• Matemáticos reconocidos poco conocidos

    Karl Weierstraß
    (1815 - 1897)

    Maestro de Cantor, Runge,  Schwarz  y de toda una generación de matemáticos alemanes, Weierstrass es el responsable de uno de los métodos más efectivos en Cálculo: el método épsilon (nombrado así pues su notación utiliza la letra griega ε). Gracias a este método se pudieron probar varios teoremas fundamentales para el fundamento de la matemática infinitesimal lo que a la postre permitió varios de los desarrollos tecnológicos de la actualidad.

    Nacido en Ostenfelde, Westphalia (ahora parte de Alemania) , en 1828, al establecerse su familia en Paderborn, ingresó al Gimnasio Católico (institución equivalente a la educación media superior) y paso mucho de su tiempo leyendo el Journal of Pure and Applied Mathematics,  que era la revista matemática líder en Europa.  

    Mientras era profesor en el Instituto Industrial de Berlín, Weierstrass desarrollo una de las más grandes ideas matemáticas hasta el momento.  En su “Introducción al Análisis” druante los años 1859-1860, dio al mundo una rigurosa metodología para que los matemáticos trabajaran con la noción de secuencias infinitas o series que alcanzaban un límite. 

    Hasta ese momento, mucho del desarrollo del cálculo Newtoniano se basaba en ideas, nociones que se sabían verdad pero no se habían demostrado rigurosamente. El concepto de “límite infinito” aplicado a variables fijas, como en la expresión “n tiende a infinito” no se sabía realmente su significado formal.  El método épsilon resolvió esto.

    Weierstrass razonó: En lugar de que el límite estuviera definido para n como el proceso de alcanzar el infinito, por qué no definimos una secuencia infinita que tenga un límite si para cualquier épsilon  ε, siempre puedes encontrar un entero n tal que para todos los enteros m>=n, el emésimo término de la secuencia siempre estuviera a ε del límite.

    Entre los conceptos que gracias al método épsilon se pudieron formalizar se encuentran:
    + El concepto de continuidad , pieza clave para el desarrollo de la ciencia
    + El teorema de Weierstraß que trata sobre máximos y mínimos locales, y
    + Teorema de Bolzano-Weierstrass , otra pieza fundamental en la construcción de los ladrillos fundamentales del cálculo: los números Reales.

    Mucho le debe la humanidad a este gigante Alemán de las matemáticas.

  • Día de la Candelaria y los Niños Dios



    Niño de las Palomitas

    La historia de esta imagen comienza en el año de 1923, cuando al padre fray Clemente le es obsequiado un hermoso Niño Dios de 30 centímetro de alto, el cual tenía la característica de traer entre sus manitas unas blancas palomitas.

    Dicho presente fue hecho por la señora Josefina Larrañaga, mujer devota conocedora de las labores del religioso, por ese motivo el detalle de las aves, que representan el amor, la bondad, la fe, la sabiduría, la paciencia, la inocencia y la pureza, que se entrega a todos los hijos de nuestro señor Dios.

    El fraile se hizo acompañar de la milagrosa imagen durante su estancia en el Convento de Victoria, en Avala España; y para cuando se tuvo que mudar, los habitantes de los rumbos comenzaron a pedirle favores al milagroso niño, que si los escuchaba con atención y los cumplía.

    Después llegó a la ciudad de México, en donde se le instaló en el Concento del Carmen, allá en los rumbos de San Ángel, la veneración de los fieles no se hizo esperar, y tal fue su éxito de la imagen milagrosa, que el arzobispo de México aprobó su culto en año de 1944.

    La devoción y los favores que cumplía este niño, se fueron corriendo de boca en boca, y no hubo templo carmelita alguno en que faltara la imagen; pero su veneración se afianzó más en el templo de Tacoaleche, Guadalupe, en el estado de Zacatecas, donde cada 7 de enero es su fiesta grande.


    Oración

    “Bendíceme, Niño Jesús y ruega por mi sin cesar. Aleja de mí, hoy siempre el pecado. Si tropiezo, tiende tu mano hacia mí. Si cien veces caigo, cien veces levántame. Si me dejas Niño, ¿Qué será de mí? En los peligros del mundo asísteme. Quiero vivir y morir bajo tu manto. Quiero que mi vida te haga sonreír. Mírame con compasión, no me dejes Jesús mío. Y, al final, sal a recibirme y llévame junto a ti. Tu bendición me acompañe hoy y siempre.
    Amén. Aleluya. Rezar una gloria.”



    Niño de las Suertes




    Cuenta la leyenda, que un día dos misioneros caminaban rumbo a Tlaxcala, cuando den repente escucharon el llanto de un bebé, se acercaron para averiguar más y se dieron cuenta que el pequeño tendría apenas unos escasos cuatro meses de edad, pero cuando uno de ellos se agachó para cargarlo, el infante quedó petrificado en la postura en la que lo podemos ver, y en ese sitio milagrosamente nació un hermoso manantial.

    Al ver tal maravilla, los frailes llevaron inmediatamente al niño ante el arzobispo don Francisco de Lizana y Beaumont, para relatarle lo sucedido y mostrarle la imagen como una prueba irrefutable.

    Después de arrodillarse ante el Niño y rezar por el milagro, ahora debían colocarlo en un lugar fijo para que los fieles pudieran ir a rendirle culto, a lo que el arzobispo decide dejar la decisión al azar: se llevaría a cabo un sorteo para ver en que iglesia se iba a quedar, y para sorpresa de todos, el Convento de San Bernardo salió dos veces ganador.

    El arzobispo al principio se opuso porque el templo en cuestión era muy pobre, pero al ver que las probabilidades estaban a su favor, tuvo que apechugar, y entonces decide nombrar a la imagen como “El Niño de las Suertes”.

    Pasó el tiempo, y la gente contaba que el convento iba a ser demolido, por lo que decidieron trasladar al infante a otra capilla, pero al día siguiente grande fue el asombro de todos cuando no lo encontraron, y acto seguido se dieron a la tarea de buscarlo, hasta que lo encontraron recostadito en su anterior capillita.

    Los devotos recomiendan, que cuando se visite al niño por vez primera hay que llevarle como obsequio un juguetito, sin importar el tamaño o su costo, pues al amanecer del día siguiente, estos aparecen en un lugar distinto al que se les dejó la noche anterior, por eso la gente dice que el pequeño juega en ese lapso de tiempo.

    Hoy en día esta milagrosa imagen se encuentra en la hacienda “Ojo del Niño”.

    Oración

    ACTO DE CONTRICIÓN
    ¡Piadoso Jesús mío y sagrado dueño, llego a tus plantas, arrepentido, a confesar mis culpas!

    PRIMER DÍA EN HONOR DE SU PODER

    ¡Jesús mío, ten misericordia de nosotros! Óyenos piadoso y concédenos lo que te pedimos, por los cuidados que le prodigó tu Santísima Madre. (Petición). Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


    SEGUNDO DÍA EN HONOR A SU SABIDURÍA

    ¡Qué dichoso me siento postrado aquí de hinojos! Vengo a verte, mi amado Niño, vengo a pedirte consuelo en mis dolores. (Petición). Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


    TERCER DÍA EN HONOR A SU MISERICORDIA

    Levanto mis ojos hacia ti y te veo dulce y risueño, convidándome a abrirte mi corazón a contarte todas mis amarguras. ¿Me oyes querido Niño? El corazón me dice que sí. (Petición. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
    Comments 1 Comment
    1. dachsen's Avatar
      dachsen -
      espero no molestar con mi pequeña participación en este post;pero desde mi ateísmo me suena -y con todos mis respetos -,a simple puerilidad.
    Comments Leave Comment

    Click here to log in

    ¿Cuanto es cuatro más treinta más uno? Escribe con número, no letra