PDA

View Full Version : "EDUCACIÓN" ESCOLAR EN MEXICO



Herbert
22-08-07, 11:28 AM
De nuevo tengo que tocar este tema por lo siguiente:

Me refiero un programa televisivo que pasó en México en el que con un panel distinguido se habla de la educación durante una hora entera con palabras muy cultas y en diversos niveles desde un “kinder” hasta el nivel universitario, y se usaron palabras como “maestro”, “docente” y hasta “catedrático” pero nadie en ninguna ocasión pronunció ni por equivocación la palabra PEDAGOGIA…como si ni siquiera supieran “con qué se come eso”… y por lo tanto me permito puntualizar lo siguiente:

Pedagogía = instrucción generalizada de las fuerzas internas de la naturaleza humana conectando con el neohumanismo ( Fröbel – Satier – Filman)

Psicología pedagógica = enseñanza / doctrina de los fundamentos síquicos de la instrucción educativa impartida a los educandos.

Creo sinceramente, que pocos de los que llamamos “maestros” de gobierno y sindicalizados ni siquiera pasan de haber aprendido a leer y escribir…(recién “desanalfabetizados” como dijeran en uno de los regímenes pasados) y también supongo que una cosa es “dictar” una conferencia en una “cátedra” universitaria, como en un supermercado de conocimientos de autoservicio, y otra muy distinta es la de preocuparse sinceramente, que el asistente en verdad asimile no solo los conocimientos como una enciclopedia, sino que también tenga la iniciativa propia como usar lo que tiene almacenado en su memoria, como un simple robot.

Ya es hora de que no se le considere al asistente como alumno, y solo si en verdad estudia, se le pueda llamar “estudiante” y aún así, se considera al alumno o estudiante como un simple recipiente vacío al que hay que llenar, en lugar de estar consciente que cada estudiantes es un ser humano con una gran diversidad de características.

Yo mismo experimenté situaciones muy complejas dentro de un grupo de estudiantes, que se llama “clase” entre los cuales hay personas, de los que cada uno tiene un “índice intelectual” distinto, y ante la alternativa de ayudar al que más ayuda necesita, me tuve que enfrentar a otros, que aburridos comenzaban a bostezar y mirar el reloj.

Pero al acordarme de mi propia juventud, me di cuenta, que las materias que más me gustaban, me las daba el maestro que más se identificaba con los alumnos, como ser humano, y naturalmente siempre salí aprobado. Eso mismo le pasaba a la mayoría de mis compañeros en la escuela y casi nadie reprobaba. Seguramente porque ese maestro sentía, lo que es ser pedagogo, además de tener la vocación de compartir conocimientos. De esta manera se producía en el grupo una reacción en cadena: Los alumnos motivados absorbían la materia con entusiasmo, mismo que contagió de entusiasmo al docente y la hora de clase se tornaba tremendamente positiva. En resumidas cuentas todos éramos amigos.

Pero en general colectivamente a todos los que van a una escuela o a una universidad o a cualquier instituto de enseñaza se le llama “estudiantado” ya sean de verdad estudiantes o simples asistentes que nunca aprenden nada y que siguen considerándose muy significativamente como FÓSILES, que en realidad a la larga son la “manzana podrida” en una canasta de manzanas frescas y que también se llaman “porros”.
Todo debido al sistema, que hay en las escuelas básicas, y que yo solo conocí en México, de que el reprobado no repite año, sino que se le siguen dando oportunidades de seguir asistiendo a clases, “debiendo materias” de años pasados y pudiendo “pagarlas” mediante exámenes “extraordinarios” o a “título de suficiencia”. Todo eso le hace muchísimo daño al futuro hombre o mujer en su nivel intelectual, pues siempre será un mediocre.

El sistema de “pagar materias” solo es válido para las universidades.

Yo estudié en parte en Alemania y en parte en el “Colegio Alexander von Humboldt” de México, y el plan de estudios era radical. El alumno que de 12 materias reprobaba 4, no pasaba y tenía que repetir todo el año, año que pagaba con su propio tiempo, y terminaba un año más tarde, para comenzar su actividad productiva, pero sus conocimientos eran firmes y sólidos.

Desarrollar o cultivar la facultad o habilidad de la aplicación práctica de los conocimientos no se le enseña a nadie en México, porque la pedagogía es letra muerta…cuando debería ser lo primero que se enseñe en las “escuelas normales” para los futuros “maestros” del nivel que sea.

Con sobrada razón, lo anterior se refleja en el sistema judicial de México, según el cual el procedimiento consiste en una sistemática acumulación de datos y declaraciones un tanto automatizados, se escriban en hojas y más hojas sobre una anticuada máquina de escribir formando legajos interminables de “casos” y de los cuales un “juez” debe encontrar y aplicar una “fórmula matemática” de sumas, restas y divisiones para dictar una sentencia…siempre y que haya logrado encontrar dentro del laberinto del legajo del caso, lo que necesitaba para encontrar las cifras necesarias para hacer su cálculo matemático…llamado sentencia.

Pero no basta con eso, pues además el “juez” opera como un robot con una calculadora el lado, para sumar y restar puntos positivos y negativos no solo por su contenido esencial de los sucesos, sino también, si en el papel llamado “documento” aparece la fecha en su lugar, si aparece el sello de fecha y hora recibido en la instancia, si tiene en su lugar la firma del receptor y si contiene todos los párrafos citados en el “código” correspondiente, que es como una “biblia”, llegando al extremo de objetar ya sea una sangría en un párrafo nuevo o la ausencia de un punto o de una coma. Hay que tener en cuenta, que las “acémilas” en el ministerio público, que teclean los “documentos” no saben lo que es redactar, y desconocen toda puntuación.
Tan es así, el mismo agente del ministerio público le dicta a veces lo que tiene que teclear su “secretaria” y que tampoco sabe mucho de redacción, cosa que después el “juez” rechaza o resta en su calculadora., como si tuviera que ver lo administrativo con lo penal del “caso”.

El factor humano desaparece totalmente, ya que en muchos casos el sujeto juzgado no pasa de ser un objeto,que el juez nunca ha visto.

Ese es el resultado de la enseñanza o “educación” que hoy se imparte en México, y con razón nos encontramos estadísticamente en vergonzosos lugares de clasificación mundial.

Jpelis
22-08-07, 06:19 PM
La educación pública básica en México es prácticamente un caso perdido.

Tratemos de separar cada uno de los factores que influyen para que dicha educación sea de las peores clasificadas de la OCDE.

1.- Maestros por conveniencia.

Si bien la paga en algunos casos es francamente mala, el conformismo de muchas personas les lleva a buscar un trabajo que les asegure una pensión para su vejez. Esto debido a que los planes de pensión que obtienen los sindicatos de empleados públicos, generalmente son hechos más en base a cálculos políticos y no en base a su viabilidad financiera. No importa si a largo plazo sean impagables, el engañoso panorma de una pensión más jugosa, les hace decidirse por la educación pública.

En algunos estados, como en el caso de Oaxaca, los egresados de las escuelas "Normales" , han obtenido además el derecho de una "plaza automática" en el sistema educativo. Es decir que solo al egresar ya tienen trabajo seguro.

2.- Escasez de recursos materiales.

El gobierno destina un presupuesto a la educación, el cual se va en su mayor parte en pagar los sueldos y las pensiones de los profesores.
No quedan prácticamente ni se obtienen por ningun lado recursos para mantenimiento, mucho menos para construcción de nuevas escuelas o nuevas aulas en escuelas viejas.
Para colmo, los gobiernos de algunos estados han dejado bajo la responsabilidad de los planteles escolares, los pagos de energía, agua, impuestos prediales, etc. (¿No que la educación pública debe ser gratuita?).
Algunos esfuerzos se han realizado en los últimos años, para equipar con equipo de computo a las escuelas primarias, e inclusive el famoso enciclomedia. Pero en general las carencias en los planteles son visibles.
Como un clavo más en el ataud de la educación pública, los planteles ubicados en las zonas más pobres, son los que más sufren de robo de equipo y material como instalación de agua y electricidad, agudizando más el problema de la educación para los más pobres.

3.- Falta de acuerdos entre gobierno y sindicato para Redefinir profundamnete el sistema de impartición de enseñanza, el cual no toma en cuenta las diferencias normales en el aprendizaje de los alumnos.

Se han hecho muchos análisis por parte de ambos lados, pero aún no se ha llegado a construir una estrategia integral que aglomere soluciones a los problemas de ausentismo, inseguridad, aprendizaje, mala nutrición, salud, etc.

4.- Indiferencia total tanto de gobierno como de sindicato a la búsqueda de alternativas educativas.

El sindicato magisterial , el cual es un monstruo con muchísimo poder político, y por otro lado el GObierno, no aceptan que se pueda experimentar siquiera algun modelo de "bono" o "cheque" educativo. El sindicato quiere conservar dicho poder económico y político, y aunque acepta que la educacion privada es mejor que la pública, de ninguna manera acepta que pagar la educación desde planteles privados sea una alternativa aceptable. Por otro lado el gobierno se ve temeroso ante el sindicato magisterial y ni siquiera ha propuesto algo que se le parezca.

Una buena noticia es que -sin hacer mucho ruido- se va a aplicar en algunas guarderías participativas del IMSS un sistema que proporcionará el primer grado de preescolar incluído dentro del servicio de guardería.

En el caso que conozco, la guardería que va a manejar este sistema, ya tiene varios años de experiencia en la educación privada en preescolar,primaria y secundaria, con muy buenas referencias.


Como se ve, la crisis de la educación pública es un problema muy complejo y con inercias muy grandes que hay que cambiar.

¡saludos! :flsh:

Herbert
22-08-07, 11:49 PM
Gracias Jlospe por tu amplio comentario, que se deslzó hacia lo político, dejando a un lado lo educativo....y no solo de los alumnos , sino de los "maestros" malllamados "educadores sin preparación".

Pero todo ese embrollo, entre políticas, niveles gubernamentales, entre municipales, estatales y federales... y sindicatos, se ma hace como enorme taller automotriz, en el que nada sirve bien, ya que las herramientas o no funcionan o son anticuadas, y donde el mecánico automotriz le hace de hojalatero y el pintor, trata de arreglar los frenos, y a fin de cuentas no hay ni mecánico, ni hojalatero ni pintor ni especialista en frenos, pero eso si, todos pertenecen al "sindicato de vagos" y ni siquiera el barrendero barre ni paga la luz ni el agua, y todos es un tremendo asco. Pero eso si, es un "taller mecánico automotriz" según el letrerote en la fachada de una construcción, donde el techo esta por caerse. Pero por necesidad hay muchos autos, que quieran aunque sea una "mano de gato" para medio caminar, mientras el chassis aguante.