• Matemáticos reconocidos poco conocidos

    Karl Weierstraß
    (1815 - 1897)

    Maestro de Cantor, Runge,  Schwarz  y de toda una generación de matemáticos alemanes, Weierstrass es el responsable de uno de los métodos más efectivos en Cálculo: el método épsilon (nombrado así pues su notación utiliza la letra griega ε). Gracias a este método se pudieron probar varios teoremas fundamentales para el fundamento de la matemática infinitesimal lo que a la postre permitió varios de los desarrollos tecnológicos de la actualidad.

    Nacido en Ostenfelde, Westphalia (ahora parte de Alemania) , en 1828, al establecerse su familia en Paderborn, ingresó al Gimnasio Católico (institución equivalente a la educación media superior) y paso mucho de su tiempo leyendo el Journal of Pure and Applied Mathematics,  que era la revista matemática líder en Europa.  

    Mientras era profesor en el Instituto Industrial de Berlín, Weierstrass desarrollo una de las más grandes ideas matemáticas hasta el momento.  En su “Introducción al Análisis” druante los años 1859-1860, dio al mundo una rigurosa metodología para que los matemáticos trabajaran con la noción de secuencias infinitas o series que alcanzaban un límite. 

    Hasta ese momento, mucho del desarrollo del cálculo Newtoniano se basaba en ideas, nociones que se sabían verdad pero no se habían demostrado rigurosamente. El concepto de “límite infinito” aplicado a variables fijas, como en la expresión “n tiende a infinito” no se sabía realmente su significado formal.  El método épsilon resolvió esto.

    Weierstrass razonó: En lugar de que el límite estuviera definido para n como el proceso de alcanzar el infinito, por qué no definimos una secuencia infinita que tenga un límite si para cualquier épsilon  ε, siempre puedes encontrar un entero n tal que para todos los enteros m>=n, el emésimo término de la secuencia siempre estuviera a ε del límite.

    Entre los conceptos que gracias al método épsilon se pudieron formalizar se encuentran:
    + El concepto de continuidad , pieza clave para el desarrollo de la ciencia
    + El teorema de Weierstraß que trata sobre máximos y mínimos locales, y
    + Teorema de Bolzano-Weierstrass , otra pieza fundamental en la construcción de los ladrillos fundamentales del cálculo: los números Reales.

    Mucho le debe la humanidad a este gigante Alemán de las matemáticas.

  • Morir en el Mediterráneo


    Unidades de la OTAN dejaron que 61 inmigrantes africanos murieran de hambre y sed

    Barco tratando de alcanzar Lampedusa, fue abandonado a la deriva en el Mediterráneo durante 16 días, a pesar de haberse dado la alarma.



    The Guardian descubrió que docenas de inmigrantes africanos fueron abandonados a su suerte en el Mediterráneo, después que un numero de unidades militares Europeas y de la OTAN aparentemente ignoraran sus ruegos por ayuda.

    Un barco transportando 72 pasajeros, incluyendo siete mujeres, niños y refugiados políticos, comenzaron una odisea a finales de marzo, tras abandonar Trípoli en dirección a la isla Italiana de Lampedussa. A pesar que la guardia costera Italiana diera la alarma y que el barco tomara contacto con un helicóptero militar y una nave de la OTAN, no se hizo ningún esfuerzo por rescatarlos.

    Todos abordo, excepto once, murieron de hambre y sed después que su barco quedara a la deriva, a mar abierto, durante 16 días. “Cada mañana despertábamos y encontrábamos mas cadáveres, los cuales los dejábamos por 25 horas y entonces los arrojábamos por la borda”, dijo Abu Kurke, uno de los nueve supervivientes. “Para los últimos días, no sabíamos que seria de nosotros… Todos estábamos orando o muriendo”.

    La ley marítima internacional obliga a todos los barcos, incluyendo los militares, a responder llamados de ayuda de naves cercanas y a ofrecer ayuda cuando sea posible. Activistas por los derechos de los refugiados han demandado una investigación sobre las muertes, mientras que la UNHCR, la agencia de refugiados de la ONU, ha llamado por una mas estricta cooperación entre naves militares y comerciales en el Mediterráneo, en un esfuerzo por salvar vidas humanas.

    “El Mediterráneo no puede transformarse en un Salvaje Oeste”, dijo la portavoz Laura Boldrini. “Aquellos que no rescatan a la gente en el mar no pueden permanecer impunes”.

    Sus palabras tuvieron eco en el padre Moses Zerai, un sacerdote Eritreo en Roma, que administra la organización de derechos de los refugiados Habeshia, y quien fue una de las ultimas personas que estuvo en contacto con el barco de los inmigrantes, antes que se agotaran las baterías de su teléfono satelital.

    “Hubo una grave falta de responsabilidad que llevo a la muerte de mas de 60 personas, incluyendo niños”, asevero. “Esto constituye un crimen, y este crimen no puede quedar impune solo porque las victimas fueron inmigrantes Africanos y no turistas en un crucero de lujo”.

    El caos político y el conflicto militar de este año en Norafrica, han provocado un brusco aumento en el numero de personas tratando de alcanzar Europa por mar, calculándose que mas de 30.000 inmigrantes han hecho el viaje a través del Mediterráneo, durante estos cuatro últimos meses. Muchos han muerto en la ruta; el mes pasado mas de 800 inmigrantes de diferentes nacionalidades, que abandonaron Libia en barcos, nunca llegaron a las costas Europeas y se presumen muertos.

    Subrayando los peligros, el domingo mas de 400 inmigrantes se vieron involucrados en un dramático rescate, cuando su barco encallo en Lampedusa.

    El Papa, mientras tanto, en un discurso para mas de 300.000 fieles, llamo a los Italianos a dar la bienvenida a los inmigrantes que llegan a sus playas.

    La investigación hecha por The Guardian en el caso del barco con 72 inmigrantes, que partió desde Tripoli el 25 de marzo, estableció que llevaba abordo a 47 Etíopes, 7 Nigerianos, 7 Eritreos, 6 Ghaneses y 5 Sudaneses. Veinte eran mujeres y dos eran niños, uno de los cuales solo tenia 1 año. El capitán del barco – de Ghana – estaba tratando de alcanzar la isla Italiana de Lampedusa, 180 millas al noroeste de la capital Libia, pero tras 18 horas en alta mar, la pequeña embarcación comenzó a tener problemas y perder combustible.

    Basados en testimonios de sobrevivientes y otros individuos que estuvieron en contacto con los pasajeros durante el malhadado viaje, The Guardian ha logrado armar el rompecabezas de lo que sucedió a continuación. El relato pinta un estremecedor cuadro de un grupo de desesperados inmigrantes condenados a muerte por una combinación de mala suerte, burocracia y la aparente indiferencia de las fuerzas militares Europeas que tuvieron la oportunidad de intentar un rescate.

    Los inmigrantes utilizaron el teléfono satelital del barco para llamar a Zerai en Roma, quien a su turno contacto a la guardia costera Italiana. La localización del barco fue encuadrada dentro de unas 60 millas de distancia de Trípoli, y los oficiales de la guardia costera le aseguraron a Zerai que la alarma había sido dada y que todas las autoridades relevantes habían sido alertadas sobre la situación.

    Pronto, un helicóptero militar marcado con la palabra “army” apareció sobre el barco. Los pilotos, quienes utilizaban uniformes militares, bajaron botellas de agua y paquetes de dulces, y mediante señas le indicaron a los pasajeros que debían sostener su posición hasta que un barco de rescate llegara a ayudarlos. El helicóptero partió pero ningún rescate llego.

    Ningún país ha admitido aun enviar el helicóptero que hizo contacto con los inmigrantes. Un portavoz de la guardia costera Italiana dijo: “Avisamos a Malta que la nave estaba enfilándose hacia su zona de búsqueda y rescate, y dimos la alarma diciéndoles a las naves del sector que buscaran la embarcación, obligandolos a intentar un rescate”. Las autoridades Maltesas negaron tener contacto alguno con el barco.

    Tras varias horas esperando, se hizo aparente para aquellos abordo que la ayuda no llegaría. La nave solo tenia 20 litros de combustible, pero el capitán le dijo a los pasajeros que Lampedusa estaba lo suficientemente cerca como para alcanzarla sin ayuda. Fue un error fatal. Para el 27 de marzo, el barco perdió su ruta, agoto su combustible y quedo a la deriva, a merced de las corrientes.

    “Acabamos el aceite, acabamos la comida y el agua, acabamos todo”, dijo Kurke, un inmigrante de 24 años que huyo del conflicto étnico en su tierra, la región de Oromia en Etiopía. “Estábamos a la deriva en el mar, y el clima era muy peligroso”. En algún punto entre el 29 y 30 de marzo, el barco se acerco a un portaaviones de la OTAN – tan cerca que habría sido imposible no ser vistos. De acuerdo a los supervivientes, dos aviones despegaron de la nave y volaron a baja altura sobre el barco, mientras todos los inmigrantes se pararon en la cubierta, sosteniendo a los dos desfallecientes niños en alto. Pero desde aquel instante, ninguna ayuda llego. Incapaces de maniobrar el barco para acercarlo al portaaviones, los inmigrantes se fueron a la deriva. Sin suministros, combustible o medios para contactar al resto del mundo, comenzaron a sucumbir uno a uno, de hambre y sed.

    The Guardian ha hecho extensivas investigaciones para lograr la identidad del portaaviones de la OTAN, y ha concluido que posiblemente fue la nave Francesa Charles de Gaulle, la cual operaba en el Mediterráneo en aquellas fechas.

    Inicialmente, las autoridades navales Francesas negaron que el portaaviones estuviera en la región durante aquella época. Pero tras enseñarseles los informes noticiosos que indicaban que eso no era cierto, un portavoz declino comentar.

    Un portavoz de la OTAN, que esta coordinando las acciones militares sobre Libia, dijo que no tenían registrada ninguna llamada de ayuda del barco, y que no tenían registros del incidente. “Las unidades de la OTAN estan absolutamente al tanto de sus responsabilidades con respecto a la ley marítima internacional, en cuanto a la salvaguarda de la vida en alta mar”, dijo un funcionario. “Las naves de la OTAN responderán todas las llamadas de ayuda en el mar y siempre proporcionaran ayuda cuando sea necesario. Salvar vidas es una prioridad para cualquier nave de la OTAN”.

    Para la mayoría de los inmigrantes, el fracaso de la nave de la OTAN en montar una operación de rescate resulto ser fatal. Tras los siguientes 10 días, casi todos abordo murieron. “Guardamos una botella de agua del helicóptero para los dos bebes, y los alimentamos incluso cuando sus padres murieron”, dijo Kurke, quien sobrevivió bebiendo su propia orina y comiéndose dos tubos de pasta de diente. “Pero tras dos días, los bebes también murieron, porque eran demasiado pequeños”.

    El 10 de abril, el barco encallo en una playa cerca de la ciudad Libia de Zlitan, cerca de Misrata. De los 72 inmigrantes que se habían embarcado en Trípoli, solo 11 estaban aun vivos, y uno de ellos murió casi inmediatamente al alcanzar tierra. Otro sobreviviente murió un poco después en prisión, después que las fuerzas de Qadhafi arrestaran a los inmigrantes y los detuvieran durante 4 dias.

    A pesar del trauma de su ultimo intento, los inmigrantes – quienes están escondidos en la casa de un Etíope en la capital Libia – estan dispuestos a enfrentar el Mediterráneo nuevamente si esto significa llegar a Europa y ganar el asilo.

    “Hay gente viviendo una existencia inimaginable, huyendo de la persecución política, religiosa y étnica”, dijo Zerai. “Tenemos que obtener justicia para ellos, por aquellos que murieron junto a ellos, y por las familias que perdieron a sus seres queridos.
    Comments 2 Comments
    1. mazuste's Avatar
      mazuste -
      Nada nos es ajeno, sin embargo, las inquietudes de Occidente son de carácter acomodaticio y prescinden de estas tragedias. A los inmigrantes sólo se les quiere homologados, aunque los demás tam­bién valgan si no se notan, porque los hay tan inicuos que atraviesan un mar de muerte para venir a robar una gabardi­na. Estarán en las callejas de nuestras ciudades, pero no se les reconocerá co­mo personas porque nadie les ha llama­do, porque no han pasado el test de civi­lizado, que aquí es sinónimo de ser hu­mano.

      Sin embargo, estos individuos de ori­gen incierto que han olvidado su nom­bre en el barrio de su niñez, siguen ate­rrizando en las riberas mediterráneas del Norte, porque el futuro que han vis­to anunciado sólo marca esa dirección.
    1. No Registrado's Avatar
      No Registrado -
      ¿Donde esta el amor cristiano de occidente que tanto los protestantes y catolicos predican alrededor del mundo?
    Comments Leave Comment

    Click here to log in

    ¿Cuanto es cuatro más treinta más uno? Escribe con número, no letra