PDA

View Full Version : “El caso de la anexión de México”



Bisonte
24-08-05, 04:44 PM
Erik Rush, “columnista cristiano” del WorldNetDaily, pide la anexión de México a Estados Unidos .


“El caso de la anexión de México”, se titula, con todas sus letras (“The case for annexing Mexico”), un artículo montado a la una de la mañana de ayer en WorldNetDaily.com, página alentada por Joseph Farah, un feroz destructor de la disidencia, un exhibicionista de la paranoia conservadora, como lo llama Terry Krepel en out there (ahí afuera), de la página liberal conwebwatch.
Harto de que los asuntos sobre la frontera con México hayan estado por “muchos meses” en los encabezados, y sensibilizado por los cálculos de un millón de mexicanos entrando cada año a su país, el autollamado “columnista cristiano” Erik Rush hace su propuesta de anexión de nuestro país al suyo basado en la aquí y allá publicitada encuesta del Pew Hispanic Center, que indicó que más del 40 por ciento de mexicanos adultos emigrarían a Estados Unidos, si pudiera.
Con esas cifras, supuestamente hablando en broma, que proyecta sus más arraigadas fantasías, Rush dice que, “con seriedad”, él duda que se produzcan extendidos motines en la Ciudad de México cuando se anuncie un acuerdo de anexión.
Pero del lado americano —continúa— ciertamente la perspectiva de que todos los 107 millones de mexicanos crucen la frontera es algo que nadie —particularmente (chistosea) “los llamados conservadores como yo”— desea contemplar. “Incluso un éxodo en menor escala sería horrible” —sigue— antes de embestir con todo su clasismo —o racismo, a pesar de que el autor es afroamericano—: “Dejando de lado el hecho de que un éxodo a escala más pequeña ya está en curso, por supuesto que los norteamericanos no podríamos permitir que ciudadanos indigentes entren en masa a nuestros parques públicos. El frecuentemente recomendado fortalecimiento de la frontera —probablemente utilizando la Guardia Nacional— tendría que ser instrumentado hasta que la economía de México se desarrolle al punto en que el incentivo económico para reubicarse empiece a disminuir”.
En cambio, fantasea una vez más, con la anexión “podríamos lograr el inmediato y completo control legal sobre ambos lados de la frontera, así como de todos los puertos y puntos de entrada de México: una gran ayuda para la seguridad nacional”. “Los mexicanos que ahora están viniendo ilegalmente ya no volverían a venir ilegalmente, sino a salvo y a destinos verificables, vía un transporte público pagado con sus propios impuestos en dólares”.
“Los negocios de Estados Unidos que rápidamente aceptarían el nuevo mercado (en parte para equilibrar la pérdida de la obscenamente barata mano de obra) serían requeridos para destinar un porcentaje de sus ganancias para cubrir la renovación de la infraestructura mexicana, con una sustancial partida para educación”, sigue la utopía conservadora de la anexión mexicana a Estados Unidos. Un “nuevo gobierno podría estructurarse en forma similar al Commonwealth de Puerto Rico o de las Islas Vírgenes”, continúa. Pero —advierte— “algunas prisiones más tendrían que ser construidas —y probablemente la mayoría de los nuevos convictos serían policías y políticos— ya que no estaríamos dispuestos a tolerar que continúe la clase de corrupción actualmente endémica en México”.
The big daddy
Rush se enrola enseguida en una serie de disquisiciones contra quienes se oponen al paternalismo internacional de Estados unidos (“our role as the international big daddy”) e incluso a una política explícita y asumidamente imperialista, ya que su aceptación propiciaría acciones tan “benéficas” como la anexión mexicana.
A ellos les contesta:
“Primero: nosotros ya somos el gran padre (o papito) internacional” (we already are the international big daddy). “Abandonemos de una vez por todas la deshonestidad intelectual… Estados Unidos debe aceptar su supremacía y completa integridad ética, sobre las perversiones morales de lo políticamente correcto y del socialismo internacional…”.
Y “segundo: yo considero las acciones propuestas (a partir de la anexión de México) más como de una obligación moral que cualquier otra cosa. El gobierno de México lo está haciendo mal: sus políticas están oprimiendo a su pueblo, evitando su crecimiento económico y social e impactando negativamente en los Estados Unidos…”.
Nothing personal
“Nada personal”, podría responder la paranoia conservadora a los sentimientos nacionales heridos por la propuesta de Rush. En la cabeza principal de la actual presentación de su WorldNetDaily.com el ex candidato presidencial norteamericano Pat Robertson habla de asesinar a Hugo Chávez, tras calificarlo de un peligro inminente para Estados Unidos. Y el director de esa página, Joseph Farah, ha abogado por matar a los adúlteros y por rescribir las listas negras del macartismo para desaparecer del cine norteamericano a Johny Depp, Barbra Stresand, Sean Penn y Michael Moore, entre otros, por sus críticas al belicismo de su país.

Le Rouge
24-08-05, 06:10 PM
Al menos que se anexen los estados fronterizos, no creo que haya quien disida en ellos jaja

Quetzal
24-08-05, 06:44 PM
A USA no le interesa, a México si.

Spiderman
25-08-05, 09:16 PM
En cambio, fantasea una vez más, con la anexión “podríamos lograr el inmediato y completo control legal sobre ambos lados de la frontera, así como de todos los puertos y puntos de entrada de México: una gran ayuda para la seguridad nacional”. “Los mexicanos que ahora están viniendo ilegalmente ya no volverían a venir ilegalmente, sino a salvo y a destinos verificables, vía un transporte público pagado con sus propios impuestos en dólares”.A mi me parece que este párrafo tiene mucho de verdad.

En primer lugar, porque si México se vuelve territorio gringo, la frontera a cuidar quedaría reducida a unos pocos centenares de km con Belice y Guatemala, en vez de los miles de km que tenemos actualmente con ellos. Sería mucho más fácil de proteger una frontera tan reducida.

Y, en segundo lugar, porque ya no habría razón para el cruce ilegal hacia el norte.

De cualquier forma esta absurda propuesta sería aceptada aquí, pero rechazada allá. Los gringos se negaron hace siglo y medio cuando México no tenía ni la tercera parte de habitantes...

Julian
25-08-05, 10:13 PM
Jaja...acabo de leer la nota original y el autor parte de una previa nota en la que argumenta que el terrorismo no habría crecido tanto si los EUA hubieran mantenido una conducta imperialista al estilo Británico. También propone la anexión de Haiti.

Eso me recuerda a una caricatura en la que se proponía que Mexico se anexara a los EUA, o cuando menos lo intentara. Eso obligaría a los americanos a invadir México y derrocar al gobierno; no más PRI, PAN, PRD, etc. :007: