los que tanto dinero tenían, que tan bonitos carros manejaban, y que se adornaban profusamente con joyas y orégano y plata, muchos de ellos estaban rodeados de gente armada y que se llaman “guaruras” y me puse a pensar, que algo debían de ocultar.

    Así fue, cuando hice mi primer intento de entrar a un banco, donde se suponía que había dinero y al solo enseñar una pistola de juguete al cajero, como si en mi mano tuviera una varita mágica, de inmediato levantó las manos ese wey, y me entregó el poco dinero que tenía sobre el mostrador. Yo grité a todo pulmón, que esto era un asalto, para que todos se tiraran al suelo y los policías privados salieron corriendo para llamar una patrulla. Yo corrí atrás de ellos y me perdí en la multitud, cuando a mis espaldas escuché el aullar de la sirena policiaca, pero yo ya estaba a salvo.

    Con el dinero que me robé, antes que nada me compré algo de comer, y aunque tuve la tentación de correr sin pagar, mejor liquidé mi cuenta en la caja y ya en la banqueta de nuevo en un rincón pude comer a gusto.

    Así me la pasé un buen rato, asaltando a transeúntes y a gente solitaria, hasta que un día me topé con un tipo, que después de entregarme toda su lana bajo la amenaza de mi pistola balín, me ofreció una pistola de a de veras, y me cayó bien, y se la compré con su propia lana, paro ya tenía yo un “cuete” de verdad…y además algo de parque que ese tipo bonachón me regaló.

    Con el tiempo nos hicimos cuates, y hasta me invitó a su casa para ver televisión bebiendo cerveza y comiendo unas botanas, y me di cuenta exacta, como se hace para de veras vivir en grande gracias a “golpes maestros” tanto de robos en grande, como de enganchar muchachas para venderlas a los padrotes que les enseñan la prostitución. También aprendí de la tele, que se pueden robar bebés en un hospital para venderlos también, porque según dicen, les sacan los órganos como hígado o riñón o no se qué más, para ofrecerlos a los hospitales dizque para trasplantarlos a otros enfermos.

    Al platicar con mi cuate sobre lo visto en la tele, él me propuso que trabajáramos juntos, para hacernos de arta lana para poder vivir como los ricos, y que sin pensarlo mucho, le dije que “juega el gallo” y que nomás me dijera lo que hay que hacer.

    Al principio, mi cuate protector me indicó que solo me iba a dar chambas fáciles, para que antes que nada aprendiera yo a tirar primero con la pistola que me había vendido, y luego ya me dio una “fusca” más grandota tipo metralleta, y con esas cosas si que me espanté al principio, porque cuando en un traspatio de su casa le jalé el gatillo, en un segundo se me salieron como diez tiros, y toda la “madre” esa se me fue para arriba y los balazos se perdieron en el cielo. Pero mi cuate me enseñó como hacerle y en poco rato me sentí muy “chido” con mi “chinampina”.

    Cuando hicimos la primera chamba, en la que mi cuate se metió a un banco, y yo solo le echaba aguas desde afuera, bien pronto me di cuenta, que los azules eran bien coyones, pues viéndome con mi metralleta, mejor se hicieron los pendejos y se metieron a su patrulla, creo que para pedir refuerzos por radio. El caso es, que la cosa funcionó re fácil y me creció en ánimo. Ya estando en seguridad, nos repartimos el botín, y ahora si que me tocó más lana de la que nunca había visto en mi méndiga vida…y claro que me gustó esa clase de chamba.

    La cosa fue creciendo, y ya no éramos solo mi cuate y yo, y ya pertenecíamos a una verdadera pandilla, y la coordinación de un trabajo en equipo nos dio mayores ganancias. Llegamos a efectuar varios golpes al mismo tiempo, pues mientras unos weyes robaban coches, cosa que aún no había aprendido, otros atracaban bancos y otros weyes más, asaltaban joyerías, y lo más curioso era, que aunque hubo balazos por ambos bandos, siempre los muertos o heridos eran de la chota, mientras que de nuestra pandilla todos regresaban ilesos. Tal parecía que nosotros teníamos mejor puntería que esos, por weyes.

    Una vez en uno gran asalto a todo un hotel, donde tomamos hasta un chingo de rehenes, si me la vi negra, pues estábamos totalmente rodeados por la chota, pero esta vez si iban en serio.
    Los tipos iban de negro y encapuchados y parecían alpinistas y se descolgaban del techo del hotel para sorprendernos entrando por las ventanas, al mismo tiempo que trataban de forzar la puerta, pero nuestro jefe les hizo saber, que antes que nosotros, iban a morir los rehenes, y se calmaron las cosas. El caso fue, que nos agarraron a todos y nos metieron al tambo.

    Pero apenas nos habían fichado y me hicieron tocar el piano tomando mis huellas digitales, y me tomaron la foto de frente y de lado con un letrerote en mis manos con mi número, ya nos llegó la noticia, de que no se ni porqué, nos volvieron a mandar a la calle, dizque porque alguien había pagado una fianza y algo que ni se que es, pero le dicen amparo.

    De modo que aunque en esa ocasión no hicimos lana, de todos modos nos salvamos del tambo….y eso nos hizo agarrar más confianza.

    En otra de nuestras chambas, ya un poco más gruesas, pues nos unimos con unos tipos descontentos por algo y hacían una manifestación en grande, quemando camiones y asaltando comercios, porque vimos que allí también podíamos robar, ya sea dinero o joyas o algo de electrónica, de pronto de nuevo toda la bola nos vimos de frente con los granaderos azules. Esos weyes formaban una muralla que en verdad daba miedo, todos con sus cascos, con sus visores, con sus enormes escudos de plástico y armados de toletes y armas que parecían de grueso calibre. Yo casi me orino de miedo, pero igual que todos, me envalentoné, y aunque algunos teníamos armas de fuego, mejor nos armamos de piedras y algunos hicieron aprisa unas bombas molotov y los atacamos, a esos canijos esbirros de los ricos. Pero mi sorpresa fue grande, porque los coyones se echaron pa’tras y nos empezaron a tirar con un gas horrible, que me hizo llorar y me daba arto escozor en mi nariz y garganta, y claro que me largué. Pero oí más balazos de diferente sonido, pero nadie de nosotros parecía seriamente herido. Para mi todo eso era un misterio. Pero la cosa acabó no se ni como y fue hasta entonces, que supe, que la chota nos había balaceado con balas de goma…

    Ahora si, que ya sabíamos, que prácticamente llevábamos todas las de ganar, porque ya quedaba bien claro, que nadie nos quería matar, mientras que a nosotros no nos quedaba otra más que si tirar a matar, porque ya no hubiéramos tenido éxito, con solo amenazar con un arma, sin tener el verdadero propósito de matar.

    La consecuencia fue, que en los siguientes golpes, efectivamente matamos a unos de la chota, y también a unos envalentonados ciudadanos que se nos ponían al gallo. Ahora la gente sabía y le constaba, que nosotros si usamos las armas para lo que son, y no solo tratamos de apantallar a la gente.

    Mi actividad de delincuente ya profesional se fue ampliando constantemente, y yo ya no tenía problemas económicos de ninguna especie. Me compré un verdadero carrazo a mi gusto, mi ropa era impecable y vivía en un departamento de lujo en condominio. Ya nunca más pasé hambre y me arté de buenos platillos y excelentes vinos, y tuve chicas a montones. Mi vida se había vuelto color de rosa.

    Pero con todo y eso, de pronto todo lo que normalmente es negativo, lo ví muy positivo para mi y eso que ni fui a la escuela ni estudié nada, y no perdí mi tiempo en tediosos exámenes. Ya aprendí de la vida, y me dí cuenta, que portarse bien a la antigua, no conduce a nada y aunque la sociedad me repudia como delincuente, yo vivo encantado de la vida, gracias a que aquí en México no saben como o no se atreven a aplicar la ley.

    Pero mi tren de vida me costaba un chingo de lana, de modo que me tuve que meter al tráfico de drogas….y ahora si, que me cayó la lana a raudales. Aquí si, que estaba la pasta de a kilo, porque aunque el riesgo era grande, también lo era la inmensa protección de la que uno gozaba, siempre que obedientemente hicieras lo que te ordenaban. Aquí soplaban aires muy distintos, y te trataba de millones de millones de pesos y dólares. Ya sea que traficabas con marihuana, o con cocaína, o morfina o cualquiera de esas muchísimas drogas sintéticas, todo dejaba un montón de dinero, y lo más hermoso era, que casi nadie te hacía nada. Ni la chota, ni los granaderos, ni la Afi, ni los federales… solo el pinche ejército, con los canijos soldados, con esos ni te metías, porque a esos les valía madre los “derechos humanos” y los de “pro vida”, esos si tiraban a matar, y chance que tienían mejor puntería que uno, y te llevaba el diablo.
    Pero en ese momento me dí cuenta, que ya no era tan independiente, como fui al principio, ni tampoco pertenecía yo a una pandilla donde todos nos conocemos. El negociazo de las drogas era otra vaina muy distinta, era una tremenda organización en la cual no sabes ni quien te manda ni que jerarquía tienes, pues solo tienes que obedecer. La ventaja desde luego era, que no había tanta necesidad de armas de fuego, porque casi nadie de las fuerzas del orden del gobierno te amenazaba. Aquí de los que tienías que cuidarte eran los que creías, que eran tus propios cuates, porque existe una absoluta ley del silencio, además de que nadie se fía de nadie.

    Pero últimamente ha sucedido algo que me puso alerta realmente. Tal parece que todo ese enredado y complicado sistema de robos, atracos, robo de autos, secuestros, tratantes de blancas, tráfico de personas y manejo de drogas ha sido seriamente amenazado por el trabajo en conjunto de la chota y los soldados y marineros en varios frentes al mismo tiempo, ha desatado una gran inquietud entre los que nos mandan. De esa manera casi ya nos sentimos como soldados de una ejercito de delincuentes, y eso ya no me estaba gustando. He visto, que enfrente de mi unos weyes, conocidos míos, de pronto se lanzaban sobre un señor de los del gobierno, y lo mataban a balazos, o bien le vacíaban toda la carga de una metralleta a la camioneta de un tipo de la chota, y se echaban a correr, sin que nadie moviera un dedo para evitarlo. También he visto, que entre los mismos miembros y cuates de una pandilla se agarran a balazos, nomás porque si, o porque alguien se los ordenó….¡y eso si, que ya no me gustó!... porque me entró el miedo … y ya no se ni en qué agujero meterme, para que ya no me encuentren, porque si les digo, que me rajo a seguirle en esa chamba, capaz de que ahí mismo me dejan frío….

    Me acurruqué sentado en el piso de un closet de mi departamento y me puse a analizar la cuestión. Llegué a la conclusión, de que había cometido una metidota de pata fatal, cuando acepté el primer encargo relacionado con las drogas. El dinero fácil, y la casi total complicidad de los de la chota, y el montón de lana que se podía ganar, me habían deslumbrado, y ahora me encuentro entrampado en este medio sin saber como salir. Añoré amargamente aquellos tiempos en los que hice mis pendejadas y la chota nomás miraba para otro lado, para no tener que corretearme y siempre no solo salía yo ileso, sino que tenía mi buena lana para llevarla bien. Demasiado tarde comprendí, que la ambición rompe el saco y la codicia no tiene límites, y donde comen los grandes, no come uno yo, que solo es un pobre diablo.

    Con ese pensamiento, me agarró el sueño y creo que cachimbié un rato…

    Cuando desperté de mi sueño o visión en “negativa” volví a mi realidad, y ya viendo las cosas otra vez a colores y en blanco y negro en positiva, me quedé cavilando largo rato, y llegué a la conclusión, que sin tanto dinero ni tantos lujos, no tengo temor alguno, tengo amigos sinceros y una conciencia tranquila.
    Herbert

    hoy sabemos el precio de todo y el valor de nada
    (Oscar Wilde)

    ,

  2. #2
    Atrincherado Lagos's Avatar
    Join Date
    Apr 2005
    Location
    Rumbo al SOL
    Posts
    9,446

    Default

    "Godfellas"...mexican style.
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~>

Similar Threads

  1. PAN Vs. PAN, la visión de un panista sobre Calderón.
    By Poker in forum Politica Mexicana
    Replies: 9
    Last Post: 09-05-06, 08:44 PM
  2. Replies: 32
    Last Post: 11-08-05, 04:41 PM
  3. ¡El sensor lo hizo!
    By Rafael Norma in forum El Museo
    Replies: 0
    Last Post: 30-04-05, 09:38 AM

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •